http://www.goear.com/files/external.swf?file=0939c41   Anuncios

Anuncios

Por: Raúl Felipe Sosa

Hoy 23 de mayo,  a las 11 y 19 minutos de la noche acabo de leer ese maravilloso libro escrito por nuestro Comandante en Jefe- quien mejor que él-La Victoria Estratégica. Cuentas emociones despierta en mí esa hazaña épica de nuestros héroes. Con que valentía se luchó, con que amor ala Patria, con una fuerza y una voluntad que solo un ideal de justicia superior puede despertar en un hombre. Cuanto derroche de humanidad y caballerosidad demostró la actitud del Ejército Rebelde, cuando en las Vegas de Jibacoa entregaron a las Cruz Roja internacional más de 300 prisioneros heridos sin que una sola herida fuera hecha por torturas o algo semejante, práctica que sí cometían los casquitos sin compasión contra cualquier colaborador rebelde.

Ningún soldado enemigo murió fuera de un combate frontal y muchas veces en desventaja para las fuerzas rebeldes. No imagino mi empeño en estas circunstancia, pero después de esta lectura estoy convencido que con gusto hubiera dado mi vida al lado de tan valerosos hombres.

Me pongo a reflexionar sobre la juventud cubana actual. Supongo que cada joven que ame a su patria, cada joven que conozca nuestra historia no puede estar conforme con la tarea que tiene. Necesitamos dar más de nosotros mismo, necesitamos completar nuestra hazaña, más difícil, aunque no más valerosa que aquella, en cuanto a veces no sabemos ni siquiera que hacer. Las armas que utilizan nuestros enemigos, más canallas y certeras, se valen del engaño y la manipulación psicológica.

No existen emboscadas eficaces para la mentira

Por: Roberto G. Peralo

Viendo en la televisión las noticias sobre las protestas y manifestaciones en España. Me llama la atención la imagen de un joven español que portaba un cartel que expresaba “Democracia real, Ya”. También me resultaron muy interesantes las declaraciones de otro joven que se encontraba en la misma manifestación, en este caso una muchacha de 23 años. Le decía al corresponsal, “ya estoy cansada del PP y el PSOE, esos partidos no representan al pueblo español, y sentenciaba, ya es el momento de buscar otra forma de hacer democracia verdaderamente participativa”.

Estos acontecimientos y declaraciones me estimularon la imaginación, coincidiendo con la lectura que estaba realizando al material recientemente publicado en forma de tabloide “Información sobre el resultado del debate de los Lineamientos dela Política Económica y Social del Partido yla Revolución”. En el que se recoge, el resumen hecho sobre cada Lineamiento, teniendo en cuenta las opiniones de la población, así como la discusión en el séptimo periodo Ordinario de Sesiones de la séptima Legislatura dela Asamblea Nacional del Poder Popular los días 15 al 18 de diciembre del 2010 y el resultado final de los análisis realizados durante el VI Congreso del PCC.

En el estudio de este material, comienzo a reflexionar sobre el método que se empleo para trazarla PolíticaEconómicay Social que va a regir la vida de todos los cubanos en la próxima década.

http://agorritmia.net/bitacoras/media/blogs/a/circulo_vicioso.jpgPor: Osmany Sánchez

La no existencia de varios partidos políticos es una de los argumentos que se esgrimen contra Cuba para acusarla de no ser un país democrático. Cuando veo lo que ocurre en el resto del mundo “democrático” me doy cuenta de que el tema no está en poder elegir entre varios partidos sino que los políticos sean honestos y respondan a los intereses del pueblo.

Cuando Alan García fue elegido presidente en Perú, nadie tuvo en cuenta de que 16 años antes este había tenido problemas con la justicia. En Argentina, a pesar de ser el responsable de la debacle económica de su país, Carlos Menem tuvo la desfachatez de presentarse como candidato aunque renunció cuando se percató de no tenía la más mínima posibilidad ante Néstor Kirchner. Ahora en Nicaragua se perfila como candidato el corrupto Arnoldo Alemán, en fin pudiera poner decenas de ejemplo de cómo los políticos y los partidos tradicionales se turnan en el poder.

Es cierto que al final es el pueblo el que elige, pero en esto hay tres factores que deciden:

  1. El bajo nivel cultural de millones de personas
Foto tomada del Nuevo Herald

Por: Osmany Sánchez

Me entero por El Nuevo Herald de la triste historia de Josefina Díaz, una señora de 78 que está a punto de ser dejada en la calle. Su departamento es descrito como un “maltrecho apartamento de La Pequeña Habana. El podrido techo del baño. Los huecos en las paredes. Las cucarachas por todas partes. Desde hace una semana no hay luz en los pasillos centrales. El viernes cortaron el agua.”, sin embargo ¿a dónde irá ahora?

No es el de ella un caso aislado, pues solamente en el Condado Miami-Dade miles de personas viven en edificios y casas que están en proceso de ejecución hipotecaria por no poder pagar con sus obligaciones.

Si es triste el caso de Josefina no lo es menos el de Hilda Bustos, una colombiana que durante tres años no falló en pagar los $ 700 mensuales para pagar su apartamento. En el 2008 su hija Bridgette es hospitalizada por un problema cerebral y ella le pidió al dueño un plazo de cinco días para pagar pues sólo tenía $350 en ese momento.

Cuenta Hilda que el dueño “Se puso agresivo

Por: Osmany Sánchez

Si preguntamos a un grupo de personas qué es para ellos divertirse es seguro que encontraremos diferentes respuestas, en dependencia de la edad, nivel cultural o el lugar donde viven. Los fines de semana son para mí el momento de leer los libros que tengo acumulados en la cabecera de la cama, jugar con la niña o visitar a la familia. Cuando se puede vamos a comer en uno de los sitios donde por moneda nacional y a precios módicos se puede disfrutar de buena comida.

Para algunos yo sería un aburrido pues para ellos divertirse es salir a bailar todos los sábados por la noche o para la playa los domingos por la mañana. No es que no me guste ir a una fiesta o a la playa pero la paso mejor cuando estoy en familia y en mi casa.

Si uno de los críticos de la revolución cubana analizara las opciones que tienen los cubanos para divertirse nos dirían que somos aburridos pues no podemos viajar por el mundo y conocer otros países y para demostrarlo nos enviarán fotos y descripciones de sus “hazañas”. Si a uno de ellos los escuchara hablar Bill Gate o uno de los que por millones de dólares viajan al espacio, entonces se reirían de las trivialidades que narran y los considerarían aburridos. En fin que es el cuento de nunca acabar.

Por: Roberto G. Peralo

He leído varias veces los documentos oficiales publicados sobre el VI Congreso del PCC, hablo del Informe Central, así como los acuerdos tomados y el discurso de clausura. En cada una de estas lecturas me surgen nuevas interrogantes y preocupaciones. Una de ellas está relacionada con el Sistema Político Cubano y el papel que debe jugar el PCC, tanto su Buró Político y el Comité Central en dicho sistema y su relación con el gobierno (Consejo de Estado y Consejo de Ministros).

Expresaba Raúl en el Informe central “Ya el pasado 18 de diciembre expliqué ante el Parlamento, que debido a las deficiencias presentadas por los órganos administrativos del Gobierno en el cumplimiento de sus funciones, el Partido durante años se vio involucrado en tareas que no le corresponden, limitando y comprometiendo su papel.”, más adelante plantea “En 1973, en el marco del proceso preparatorio del Primer Congreso, quedó definido que el Partido dirige y controla a través de vías y métodos que le son propios y que se diferencian de las vías, métodos y recursos de que dispone el Estado para ejercer su autoridad. Las directivas, resoluciones y disposiciones del Partido no poseen directamente carácter jurídico obligatorio para todos los ciudadanos, debiendo ser cumplidas tan solo por sus militantes a conciencia, pues para ello no dispone de ningún aparato de fuerza y coerción. Esta es una diferencia importante del papel y los métodos del Partido y del Estado.”

Mis dudas están dadas en si el Primer Secretario y Segundo Secretario del PCC coinciden en persona con el Presidente y Primer Vicepresidente del Consejo de Estado respectivamente y además (está establecido enla Constitución) Presidente del Consejo de Ministros, cómo podrán realizar la función tan importante que tiene el PCC que es controlar el cumplimiento dela Políticatrazada por el Congreso y a su vez ser los máximos responsables de su aplicación.