Por: : Gabriel Torres Rodríguez

Por estos días en la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos hay un revuelo inusitado. Los jóvenes que aman las ciencias, tanto las exactas como las sociales, han encontrado a su Shangri-La. Se les ve correr con sus memorias flash, con su reguero de documentos manuscritos y –algunos-  impresos, detrás de sus tutores para auxiliarse y preparar una contundente exposición que les haga merecedores del ansiado Premio Relevante, y del reconocimiento por su esfuerzo y dedicación al estudio y las investigaciones.

La XXXIX Jornada Científica Estudiantil (JCE) ha comenzado en la UMCC. Bajo el auspicio de la Administración de la casa mayor y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) la JCE culminará sus acciones el 23 de abril del presente año. Varios tribunales avalarán los estudios científicos de los universitarios agrupados en Ciencias Sociales, Ciencias Económicas y Ciencias Técnicas.

Anuncios

Por Roberto G. Peralo

La Mordaza que se pone en boca ajena se vuelve esposas para las propias manos.

José Martí

 

En el artículo anterior daba mi punto de vista sobre como tratan de manipular los grandes medios de información la supuesta falta de libertad de prensa en Cuba, utilizando como argumentos la posición y acciones, de legítima defensa del Gobierno Cubano, sobre las acciones de desestabilización y provocación de un grupo de mercenarios que se hacen llamar “periodistas independientes” que cuentan con el apoyo de gobiernos extranjeros. Incluí también algunos ejemplos de cómo esos mismos gobiernos utilizan hasta el genocidio para callar a periodistas que tratan de divulgar la verdad.

Puedo seguir mencionando cientos de ejemplos que solo aparecen denunciados en sitios alternativos, que tienen muy poca visibilidad e impacto en los estados de opinión. Pero cuando se trata del caso de Cuba tienen a disposición toda una maquinaria muy eficiente que saben muy bien como emplearla. Utilizando las posibilidades de conocimientos, noticias y entretenimientos, los medios imperialistas en su propaganda dirigida hacia Cuba, hace hincapié en las siguientes orientaciones:

  • Desprestigiar el sistema social y estatal, demostrar la “crisis” de sus fundamentos y su inviabilidad.
  • Provocar descontento e insatisfacción por el esti­lo de vida, el trabajo y el nivel de bienestar.

cms7.blogia.com

  

Por Manuel García

Tomado del Nuevo Herald el sábado 12 de marzo

 

 

Por EFE

LA HABANA

El Gobierno de Cuba acusó esta semana a Estados Unidos por alegadamente retener desde inicios de año $4.2 millones correspondientes a ayudas gestionadas por el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) y destinados a la isla para proyectos contra el sida y la tuberculosis.

Se trata de ayudas del Fondo Mundial de Lucha contra estas enfermedades, que el PNUD administra y que han sido “congeladas” por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, dijo en La Habana a periodistas el viceministro de Comercio Exterior, Orlando Hernández.

Según este funcionario, es la primera vez que sucede algo así con esta línea de cooperación internacional.

Hernández indicó que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, remitió en febrero una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para exponer el caso, que las autoridades de la isla señalan como otro ejemplo de la “aplicación extraterritorial” del embargo que Estados Unidos aplica a la isla.

Por Osmany Sánchez

 

Desde el inicio de La Joven Cuba uno de los temas más polémicos ha sido la respuesta que se le ha dado a las marchas de los mercenarios de la SINA por los barrios de La Habana. He dicho lo que pienso en los comentarios pero ahora quiero dar mi opinión de esta forma. Aclaro que no empleo el término mercenario en tono despectivo, lo hago porque son un grupo de personas que como se ha probado en reiteradas ocasiones, reciben dinero y recursos de una potencia extranjera para actuar contra su propio país y eso es mercenarismo.

Algunos “ingenuos” nos piden que permitamos que las llamadas Damas de Blanco hagan sus caminatas por toda La Habana porque sino le estaremos dando un pretexto a los enemigos para que nos acusen de intolerancia y de no respetar el criterio de los demás. ¿Por qué no lo permitimos entonces?

Por: Katherine Subiaut Azcanio

¿Puede usted imaginar vivir al mismo tiempo dos vidas? ¿Pudiera transformarse en un ser despreciable, opuesto a los principios que siempre habían alumbrado su camino, mientras en sus entrañas hierve la sangre ante la vergüenza y el oprobio? Así actuaron durante años Vladimir, Raúl y Emilio, que aunque tienen nombres reales, para su pueblo se inmortalizan con estos seudónimos. Los jóvenes de Matanzas tuvimos la oportunidad de conversar con ellos, de cubano a cubano. Las preguntas llovieron; no podíamos contener la admiración ante estos héroes, tan jóvenes, tan humanos, tan cercanos y sin embargo, con tantos años dentro de las asociaciones anticubanas, protegiendo nuestras vidas y nuestro sistema social. Nos sentíamos como aquellos jóvenes que tuvieron la oportunidad de conocer al Che, a Camilo Cienfuegos, a Almeida; aquellos que no encontraban palabras que expresaran su agradecimiento y su fidelidad a la Revolución, que se enmudecían ante la grandeza de Fidel y Raúl. Hoy siguen naciendo héroes de las entrañas de esta tierra: Vladimir, Raúl y Emilio son una muestra de la savia cubana y de nuestro amor a la libertad. Su patriotismo, su entrega, nos compromete a ser mejores, aunque estos paradigmas de revolucionarios sean una meta elevada. El calor del encuentro, los vivas a Fidel y a la Revolución, sus palabras emocionadas, se grabaron en los corazones de los presentes. Fueron inevitables las fotos, los besos de las chicas y los apretones de manos de los muchachos. Puedo asegurar que este día cambió la vida de muchos.

 

Integrantes de La Joven Cuba junto a Emilio, Vladimir y Raúl.

Por: Osmel Martínez

La juventud es el tesoro de cualquier nación, es su   fuerza motriz, esa que hace que un pueblo perdure ante los andares del olvido y del tiempo.

La juventud cubana, hoy baluarte de la Revolución, constituye uno de los puntos esenciales para la continuidad del proceso revolucionario. Hoy cuando ya se avecina la  cuarta  generación de jóvenes nacidos en el seno  de la Revolución, pero que no  la alzaron en sus brazos en la Sierra y el llano, que no acometieron los sacrificios para lograr la patria que tenemos, es de preguntarse entonces ¿nos importará igual?

Muchos hemos tenido la oportunidad  de criarnos con nuestros abuelos  y los que no gozaron de ese regalo seguro tienen un pariente de avanzada edad, ellos han sabidos desempeñar el rol de historiadores de la verdad, haciéndonos conocedores de la  historia  de Cuba antes del 59. De ahí que han depositado en nosotros la confianza para no volver  atrás jamás,  cueste lo que cueste.

Por: Roberto G. Peralo

Nunca es igual saber la verdad por uno mismo, que tener que escucharla por otro.

Aldous Huxley

Al enfrentarme a un tema del cual no soy especialista y que resulta tan polémico, corro muchos riesgos, pero desde hace tiempo se viene manipulando este tema en La Joven Cuba, utilizándose las mismas consignas de siempre y sin muchos argumentos, por lo que me adentré en el asunto para asumir mi propio juicio y compartirlo con nuestros lectores.

Parto por una frase con una idea que me transmitió un amigo, una autoridad en el tema, “…la libertad de prensa no existe, en ningún país, ni en ningún sistema político…”

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 19 expresa y sito “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”. Cuando me enfrenté a este primer concepto, me surgieron muchas dudas y contradicciones. Una de las ideas era relacionada con los mercenarios, llamados “periodistas independientes” (que de periodista no tienen nada y de independientes menos), que se encontraban amparados y protegidos por esta resolución.