http://www.feriade.com/imagenes/ferias_grandes/feria_del_libro_la_habana_cuba.jpg
Miles de personas acuden todos los años a la Feria del Libro.

Por: Hector Almaguer Quiñones.

Enviado a La Joven Cuba desde el municipio Urbano Noris. Holguín

Vivo en un pequeño pueblo al sur de la Provincia de Holguín llamado San Germán,  en el mismísimo corazón del oriente cubano, tierra dulce, tierra  hecha de azúcar.

Sentado en mi casa, frente al  televisor, veo la presentación de la vigésima primera feria internacional del libro en la Habana. Cuantas imágenes de promoción frente a mis ojos.  Habrá un concierto de fulano, se presentará un libro de mengano y no se cuantos visitantes foráneos llegarán, así decían.

 En ese momento recuerdo a mi maestro de sexto grado en aquella pequeña escuela, -El mejor amigo de los niños es el libro- así  sentenciaba.  Hablaba de El Pequeño Príncipe, El Conde de Montecristo, Había una Vez y muchos tesoros literarios que han trascendido las fronteras del tiempo y la imaginación.

Ayer caminaba por las calles y muchos jóvenes preguntaban,   ¿Llegarán


http://ciudad-futura.net/2010/08/16/palme_jgz/
Fidel Castro y Olof Palme conversan en La Habana durante la visita oficial del primer ministro de Suecia a Cuba en 1975. Palme declaró abiertamente su simpatía por la Revolución cubana y consideraba a Fidel “un buen amigo”

Por: Osmany Sánchez

 En una entrevista realizada a Silvio Rodríguez él decía que si el capitalismo que proponen para Cuba fuera como el sueco o el noruego entonces lo pondrían a pensar pero que él (como yo) estaba convencido de que el capitalismo que nos toca a nosotros no es el nórdico sino el más puro capitalismo tercer mundista.

 La cuestión no es guiarnos por los nombres. Si hacemos eso de seguro terminamos confundidos, pues podemos encontrarnos por ejemplo el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) o con el capitalismo de Argentina y Brasil. Al PSOE no le queda nada de Socialista (si alguna vez lo tuvo) y Argentina y Brasil cuentan con gobiernos progresistas comprometidos con las necesidades de las minorías.

 No me gusta entrar en discusiones teóricas sobre si lo que tenemos en Cuba es o no Socialismo. Los primeros en señalar las supuestas diferencias con las leyes del marxismo de nuestro sistema son precisamente los que quieren su final. Un lunes criticaban a Cuba por tener plantillas infladas y empresas improductivas y el martes la crítica era por


El lobo y la liebre: un clásico de los muñequitos rusos

Desde Rusia el amigo Senelio Ceballos nos ha hecho llegar este interesante escrito que parece  haber sido escrito por Jorge López Vega, sobre el adulto mayor en Cuba, bueno para la nostalgia y el humor de un domingo.

¿Cómo identificar a un adulto mayor?
-Haber participado en Escuelas al campo.
-Haber formado colas para comprar los zapatos en ‘Primor’ u otra tienda con la libreta y los cupones A1, A2 y C4, según fuera niño, mujer u hombre.
-Haber hecho reservaciones por teléfono al Emperador; La Carreta , Monsigneur, El Conejito, Restaurant Moscú y La Torre, y separar el turno para comer el día y hora de nuestra preferencia.
-Haberse divertido los domingos en la Playita de 16, u otras.
-Pasado las vacaciones en Varadero y/o viajes de ida y vuelta en el día a Varadero, por 14 pesos, con almuerzo y taquillas incluidos (en guaguas con aire acondicionado, cervezas frías a 60 centavos, bocaditos de jamón y queso por 80 kilos, y confituras de chocolate de todo tipo…. .
-Almuerzos en el Cochinito, gastando no más de 6 pesos por persona.


Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP)

Por: Harold Cárdenas Lema

“Es necesario también que los jóvenes que no han demostrado una actitud correcta ante sus estudios, en la disciplina del plantel, que muestren determinadas desviaciones que puedan expresar en ellos algún tipo de blandenguería pequeño burguesa (…) cumplan una tarea honrosa que tiene la juventud cubana actualmente, ingresar en el Servicio Militar Obligatorio (SMO), y que después, acorde con su comportamiento en nuestras gloriosas Fuerzas Armadas Revolucionarias, puedan cubrir en sus expedientes las lagunas que hoy tienen, y que les impiden ingresar en nuestras Universidades”

Secretario General de la UJC, Miguel Martín (1965)

Estas palabras no son más que el reclutamiento de los “enfermitos”, religiosos, rockeros y otros sectores realmente antisociales, para algo muy distinto al SMO: la UMAP. Las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (un eufemismo, sin duda) albergaron a religiosos, rockeros, homosexuales y verdaderos delincuentes, todos juntos debían “fortalecerse” a través del trabajo duro, irónicamente, allí estuvieron recluidas algunas de las grandes figuras de la cultura nacional, que sufrieron este período con resignación y como ya eran revolucionarios mucho antes de entrar allí, nunca se marcharon de la isla ni comprometieron sus ideas, como si ocurrió a menudo con muchos de los portavoces de la “mano dura”.


Dilma Rousseff y Raúl Castro en La Habana

Por: Elsa Claro

Amaneciendo este febrero bisiesto, se iniciaron las primeras  perforaciones en aguas profundas, a 50 kilómetros de las costas cubanas, por parte de Repsol-YPF, que asociada con la Noruega Statoil y  la india Oil and Natural Gas Corp, forma un equipo de 6 empresas partícipes en el mismo objetivo.

Un par de semanas antes, cruzaba frente al Morro habanero la esperada plataforma petrolera semi sumergible Scarabeo 9, justo mientras transcurría una visita de Dilma Rousseff, nada protocolar y sí estratégica, según ella calificara los vínculos entre el gigante suramericano y la Isla, registrando una alta dosis de atractivo pragmatismo al hacerse acompañar en este viaje por empresarios brasileños.

Varios vienen trabajando en distintos escenarios económicos cubanos, incluyendo las  avanzadas obras de la Terminal de contenedores en el Puerto de Mariel que visitara la jefe de estado quien durante su estancia


Por: Marlon Enrique García

No siempre basta comprobar el pulso o los latidos del corazón para determinar si una persona está viva, ya que hay personas que están muertas en vida. Tampoco basta con comprobar el brillo de la mirada, porque mucha gente ha sabido falsear ese brillo y aparentar que viven.

Vivir es haber encontrado, y por tanto entregarse, no a un sentido de vida, sino al verdadero sentido de esa vida. Llamémosle a esto vocación. La vocación es la fuerza vital para vivir la vida. Para encontrarla es necesario ejercitar el discernimiento, entiéndase, evaluar y diagnosticar de entre todos los atractores (tentativas o tentaciones, cosas que me atraen) cual es el que va bien con mi vida.

Este discernimiento no se hace por el método prueba y error, tan de moda hoy, sino que se trata de la capacidad de saber desde la primara vez y para siempre que se ha tomado la elección correcta. Ya que se trata de erigir el proyecto de mi vida, errar es, muchas veces, morir (vivir con tibieza, sin sentido o con un sentido falso).


"nos llevaron a querer enderezar a los homosexuales, quienes eran descritos desde siempre con eufemismos como invertidos o partidos" Ambrosio Fornet

Por: Harold Cárdenas Lema

La verdad nunca daña una causa que es justa.
Mahatma Gandhi

Una de las aristas más peliagudas del llamado Quinquenio Gris, fue el tratamiento hacia los homosexuales en la época, ser homosexual en Cuba significaba estar al margen social y políticamente, de esta forma se les marginó a muchos de ellos de la construcción de la obra socialista, de esta forma muchos abandonaron la isla, no por ser contrarrevolucionarios ni ajenos a la obra de la Revolución, sino precisamente porque se les excluía de ella.

Las organizaciones cumplieron su papel en esta cruzada, las Asambleas de la Moral Comunista terminaron en profundas depuraciones que tuvieron lugar en las universidades, allí se expulsaron a los profesores y estudiantes “sospechosos”, no importó la calidad docente de estos o sus valores personales, en el Quinquenio, al igual que en el Macarthismo, la sospecha era suficiente.


Revisando los numerosos blogs cubanos o que tocan el tema de Cuba, me encuentro con este interesante artículo sobre el Partido único. Tema muy polémico que en los inicio de este blog tratamos en dos partes. Compartimos con ustedes otra visión sobre tan complejo asunto.

Por: Manuel Garcia

Contaba el Padre de las Casas, que al llegar los conquistadores españoles a las Indias se encontraron con una tierra abundante en recursos, de convivencia sencilla, donde no les faltaba con qué comer o vestirse según sus costumbres. Se vivía en una comunidad mucho más equitativa que la española, compartiendo y simplificándose el egoísmo del ser humano, al punto incluso de que en muchas localidades caribeñas estaba permitido el divorcio e incluso existía el aborto.

Pero el civilizado y demócrata hombre europeo, cruz en mano, no tuvo la capacidad para entender aquella sociedad y aplastó al nativo con la carga que traía a sus espaldas por siglos de egoísmo medieval acumulado, guiados por el extremismo religioso y la necesidad de comer a cualquier costo en tierra extranjera (lo que no se les permitía en su país pues en España el 2 % de la población era propietaria del 95 % de la tierra).

Hoy, las élites europeas no han cambiado, sino que se amplió su sistema a los Estados Unidos donde, desde los inicios de las 13 Colonias, lejos de fomentarse el trabajo colectivo se vendió la idea competitiva de la sociedad y se acrecentaron los odios, exterminado al indio, vejando y discriminado al negro y robándole la tierra a sus vecinos (como en México), llegando siempre a la conclusión de que, cada vez que requieran algo, lo toman porque lo necesitan y el resto son daños colaterales.

Por estas razones históricas, líderes y representantes del actual  sistema mundial se empeñan en desprestigiar nuestro sentido de unidad que se expresa a través de la unidad partidista… y los buenos ciudadanos de muchos países se dejan confundir por la propaganda, sin entender nuestras costumbres, historia y coyuntura actual.

La imagen de que la democracia es necesariamente pluripartidista, no pega en Cuba y la unidad de nuestro pueblo en torno al Partido Comunista no es el fruto de un sistema político, no es


Por: Harold Cárdenas Lema

Ésta es obra de todos nosotros: tanto de los ‘barbudos’ como de los lampiños;  de los que tienen abundante cabellera, o de los que no tienen ninguna, o la tienen blanca. Esta es la obra de todos nosotros”

Fidel Castro

Del Quinquenio Gris en Cuba se ha escrito mucho en los últimos años, a raíz de la llamada Guerra de los Correos se trató de exorcizar este demonio del pasado que cada cierto tiempo parecía resurgir. Lo cierto es que muy poco queda de los criterios en extremo intolerantes y sectarios que ensombrecieron nuestra política cultural en los años setenta y un poco más, aún así resulta válido recordar lo ocurrido, descubriremos que estudiando nuestra historia, hallaremos la raíz a los errores del presente.

Existen dos discursos políticos que definieron la época, en lo que se conoce como las Palabras a los Intelectuales, Fidel prometía que en Cuba no se permitirían los excesos cometido en otros países socialistas, su discurso era a todas luces tranquilizador y lo mostraba como el gran estadista que sería, pero sucedió que dicho encuentro se tradujo en la mente de muchas personas a través de una frase que resalta por su ambigüedad: “dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada”, lo que quedó dentro y fuera, estuvo a la merced de la imaginación de los funcionarios de la época.