Juan Olaiz, ese insigne desconocido

Juan Olaiz y la Academia Enrique José Varona

Por: Aries M. Cañellas Cabrera

El problema de los hombres que han marcado una generación sin tener la aspiración de trascender es que es muy difícil escribir sobre ellos. Nadie recogió sus palabras, pues no fueron dichas para ser recogidas, nadie escribió apuntes sobre su día a día, pues eso no era necesario.

Olaiz, o Juan para sus discípulos, fue el mentor de toda una generación de cienfuegueros que luego acudiría al llamado de José Antonio, y en fecha tan temprana como noviembre de 1955 fundarían en secreto una célula del Directorio Revolucionario que muy pronto -tan pronto como diciembre del propio año- se haría sentir en la ciudad con el llamado paro de los 5 minutos o la declaración de Cienfuegos como “Ciudad Muerta” en apoyo a una huelga de los obreros azucareros, de trascendentales influencias en el movimiento revolucionario de la ciudad.

La “Academia Enrique José Varona” era su alma.

Era, supuestamente, un colegio privado, pero Olaiz era maestro no mercader. Muchos de sus alumnos eran recogidos por él de las calles y sentados de gratis en el aula, de su bolsillo sufragaba los gastos de los muchachos con potencial pero tremendamente pobres de la zona, por ello la academia casi nunca tenía dinero para pagar a sus profesores, -que pese a ello seguían acudiendo, tal vez porque los conceptos de Justicia Social, Civismo, y decencia profesional de Juan eran tan grandes que casi significaban un compromiso- y los estudiantes organizaban colectas para ayudar al profesor a pagar las cuentas.

En esas  aulas donde hoy sería imposible -por el estado ruinoso del edificio- poner una placa, una tarde de noviembre del 55 Ángel Quevedo enviado por José Antonio funda el Directorio en la ciudad, al amparo de Olaiz. A partir de entonces esa sería la sede donde la célula dirigente del DR se reuniría.

Juan Olaiz, importante pedagogo cienfueguero y miembro del Directorio Revolucionario

Juan Olaiz Ladrón de Guevara nació en Cienfuegos el 6 de Junio de 1908, tan tremendamente humilde que parece un tópico de biografía de los años 60, pero lo cierto es que solo curso estudios públicos hasta el 5to grado en la escuela de los hermanos Maristas, luego de eso fue un autodidacta cuyo nombre está asociado hoy a la fundación de muchas escuelas de la ciudad.

La importancia de la Academia Enrique José Varona en la formación de los jóvenes revolucionarios de la década de los 50 en Cienfuegos seguramente se quedará por escribir, pero lo que si no puede dejarse de decir es la importancia de su fundador en esos jóvenes, tal sería que cuando en enero del 59 huye Batista y en la ciudad se crean los llamados Tríos para gobernar esos primeros días  -que incluían un miembro del M-26-7, uno del PSP y uno del DR13- el hombre escogido por el Directorio para ello sería Juan. Aun así, nunca quiso ser más que un militante de fila.

Olaiz decía que una organización de jóvenes debía ser dirigida por jóvenes.

Este antiguo fundador a su vez del Partido del Pueblo Cubano, y antiguo presidente del Ateneo de Cienfuegos -insigne sociedad cultural de la República- seria en 1976 presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, y ese mismo año de la Asamblea Provincial.

Olaiz encarnó tal vez como pocos los ideales pedagógicos libertarios del siglo XIX y las ideas estoicas de Marco Aurelio, sin embargo hoy caminan por su ciudad miles de personas que jamás le han oído nombrar, más allá de una secundaria que lleva su nombre.

Para contactar con el autor: ariesmcc@gmail.com

Textos relacionados

La criminalización de la política opositora

«Este país no es un país de mercenarios»

8 comentarios

Castellanos 8 junio 2020 - 8:37 AM
¿Por qué los "revolucionarios y progresistas" siempre son de izquierda, o cercanos a las ideologías de izquierda, en el diccionario cubano actual? Siempre he tenido esa duda. 🤔
Ulises 8 junio 2020 - 10:13 AM
GRACIAS por este articulo!!
Jorge 8 junio 2020 - 10:32 AM
Los hombres buenos buscan que trascienda su obra, no su nombre, pero es noble y justo rescatarlos para la memoria y el ejemplo. El mundo necesita más personas asi.
Armando G. Munoz 8 junio 2020 - 11:13 AM
El silencio viene dado a que su afiliación no era miembro del M-26-7, pertenecía al bando contrario, el DR y su lucha está enterrado, la única alusión que se hace al DR es el ataque a Palacio y a Radio Reloj, dos acciones imposibles de borrar de la historia por su grandeza y valentía.
Alex Garcia 9 junio 2020 - 3:06 PM
Se ha dicho tanto que el Asalto al Palacio Presidencial fue una accion del Diectorio Revolucionario que dudo que algun dia la verdad sobre ello sea de conocimiento general. Un ejemplo mas de aquello que dice que ...."la Historia la escriben los vencedores"
Manuel* 8 junio 2020 - 12:26 PM
Desconfío de quienes admiran en exceso a personas singulares, porque tienen tendencia a despreciar en exceso a otros, muchas veces con mucho odio. No unen sino que dividen cuando tanta falta hace unir a los cubanos. Otra vez se menciona aquí la historia para dividir a los cubanos. No todos aprueban el rumbo que tomó Cuba por el proceso en el que participó Juan Olaiz. Yo soy uno de ellos.
Alina Lopez 8 junio 2020 - 11:04 PM
Y yo desconfío de quienes no son capaces de reconocer el valor de la historia. Aquí no se trata de dividir a los cubanos, sino de revelar aspectos, hechos y figuras poco conocidas por las nuevas generaciones.
Manuel* 10 junio 2020 - 11:51 AM
Puedo darte un listado con unos cuantos cubanos extraordinarios que lucharon y luchan contra quienes le están robando la libertad y el bienestar a los cubanos. Son personas que vosotros desprecias y yo admiro. Pero no los menciono para no dividir.

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario