bdp.org.ar

Atilio A. Boron

El capitalismo tiene legiones de apologistas. Muchos lo hacen de buena fe, producto de su ignorancia y por el hecho de que, como decía Marx, el sistema es opaco y su naturaleza explotadora y predatoria no es evidente ante los ojos de mujeres y hombres. Otros lo defienden porque son sus grandes beneficiarios y amasan enormes fortunas gracias a sus injusticias e inequidades. Hay además otros (“gurúes” financieros, “opinólogos”, “periodistas especializados”, académicos “bienpensantes” y los diversos exponentes del “pensamiento único”) que conocen perfectamente bien los costos sociales que en términos de degradación humana y medioambiental impone el sistema. Pero están muy bien pagados para engañar a la gente y prosiguen incansablemente con su labor. Ellos saben muy bien, aprendieron muy bien, que la “batalla de ideas” a la cual nos ha convocado Fidel es absolutamente estratégica para la preservación del sistema, y no cejan en su empeño.


celtiberia.net

Por Tatu

Los grandes medios de comunicación hablan constantemente de los luchadores por los derechos humanos en Cuba y se refieren a ellos como un sacrificado grupo de luchadores que a riesgo de su propia vida, ponen al descubierto las violaciones cometidas en la isla contra los derechos humanos. Estos luchadores hablan todos los días en las emisoras que desde los Estados Unidos dedican miles de horas semanales a la subversión contra Cuba, y sus informes son reproducidos en todo el mundo sin que exista la más mínima verificación sobre su veracidad.

¿Quiénes son esos luchadores? ¿Cuántos son? ¿Son fuentes creíbles?

La respuesta a esas interrogantes está en un informe “Top Secret” que envió en el año 1994, el Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), Joseph Sullivan al Departamento de Estado, al Immigration and Naturalization Service (INS), y la CIA, clasificado bajo referencia H 18422 693-4, concerniente a la “Situación actual del programa para los refugiados cubanos”.


Por Eduardo

Especial del Asere de “La Joven Cuba”.

Napo, nací en un barrio donde los tipos que no llevan los pantalones bien puestos no asoman ni la cabeza, y donde los hombres más humildes tienen las Fotos de Fidel y de Raúl al lado de los Elegguas y las piedras de Shangó. Donde conviven todavía hoy el delincuente más malo, y los viejos estibadores que hacían el juramento abakuá de no decir ni una palabra cuando descargaban en el puerto las armas para defendernos de los ataques de los yanquis y de la contrarrevolución. Donde tenemos médicos nacidos en el barrio en un montón de países, y Doctores en Ciencia dando clases en la universidad, que se comen la harina con quimbombó del ritual Yoruba, y se suenan un ronazo como el más pinto. Entonces como dice un reguetón del Insurrecto, ¡Que estás formando tú! Si tú no sabes nada de mí.

Te paso una anécdota de Martí recogida en el Anecdotario compilado por Gonzalo de Quesada Miranda, y que fue contada a este por la propia María Mantilla.


Por El discípulo

Dada la polémica que suscitó el Artículo ¿Por qué un Partido Único? Y conociendo también que los argumentos para demostrar la tesis que en Cuba no hace falta ni es necesario más partidos me han estimulado a escribir esta 2da parte para seguir compartiendo un grupo de ideas con los lectores de este Bloc.

Para poder entender por qué en Cuba existe y defendemos la idea de un Partido Único y con esto no se violan los preceptos de democracia, hay que entender que papel juega el PCC en la sociedad cubana pero no solo en teoría sino en la práctica diaria y cotidiana sobre la base de la realidad.

¿Cómo está diseñado nuestro sistema político social?


Por:  Edu

Para que no existan discrepancias ni confusiones al respecto, quien firma los comentarios de las discusiones como Edu, es el mismo que escribe los artículos con el nickname de Eduardo, es decir, yo. Alguien preguntó por la Universidad desde donde escribimos, y aunque en realidad su intención era burlarse de nuestra Alma Mater, le contesto que aunque los que empezamos pertenecemos a la misma entidad, el hecho de haber abierto el Blog para “los jóvenes universitarios cubanos” nos hizo tomar la decisión de no imponer la identidad de la universidad cabecera. De hecho ya se han incorporado como colaboradores algunos compañeros externos al Centro.

Si se fijan los comentarios iniciales fueron escritos por Tatu, Baro, el Poeta, Sócrates, El Discípulo y por “mi mismo” como diría un personaje humorístico de la televisión cubana, y que representa a un administrador corrupto denominado Lindoro Incapaz (ese personaje nada tiene que ver conmigo). Sin embargo la lista de colaboradores se ha incrementado al punto, y el blog se está volviendo tan popular por estos predios, que ya algunos profesores nuestros, nos han pedido como decimos en buen cubano, meter la cuchareta.


Por Tatu

Mucho se habla en este blog sobre la libertad de opinar en Cuba, por lo que plantean los que nos visitan, en nuestro país está prohibido discrepar, y si se hace es a escondidas porque la Seguridad del Estado está en cualquier lugar.

Les sugiero que visiten este link http://www.granma.co.cu/secciones/cartas-direccion/index.html y ahí pueden encontrar lo que de verdad está ocurriendo en nuestro país, lean y piensen si el que se está manisfestando es un pueblo con miedo o un pueblo con una inmensa confianza en la Revolución.

Como muestra reproducimos aquí las cartas publicadas el pasado viernes.

Transformemos este bello país comenzando por la mentalidad de las personas

Sigo con extremo interés la sección Cartas a la Dirección, por el debate fecundo en ella creado. En ese debate me encontré con dos perspectivas diametralmente opuestas de nuestro socialismo, esto no me extrañó porque como dijo el Generalísimo el cubano o no llega o se pasa, esto sin perder tampoco la perspectiva de que la verdad se mezcla.

Por un lado los defensores recalcitrantes de un socialismo dogmático, puro y duros, estatificado, inamovible y con mucha retórica y clases magistrales de todos harto conocido, bastantes ajenas a nuestra realidad actual, en fin un socialismo incapaz de reconocer incluso que los tiempos ya no son los mismos, pero con la mayor de las virtudes… la defensa a ultranza de nuestro proyecto social.


Por JOLM

No soy joven, ya paso de los sesenta. Entré a La Joven Cuba motivado por un muchacho  con el cual debato sobre política muy a menudo y él me incitó a escribir en este espacio. Pensé que se trataba de un debate basado en argumentos, pero ¡qué decepción!

Recientemente le pregunté a un ciudadano español, ¿por qué surgió la Unión Europea? Y su respuesta no se hizo esperar: Pues para que no nos traguen los americanos. Seguidamente le pregunté: ¿Qué le sucedería a España con Unión Europea y todo,  si mañana el gobierno de los Estados Unidos les dice ni te compro ni te vendo? Y rápidamente me dijo: nos moriríamos. Y le agregué que el bloque no era sólo que EU no nos comprara y no nos vendiera,  sino que persigue todos los negocios cubanos por el mundo y no permite que Cuba utilice el dólar como moneda y multa a muchas empresas que han tenido negocios con Cuba y mucho más que eso, nos ha obligado a hacer enormes gastos en la defensa del país para que estén claros que agredirnos no es una opción fácil. Y aquel pobre hombre que vive en un país con “libertad de prensa”, con “libre opinión”, pero que no sabe nada de la realidad cubana, dijo: Y, ¿cómo han podido?

Me vi obligado a hacerle un poco de historia.

Desde los inicios del siglo XIX , EU ha tenido a Cuba dentro de sus aspiraciones geopolíticas, de ahí que haya estimulado el anexionismo dentro de los “disidentes” de aquel siglo. No reconoció nunca la beligerancia de los mambises y trató de frustrar los esfuerzos independentistas, un ejemplo marcado de ello fue el conocido Fracaso de la Fernandina, donde incautaron las armas que Martí y sus seguidores habían obtenido recogiendo kilo a kilo (Así lo han hecho siempre los verdaderos revolucionarios en la historia de este país), pero cuando la victoria de las fuerzas mambisas era evidente se aparecen diciendo en la Resolución  Conjunta que “Cuba es y de derecho debe ser libre”. Es conocida su intervención militar y después la “democrática” Enmienda Platt. Unas décadas después su dominio económico y político del país era tal que ya no necesitaban la Enmienda Platt y por eso la derogaron.