El Nuevo Herald miente una vez más...
Domingo Amuchástegui

Por: Juan Carlos Rivera

En la edición digital del 27 de julio último, el Nuevo Herald, supuesto paladín de la verdad, publicó un artículo titulado “El silencio de Raúl Castro marca un gris aniversario”, donde al hacer referencia a un criterio emitido por Domingo Amuchástegui, presentan a este como “ex analista de inteligencia cubano”.
¿Es que Amuchástegui, cuando abandonó su patria se presentó como tal para congraciarse con lo que hasta ese momento criticaba desde posiciones supuestamente revolucionarias? o ¿es que el Nuevo Herald es tan ingenuo que se cree todo lo que le dicen los que abandonan Cuba o es quien lo inventa?
Domingo Amuchástegui no fue ningún analista de inteligencia cubano. Fui su alumno en la filial Santiago Figueroa en el curso 1983-1984, miembro del V Contingente Internacionalista “Che Guevara”, que impartimos clases en la ex República Popular de Angola. Él era profesor de Historia Contemporánea de Asia y África en el Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”.


Por Tatu

En una entrevista realizada a nuestra Prima Bloguerina Assoluta, Yoani Sánchez, ella manifestó que había optado por el camino de la disidencia porque: “el país donde vivo no se parece al que me prometieron cuando niña”. Cuando a inicios de la Revolución Hubert Matos le envió a Fidel la supuesta carta privada (después se supo que la había hecho pública en Camaguey) donde pedía la renuncia y le preguntaba a Fidel que ¿“a dónde va esto”?. Fidel respondió citándole el alegato de La Historia me Absolverá, y otras intervenciones donde se describía de manera muy clara hacia dónde se dirigía la Revolución. Utilizaba entonces Hubert Matos el fantasma del anticomunismo para exponer su discrepancia con el proceso revolucionario al estar él mismo en contra de las medidas que se estaban tomando en beneficio de los más pobres.

¿Era la Revolución cubana Comunista? Para eso debemos remitirnos a la definición de Comunismo definición del comunismo ofrecida por Federico Engels. :

“Para nosotros, el comunismo no es un estado que debe implantarse, un ideal que ha de sujetarse a la realidad. Nosotros llamamos comunismo al movimiento real que anula y supera el estado de cosas actual. Las condiciones de este movimiento se desprenden de la premisa actualmente existente”.


cubasi.cu

Por Eduardo

He leído con atención el post de mi amigo Guiteras acerca de la reaparición del cineasta y crítico de cine Enrique Colina en la programación de la televisión nacional y los comentarios de todos relacionados con su post, y tengo que confesar que aunque comparto la alegría del retorno de 24 x segundo, aunque sea solo como una sección de 15 minutos del programa Arte 7, y aunque conozco de sobra las intenciones de mi compañero a la hora de publicar la carta, donde primó su deseo de motivar el debate en La Joven Cuba, no comparto algunos aspectos de la visión de Colina acerca del papel que han jugado algunas producciones del ICAIC en nuestro devenir artístico, y sobre todo revolucionario.

Y que conste que si alguien no se perdía, se pierde, o se perderá, un programa de Colina soy yo. Si el pueblo cubano es profundamente conocedor del arte cinematográfico, tal y como refieren actores, directores y críticos que acuden a los principales festivales cinematográficos realizados en nuestro país cada año, se debe entre otras cosas a la labor que han realizado durante muchos años una pléyade de pedagogos de la cinematografía como José Antonio González, Mario Rodríguez Alemán, Tony Mazón Robau, Frank Padrón, Rufo Caballero, Rolando Pérez Betancourt, Martha Araújo, el propio Enrique Colina, y muchos otros, quiénes desde nuestros medios de comunicación nos han transmitido las claves para desentrañar los misterios del arte de las imágenes en movimiento.


elintersocial.blogspot.com

Por Tatu

El diario rumano Journalul publica una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones CURS, en que se pueden ver resultados muy interesantes.

Según el diario el 52 % de la población afirma sentirse insatisfecha con su vida y el 72 % de los mayores de 38 años, que conocieron el socialismo y pueden compararlo con el actual régimen, se consideraba feliz o muy feliz cuando el socialismo.

El 77 % considera que la forma de vida previa a 1989, era muy positiva comparada con la actual, el 90% consideran que la pobreza es una amenaza seria para su vida. Más del 50% de los rumanos vive en la pobreza.


 

Salim Lamrani.cubadebate.cu

 

Salim Lamrani

 Las elites mundiales, gracias al control que ejercen sobre las transnacionales de la información, imponen a la humanidad una visión de la realidad minuciosamente regida por un marco ideológico. Las barreras doctrinales existentes se destinan a desechar todo pensamiento alternativo que pondría en tela de juicio la legitimidad del orden mundial actual.

 Así, el papel de los medios no es ofrecer una información objetiva a los ciudadanos, sino defender el orden político, económico y social establecido, por diversos medios eficaces, tales como la propaganda, la desinformación y la censura.

 El papel de la prensa alternativa es construir una muralla contra la manipulación de la realidad. Existe un caso de escuela que debería estudiarse en cualquier centro de investigación sobre la desinformación, pues ha alcanzado un nivel de sofisticación inimaginable. Se trata de Cuba, que constituye un caso único visto la diferencia enorme entre la representación ideológica transmitida por los medios occidentales y la realidad del país. La intoxicación mediática para con la problemática cubana es tan eficaz que ha contaminado incluso los sectores más progresistas del mundo desarrollado.

 EL CASO DE LA EMIGRACIÓN CUBANA HACIA LOS ESTADOS UNIDOS


Enrique Colina
Enrique Colina, una vida a 24 por Segundo

Por: Guiteras

El domingo pasado quedé pasmado al frente del televisor. Como si de una película se tratara, se anunció (y ocurrió) en el espacio cinematográfico dominical Arte 7, el resurgimiento de 24 x Segundo.
Entonces, a las 3 y media de la tarde, parecía yo un niño al que le ha caído un regalo del cielo, inesperado, una secuela de un espacio de los más añejos (32 años) y populares en la televisión cubana. Agradezco infinitamente al espacio Arte Siete que transmite la Televisión Cubana todos los domingos a las 2:00 pm por restaurar, regresar y renacer a 24 por Segundo, esta vez como una sección de Arte 7.
Mientras escuchaba a Enrique Colina, conductor de 24 por Segundo, recordé la último que había leído sobre el programa y el propio Enrique, una carta de las tantas que circuló en lo que se conoció como la Guerra de los Mails, y en la que Colina brinda un montón de interioridades del ICAIC, el ICRT y 24 por Segundo.
La lectura de las palabras de Colina, a la luz del 2010, resulta esclarecedora, algunos de los planteamientos ya han caducado, otros mantienen una actualidad pasmosa, pero ciertamente vale la pena acercarse a ellas.
Muchas personas me han preguntado, ¿qué cambios reales ves tú que han ocurrido en el país? Voy a mostrar un ejemplo, Colina menciona un listado al final de su carta en la que enumera películas cubanas no exhibidas por la Televisión Cubana. Tres años después de sus palabras, la mayoría han aparecido en la pequeña pantalla, muestra de una política cultural en desarrollo y en ascenso.

Pudiera hacer un millón de valoraciones de las palabras de Enrique Colina, pero prefiero que ustedes hagan sus propias lecturas, a continuación publicamos íntegramente la carta del conductor de 24 por Segundo.