La Ofensiva Revolucionaria

Foto: Peter Stackpole

“(…) hay que decir que no tendrán porvenir en este país ni el comercio ni el trabajo por cuenta propia ni la industria privada ni nada. Porque el que trabaja por cuenta propia que pague entonces el hospital, la escuela, lo pague todo, ¡y lo pague bien caro! (…)” Estas palabras fueron dichas por Fidel en el discurso pronunciado el 13 de Marzo de 1968 en la escalinata de la Universidad de La Habana, en un acto conmemorativo del asalto al Palacio Presidencial. Las repercusiones que tuvo el discurso son bien conocidas: anunció el inicio de lo que hoy se conoce como La Ofensiva Revolucionaria de 1968.

El objetivo fundamental de esa campaña fue acabar, de una vez y por todas, con los vestigios de la época pre-revolucionaria, lo cual era fundamental para la construcción de una sociedad nueva y la forja de El Hombre Nuevo, que no era más que el concepto del revolucionario austero y virtuoso, dispuesto a cualquier sacrificio y alejado de todo tipo de ambición material.

Debo confesar que este hecho me era por completo ajeno, pues nací mucho después, y además no es algo de lo que se hable con frecuencia. Ni siquiera lo enseñan en la escuela, y nunca he oído que celebren el aniversario de aquel discurso, que tuvo consecuencias directas en la vida cotidiana de los cubanos. Me parece sospechoso dado su significado y connotación, siendo nosotros tan dados a enaltecer los grandes hechos históricos, que aquello se haya mandado al país del olvido. Y al parecer sin pasaje de vuelta.

El gobierno revolucionario ya había nacionalizado las grandes empresas y compañías a inicios de la década de los sesenta. La socialización de los grandes medios de producción era un paso indispensable en la conformación de una sociedad socialista. Sin embargo, la expropiación de pequeñas y medianas empresas y de cualquier tipo de negocio privado era un paso radical que iba más allá. Muchos no entendieron de qué manera incidía la expropiación de un puesto de pan con croqueta en la construcción del socialismo, pero como dije más arriba se pretendía la destrucción total del viejo paradigma social. Sobre las ruinas de la anterior se erigiría una sociedad nueva, formada por seres humanos incorruptibles, monásticos y virtuosos, y, por encima de todo, revolucionarios y sacrificados, dispuestos a inmolarse por la patria nueva.

Y es verdad, era un ideal digno por el cual luchar, porque en eso consiste la belleza de los ideales, sirven de faro y guía para ser mejores, pero ese deseo no puede ser impuesto, ni ir en contra de las lógicas más elementales. Fueron expropiados comercios de víveres, carnicerías, bares, establecimientos de comida, a saber, restaurantes, cafeterías, etc. También lavanderías, barberías, zapaterías, talleres de mecánica automotriz, talleres de artesanía, carpinterías y todo aquello que representara un atisbo de independencia económica y autosuficiencia. Por supuesto, aquello no tenía cabida en la nueva sociedad socialista, ya que, en esa sociedad, sería el estado el garante absoluto de la satisfacción de las necesidades del pueblo, de todas las necesidades del pueblo.

Definitivamente, la belleza de los ideales es tentadora. ¿Qué razones se esgrimieron para este golpe definitivo al emprendimiento individual? Según el discurso al que ya hice referencia, se habla en primer lugar de las ganancias que dejaban estos negocios. Otro argumento es la actitud revolucionaria y moralidad de sus dueños y de la clientela. También se refiere a la legalidad, tanto en los documentos como en las fuentes de suministros. Se expresa dudas sobre las condiciones higiénicas e incluso se cuestiona que la mayoría de estos establecimientos no prestaban ningún servicio social a la comunidad. Pero si la venta de alimentos al por menor no es un servicio social a la comunidad, entonces no entiendo el concepto.

Es curioso cómo en dicho discurso se arremete contra los bares. Por las expresiones usadas puede inferirse que estos eran vistos como focos conspirativos, donde la degradación de la moral revolucionaria era demasiado grande como para no tenerla en cuenta. Y yo me pregunto: ¿no hubiera sido más beneficioso si en lugar de suprimir el sector privado se hubiera llevado a cabo un reordenamiento de este en función de una relación armónica y complementaria con la empresa estatal? Ah, sí, es lo que van a hacer ahora…cincuenta y dos años después.

¿Acaso no había nadie que alertara de las consecuencias que esta Ofensiva podía traer, y que de hecho aún sufrimos hasta el día de hoy? Hay muchos otros elementos relacionados con la ofensiva que no menciono aquí porque no haría sino repetir lo que ya está dicho de manera detallada, con abundante información en varios medios digitales. No obstante sí quiero hacer referencia a uno del que no se habla mucho, y que es para mí el más importante: el ser humano.

Muchas de estas pequeñas y medianas empresas, o negocios privados, como quieran llamarle, que fueron confiscadas en la Ofensiva Revolucionaria de 1968, formaban parte del patrimonio familiar de muchos cubanos que, por generaciones y con gran esfuerzo, sacaron adelante para garantizar a sí mismos y a sus descendientes una vida mejor. El despojo de los bienes que  con tanto sacrificio adquirieron, tuvo costos humanos irreversibles. Familias enteras quedaron en la ruina, algunos enloquecieron, otros buscaron la salida en el suicidio, otros emigraron, y muchos vivieron el resto de su vida desahuciados.

La alta dirigencia revolucionaria haría bien en pedir disculpas, porque, además de ser políticamente correcto, sería un alivio a tantos rencores y amarguras contra la Revolución, que al día de hoy son heridas aún sin cerrar, y que tuvieron su origen en aquellos días de 1968, cuando creíamos que los ideales se cosían a mano y que teníamos el paraíso a la vuelta de la esquina.

Textos relacionados

Nicolae Ceaușescu: metamorfosis y caída de un dictador

Carta abierta al presidente del ICRT

Reforma o Revolución

63 comentarios

Alex 18 agosto 2020 - 8:02 AM
Excelente.
Ramón García Guerra 19 agosto 2020 - 4:59 PM
Pienso que el desafío que se impone es aprender de nuestras experiencias; digo, siempre que la intención es lograr el rearme de la revolución. Quiero hacer énfasis en tres claves del proceso que explican lo sucedido en la segunda mitad de la década de 1960. 1. En esa fecha se da el cierre del proceso de proletarización de la sociedad que se había iniciado en la década de 1940. 2. Durante el segundo lustro de la década de 1960 se produce una radicalización ideológica del proceso, que siga la etapa inicial de definiciones políticas. 3. Los años 60 son el momento de reapropiación de los contenidos más populares del proyecto populista más radical: el Ortodoxo. Sucede esto al interior de nuestra sociedad. También hay que tomar en cuenta los factores externos a la misma. 1. Estábamos en medio no sólo de la Guerra Fría, sino también del sigma chino-soviético. La visión más comunitaria del cambio se canceló con la opción política por la URSS y el Estado centralista. 2. Durante la era de posguerra se produjo una mayor intervención del estado en los procesos de la sociedad y esto afectó a todos los sistemas políticos en el mundo 3. Entonces se tenía el concepto que desarrollar un país era industrializarlo, diversificar la economía sustituir importaciones... Pero en ningún caso el "desarrollo"se entendía en términos de rehacer el tejido económicocapilar de la sociedad. Evidentemente no es mi intención es la de agotar el análisis de la cuestión que se debate. Siquiera dejó estas notas para propiciar una discusión sobre cuestiones de fondo que no son tratadas en este debate.
Carlos 18 agosto 2020 - 8:33 AM
El cubano avanzaba, con sus pequeños negocios, florecían por todo el país. Con esfuerzo propio, día a día, esfuerzo familiar, de todo tipo habían. Hasta Angel Castro, un español vino a Cuba y creó riquezas. La República de Cuba era un lugar próspero, mejor que cuando la colonia española, que saqueó la isla durante cuatro siglos. El avance que tuvo la nación en sesenta años fué único e incomparable con el período que empezó en 1959. Llegó el comandante y mando a parar.
Isaías 18 agosto 2020 - 8:37 AM
Como dice el refrán: "No hubo boca que habló que Dios no castigó". La llamada "ofensiva revolucionaria" marcó el comienzo de la miseria desmoralizante que hoy viven lo cubanos de la isla y el control absoluto del Sr. Fidel Castro sobre la sociedad cubana. Fidel Castro ya murió y su legado es esto que vemos hoy para 11.34 millones de cubanos. Escasez permanente, tres monedas, un campo y una industria que no producen, una gigantesca deuda externa y pocos, MUY POCOS dispuestos a darle créditos a un gobierno que no paga lo que debe. Y para rematar una élite partidista y sus familias que viven al mejor estilo de los millonarios en el capitalismo "malo". Igual que la expropiación de grandes empresas extranjeras la ofensiva revolucionaria se llevó a cabo bajo los atronadores aplausos de un pueblo que ignoraba lo que se le venía encima.
Isaías 18 agosto 2020 - 9:16 AM
Respecto a la disculpa que los señores del partido y el gobierno nos deben como nación podemos tranquilamente olvidarlas. Los comunistas ni ofrecen disculpas ni renuncian. Y ojalá renunciaran aunque no se disculparan, ese sería el único acto que yo les aplaudiría hasta que las manos me sangraran. Sería también el mayor favor que nos harían como pueblo. Pero no se pueden esperar peras de un olmo.
María 18 agosto 2020 - 8:39 AM
En los pueblitos, como en el que yo vivía, quedaron literalmente excluidos de la sociedad, el dueño de la bodega y su familia, el de la carnicería, el farmacéutico y los suyos... Sus hijos q aún cursaban la primaria, pasaron de la noche a la mañana a ser pobres como nosotros. Es raro, pero en aquella época efervescente, casi todos se alegraban del batacazo que sufrieron esas familias. Una suerte de "justa" envidia parecía apoyar y avalar tales medidas. Los niños pobres, en esos años 60, seguimos siendo pobres, solo que nuestras filas crecieron con los niños que habían vivido con mayor holgura. Casi nadie entendía entonces el precio de esa supuesta "igualdad".
Geri 18 agosto 2020 - 8:40 AM
Muy buen artículo, mi familia fué de las dañadas con ese macabro acto q se basó en un ideal y no en un pueblo
Armando Gómez 18 agosto 2020 - 8:42 AM
Usted está pidiendo demasiado,los mismos que expropiaron siguen en el poder y no han cambiado su manera de pensar,hoy se sigue expropiando,hay denuncias de campesinos a los que se les está expropiando sus productos,también hay denuncias de entregas de productos al estado y el estado no paga.
Carlos 18 agosto 2020 - 9:37 AM
No podemos olvidar como vive la cúpula dirigente en el país, políticos, militares, etc. Tienen lujosas viviendas, para sus esposas, queridas, hijos, nietos y amigos, transporte de todo tipo, tanto estatal como particular. También poseen casas de verano, en áreas exquisitas, fincas grandes, con todo tipo de animales y privilegios. El cubano tiende a olvidar rápido, debemos de tener cuidado.
Felicia De las Mercedes Padron 18 agosto 2020 - 10:03 AM
Esta es la primera disculpa que debieran ofrecer aquellos que en Cuba desde enero del 59 se instalaron en el poder “ Lo primero que tenemos que preguntarnos los que hemos hecho esta Revolución es con qué intenciones la hicimos; si en alguno de nosotros se ocultaba una ambición, un afán de mando, un propósito innoble; si en cada uno de los combatientes de esta Revolución había un idealista o con el pretexto del idealismo se perseguían otros fines; si hicimos esta Revolución pensando que apenas la tiranía fuese derrocada íbamos a disfrutar de los gajes del poder; si cada uno de nosotros se iba a montar en una “cola de pato”, si cada uno de nosotros iba a vivir como un rey, si cada uno de nosotros iba a tener un palacete, y en lo adelante para nosotros la vida sería un paseo, puesto que para eso habíamos sido revolucionarios y habíamos derrocado la tiranía; si lo que estábamos pensando era quitar a unos ministros para poner otros, si lo que estábamos pensando simplemente era quitar unos hombres para poner otros hombres; o si en cada uno de nosotros había verdadero desinterés, si en cada uno de nosotros había verdadero espíritu de sacrificio, si en cada uno de nosotros había el propósito de darlo todo a cambio de nada, y si de antemano estábamos dispuestos a renunciar a todo lo que no fuese seguir cumpliendo sacrificadamente con el deber de sinceros revolucionarios (APLAUSOS PROLONGADOS). Esa pregunta hay que hacérsela, porque de nuestro examen de conciencia puede depender mucho el destino futuro de Cuba, de nosotros y del pueblo.” Fidel el 8 de enero de 1959: "... este un momento decisivo de nuestra historia" (Fuente: CubaDebate)
dario45666 18 agosto 2020 - 8:56 AM
me da muca alegria ver que hay jovenes que,a pesar del ocultamiento culpable,por historiadores que solo reducen la historia a los ninos sin escuelas y prostitutas de "antes" y los ninos felices,,jovenes cultos y de ciencia de "ahora"....En vez de buscar en el embargo y los EEUU los cubanos debian repasar la historia,como lo hace el autor,a ver como,a partir de una analisis critico pueden enmendar los errores,pedir las disculpas correspondientes y tener una vision mas objetiva del desastre que han hecho los Cientificos Marxistas a nuestro maltrecho pais.En verdad,no nos mereciamos esto !!!
tony antigua 18 agosto 2020 - 9:10 AM
La ofensiva, la UMAP, la zafra del 70, el Cordon de La Habana, el Plan Alimentario, la Revolucion Energética, los Trabajadores sociales, la dolarizacion-desdolarizacion- redolarizacion, el Plan Alimentario, el quinquenio gris, el Proceso de Rectificación de errores, la desactivacion de la industria azucarera....la enumeracion seria larga. El mas grave problema de este país , que ha terminado diluyendo a la Revolución, ha sido que la propia Revolución se ha institucionalizado en un Gobierno heredero de esta que ha cometido error tras error, tras error, sin rendir cuentas mas alla del reconocimiento que algunas veces hizo de la equivocación. Han sido muchos años de "nos equivocamos, no importa, cambiamos y seguimos. Nadie puede hacerlo mejor. Somos nuestros propios críticos." Quizas la frase mas costosa de este proceso ha sido la de convertir el revés en Victoria, porque los reveses se han acumulado y por Victoria se entiende tan solo a la supervivencia de un modelo y un grupo de poder.
eduardo 18 agosto 2020 - 11:36 AM
Pero entre otras muchas cosas le faltó el clásico de 1986 "Ahora si vamos a construir el socialismo". Es imperdonable como olvidar el disparate de los disparates.....
Carlos 18 agosto 2020 - 9:33 AM
Es bueno ir al pasado, y creo que de cierta manera el articulo eso hace. Primero recordar quien fue el que impulso la tristemente llamada ofensiva revolucionaria que acabo con los pocos negocios privados que quedaban en la isla de Cuba en el año 1968. Con la llamada Ofensiva Revolucionaria, anunciada por Fidel Castro el 13 de marzo de 1968, en un discurso en la Escalinata de la Universidad de La Habana, todos los pequeños negocios privados que aún quedaban fueron intervenidos, lo que hizo a los cubanos depender absolutamente del Estado hasta para remendar los zapatos. Por aquellos tiempos, Fidel, entre movilizaciones y discursos, como poseído simultáneamente por los espíritus de Lenin y el Che, deliraba sobre la abolición del dinero, el trabajo voluntario, la emulación, el hombre nuevo, la moral comunista y el diversionismo ideológico. La Brigada Che Guevara, por iniciativa del Máximo Líder, con buldóceres y dinamita, destruía millares de hectáreas de bosques en todo el país para dedicar esas tierras al cultivo de la caña. Y para sembrar café caturra en el Cordón de La Habana -otra iniciativa del Comandante para la que movilizó a millares de personas e invirtió cuantiosos recursos-, la susodicha brigada arrasó las arboledas que rodeaban la capital, para dejar a los habaneros sin frutas y sin sombra. A pesar de la inspiración maoista de la Ofensiva Revolucionaria, Cuba se alineaba cada vez más con la Unión Soviética. Quedó demostrado cuando el 23 de agosto de 1968 Fidel Castro justificó la invasión soviética en Checoslovaquia con el argumento de que “era necesaria para proteger al socialismo de sus enemigos, los imperialistas”. En recompensa, unos meses después, el gobierno soviético volvió a renovar su garantía de ayuda militar a Cuba en caso de un ataque norteamericano, y viajó a La Habana el vicepresidente Vladimir Novikov para firmar un tratado comercial permanente de la Unión Soviética y los países del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) con Cuba. En el campo cultural arreciaban los vientos del dogmatismo y la intolerancia. Para los creadores cada vez se se hacía más estrecho el significado del “dentro de la revolución” enunciado por Fidel Castro en junio de 1961. En octubre de 1968, la concesión del Premio de Poesía “Julián Casal” al poemario “Fuera del juego”, de Heberto Padilla, y el de Teatro “José Antonio Ramos” a “Los siete contra Tebas”, de Antón Arrufat, desataría una tormenta, puesto que ambos libros fueron considerados por las autoridades como “contrarrevolucionarios”. Los comisarios tenían en la mirilla a Heberto Padilla desde que hacía meses había participado en una encendida polémica con Lisandro Otero en El Caimán Barbudo, donde además de defender la concesión del Premio Biblioteca Breve de SeixBarral a Tres tristes tigres, de Guillermo Cabrera Infante, había advertido, tomando como referentes lo ocurrido en la Unión Soviética y Europa Oriental, sobre los peligros de la interferencia estatal en la cultura. Los integrantes del jurado de poesía, José Lezama Lima, José Z. Tallet, Manuel Díaz, el peruano César Calvo y el británico John Michael Cohen, a pesar de las intensas presiones que recibieron para que no votaran por el libro de Padilla, se mantuvieron firmes y decidieron concederle el premio por su calidad literaria. Los jurados fueron convocados por la dirigencia de la UNEAC a una asamblea, o mas bien una reprimenda, que duró varias horas y estuvo presidida por José Antonio Portuondo y Félix Pita Rodríguez, el presidente de la Sección Literaria, quien llegó a asegurar la existencia de “una conspiración de intelectuales contra la revolución”. Finalmente, aunque a los autores no se les pagó el premio ni les dieron el viaje a Moscú, “Fuera del juego” y “Los siete contra Tebas” fueron publicados con un prólogo a modo de coletilla, que estaba firmado por el “Comité Director de la UNEAC”, pero fue presumiblemente escrito por José Antonio Portuondo, donde se afirmaba que “…esa poesía y ese teatro sirven a nuestros enemigos, y sus autores son los artistas que necesitan para alimentar su caballo de Troya…” Desde el periódico Juventud Rebelde comenzaron los ataques no solo contra Padilla y Arrufat, sino también contra Virgilio Piñera, César López, José Lorenzo Fuentes, Rogelio Llopis, José Rodríguez Feo y otros. Aquellos ataques contra los escritores aumentaron de intensidad cuando a partir de noviembre de 1968 empezaron a provenir de Verde Olivo, la revista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que era dirigida por el teniente Luis Pavón. Los rabiosos artículos, en alguno de los cuales llegaron a calificar a Cabrera Infante y Virgilio Piñera como “autores irrelevantes”, aparecían firmados por Leopoldo Ávila, pero se sabía que era un seudónimo tras el cual se amparaban el teniente Pavón y José Antonio Portuondo. Antón Arrufat pasaría más de catorce años de ostracismo antes de que lo rehabilitaran, pudiera llevar a escena “Los siete contra Tebas” y le concedieran el Premio Nacional de Literatura. Padilla y su esposa Belkis Cuza Malé irían a parar a la cárcel en 1971. Pero el caso Padilla -como se conoció aquel infame proceso reminiscente del estalinismo que le granjeó el gobierno cubano la ruptura con muchos destacados intelectuales que hasta entonces le habían apoyado- se inició realmente en aquel año 1968 que tan nefasto resultó para los cubanos.
Eugenio 18 agosto 2020 - 9:39 PM
Interesante.
Manuel* 18 agosto 2020 - 9:59 AM
Es muy raro. Estoy totalmente de acuerdo con esta entrada. Si la iniciativa privada no suministra un bien o servicio con eficacia a un precio razonable, la solución no consiste en suprimirla. Es mejor dejar que la administración pública oferte ese bien o servicio a un precio razonable, y la empresa privada quebrará. Así, en esa lucha, el ciudadano se quedará con el mejor de los mundos. Así sucede, por ejemplo, en los países donde coexiste la educación pública y la privada. En su competencia se refuerzan para mejorar ambas.
Luis Enrique 18 agosto 2020 - 10:29 AM
Esa es una de las cosas por las que no puedo ver a Fidel como "el genio" y el "magnánimo" que pintan en casi todos lados. Me es imposible aceptar que él no estaba claro de lo insuficientes e ineficiente que sería centralizar y burocratizar toda la actividad económica. Así mismo tampoco puedo aceptar que no conocía el beneficio político y económico que supone esto para la clase dirigente de la cuál él era el máximo responsable y para entonces el único líder. Las buenas intenciones valen poco cuando el resultado es mediocre, especialmente si no corriges el resultado y aceptas la equivocación. Supongo que por aquella época en la que los que no teníamos nada aceptamos que el Estado(Fidel) nos regalara casi todo solo por ser pobres, se reforzó la falsa creencia de que éramos pobres porque había unos pocos con más. La revolución de Fidel definitivamente vino a demostrar que la frase sí puede validarse. Hoy somos pobres porque ellos, los dirigentes, fueron los que tomaron todo el poder y capacidad de acción, hasta amparados por la ley y por la constitución. Espero que las nuevas medidas sean una manera de corregir semejante barbaridad y afrenta contra la inteligencia y la capacidad humanas y la historia nos absuelva a nosotros por haber confiado ciegamente en personajes que simplemente o no tenían idea de lo que estaban haciendo o eran bastante calculadores. Pero en cualquier caso sí supieron ser manipuladores brillantes.
Isaías 18 agosto 2020 - 10:50 AM
"Espero que las nuevas medidas sean una manera de corregir semejante barbaridad y afrenta contra la inteligencia y la capacidad humanas"... ¿"Nuevas medidas"? ¿Cuáles? ¿Cómo se están implementando? ¿Cuáles vienen siendo los resultados que la gente ya puede palpar?
Montecristo 18 agosto 2020 - 10:54 AM
Estaría muy bien eso de que ofrecieran disculpas pero también deberían ofrecer las debidas compensaciones económicas. Como bien dice, muchos de esos negocios fueron construidos desde cero con el sacrificio de familias enteras, con sus ahorros, y fueron nacionalizados de un día para otro.
Raul G. 18 agosto 2020 - 11:05 AM
Muy acertado su artículo está disculpa se suma a las que deben pedir por la creación de la UMAP , por el proceso de profundización de la conciencia revolucionaria en las universidades de lo que se ha escrito muy poco, por los quinquenios grises en nuestra cultura y por muchas cosas más. Que trabajo cuesta reconocer que nos equivocamos .
Andrea 18 agosto 2020 - 11:20 AM
BRAVO! por eso y por tantas cosas deberían disculparse y compensar pero lo dudo. A mi bisabuelo, español de origen, que vino a Cuba a emprender y empeñó sus mejores años en crear un bien familiar le expropiaron su óptica y por demás 30 mil pesos propios que tenía en la caja de dicho lugar, así sin más, además de 4 casas que había adquirido con su trabajo digno y hoy bien que nos vendrían a la familia que ha crecido pero esos mal nacidos han hecho lo que les ha dsdo la gana con este país y lo han llevado a la ruina generalizada hablando solo de salud y educación, dos derechos elementales que en otros países también son gratuitos. Muchas mentiras eso sí, mientras ellos, la casta dirigente ha vivido bien y en nuestras casas por tanto tiempo sin generar ni producir nada, parásitos han sido de esta sociedad y vergüenza debería darles.
Joaquin Benavides 18 agosto 2020 - 11:35 AM
Joany Rojas. Tienes razon, la Ofensiva Revolucionaria en 1968, hace 52 anos, fue un enorme error, cuyas consecuencias estamos todavia pagando. Pero como error politico se admitio autocriticamente en el Primer Congreso del Partido en 1975, por el mismo que pronuncio las palabras en la escalinata de la Universidad de la Habana. Te recomiendo que busques el Informe Central a ese Congreso. El estudio de la historia debe servir para no repetir los errores. Las consecuencias profundas de aquellos errores del 68, que no fueron solo la confiscacion a las pequenos propietarios privados, aun no han sido resueltas. Y no se resolveran mientras no se apliquen los Acuerdos de los VI y VII Congresos del Partido Comunista de Cuba, refrendadps en la Constitucion de 2019, que llevan entre 5 y 10 anos sin aplicarse. Sin embargo, no te quejas que la Conceptualizacion del Modelo economico que lleva 5 anos de aprobado no acaba de aplicarse, a lo que tambien obliga la Constitucion. No es malo pasarle la cuenta a la generacion que se equivoco, pero pàra la generacion presente es irresponsable no exigir, al menos, que lo acordado hace 5 anos se aplique. Aquella generacion se equivoco por accion, pero esta, la tuya, puede equivocarse por omision. Y de esa equivocacion, con profundas repercusiones para la generacion presente y las futuras, tambien tendras que sentirte responsabilizado tu. No busques solo los errores del pasado, ocupate tambien de tus responsabilidades y las de tu generacion y lucha porque no te tengas que arrepentir en el futuro de no haber sido consecuente.
Isaías 18 agosto 2020 - 11:43 AM
"Pero como error politico se admitio autocriticamente en el Primer Congreso del Partido en 1975, por el mismo que pronuncio las palabras en la escalinata de la Universidad de la Habana." Solo se admite un error cuando se enmienda, no cuando se persiste en el error, cosa que hizo el mismo que pronunció las palabras en la escalinata de la Universidad aquel fatídico 13 de Marzo de 1968.
jrrrok 18 agosto 2020 - 3:03 PM
Joaquin Benavides: usted tiene razón, a las presentes generaciones nos toca exigir que nuestro gobierno cumpla con su parte, con lo que le corresponde, en este caso, la aplicación del modelo de conceptualización económica ya aprobado. Nos toca a nosotros exigir que pase de ser letra muerta en el papel a pasos y hechos concretos de nuestra realidad. Sin embargo, recuerde que para entender el presente es necesario hurgar en el pasado. Para entender el inmovilismo y la desidia gubernamentales en la aplicación de dicha conceptualización, es necesario buscar las razones en el pasado. Haber creído que se había hallado la solución definitiva para la construcción de una sociedad que se pretendía perfecta, y luego, al cabo de cinco décadas, poner en práctica un modelo económico que contradice aquello, no es tan fácil. Romper las cadenas de aquellos dogmas, que tuvieron su origen en aquel momento, no es como coser y cantar. En cuanto al reconocimiento público del error que se cometió, pues no sirvió de nada. Todo siguió igual y mire usted donde estamos hoy. Gracias por su comentario. Atentamente Joany Rojas.
Javier el otro 19 agosto 2020 - 4:58 AM
O sea, que apenas 7 annos despues se admitio el error. Y si se admitio, que se hizo entonces para tratar de corregirlo o rectificarlo? El o los responsables hicieron algo? Renunciaron? Paso algo?
Azul 18 agosto 2020 - 11:55 AM
Profesor Benavides : Hace unos años le pregunté a un periodista ,de los que salía a diario por televisión,el porqué no se pedía disculpas por la salvajada del 68. Respuesta : "Oye,tienes que tener cuidado con lo que tú hablas,mirar delante de quien lo dices ". Y eso fue hace menos de diez años. Ahora dice usted que en el Primer Congreso se reconoció el error. Pues bien,dobles culpables los dirigentes entonces. Primero metiendo la pata en el 68 y después no reparando en lo absoluto todo el año que hicieron. Y para colmo,si es como dice usted,y le creo, hemos tenido que esperar más de 50 años para que más menos se abran un poquillo nada más les rendijas para respirar. Pero sin mencionar lo nefasto del proceder.
Junior Jr 18 agosto 2020 - 11:59 AM
Pedir disculpas seria el principio de su final, los de mas arriba son los mismos que en el 68 llevaron a cabo la barbarie, asi que no pediran perdon ni se retiraran del poder hasta que mueran. Y no fue nacionalizacion, fue expropiacion porque a los duennos de esos bares, tiendas y timbiriches, le quitaron la propiedad y les dieron un salario para seguir trabajando en el mismo lugar que habian construido. En el caso de mi pueblo, la mayoria de los negocios eran de espannoles emigrados, llegados casi que hasta descalzos y trabajaron como jornaleros guardando cada centavo hasta construir su pequenno negocio. La expropiacion del 68 destruyo el pueblo que se consideraba prospero, hoy gracias a la ley de Memoria Historica, muchos barrios estan medio vacios, y el dia que aprueben para los biznietos se queda vacio.
dario45666 18 agosto 2020 - 12:09 PM
En verdad,me he emocionado con este articulo !! Las ideas de libertad no mueren !!Por supuesto que la generacion que construyo el engendro que nos destruyo,tambien es la culpable de que no podamos enmendar los errores.al haber construido un sistema totalitario,con una solo voz y asignando al resto de los ciudadanos el papel de : cuando haga falta pedir recargas, remesas,desear que derroten a trump o que levanten la mano cuando deben. Aun hoy vemos a los causantes de la debacle,clamando por que se apliquen los Lineamientos y la Conceptualizacion !!!! Como los jovenes se pueden conformar con esos engendros continuistas ???.Un pais abierto,plural y digno es lo que se debe pedir en el siglo XXI no querer convertirnos en subditos casi esclavos como los chinos,vietnamtas,coreanos,etc,etc !!!! una pregunta al autor : ha visto al Comandante con la medalla de la Caridad al cuello???Posiblemente,no.pero eso es historia !!!como Meyer Lansky con Batista .....o no ??
zenon 18 agosto 2020 - 12:54 PM
pedir disculpas? ......... hasta ahora nada de lo que ha cambiado ha sido enunciado como un "desfacer entuertos". Ni los cubanos de nuevo en los hoteles (que desde la suspensión de la prohibición han representado al menos la tercera parte de las ganancias del turismo, datos publicado hace años en Bohemia), ni la posibilidad de vender y comprar casas o carros, ni el viajar libremente... todo ha ocurrido por "necesidad" impuesta por las circunstancias, a regañadientes. No porque es justo, o porque es mejor, o porque es lo verdaderamente liberador y revolucionario. Ofensiva revolucionaria? cuando se detuvo? el epíteto de revolucionario, la imagen de una ofensiva, unívoca, uniforme, imbatible, indetenible, violenta, se continuó cultivando y utilizando, y aún se utiliza, para aplastar cualquier vestigio de alteridad, diversidad, aleatoriedad, naturalidad. Hombre nuevo? No, lo que verdaderamente se quería construir era el hombre incondicional, el soldado, el hombre sin voluntad propia, el hombre nuevo estuvo allí, lo contemplaron, lo conocieron, pero no bastaba, porque era honrado, creía de verdad en los ideales y no en la sinrazón. No pueden pedir disculpas, no lo harán ellos, los mismos, con vidas entregadas, dotadas de sentido, por formar parte de la máquina, porque son la máquina aplanadora de la ofensiva. A eso es lo que llaman compromiso, compromiso con ellos mismos, con sus testículos, todo su esquema de actuación les parece una hombradía, sin darse cuenta que empezaron siendo quijotescos sin nunca llegar a la sabiduría de sancho para gobernar la ínsula Barataria. Y no vieron cuando pasaron de buenos a malos, a convertirse en lo contrario de lo que fueron, y la pluma del destino no les concederá ni siquiera el castigo de morir cuerdos. Así que no habrá disculpas, no las hubo.
Isaías 18 agosto 2020 - 1:20 PM
Su comentario es sencillamente magistral, Zenon. Gracias.
Manuel* 18 agosto 2020 - 4:11 PM
No habrá disculpas, no las hubo y no las queremos. Se disculpa quién quiere enmendarse para que sigamos confiando en él. No es el caso, por lo que es mejor que no se disculpen.
José M. Cruz 18 agosto 2020 - 1:04 PM
Muy atinado, justo y apropiado en este tiempo de "corrección de errores" aunque no se le llame así. Fue un gran disparate económico, político y social con desastrosas repercusiones que, como bien dices, aún padecemos los que decidimos quedarnos y seguir luchando por la Revolución. Dicen que Carlos Rafael Rodríguez alertó sobre el error pero no fue escuchado. No se si será cierto o es un rumor para salvar su imagen.
Atanasio 18 agosto 2020 - 2:11 PM
No se enteró de esto y de muchas cosas más. Habrán muchos que se sientan incómodos con tantos disparates y tratan de borrar la historia como sea.
Héctor Acosta 18 agosto 2020 - 2:43 PM
Este análisis no tiene en cuenta el hecho de que si Cuba no hubiera sido afectada directamente por la política agresiva de EEUU y sus aliados, la historia hubiera podido ser otra. Hoy no nos estaríamos cuestionando por qué ahora si antes...
Jose A. Huelva G 18 agosto 2020 - 5:04 PM
Dudo mucho, pero muchísimo que la historia hubiera sido otra. Verá. Sin la política agresiva de EEUU o sea "sin el embargo" quizá Cuba habría tenido mas dinero y holgura en teoría. Pero tengo muy claro algo que aprendí en un libro de RTK: el dinero magnifica la calidad de persona que eres, lo mismo pasa con gobiernos, instituciones, etc: Si eres juicioso, ahorrador, metódico y cuidadoso de tus actos económicos, el tener dinero no hará mas que dar prosperidad, si eres un inconsciente derrochador, sin método creyendo ser Dios en la Tierra no importa cuan grande sea la suma que obtengas, al final estar en la ruina es solo cuestión de tiempo. Si algo se demuestra, solo juzgando por la cantidad de deudas mil millonarias contraídas por Cuba con un montón de países de todo el mundo es que ha habido despilfarro, corrupción y mala administración. Yo dudo mucho que eso hubiera cambiado al no tener un embargo. Es mas creo que sin el embargo las deudas serían aún mayores.Y no es que juzgue a la ligera. Es que son ya mas de 60 años de demostraciones. No sé que otra cosa pudiera convencerme de lo contrario a estas alturas.
jrrrok 18 agosto 2020 - 3:28 PM
Héctor Acosta: Pensar lo que hubiera sido este país sin la hostilidad de los EEUU, es un ejercicio de imaginación que le confieso va más allá de mis facultades, no obstante no estaría mal dicho ejercicio de vez en cuando. En cuanto a las medidas de expropiación llevadas a cabo en la ofensiva revolucionaria que se inició en 1968, no tuvo tanto que ver con el conflicto con nuestro vecino del norte como con la intención y el ideal que se tenía de construir una sociedad nueva, despojada de todo acomodamiento burgués. Una de las razones fundamentales que expuso Fidel en el discurso para el cierre de los negocios privados, fue la de que sus dueños ganaban más dinero que un obrero o que cualquier trabajador estatal, y eso no podía ser. Esto también tenía que ver con la idea de llevar a cabo el concepto del "hombre nuevo", ideado por el Che. O sea, personas austeras, dispuestas al sacrificio, sin ambiciones materiales ni privilegios, dispuestas a inmolarse. En fin, fue más una cuestión interna, bastante alejada de los estira y encoge con el imperialismo. Ni siquiera los soviéticos entendieron las razones para llevar a cabo semejante disparate. Gracias por su comentario. Atentamente Joany Rojas
Onelio Nelson García 18 agosto 2020 - 3:53 PM
La Ofensiva nos llevó de la mano, o a empujones, hacia el año del Esfuerzo Decisivo y el Año de los Diez Millones: el bienio a olvidar. El año 1968 fue el último en que celebramos una Nochebuena y una Navidad en muchos años. Para mis recuerdos de adolescente campesino fue el comienzo de mi verdadero Primer Período especial. En el campo no encontrabas ningún condimento ni especias: ajo, cebolla, tomate, ají, pimienta, laurel, comino, orégano, vainilla, etc., etc. desaparecieron como por arte de magia. La política de abastecimiento con racionamiento estipulaba que en las zonas rurales no se distribuyera leche, mantequilla, puré de tomate, papas, compotas, huevos, pescado, jamón, queso, carne de cerdo, embutidos, harina de trigo y otros muchos productos, por considerar que los campesinos podían producir por si mismos la mayoría de esos productos. ¡Qué falacia! La cuota normada por la Libreta de Abastecimiento no alcanzó nunca para más allá de los primeros 10 días, algo que no ha cambiado más de medio siglo después. Recuerdo a mi madre moliendo fideos en la maquinita de moler carne para preparar algo que pareciera arroz; se tostaban unas semillas blancas que les llamaban “nescafé” y se molían para colar algo parecido al café pero que sabía a rayos y era endulzado con raspadura o miel de abejas, pues la azúcar prieta (la única que daban) no alcanzaba, supongo porque había que hacer dulces de lo que fuera: mangos, guayabas, coco, tallo de frutabomba, maní, ajonjolí, ciruela, cereza criolla y la fruta que apareciera. Durante todos esos años el almuerzo fue harina de maíz con leche (el que tuviera una vaquita) y muy rara vez un pedazo de yuca dura o un boniato. También se hacía vino de calabaza y las ciruelas tiernas se metían en salmuera para que hicieran el papel de aceitunas en un fricasé de pollo “del patio” sin papas. Fueron también los días en que nuestras tías tejían todo el día para hacernos calcetines, que para ahorrar hilo solo se hacía la parte superior, pues el pie iba desnudo. Con 16 años y para ingresar en la Academia Naval del Mariel en 1969, mi madre tiñó de negro un pantalón verde olivo del uniforme de milicias de mi papá y le modificó los bolsillos, la camisa se hizo del único mantel decente que conservaba mi abuela, para alguna ocasión especial o alguna visita importante, que nunca llegó. Los zapatos iban muy lustrados, pero las punteras estaban cosidas por mí con alambre barnizado de enrollar motores. Tanto el año 1969 como el 1970, se movilizaron cientos de miles de trabajadores de los pueblos y las ciudades para ir a trabajar a los campos, se sembraba caña hasta de noche a la luz de los tractores, en tierras apenas aradas el día anterior y con un pase de picadora y sin surcar. No importaba si se mal roturaba un potrero de pastos de una vaquería, la meta de caballerías de caña a sembrar había que cumplirla, costara lo que costara. Lo importante era cumplir. Muchos de los que les tocó trabajar en el campo, eran “ciquitrillados” de la Ofensiva Revolucionaria, otros muchos estaban en campamentos cerrados de aquellos que habían pedido su salida del país. Mi pueblo se quedó sin barberos, zapateros, barrenderos, todo cerrado, en las cafeterías te vendían unas “borras” de café servidas en pomitos de compota, el agua al tiempo y en vasos improvisados de botellas de refresco cortadas con un cabuya y candela.
Raul Sobrino (el sofista) 18 agosto 2020 - 4:01 PM
Quizás únicamente se trató de una respuesta ante ante una situación económica que se veía venir: el gobierno no podía o no quería seguir con los gastos en los que incurriria supliendo de materia prima a los negocios privados, fuera de harina a las panaderías, de carne a las carnicerías, de cerveza a los bares, y de otras tantas cosas más que se hacían necesarias para que se mantuvieran funcionando; de ahí que llegaran a determinar que lo mejor que se podía hacer era acabar con los servicios privados, con lo que a su vez se remataron los alicientes o estímulos que quedaban para ganar dinero trabajando. Si ya el dinero no servía para adquirir casi nada, ni un helado, ni un pan caliente, ni un emparedado con papa frita, ni un jugo de naranja, para qué entonces trabajar?
Teresa Díaz Canals 18 agosto 2020 - 4:07 PM
Pedir disculpas sería excelente por ese disparate y por todo el derrumbe de una sociedad. La única disculpa posible sería que abandonaran el poder y se convocaran elecciones libres cada 4 años. Se cumpliría por primera vez el sueño martiano, democrático, para el bien de todos.
Nelson García Valdes 18 agosto 2020 - 4:53 PM
Por auien está hablendo si ud no había nacido en el 68, para decir "cuando creíamos que los ideales se cosían a mano y que teníamos el paraíso a la vuelta de la esquina" Se cometieron errores pero se logró una igualdad social nunca vista, que para muchos fue beneficiosa y para otros no, como explica alguien en los comentarios, fueron pobres como nosotros. El estado estableció en aquellos momento un resarcimiento a los propietarios afectados acordé al nivel económico de aquella época u muchos se sumaron al proceso revolucionario pues veían en el logros objetivos para la sociedad. Indudablemente se afectó a un gran número de propietarios q continuaron o no dentro del proceso, Yo era un adolescente y vi el apoyo casi total del pueblo a esas.medidas persiguiendo un sueño de mejoras e igualdades nunca añadas y así se desarrolló Cuba y todos tuvimos las mismas oportunidades, me hice ingeniero aunque era hijo de un guaguero. Después de fue cerrando el cerco y apretando desde el exterior al pueblo para tratar de aplastados. Por q no analizas esaa circunstancia para ver q pais hubiera podido realizar la mitad de sus sueños. Aparte, todos los gobernantes del mundo no viven igual q el pueblo q dirigen y en Cuba q no es una excepción suscede. Ahhhh y no es embargo es BLOQUEO q ni en la pandemia nos permiten adquirir medicinas ni petróleo.
Jose A. Huelva G 19 agosto 2020 - 3:14 AM
"Se cometieron errores pero se logró una igualdad social nunca vista, que para muchos fue beneficiosa y para otros no" Nelson García Valdes, eso se llama Igualitarismo y es mas perjudicial que el Capitalismo salvaje. Se ha explicado mil veces, pero ahí va la 1001: Cuando ud reparte los beneficios entre todos por igual, ud desincentiva a los que mas producen/aportan para seguirlo haciendo, porque recibirán lo mismo, no importa cuanto se esfuercen y desincentiva a los que menos producen porque también recibirán lo mismo sin importar cual mal lo hagan. Entonces la producción de bienes y servicios indudablemente decaerá y ud tendrá una posición estable por el tiempo que duren los recursos con que cuente en ese momento y el tiempo que dure la "adaptación" de la gente a la nueva situación. El resultado final, es lo que tenemos en las calles de Cuba hoy, lo que tiene Venezuela, lo que tuvieron todos los países ex-socialistas de Europa del Este y bueno todos los socialistas en general, porque ninguno hasta ahora ha demostrado lo contrario. El Socialismo es "muy bueno para repartir riquezas", pero muy malo para producirlas. Lo que en realidad produce, es pobreza para todos. Todo lo que tocan se destruye y en el caso cubano tenemos la costumbre de vivir pidiendo sin pagar y pegados a toda economía afín medianamente próspera que lo permita. Duele, pero es la verdad sin tapujos. Ya en un comentario anterior aquí mismo le decía a otro comentarista el porqué dudo mucho que una Economía cubana sin el embargo hubiera sido próspera. Y es que si ud no tiene buenos hábitos económicos, no importa cuan grande sea la suma de dinero y riqueza que ud pueda tener, al final siempre estará quebrado, porque su mentalidad es pobre. Es mas mientras mas dinero le den, mas grande será su quiebra. Pero además no es tan difícil de demostrar: Súmense todos los montos de deuda de Cuba desde el 60 y descuéntele el monto del embargo adeudado por EEUU, (el cual personalmente creo que es un fraude), pero igual verá un saldo positivo. Solamente con la URSS fueron 30 000 millones hasta el 90, (sin contar facilidades de negocios, regalías y armamento militar que no entran en eso). Pero además hubieron deudas con México, Argelia, Canadá, China, el Club de París, Argentina y otra cantidad grande de países. Después aparece Venezuela con tratos de ensueño para Cuba, que aún no terminan. Y todavía resulta que nuestra economía depende pero en un altísimo porcentaje de las remesas que llegan de EEUU de esos mismos cubanos que repudiaron al sistema y ahora tienen que ayudar a su familiares (rehenes económicos). Otra cosa, sé que existe un embargo, pero este no prohíbe la compra de medicinas, salvo por cuestiones de Seguridad Nacional en EEUU. Ud. no puede pretender que si tengo 3 respiradores y necesito 8 en medio de la crisis de Corona, yo le venda 2 a ud. Eso no resiste un análisis.
Javier el otro 18 agosto 2020 - 5:23 PM
Precisamente por lo que dice este articulo y otros de similar corte es que no puedo dejar de ver al liderazgo de FC como siempre lo vi. Y es por la misma razon por la que digo que nos toca a TODOS los cubanos tratar de arreglar lo que nos han dejado como pais.
tony antigua 18 agosto 2020 - 6:05 PM
Con la autocritica a la Ofensiva en el Congreso de 1975, de haber sido sincera, estaban a tiempo de rectificar, purs habian pasado solo 7 años, pero no lo hicieron. Pedirle a las nuevas generaciones que exijan a un Gobierno en el que no creen, lo que generaciones anteriores no exigieron a quienes si creian, es algo para lo que no encuentro sentido, por decir algo respetuoso. La Revolucion se terminó en ese mismo 1968, a partir de ahi entro a funcionar un Gobierno heredero de esa Revolucion, cuyo principal objetivo es mantener una zona de confort que permita mantener el poder.
tony antigua 18 agosto 2020 - 6:09 PM
Nelson García. Fue un error y el apoyo popular no lo hace menos grave. El pueblo a veces se equivoca sobre todo cuando quienes tienen su confianza lo inducen a equivocarse. El error fue de casi todos, es cierto. La responsabilidad historica es de unos pocos.
Juan Carlos Rizo Tamarit 18 agosto 2020 - 7:01 PM
Algo a lo que no se refiere el texto, es que la finalidad de la Ofensiva Revolucionaria del 68, era privar de independencia económica a personas que podrían ser de oposición o apoyarla.
Chris 18 agosto 2020 - 10:46 PM
Brillante! Ahí en 1968 comenzó el verdadero desastre...ahí se enterró el porvenir de Cuba...y la Revolución perdió definitivamente el rumbo para caer en el engendro que es hoy.
jrrrok 18 agosto 2020 - 11:13 PM
Nelson García: El hecho de no haber vivido aquella época no me quita el derecho a cuestionar o celebrar el hecho al que me refiero en el texto, al contrario, justo por no haberla vivido y estar alejado en el tiempo, tengo otra perspectiva que usted no tiene por haber vivido el hecho en sí. Por otra parte, no creo que democratizar la pobreza a todos por igual sea ninguna hazaña. En cuanto a las indemnizaciones a las que usted se refiere, ninguna compesación podía remediar el hecho de la pérdida del patrimonio familiar, en muchos casos obtenido con grandes sacrificios, sin robarle a nadie, ni desviar nada de ningún lado, como sucede hoy. Y por último, el hecho de que estas medidas tuvieran el apoyo popular es comprensible por el contexto, pero no significa que que dichas medidas fueran lo correcto. En la Alemania nazi, Hitler tenía el apoyo mayoritario del pueblo alemán. ¿Acaso eso significa que no estaba equivocado? Gracias por su comentario. Atentamente Joany Rojas
Guillermo 18 agosto 2020 - 11:16 PM
Es natural que el joven Joany Rojas, no sepa que el Movimiento Revolucionario que, tras de una guerra civil armada, derroco una tiranía impuesta en Cuba mediante un violento Golpe de Estado que violento en principio la entonces vigente Constitución de 1940….Que esa lucha armada, luego de alcanzar la victoria el Primero de Enero de 1959, se constituyó en Gobierno Provisional y, amparado en esa misma y reconocida Constitución del 40, comenzó por hacer valer ante todo, el derecho del pueblo trabajador regresandole sus derechos a un mejor salario y la disminución razonable de los costos y gastos públicos y sociales de primera necesidad, como la alimentación básica. Ninguna de esas medidas, así como las de Estatalizar las tierras improductivas (entonces en manos de latifundistas y terratenientes criollos y extranjeros), fueron ejecutadas fuera de aquella Constitución… El Gobierno Revolucionario, no se enfrentó a “Opositores” que defendieran violaciones de la Constitución sino, a una Clase Social criolla y extranjera, que hasta esos momentos disfrutaban de acciones ilegales y violadoras de esa Constitución. De inmediato, la reacción de esos “opositores internos” mancomunados por los antiguos miembros y los (cómplices nacionales y extranjeros) de la derrotada tiranía golpista comenzaron a sacar las uñas enfrentándose a lo que ellos imaginaban como “un grupo de soñadores descamisados . incompetentes y harapientos”…. Amparados en esa misma Constitución, El Gobierno Revolucionario, desde el mismo año 1959, fue devolviendo cada golpe contra las medidas que favorecían las condiciones del pueblo, con las consecuentes Nacionalizaciones e Intervenciones de las industrias, comercios y unidades (sin distinción de tamaño y alcance económico productivo de esos centros) que violaran o se negaran a cumplir con las medidas dictadas…. No fue el Gobierno Revolucionario, el que se negó a rebajar los alquileres, ni el que se negó a aumentar el salario mínimo a los trabajadores; no se negó a garantizarle a los trabajadores, los fondos de jubilación (que durante años, frecuentemente eran robados y desaparecidos en todo o en parte según el gobierno de turno), no fue el G.R, el que le dijo a los propietarios de almacenes y bodegas de víveres, que no cumplieran con las regulaciones a la estandarización de los precios a los productos alimenticio de primera necesidad. No fue ese gobierno, el que se negó a venderle el azúcar a los EEUU, no fue la revolución, la que se negó a venderle a Cuba el petroleo necesario para refinar y garantizar el funcionamiento de las industrias y el servicio automotor del país, no fue la revolución, quien se negó a “ayudar al gobierno de los EEUU”, para que pudiera defenderse de las bandas organizadas, armadas y dirigidas desde un país extranjero, no fue el gobierno de Cuba, el que organizó un ejercito armado para desembarcar en los EEUU. No señor Joany, eso no fue un simple problema “Ideológico”, sino una verdadera lucha Social; no se trataba de una lucha de pobres contra ricos, ni de quitarle a unos para dárselo a otros, ni de ninguna filosofía “igualitaria”, era un simple problema de darle la posibilidad a todos los cubanos, para que pudieran prepararse para obtener una vida digna, que pudieran alcanzar todos los objetivos que se propusieran, gracias a sus propios esfuerzos individuales, sin necesidad de explotar a sus semejantes, sin necesidad de delinquir ni de rebajarse ante amenazas extranjeras. Esa lucha no fue por simple “idealismo”, sino por vergüenza, por honor, por la dignidad de todo el pueblo… La Revolución nunca intentó que los gobernantes de otros países atacaran política, económica y comercialmente al pueblo de Cuba. No fue Cuba quien ha mantenido aislado al pueblo norteamericano durante mas de 60 años. Acaso, nunca alguien fue capaz de enseñarte, que el Gobierno y Pueblo de Cuba, desde los primeros meses de su nacimiento como Gobierno Revolucionario, se formó y nutrió con la participación de la masa trabajadora, los estudiantes y de todos aquellos que sin importarle ningún tipo de nivel social, estaban dispuestos a luchar por una sociedad mejor para todos, libre y soberana, no por oprimir a unos a costa de otros, sino, por disminuir las grandes diferencias que existían entre una clase y otra. Joany, tu no viviste esa época, cuando desde los EEUU, se alentaba a los trabajadores a que abandonaran el país, esperándolos y conduciéndolos mediante diferentes maniobras y chantajes a ingresar en las filas del un ejercito gestado, concebido y preparado para revertir el proceso reivindicatorio de los trabajadores; nadie te contó, que aquellos que no accedían a participar en esos grupos, carecían de ayudas económicas para valerse en esa jungla salvajes y de resentidos que tomó a Miami como el cuartel de sus aspiraciones revanchistas. Acaso tu te crees, que las “limitaciones para viajar a los EEUU” era un asunto de puro capricho de la “Dirigencia Revolucionaria”…. Nadie te contó, que desde un principio, fueron manipuladas todas las organizaciones sociales no gubernamentales, religiosas y sindicales existentes en el país, para hacer campañas, propagandas, organizar grupos de acciones y sabotajes, organizar a los inconformes para organizarlos en grupos contra revolucionarios en las lomas y zonas montañosas de Cuba, acosando a los campesinos, a los trabajadores, a los jóvenes Maestros y toda obra social creada por la revolución para beneficio de todo el pueblo, de manera que se mantuviera una vida de acoso constante contra el pueblo y sus fuerzas revolucionarias, como estrategia para los futuros planes de agresión e invasión militar…..Es una pena, que nadie te explicara cosas tan simples como, “Que ningún puesto de fritas, puede desarrollar bien su sencilla actividad comercial, sin la existencia de un poco de carne para hacer las fritas”, que, nadie puede desempeñar una actividad por su propia cuenta y riesgo, si no tiene posibilidades reales de obtener la base o materia prima para realizarlo…. Que, como consecuencias del Cerco (para no hablar de bloqueos o, como quieran y tengas aprendido llamarle) a eso que mantienen contra Cuba, limitando desde hace mas de 60 años su libre desarrollo económico y comercial; todos los esfuerzos fundamentales de la revolución han tenido que compartirse entre, las necesidades primarias de vida de toda la población, la defenza armada contra todo intento de agresión y, el esfuerzo por salir industrialmente del sub desarrollo comercial, debiendo invertir grandes esfuerzos humanos y económicos en la formación de ciudadanos profesionalmente bien formados, independientyemente a las creencias e ideologías de los mismos, lo cual da como consecuencias que aquellos débiles ideologicamente se desempeñen vilmente contra quien se sacrificó para su formación pero esas cosas son parte de la vida… Como es posible Joany, que luego que nacieras, aunque nadie te contara sobre, que entre las fundamentales causas Ideológicas que amparan al pueblo de Cuba para mantener sus logros sociales, prima su Plena Soberanía de toda injerencia extranjera, siendo esta, la primera “divisa” de la revolución…… Yo creo Sr. Joany, que no son los Dirigentes de la Revolución (ni la alta ni la baja) los que deben pedir algún tipo de disculpa al pueblo de Cuba… No, ya en 1968, luego de 10 años de lucha por subsistir en medio de tantos y variados ataques y formas de restricciones para que la revolución declinara en su empeño de lucha “Social”, la revolución estaba intentando hacer una contra ofensiva, realizando y trazando una “Ofensiva Revolucionaria del Pueblo”, la cual en su momento dio sus frutos obligando a que los enemigos tuvieran que cambiar algunos de sus viejas formas….No crea usted, que alguna de las organizaciones creadas por la Revolución fueron creadas por puro gusto y placer de alguien… No Sr Joany, los CDR, los Batallones de LCB, la aproximación a los países de Euracia, la adquisición de armamentos, alimentos, industrias etc etc, en los entonces países socialistas no fue por problemas de entrar en el comunismo, sino, porque fue la única puerta abierta que se encontró luego de la explosión del buque La Cubre. Son otros muchos falsos ideólogos, pensadores y oportunistas los que realmente tienen pendiente pedirle perdón al pueblo de Cuba no por faltas ideológicas sino, por su falta de visión y pensamientos individualistas, retrógrados, llenos de ambición e intereses personales…. El Socialismo, siempre será esgrimido de una forma “Terrorífica” por una clase social que teme a la fuerza de los Empleados o Trabajadores y, sabiendo que solamente con su ayuda podrán revertir un proceso Socio Político de los Trabajadores, califican al Socialismo como lo peor de la humanidad, el enemigo de todos los seres humanos, el fracaso de todo pueblo…..Cabe preguntar, ¿Si no sirve como Sistema Socio Político, cual es la razón para que no le permitan destruirse ellos mismos?....... Hay cosas que deben quedar bien claras, una de ellas es que… El mundo no puede existir y mucho menos desarrollarse, sin el concurso de los EMPLEADOS y de los EMPLEADORES…… Lo demás relacionado a eso, es circunstancial…..La mas grande villanía que pueda cometer un Trabajador, un Intelectual nacido y formado entre trabajadores, es el de no solamente traicionar sus orígenes sociales sino, el desempeñarse como vocero de los enemigos de su sociedad.....,, Recuerde algo, que para mi es muy importante diferenciar..... Una "Lucha entre Clases Sociales" es la forma de lograr alcanzar el poder de gobernar un país.... Ese poder, será mas justo para la mayoría de la sociedad mientras menos diferencias económicas existan entre Empleados y Empleadores..... Una "Lucha entre Clases Sociales" solamente es posible ganarla, mediante la participación de la mayoría del pueblo Trabajador, La Clase Social de los EMPLEADORES solamente pueden alcanzar el poder "engatusando" a los EMPLEADOS para convertirlos en enemigos de su propia clase.....
Jagger Zayas Querol 19 agosto 2020 - 12:06 AM
Se pregunta el autor por qué nadie alertó de que aquello era un disparate. Sí, hubo alerta, como también la hubo cusndcel Ministro del Azúcar, en 1969 alertó que no se podrían producir los 10 Millones de Toneladas en la Zafra del 70. Resultado: Fidel quitó al Ministro. El siempre fue un arrogante y se vestía con disfraz de humilde cada vez que se reunía con el pueblo o iba a cenar el 31 de diciembre, con colectivos obreros. Pura populacheras! El nunca permitió que le contradijeran, so pena de desbaratarlo como ente social y dado que tenía el apoyo popular, gracias al enorme poder de manipulación que tenía, siempre sintió la autoridad que el pueblo le concedió, pero como dijo una vez, que si perdia las elecciones, gobernaría en minoría. Ese gobierno en minoría sólo se puede traducir como dictadura o tiranía con fuerte represión popular. Los siervos, cuales lacayos feudales, siempre aplaudían sus "geniales" decisiones y continuaron disfrutando las "mieles del poder" y no imaginaban que por no ser "históricos" eran completamente desechables. Hasta el pueblo podía ser desechable. Y con la Ofensiva Revolucionaria fue desechado y a pesar de todo, siguieron soñando en ese futuro brillante de libertad, igualdad y fraternidad que nunca, al igual que en la Revolución Francesa, nunca llegó.
jrrrok 19 agosto 2020 - 1:57 AM
Guillermo: Por lo que usted dice en su comentario, ya veo que usted es de los que tildan de enemigos a todos aquellos que disienten o cuestionan sobre aspectos de la realidad social y política de nuestro país y la Revolución. Quizá yo peque de ignorante de todo eso que usted dice (y créame, no es tan así) pero posturas como la suya, de ver en todo aquel que tiene una visión diferente un potencial enemigo, nos han hecho muchísimo daño, y usted bien debe saberlo. Por otro lado, no es necesario que nadie me cuente nada de lo que usted dice, con ver y vivir el atolladero en el que hoy estamos metidos, me basta. Por supuesto que no puede ignorarse en esto el papel que ha tenido el acoso y asedio constante de la hostilidad de EEUU hacia Cuba. Pero tampoco pueden ignorarse las erróneas políticas internas que han derivado en años de mala administración, de pésima gestión económica, de estancamiento, de miserias y escaseces que hubieran podido evitarse con una política económica coherente. Sin embargo, aquí estamos, ahora al cabo de seis décadas, tratando de rectificar un modelo económico obsoleto que nunca fue funcional. El bloqueo norteamericano es bien dañino, pero ese daño no hubiera sido tan fuerte con una economía más abierta y diversa. Puedes bloquear a un gobierno y sus instituciones, pero no a miles de cubanos exportando e importando libremente, participando activa y libremente en la economía, como sucede y es normal en cualquier país. Si no pregúntele a los vietnamitas, que tuvieron una guerra equivalente a cien bloqueos, que además estuvieron bloqueados y sancionados por los EEUU, y para cuando el gobierno de ese país levantó dicho bloqueo en la década de los noventa, ya habían llevado a cabo reformas económicas que les habían permitido salir adelante. Ah, pero nuestros dirigentes nunca quisieron dar su brazo a torcer, sacrificando en ello el bienestar del pueblo. Por último, no soy vocero de nadie más que de mí mismo, y mucho menos el enemigo, antes de decir eso, debería pensar en todos aquellos funcionarios que usan su cargo para enriquecerse, y que, más que facilitadores de su gestión, son un lastre para el bienestar del pueblo y la supervivencia misma de la Revolución. Esos y los otros, los de afuera, son los verdaderos enemigos. Gracias por su comentario. Atentamente Joany Rojas
Guillermo 20 agosto 2020 - 9:26 PM
Sr. Joany, permítame recordarle, que aquí lo que se debate no es «Mi posición» ya que así como usted lo dice, pudiera parecer que «yo soy de esos que tildan a los demás.. de cualquier cosa.»…. Yo no soy ajeno a la existencia de los errores y des aciertos cometidos durante mas de 60 años en el intento de lograr una sociedad mucho mas justa para la mayoría del pueblo….. No soy de esos que esconden la participación de muchos oportunistas en cargos de diferentes niveles de la Dirección del país… Ni, de los que se esconden para acusar directamente con el dedo a todos los que por su descontrol, por sus intereses personales, ambiciones y hasta por ineptos y estúpidos, han permitido y/o participado directa o indirectamente en actos de vulgares delincuentes, corrupción, malversación etc,. No hay una nota mía en estos medios, que cuando se habla de las fechorías a nivel de barrios, donde no recuerde que es prácticamente imposible para un ser humano, cometer cualquier acción delictiva sin la ayuda o participación de alguien mas…. Pero en fin, ya supongo que le quede claro “que yo no soy de esos” como usted dice….Para aclarar mejor los criterios emitidos por mi respecto a su… (Realmente no tengo experiencias literarias y no se como se llama su escrito publicado en la JC), respecto a su historia relacionada a la La Ofensiva Revolucionaria en 1968….. Todo lo que he referido en mi escrito o comentario anterior ha sido, considerando ante todo que usted se confiesa desconocedor de esa época y, de la manera en que usted relata esa realidad del discurso dando comienzo o instando al pueblo a “La Ofensiva Revolucionaria”, no deja lugar siquiera para que alguien pueda llegar y analizar que eso no llegó en paracaídas sino como consecuencias de una cadena enorme y gruesa de acontecimientos entorpecedores a las aspiraciones del pueblo, si, porque no debe tener duda alguna de que toda es historia no era la simple aspiración de un dirigente como Fidel, es el Pueblo de Cuba el que aun aspira a lograr esas indiscutibles mejoras para la gran masa de trabajadores del país…. Es precisamente el pueblo, el que confía en las acciones honestas y preñadas de justicia social que debería emanar por medio de tantos profesionales de todas las esferas y sectores que se han formado gracias al sacrificio de muchos miles de trabajadores cubanos…. Usted habla de los “ideales” y una Sociedad Nueva, si esa es la idea solo que la sensibilización de un ser humano, no es cosa de un día para otro, mucho menos de un enorme grupo social que ha vivido toda la vida dentro del maravilloso sistema social de “Sálvese el que Pueda”, donde cada cual ha dedicado todo su tiempo a salir del gran bache de la pobreza, afincándose en la cabeza y el lomo de cualquiera que le quede a su alcance…….Si no te diste cuenta por lo que te decía en mi anterior comentario; todo lo que se realizó en cada momento,; todas las medidas que fueron tomadas con mejor o peor acierto, con mas o menos eficiencia y eficacia, fueron realizadas con el objetivo de mantener la existencia de un sistema social diferente al ya conocido donde impera la voluntad de los mas poderosos….Antes de hablar de corrupción, debemos centrarnos en el asunto del Sistema Socio Político, lo cual constituye el punto fundamental de tu publicación en La JC….Según pude entender de esa publicación, estas clamando por aquellas pequeñas empresas o negocios como las que hubieran salvado a la revolución o al menos solucionar los graves problemas alimentarios del pueblo…..Te diré, que yo no creo que ningún Estado ni mucho menos se Gobierno, deban dedicarse al “Timbiricheo” como decimos en buen cubano a esos negocios sencillos pero muy útiles para todos en diferentes momentos pero, también creo, que ningún timbiriche puede funcionar ni producir algo sin “materia prima”, por muy “emprendedor que se quiera denominar, esos empresarios requieren una base para poder procesar lo que ofertan…. El reparador de fosforeras necesita, ademas de las piezas para repararla, del gas y de las piedras…..Cosas que no se encuentran ala vuelta de la cuadra ni quien te la regale….Ya te dije anteriormente de la historia del puesto de fritas, para obtener la carne…. Aunque muchas personas no lo consideran así, “El Tranque” comercial y económico afecta a todos, no solo a la gestión del gobierno….Durante muchos años, los “Grandes Emprendedores” de estos tiempos en Cuba, generalmente clandestinos, para poder hacer caminar sus negocios, han tenido que auto suministrarse de cosas desviadas del lugar que le corresponde (con ayuda y participación o favores de alguien) sea algún trabajador directo, Administrativo o Dirigente porque solo no se puede cometer esos delitos….Sería larga la historia de los diferentes negocios que aun obtienen su “materia prima” de esa forma…..En países super capitalizados como los EEUU, no son pocos las Empresas (de diferentes tamaños y objetivos) que a pesar de tener todo lo necesario a su alcance, inventan sus propias maniobras para disminuir gastos reales, reflejando los mismo costos y obtener mejores ganancias…..Si Sr., el asunto Ideológico no es fácil en ningún Sistema Socio Político y, aunque en este mundo solamente existen “Dos Sistemas Socio Políticos” por el cual debemos escoger y luchar por uno de ellos, siempre encontraremos algunos problemas semejantes entre ambos…. Pero también hay grandes diferencias, fundamentalmente en los objetivos ya que en uno de ellos, el objetivo fundamental radica en garantizar una existencia decorosa a toda la sociedad, dándole a todos las mismas posibilidades para que puedan mejorar cada vez mas sus condiciones de vida conforme al desempeño de sus propios esfuerzo…. Mientras que en el otro, cada cual es libre de desempeñarse a como de lugar si quiere mejorar su vida y, en ese caso “todo vale”…… Claro, es muy fácil defender a ese Sistema, cuando ya se logró un nivel Profesional que lo respalde para realizar cualquier actividad (le valga el título o no), pero, cuando no se ha tenido posibilidad de estudiar ni la primaria, no se puede aspirar a muchas cosas en un mundo con ese Sistema…..Máxime, cuando usted puede estar seguro, que “Nadie se puede hacer Millonario” trabajando honradamente…. Aquí en los EEUU, cualquiera puede Crear una Compañía solamente llenando los modelos, pagando los gastos de la apertura y las cuotas anuales para poder operar….. Claro, tiene que hacer sus TAXES anuales y cotizar al Fisco…. Si no produjo nada, si no ingresó nada, eso no es problema para el gobierno (aunque siempre le chequearan sus cuentas) pero ese no es el caso de Cuba ni de los llamados “emprendedores”….Le diré, que yo soy del criterio de que es imposible desarrollar cualquier país, sin una plena armonía entre Empleadores y Empleados (fíjese que no me meto en asuntos de Burgueses y Trabajadores, ni de Ricos y Pobres) pues eso ya es otro asunto muy diferente; también le diré, que lograr tal armonía dentro de un Sistema Socio Político Capitalista, cuesta mucho mas trabajo que en el otro Sistema (note que no lo considero Imposible, sino mucho mas difícil)….. En el caso de Cuba, también tengo el criterio de que es mucho mas fácil, “Arreglar”, los problemas y deficiencias internas que intentar hacer cualquier tipo de cambio del Sistema actual; en primer lugar porque esos cambios tomarían muchos mas años y, no creo que pudieran realizarlo sin la participación de los mismos Trabajadores que posteriormente tendrían que reconocer su gran error y, ellos o sus descendientes se ocuparían de rectificarlo mas tarde o temprano… Salvo que el Sistema Capitalista, renunciara a sus propios principios de existencia para conservar los logros sociales que le brindan a todos las mismas oportunidades para estudiar, la salud etc…. El asunto de la corrupción, para no alargarnos mas, es muy fácil, porque no existe un gobierno “puro” en ninguna parte del mundo, no por los Presidentes, sino por aquellos que viven de la política y logran vivir de espaldas a los Controles y Fiscalizaciones…. Todo aquel que realmente desee de buena fe, ayudar a solucionar los problemas de Cuba, debería desempeñarse primeramente en lograr la terminación de todo tipo de ingerencias foraneas en los asuntos de Cuba, ingerencia que se mantiene por salvaguardar los privilegiados conceptos del Sistema imperante en casi todo el mundo, haciendo ver como algo imposible, el funcionamiento de un sistema socio politico al cual no le dan oportunidades de desempeñarse libremente, siendo los primeros promotores de esas limitaciones algunos de los mismos cubanos que abandonaron a Cuba por diferentes situaciones, algunas de ellas por causas politicas pero, generalmente por michas otras razones donde podemos incluir, delitos comunes, negocios y enriquesimientos ilicitos y otros tipos de ambisiones y aspiraciones personales……Muy pocos de esos compatriotas dejan de ser otra cosa que «Empleados» mejor pagados que en cualquier otro pais, pero son eso, TRABAJADORES QUE SE CONSIDERAN o se creen Flamantes Capitalistas burgueses, que viven luchando cualquier dinerito extra por si algun dia se enferman gravemente y pierden todo lo que tienen…. Así es la vida.
MARLENE AZOR HERNÁNDEZ 19 agosto 2020 - 3:18 AM
NI LA CONCEPTUALIZACIÓN NI LOS LINEAMIENTOS SIRVEN PARA NADA.Son documentos con una narrativa como los manuales soviéticos de materialismo histórico, que en cada párrafo aluden al "futuro luminoso" pero no tienen ninguna concreción. No hay diagnóstico de la situación que siempre esta oculta a la población.No hay una sola medida concreta hacia los supuestos objetivos de bienestar y desarrollo, no hay fechas de rendición de cuentas de esos objetivos de prosperidad.Así por ejemplo, los burócratas se permiten decir el disparate de que sólo a través del estado es que se puede importar y exportar y que eso pasa en todos los lugares del mundo, o el otro disparate del "encadenamiento" productivo que es una sumisión total del privado individual o cooperativo a empresas estatales parasitarias para producir y vender en una asimetría de monopolio contra los pequeños y medianos productores de bienes y servicios, ese es otro disparate que no ocurre en ningún otro lugar del planeta.El "encadenamiento productivo" en el mundo libre no es eso.O el otro disparate de crear tiendas en dólares cuando los trabajadores cubanos no son pagados en esa moneda, en vez de liberar las fuerzas productivas y estimular el desarrollo de los productores de bienes y servicios.Todo esto ocurre porque el sistema no permite ni la discrepancia ni que le corrijan la plana, y amordazó a las ciencias sociales cubanas desde hace 60 años, ni ciudadanos ni académicos pudimos discrepar y cuando discrepamos fuimos "barridos" hacia la cárcel el insilio y el exilio.NO es que el gobierno se confunda y cometa errores, es que los comete por décadas exprofeso para mantenerse en el poder,embrutece a las nuevas generaciones, no permite la democracia y reprime a todos los discrepantes. Yo esperaba y espero que las nuevas generaciones perfilen muy claramente que no se quiere y qué se quiere, pero veo que el embrutecimiento que comanda el gobierno por la mordaza a los medios y el bajo nivel de las Ciencias Sociales en el país, fruto de los sesenta años de totalitarismo, los coloca en la desventaja de descubrir el agua tibia, todos los días, porque no tienen instrumentos de conocimiento y análisis por vivir en una sociedad cerrada. Coincido con el autor en casi todo pero el ¿1968? y ¿la conceptualización y los lineamientos como referentes?. No lo creo.La ausencia HEREDADA de acumulado de conocimiento y de análisis crítico, los hace muy ingenuos.
dario45666 19 agosto 2020 - 12:01 PM
profesora,me parece que al autor hay que felcitarlo.En un pais donde el pensamiento unico se ha cultivado por 60 anos desde la cuna al entierro,poner en tela de juicio una de las acciones que nos han traido hasta aqui,es digno de elogio !! No se puede pedir peras al olmo !!! mire como le han respondido los "mejores "...
G 19 agosto 2020 - 6:02 AM
Te falto algo fundamental en tu artículo, que se llama contexto histórico. Valorar el ayer con la visión del hoy hace parecer que habla un erudito, pero no es así. Errores hay, pero en su momento fueron también soluciones necesarias. Hoy estos artículos lejos de ayudar a cerrar heridas solo vuelven a reabrirlas. Se necesita la crítica pero con más contexto y aritas y menos parcialidad.
Ernesto 19 agosto 2020 - 12:01 PM
G, usted me disculpa, pero no hay contexto histórico que justifique las idioteces en materia económica y social de este gobierno. Soluciones?, depende de que buscaba solucionar el gran Fidel, si era destruir la independencia económica y linchar la vida de tantas personas, incluso cubanos que hicieron hasta más que el por lograr un cambio y lograr que la Revolución triunfara, si, definitivamente fue la solución. Ya basta de hacer oídos sordos cuando se habla de todo lo mal que ha hecho el Gobierno simplemente porque "hiere", actitudes como esas son las que han llevado al país a la ruina. Se le dejo el control total de un país a un hombre que lo único que sabía era como ser un buen cabildo, tener el don de la palabra, en la práctica solo fue de proyecto en proyecto fracasado. Estoy seguro que hubo algun "erudito" como dices en aquel entonces que pensó que la ofensiva revolucionaria era un disparate, al igual que pensó seguramente que más disparate aún sería custionar al gran hombre.
dario45666 19 agosto 2020 - 9:54 AM
sin duda que el autor cometio un gran error : poner en duda el Dogma,tan bien defendidoen algunos comentarios.para los creyentes,joany,lo hecho esta bien hecho y los que investigan y dudan,son unos ignorantes a los que habria que enviar a un campamento de educacion revolucionaria,con corte de cana adjunto.para que aprendan a pensar,porque,los liberales'los de ideas basadas en la duda,asi como como los homosexuales,como los partidarios de Trump.son enfermos que necesitan "arreglos ".Lo que hay que llegar a ser es : un individuo tan falta de dudas como el que describio hace muy poco,aqui,la historia breve de la revolucion gloriosa.!!! Aun asi,te admiro,claro no es facil dentro de tantas certezas,dudar !!!
Herrera 19 agosto 2020 - 5:22 PM
Yo a veces tengo dudas, quizás porque nací ya cuando la revolución tenía 15 años, y muchas de las medidas radicales ya estaban establecidas y a toda máquina. Fue la revolución desde sus primeros días, la que trató de imponer un ideal y un proyecto de unos cuantos de sus ejecutores y para esto atacó, hostigó, persiguió, criminalizó, bloqueo, embargó, apartó a todo aquel que fuera un obstáculo, peligro, o no se alineaba con el nuevo ideal, para la imposición de este proyecto, incluyendo mucho de sus propios hacedores, o fueron las fuerzas opuestas las que pensaron que en un juego democrático podían convivir o revertir este proceso tan radical, y comenzaron a atacar el proceso, al darse cuanta de las intenciones de imponerlo? Si la única opción para subsistir que tuvo el proceso fue la URSS y el CAME, entonces los oponentes, tenían alguna otra opción que no fuera USA? De verdad no creen que hubiera sido mejor, un proceso abierto democrático, que restaurara los derechos de todos y que sobreviviera sin imposición o atrincheramiento, que se transformara y perfeccionara sobre la marcha manteniendo todas las estructuras democráticas y los derechos ciudadanos incluso, corriendo el riesgo de desaparecer? Creo que el miedo a que se revirtiera el proceso, a que los que tenían una ideología , y proyecto de país en sus mentes, una ambición de poder y muchas ganas de hacer, lo cerraron tanto, que lo echaron a perder. Esta misma revolución, si se hubiera dejado abierta, con derecho a la oposición, dedicada a trabajar, no con muchos brazos solamente, como se trató de hacer, sino también como muchas voces y mentes, con prensa libre, con peligros y todo hubiera tenido mejores resultados para el país, aún cuando el proceso se hubiera terminado o interrumpido a los pocos años. Ya Cuba no iba a ser la misma, de antes del 59, era la oportunidad de hacerla mejor, sobre la base de lo que ya teníamos, era el darle lo que nos faltaba y eso no se podía imponer, al menos no por 61 años, a costa de la libertad de muchos cubanos que equivocados o no, pesaban y piensan que podía hacerse diferente. El error porque se debe pedir perdón, es por cerrar el juego, dejar una parte importante sin derechos, creerse dios o dioses todos poderosos, que nos liberaron de algo malo y que por tanto, lo que nos traían era algo mejor, y sin discusión, era algo que teníamos que aceptar sin críticas, ni oposiciones, por agradecimiento, algo que ya era y es según ellos lo que nos merecemos a perpetuidad, porque de lo contrario, lo que nos toca es Batista de nuevo.
Guillermo 20 agosto 2020 - 9:24 PM
Herrera, creo que usted en su comentario no está equivocado, yo también considero que todo hubiera sido mucho más fácil realizándolo con adecuada "transición".... Es lógica la pregunta que usted mismo se hace en su primer párrafo y, pretendo darle mi opinión por tener yo, al nacer esa revolución 14 años de vida (6 de ellos haciendo trabajos en la calle) para ayudar a la familia.... No se si usted ha escuchado por diferentes medios, los grandes elogios que algunas personas hacen al referirse a la en aquellos tiempos vigente Constitución, conocida como "La Constitución del 40".... Pues resulta que esa Constitución no se cumplía prácticamente desde su nacimiento, ademas de que nada evitaba que sus preceptos pudieran ser alterados según las voluntades de los legisladores y gobernantes que estuvieran prestos a aumentar sus caudales personales.... Así que el nuevo gobierno provisional revolucionario, comenzó por hacer valer los verdaderos logros obreros de esa Constitución del 40, comenzando por establecer un aumento de los salarios mínimos, ponerle un freno a los desmesurados precios de los alquileres, haciéndole una reducción del 50%, reduciendo los gastos por los servicios públicos a la población, estableciendo una regularización y estabilización de los Servicios Sociales, reduciendo todos los salarios gubernamentales y congelandolos. Así llegaron a la "estatalización" de las tierras ociosas y entrega a los campesinos para que las explotaran.......Pero, todas esas medidas, a pesar de que causaron molestias a una parte de los casatenientes y terratenientes del país, estaban amparadas por la vigente y anteriormente violada Constitución. El gran problema surgió, cuando se le puso un freno a las recomendaciones de los EEUU para "un buen gobierno" incluyendo el adecuado asesoramiento por medio del Embajador...... Hasta ese momento, en Cuba solamente se había "expropiado" todos los medios, muebles e inmuebles obtenidos de forma delictiva por los miembros, familias y amigos del régimen anterior, tanto los que dejaron al irse como aquellos que fueron descubiertos posteriormente, sin importar el nivel o clase social del responsable del hecho.......Así fue como comenzaron a llamarla "revolución roja", comunista, del demonio etc..., claro, que junto a las hermosas frases también se unieron las acciones para frenar las tendencias progresistas y soberanas que hasta ese momento eran las que se desarrollaban en el país..... Es posible, que de no haber ocurrido tales interferencias extranjeras hubiera transcurrido con normalidad y satisfacción para todos en el país, pero eso nadie lo pudo vaticinar y. mucho menos ahora.....No dudes la realidad de que fueron muchas las personas, incluyendo a algunos de los que se jugaron la vida en las lomas, que el triunfo de las tropas revolucionaria constituía para ellos "una gran oportunidad" para ocupar buenos puestos militares, civiles y de gobierno, fundamentalmente para continuar con la misma música con nuevos bailadores....Puedes estar seguro, que todas las medidas tomadas por la revolución, desde las primeras hasta el sol de hoy, no hay ninguna que "Excluya" a una parte de la sociedad cubana.....A los Dirigentes de la Revolución se le puede culpar por errores, fundamentalmente por el de exceso de confianza en algunas cuestiones pero nunca, por haber tomado decisiones fundamentales y radicales o, de extremo, con tal de preservar la plena soberanía..... Eso es lo que realmente los enemigos de la revolución y, de la mayoría del pueblo de Cuba no le perdona a los verdaderos Dirigentes de la Revolución y del Gobierno....
- CódigoAbierto360° | CódigoAbierto360° 19 agosto 2020 - 5:43 PM
[…] Más […]
Guillermo 20 agosto 2020 - 1:16 AM
Sr. Joany, permítame recordarle, que aquí lo que se debate no es "Mi posición" ya que así como usted lo dice, pudiera parecer que "yo soy de esos que tildan a los demás.. de cualquier cosa.".... Yo no soy ajeno a la existencia de los errores y des aciertos cometidos durante mas de 60 años en el intento de lograr una sociedad mucho mas justa para la mayoría del pueblo….. No soy de esos que esconden la participación de muchos oportunistas en cargos de diferentes niveles de la Dirección del país… Ni, de los que se esconden para acusar directamente con el dedo a todos los que por su descontrol, por sus intereses personales, ambiciones y hasta por ineptos y estúpidos, han permitido y/o participado directa o indirectamente en actos de vulgares delincuentes, corrupción, malversación etc,. No hay una nota mía en estos medios, que cuando se habla de las fechorías a nivel de barrios, donde no recuerde que es prácticamente imposible para un ser humano, cometer cualquier acción delictiva sin la ayuda o participación de alguien mas…. Pero en fin, ya supongo que le quede claro “que yo no soy de esos” como usted dice….Para aclarar mejor los criterios emitidos por mi respecto a su… (Realmente no tengo experiencias literarias y no se como se llama su escrito publicado en la JC), respecto a su historia relacionada a la La Ofensiva Revolucionaria en 1968….. Todo lo que he referido en mi escrito o comentario anterior ha sido, considerando ante todo que usted se confiesa desconocedor de esa época y, de la manera en que usted relata esa realidad del discurso dando comienzo o instando al pueblo a “La Ofensiva Revolucionaria”, no deja lugar siquiera para que alguien pueda llegar y analizar que eso no llegó en paracaídas sino como consecuencias de una cadena enorme y gruesa de acontecimientos entorpecedores a las aspiraciones del pueblo, si, porque no debe tener duda alguna de que toda es historia no era la simple aspiración de un dirigente como Fidel, es el Pueblo de Cuba el que aun aspira a lograr esas indiscutibles mejoras para la gran masa de trabajadores del país…. Es precisamente el pueblo, el que confía en las acciones honestas y preñadas de justicia social que debería emanar por medio de tantos profesionales de todas las esferas y sectores que se han formado gracias al sacrificio de muchos miles de trabajadores cubanos…. Usted habla de los “ideales” y una Sociedad Nueva, si esa es la idea solo que la sensibilización de un ser humano, no es cosa de un día para otro, mucho menos de un enorme grupo social que ha vivido toda la vida dentro del maravilloso sistema social de “Sálvese el que Pueda”, donde cada cual ha dedicado todo su tiempo a salir del gran bache de la pobreza, afincándose en la cabeza y el lomo de cualquiera que le quede a su alcance…….Si no te diste cuenta por lo que te decía en mi anterior comentario; todo lo que se realizó en cada momento,; todas las medidas que fueron tomadas con mejor o peor acierto, con mas o menos eficiencia y eficacia, fueron realizadas con el objetivo de mantener la existencia de un sistema social diferente al ya conocido donde impera la voluntad de los mas poderosos….Antes de hablar de corrupción, debemos centrarnos en el asunto del Sistema Socio Político, lo cual constituye el punto fundamental de tu publicación en La JC….Según pude entender de esa publicación, estas clamando por aquellas pequeñas empresas o negocios como las que hubieran salvado a la revolución o al menos solucionar los graves problemas alimentarios del pueblo…..Te diré, que yo no creo que ningún Estado ni mucho menos se Gobierno, deban dedicarse al “Timbiricheo” como decimos en buen cubano a esos negocios sencillos pero muy útiles para todos en diferentes momentos pero, también creo, que ningún timbiriche puede funcionar ni producir algo sin “materia prima”, por muy “emprendedor que se quiera denominar, esos empresarios requieren una base para poder procesar lo que ofertan…. El reparador de fosforeras necesita, ademas de las piezas para repararla, del gas y de las piedras…..Cosas que no se encuentran ala vuelta de la cuadra ni quien te la regale….Ya te dije anteriormente de la historia del puesto de fritas, para obtener la carne…. Aunque muchas personas no lo consideran así, “El Tranque” comercial y económico afecta a todos, no solo a la gestión del gobierno….Durante muchos años, los “Grandes Emprendedores” de estos tiempos en Cuba, generalmente clandestinos, para poder hacer caminar sus negocios, han tenido que auto suministrarse de cosas desviadas del lugar que le corresponde (con ayuda y participación o favores de alguien) sea algún trabajador directo, Administrativo o Dirigente porque solo no se puede cometer esos delitos….Sería larga la historia de los diferentes negocios que aun obtienen su “materia prima” de esa forma…..En países super capitalizados como los EEUU, no son pocos las Empresas (de diferentes tamaños y objetivos) que a pesar de tener todo lo necesario a su alcance, inventan sus propias maniobras para disminuir gastos reales, reflejando los mismo costos y obtener mejores ganancias…..Si Sr., el asunto Ideológico no es fácil en ningún Sistema Socio Político y, aunque en este mundo solamente existen “Dos Sistemas Socio Políticos” por el cual debemos escoger y luchar por uno de ellos, siempre encontraremos algunos problemas semejantes entre ambos…. Pero también hay grandes diferencias, fundamentalmente en los objetivos ya que en uno de ellos, el objetivo fundamental radica en garantizar una existencia decorosa a toda la sociedad, dándole a todos las mismas posibilidades para que puedan mejorar cada vez mas sus condiciones de vida conforme al desempeño de sus propios esfuerzo…. Mientras que en el otro, cada cual es libre de desempeñarse a como de lugar si quiere mejorar su vida y, en ese caso “todo vale”…… Claro, es muy fácil defender a ese Sistema, cuando ya se logró un nivel Profesional que lo respalde para realizar cualquier actividad (le valga el título o no), pero, cuando no se ha tenido posibilidad de estudiar ni la primaria, no se puede aspirar a muchas cosas en un mundo con ese Sistema…..Máxime, cuando usted puede estar seguro, que “Nadie se puede hacer Millonario” trabajando honradamente…. Aquí en los EEUU, cualquiera puede Crear una Compañía solamente llenando los modelos, pagando los gastos de la apertura y las cuotas anuales para poder operar….. Claro, tiene que hacer sus TAXES anuales y cotizar al Fisco…. Si no produjo nada, si no ingresó nada, eso no es problema para el gobierno (aunque siempre le chequearan sus cuentas) pero ese no es el caso de Cuba ni de los llamados “emprendedores”….Le diré, que yo soy del criterio de que es imposible desarrollar cualquier país, sin una plena armonía entre Empleadores y Empleados (fíjese que no me meto en asuntos de Burgueses y Trabajadores, ni de Ricos y Pobres) pues eso ya es otro asunto muy diferente; también le diré, que lograr tal armonía dentro de un Sistema Socio Político Capitalista, cuesta mucho mas trabajo que en el otro Sistema (note que no lo considero Imposible, sino mucho mas difícil)….. En el caso de Cuba, también tengo el criterio de que es mucho mas fácil, “Arreglar”, los problemas y deficiencias internas que intentar hacer cualquier tipo de cambio del Sistema actual; en primer lugar porque esos cambios tomarían muchos mas años y, no creo que pudieran realizarlo sin la participación de los mismos Trabajadores que posteriormente tendrían que reconocer su gran error y, ellos o sus descendientes se ocuparían de rectificarlo mas tarde o temprano… Salvo que el Sistema Capitalista, renunciara a sus propios principios de existencia para conservar los logros sociales que le brindan a todos las mismas oportunidades para estudiar, la salud etc…. El asunto de la corrupción, para no alargarnos mas, es muy fácil, porque no existe un gobierno “puro” en ninguna parte del mundo, no por los Presidentes, sino por aquellos que viven de la política y logran vivir de espaldas a los Controles y Fiscalizaciones…. Todo aquel que realmente desee de buena fe, ayudar a solucionar los problemas de Cuba, debería desempeñarse primeramente en lograr la terminación de todo tipo de ingerencias foraneas en los asuntos de Cuba, ingerencia que se mantiene por salvaguardar los privilegiados conceptos del Sistema imperante en casi todo el mundo, haciendo ver como algo imposible, el funcionamiento de un sistema socio politico al cual no le dan oportunidades de desempeñarse libremente, siendo los primeros promotores de esas limitaciones algunos de los mismos cubanos que abandonaron a Cuba por diferentes situaciones, algunas de ellas por causas politicas pero, generalmente por michas otras razones donde podemos incluir, delitos comunes, negocios y enriquesimientos ilicitos y otros tipos de ambisiones y aspiraciones personales......Muy pocos de esos compatriotas dejan de ser otra cosa que "Empleados" mejor pagados que en cualquier otro pais, pero son eso, TRABAJADORES QUE SE CONSIDERAN o se creen Flamantes Capitalistas burgueses, que viven luchando cualquier dinerito extra por si algun dia se enferman gravemente y pierden todo lo que tienen.... Así es la vida.
C.A.F.Rodriguez 20 agosto 2020 - 10:16 AM
Rojas Rodriguez, lo felicito en su escrito.
Sines Peranza 20 agosto 2020 - 7:22 PM
La Ofensiva Revolucionaria aunque trascendente hasta el dia de hoy por el evidente destrozo de la economía y la sociedad que provocó, solo fue un ejercicio mas del poder absoluto que ejercia el máximo lider como dueño absoluto del poder. En eso era insuperable, revolucionar todo lo que se pudiera, a golpe de bandazos y sin respetar la institucionalidad y las costumbres. Fue un golpe bajo a estratos menos pujantes y acomodados del pais, a los que sumó a la ya creciente lista de siquitrillados, utilizando un termino muy usado en esos tiempos. Un numero de esos propietarios afectados, siguieron fieles al proceso, esperanzados en ese futuro de pais que ya empezaba a irse definitivamente por la alcantarilla. Yo no se si hay quienes se creyeron esa disculpa de 1975, que por demás sus mismos promotores guardaron en una gaveta durante mas años todavía y que por su vocación decididamente colectivista, irreal y huérfana absoluta de la condición humana, serán incapaces de implementar con honestidad. Solo ceden por fuerza mayor ante la tempestad y tan pronto sale el sol se retrotraen Aunque esté escrito en la constitución, en los Lineamientos o lo tuvieran tatuados en la piel, no respetan ni lo sagrado ni lo profano. Como si tuvieran escrúpulos. Como si la historia no les esté condenando. El unico aliciente que sostiene el espiritu a muchos cubanos es haber visto al que pronuncio esa frase, consciente del fracaso irreversible de su obra. Tuvo tiempo para vivir su fracaso, y solo la soberbia y el orgullo lo disimulaban ante el projimo. Ya desde los lejanos fines de los 90, sabia que se necesitaba una figura ajena a esa maquinaria obsoleta para relanzar la idea de un “mundo mejor” y esa figura fue Chavez, que no pudo concretar la misión. Ya en Cuba quedaba y queda una revolución podrida que solo sobrevive por los puntales y los arriostres que se diseñaron para que trascendiera en el tiempo a como diera lugar, entre ellos el acogotamiento de todos sus habitantes, despojados de todos sus autenticos derechos políticos. Porque casi nadie puede creer en la democracia de su cerradas estructuras politicas, a las que se accede solo a través de la lealtad y la incondicionalidad. Porque es patetico que este pais sobreviva de manera cada vez mas dependiente por el dinero y los recursos de sus enemigos, aquellos que fueron renegados y que de alguna manera estan atrapados en esa diabolica maquinaria centripeta que se activa a convenencia, ajena a todo principio y dignidad revolucionaria presente en el discurso cotidiano de su dirigencia . Creo que la nación cubana es tan vital y tan resiliente que podrá reconstruir su futuro y sobreponerse a este asalto a su institucionalidad y a su estado de derecho. Por supuesto que la revolución hizo obras que hay que admirar y salvaguardar en muchos campos, pero no la exime del daño profundo que ha hecho y en demasia, apropiandose de heroes, martires y el sacrificio de todo una nación para instaurar una ideología y un proyecto de vida personal, ya concluida y traspasada a los sustitutos como disciplinados colgados de la brocha y ya sin un faro que los ilumine.
Andrés Dovale Borjas 27 agosto 2020 - 3:22 AM
Las principales causas de la ineficiencia económica del Partido-Gobierno-Estado, se deben principalmente a las dos leyes de Reforma Agraria (1959 y 1963) que despojaron a los latifundistas nacionales y extranjeros de sus tierras y a los campesinos medios, de las más importantes tierras de cultivo y de la ganadería, los que tenían más de cinco caballerías y aun de menos, sin darle una sola Ha. de tierras a los campesinos que no las poseían, llegando a ocupar más de 9 millones de Ha. de tierras de cultivo y todas las selvas del país y las márgenes de los ríos, de esas tierras la mitad estaban cubiertas de marabú o abandonadas en el 2008 cuando Raúl Castro tomó el poder, la otra medida que contribuyó a la ruina del país fue la Ofensiva Revolucionaria de 1968 que despojó de sus propiedades a más 10000 familias cubanas, convirtiendo en empleados estatales a todos los dueños y empleados en todos estos medios de producción: industrias, tiendas, ferreterías, farmacias, cines, etc., etc., la destrucción de los centrales azucareros, la ruina de la ganadería, la ruina de importantes fábricas, etc. A esto se unen los miles de fusilados, las decenas de miles de encarcelados, las intervenciones guerrilleras en cerca de 20 países de América y África, los miles de viviendas que despojaron a quienes tuvieron como única salida para su supervivencia el emigrar a países amigos. Con ellos abandonaron el país más del 50 % de las personas más capacitadas en economía, en la agricultura, en las tecnologías, en los bancos, médicos, ingenieros, tecnólogos, artistas, etc.

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario