http://www.cubasi.cu

Por Eduardo
Amel, de tu amable emplazamiento, donde como casi siempre, y no sé porque, como dicen nuestros fiñes, “la cojes conmigo”, y me cuestionas mi calidad expositiva, tomé la decisión de escribir un post en el tiempo que me quede de mi guardia de vacaciones. No importa que me ataques. Yo digo como Jesús, “perdónalos Padre, ellos no saben lo que hacen”. Te responderé fundamentalmente aquellas preguntas relativas a la economía, que me motivan a reflexión. Y lo haré haciendo fundamentalmente uso de informaciones que domino, porque mi trabajo de profesor universitario no se enmarca tecnocráticamente, en impartir mis asignaturas de ingeniería. Decía José de la Luz y Caballero que “enseñar puede cualquiera, educar solo aquel que sea un evangelio vivo”. Y yo tengo montones de defectos, pero si me he tomado a pecho esta expresión en el sentido de que como decía un sabio, “aquel que sabe solo de medicina, ni de medicina sabe”.


Kaosenlared.net

Colaboración con La Joven Cuba.

Enviado por: Ricardo E. Trelles

Harnecker, escritora, miembro del Centro Internacional Miranda, acaba de ofrecer 3 libros, uno dedicado al tema del socialismo, y se hace pertinente preguntarle si éste no es un término desgastado.

Luego de la caída del socialismo soviético la izquierda mundial quedó perpleja: sabía más lo que no quería que se repitiera de ese socialismo, que lo que quería construir. Se criticaba la falta de democracia, el autoritarismo, el capitalismo de Estado, la planificación central burocrática que no toma en cuenta las necesidades de la gente, el colectivismo que pretende homogeneizar a todas las personas sin respetar las diferencias; el productivismo que pone el acento en el desarrollo de las fuerzas productivas sin tener en cuenta la necesidad de preservar la naturaleza; el dogmatismo que impide el debate y la crítica; el considerar que para ser socialista hay que ser ateo, porque la religiosidad de la gente es algo negativo, la existencia de un sistema político de partido único y sobretodo, la falta de protagonismo de la gente.

Cuando la propaganda conservadora habla de la muerte del socialismo, el escritor uruguayo Eduardo Galeano responde: “me han invitado a un entierro de un muerto que no es el nuestro”. Nuestra idea de socialismo era la de un socialismo democrático, participativo, construido por la gente. Tampoco era la idea de Marx. Éste sostenía que la sociedad alternativa al capitalismo era aquella en la que el hombre se desarrollaría plenamente a través de la práctica revolucionaria, porque al ir transformando las circunstancias se iría transformando a sí mismo: idea que también está presente en el artículo 62 de la Constitución bolivariana, que hoy la oposición dice defender.


memecio.blogspot.com

Por Tatu

Algunos nos preguntan por qué si el objetivo de este blog es hablar sobre la realidad cubana, escribimos post referidos a problemas existentes en otros países. La razón es muy sencilla no se puede analizar con objetividad el proceso revolucionario cubano sin tener en cuenta el contexto histórico en que se desarrolló y para ello no podemos obviar lo que ocurre con nuestro vecino del norte.

No se trata de ver que hace mal el otro para justificar lo que pueda estar haciendo mal yo, como nos han dicho en ocasiones, sino de desenmascarar a los que mienten y difaman contra Cuba.

Uno de los temas más utilizados para desacreditar a la Revolución es el de la libertad de expresión, y a la supuesta falta de objetividad del periódico Granma. El 6 de agosto se publicó en el periódico El Nuevo Herald un artículo que es una obra maestra de la falta de ética periodística y de profesionalidad.

La noticia en cuestión habla del comienzo en Cuba del juicio a “Tres cubanos residentes en Estados Unidos, que fueron interceptados por autoridades cubanas en el 2001 y esperan juicio desde entonces, acusados de desembarcar ilegalmente por la zona central del país para realizar acciones violentas contra la revolución, fueron finalmente llevados ante los tribunales el viernes.” Los infiltrados traían fusiles AK-47, pistolas y municiones, equipos de visión nocturna y explosivos y entres sus misiones estaba la voladura del Cabaret Tropicana .


El Discípulo

Nadando por la red de redes y los sitios de información. Me tropiezo con una noticia realmente perturbadora, no porque era algo nuevo que no se conocía, sino por la confirmación y las pruebas que muestra al nivel de detalles. Me refiero a los 90 000 documentos secretos sobre la guerra en Afganistán que publicó el sitio Wikileaks, realmente he tratado de acceder al sitio y no he podido entrar, me baso solo en otros sitios que han comentado esta noticia.

Quiero comenzar hablando de una noticia que me llamó la atención sobre la libertad de expresión que tanto nuestros asiduos lectores proclaman y ponen como ejemplo a los Estados Unidos como paradigma de libertad de Expresión y  es que el sitio Wikileaks ha sido combatido por el sistema judicial estadounidense y actualmente funciona gracias a una oportuna mudanza a Islandia. Además este año han debido sortear diversos contratiempos como el congelamiento de la cuenta Paypal donde reciben donaciones y el subsecuente cierre temporal por falta de recursos.

El objetivo de este sitio Wikileaks es exponer al escrutinio público todo el material que los gobiernos y las grandes corporaciones quisieran mantener oculto. En el pasado, publicaron por ejemplo miles de mensajes emitidos el 11 de Septiembre del 2001. Así como en abril del presente año, filtró un vídeo que muestra una masacre de civiles iraquíes desde un helicóptero Apache estadounidense.


Tomada de Google

Por Tatu

Ha pasado menos de una semana desde que el presidente  Raúl Castro anunciara la ampliación de los trabajos por cuenta propia y otras medidas que buscan actualizar nuestro sistema económico y ya la USAID se lanza al ataque.

Con su cinismo de siempre, el gobierno de los Estados Unidos anuncia que destinará 3 millones de dólares para promover la pequeña empresa en Cuba. Según un artículo del Nuevo Herald,  el programa está dirigido a “grupos marginados” “como los que viven en áreas rurales, minorías étnicas y religiosas, huérfanos y niños vulnerables, mujeres de la zona rural y personas con impedimentos físicos.”

Aclara la USAID que “está limitado a grupos que están particularmente marginalizados y ayudará a darles la posibilidad de participar en la sociedad civil”.”

Agregan además que estos programas están destinados a ser “catalíticos, a aumentar o acelerar el cambio positivo’” (para los cubanos queda claro a qué el gobierno de los Estados Unidos le llama “cambios positivos”)