Observatorios

(Imagen: Wimar Verdecia)

―¿Cómo va lo de los observatorios?

―Contamos con unos cuantos opositores en observación. De vez en cuando no los dejamos salir de casa o por el aeropuerto… o les impedimos regresar al país.

―Me refiero a los observatorios científicos.

―Ya tenemos dos. El primero fue el Observatorio Científico del Comercio Interior. Da seguimiento y sistematiza las tendencias existentes a nivel nacional e internacional mediante la compilación, evaluación y producción de información dirigida a la mejora de la competitividad del sistema empresarial, la eficacia de las políticas institucionales y la satisfacción de los consumidores.

―Suena bonito.

―Eso no es nada. Entre sus ejes temáticos se encuentran innovación, demandas, comercio minorista, gustos y preferencias, actores económicos, consumo, cadenas de suministros, comercio electrónico, alimentación sana, procesos logísticos, comercio mayorista y servicios gastronómicos.

―Los resultados están ahí.

―Quizás sea anticipado hablar en esos términos, pero gracias al Observatorio se descubrió, por ejemplo, que los consumidores habaneros, de quince huevos al mes que recibían, ya están en condiciones de comerse solo ocho. El problema (lo ha dicho la jefa de la Oficina del Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional) es introducir nuevos hábitos, pues se desperdician muchos productos. Lo define en dos palabras: «incultura alimentaria». Los ciudadanos suelen comerse el huevo frito o como tortilla, desaprovechan las miles de formas que existen para su preparación.

―Debíamos escribirlo, para que las generaciones futuras vean cuánto de ciencia e innovación hay en decidir entre un huevo frito y una tortilla. «Cada vez que tengamos que enfrentar un problema complejo, acudamos a la investigación científica», ha dicho Canel. Y ese problema es albúminamente complejo, un verdadero revoltillo. 

―Entre las cuatro misiones principales del Observatorio está precisamente la creación de un anuario, para no perder la historia de un Comercio que ha debido adaptarse a las condiciones de la nación. Será difícil imprimirlo: si el cartón de huevos está como está, mejor ni preguntar a cuanto salen la cartulina y el papel.

―Agreguen una quinta misión: la de fomentar la ponedera de gallinas en espacios urbanos. En cada municipio hay entre 5000 y 15 000 patios y traspatios. A cuatro pollos femeninos por cada uno, y un gallo que despierte a los vecinos a las cuatro y los ponga a trabajar… Son herramientas y fórmulas para que el pueblo se sume al proceso innovador.

―Esa misión se la dejaremos al Observatorio Tecnológico de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional con más Ciencia, un proyecto desarrollado en Pinar del Río. Su plataforma contiene pronósticos agrometeorológicos, mapas de suelos, estudios del clima, datos demográficos, de la maquinaria, del uso de la tierra, y detalles asociados al control pecuario, entre otras prestaciones.

―Habrá que incorporarle una explicación de por qué bajamos la cuota de huevos de quince a ocho. Hay gente tozuda que no entiende.

―Varios expertos trabajan en función de ello, ya organizan la Convención Internacional «Producción Animal y Agrodesarrollo», en el Centro de Convenciones Plaza América de Varadero.

―¿En la playa?

―El primer ministro hace llamados a desarrollar el turismo agrario. En tal sentido los compañeros del Mintur decidieron trasladar sus congresos a una cooperativa de Quivicán. El evento de Varadero contará con una ronda de negocios de empresarios, ganaderos, importadores y exportadores que permitirá la concertación de acciones comerciales entre instituciones científicas y académicas.

―A ver si aprovechamos para darle salida a las cientos de miles de avestruces y jutías que tiene listas para su comercialización la Empresa de Flora y Fauna. El compañero Guillermo, que a sus 94 años no da abasto con las veinticuatro empresas que dirige, anda medio acomplejado porque Frei Betto no menciona a esos animalitos cuando de cambiar hábitos alimentarios se trata.

―Es que no ha leído un artículo muy bueno que aborda «los aspectos epistemológicos relacionados con la sostenibilidad alimentaria y su relación biunívoca con la agroecología», además de ofrecer «algunas valoraciones para el mejoramiento de la cultura del comer en el país». Son muchos los científicos cubanos metiéndole coco al asunto. Hay más gente investigando que produciendo.

―Porque sus capacidades nos permitirán impulsar un desarrollo próspero, sostenible, justo, y nos asegurarán la soberanía por la cual hemos luchado durante dos siglos, desde que los cimarrones solo consumían jutía.

―Es lo que los sesudos llaman «preservación del paladar histórico». De ahí la importancia de crear observatorios desde los gobernantes hacia los gobernados, aumentar la visión de aquí para allá…

―…y disminuirla de allá para acá.

Textos relacionados

Víctimas, mártires y héroes

El miedo que les devora el alma

¿De qué victoria habla el Presidente?

4 comentarios

Livio Delgado 20 febrero 2022 - 8:20 AM
Observando desde los años, trabaje en la empresa nacional de proyectos agropecuarios ENPA en el primer quinquenio de los 90, nacimiento y desarrollo del llamado "Período especial" y les voy a mencionar varios de los proyectos en que trabajamos para recordar "los cuentos" de aquella época. - Pastoreo racional Wasan, teoría de un agro científico francés que murió en Cuba, el especialista de aquella época también brasileño, no recuerdo el nombre, le pregunté si sus fincas en Brasil tenían este sistema y dijo que no, La ganadería nunca dejó de descender. - Plantaciones de riego por goteo y el plátano microjet. con sistema de recolección, traslado y beneficio por cable suspendido, hasta el aeropuerto militar de San Antonio de los baños fue cubierto por plantaciones de plátano y cables suspendidos. - Cuatro (4) Mercado concentradores para el suministro y distribución de los productos del agro eficientemente, la ciudad fue dividida este (Berroa), oeste entrada de la 8 vías a Pinar del Río), la entrada de Managua y otro en la entrada de las 8 vías hacia el oriente del país, eso incluía edificacion, líneas de beneficio, neveras de congelación y mantenimiento. Nota al pie, vivo en Toronto ciudad de unas 5 millones de personas con sus alrededores, existe un solo mercado concentrador. - Planta de producción de Spirulina en Jaruco, está ejecutada, y otra en Matanzas, no sé en qué situación terminó. Proyecto con otro científico Aleman-brasileño para la producción en tanques circulares, nunca producida de esa forma, a la entrada de Jaruco el otrora contingente Blas Roca Calderón desbrozo una elevación y se instalaron 7 tanques circulares de 80 metros de diámetro con su agitador de paleta para la producción de 300 toneladas de Spirulina seca para la industria. Así que los megaplanes y fracasos que parten del MINAGRI son más altos y sólidos que el edificio de oficinas que ocupan en Boyeros, pero igual de visibles y vergonzosamente inexplicables. Una cosa me demostró la vida si «Cada vez que tengamos que enfrentar un problema complejo, acudamos a la investigación científica», busquen el proyecto agroecológico "Finca Marta" de Fernando Funes Monzote un científico y su familia que metiendo todos sus manos en la fértil tierra del país, producen, dan trabajo y salen adelante sin tanta algarabía. "La tierra es la gran madre de la fortuna" ya pueden entender porque están como están.
Manuel Figueredo 20 febrero 2022 - 11:06 AM
Este domingo día de mi descanso me has puesto a pensar en eso que dices, que en Cuba, hay más gente investigado que produciendo; pero también es un país donde se piensa mucho. Yo pienso que al paso que vamos nos veremos importando la Jutia Conga de nuestras vecinas Islas, llámese Haití o Santo Domingo, debido a su alto consumo a nivel nacional. Para concluir, porque no quiero seguir pensando, debemos pensar (todos ) cómo nos vamos a quitar este dolor de cabeza que tanto daño nos hace, y todos deben de pensar a quién o a quiénes me refiero. No quiero pensar que el día de mañana mis hijos tengan que ir a una cola para que le vendan en MLC un pedacito del rabo de la Jutia. Sigo pensando, que algún día seremos libres, pero LIBRES de verdad. Jorge Fernández Era, pienso que has hecho un excelente trabajo. Ten Salud.
Armando 20 febrero 2022 - 11:23 AM
Lo que pasa es Cuba es de ciencia ficción,hablan de soberanía alimentaria pero cada vez producen menos,y no se le pregunta a los que saben,los verdaderos científicos son los campesinos;después tenemos las deportaciones forzosas y como le impiden a los ciudadanos entrar al país,como si ser cubano es algo que uno escogió.
La 20 febrero 2022 - 2:12 PM
La Chiringa de Carlos Alberto ha sido borrada. Hacía tiempo que no publicaba nada. Sus post antiguos se encontrarán en Wayback Machine. https://lachiringa.wordpress.com/

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario