Historia natural del socialismo

Foto: Matias Garabedian via Flickr

La economía cubana está en crisis. Es una vieja sentencia, vigente, con miles de culpables y docenas de causas probables, entre otras, mala gestión de la economía, corrupción interna, centrismo, intervención del gobierno de Estados Unidos en asuntos de la isla, bloqueo económico, y una que resulta interesante, recurrente ahora en las redes sociales y la prensa: la inefectividad del socialismo como forma de gestionar un país.

Esta causa ha pasado de ser una afirmación para convertirse en un contenido semiótico, una realidad inalterable, y un argumento de peso para algunos cubanos que ven que el progreso económico se aleja más cada año. En el ideario de las redes sociales se va gestando una idea, un constructo nostálgico y edulcorado del capitalismo en la Cuba pre revolucionaria. Las imágenes de las tiendas repletas de productos y los edificios en un excelente estado constructivo son los paladines de este nuevo ideario. Hay estadísticas de crecimiento económico de la época e incluso proto ideólogos de Facebook que afirman que el capitalismo es un sistema natural, cuyos procesos automáticos pueden suplir cualquier carencia. Por eso, para traer a juicio al socialismo como sistema económico social es necesario empezar en la propia naturaleza.

La sobrepoblación de una especie animal puede ser resuelta de forma rápida sin la intervención del hombre: aumento del número de depredadores, plagas, agotamiento de las fuentes de alimentos y por ende hambruna y disminución de la especie en cuestión. Las selvas siempre serán verdes y en los mares habrá vida por los siglos de los siglos. En el mundo natural hay mecanismos de autorregulación tan eficientes como crueles. Tomando en cuenta por supuesto, que el concepto de lo cruel es una creación humana, la naturaleza es el sistema más eficiente que existe. Soporta la entropía gracias a su mecanismo de autorregulación, que consiste en priorizar la existencia de su totalidad a la de sus partes y paradójicamente usando este mecanismo las preserva.

Las formaciones económico sociales funcionan de la misma manera, así, en el esclavismo clásico se sacrificaba el bienestar de una gran parte de sus miembros en pos de la otra parte y de la existencia del sistema en sí; lo mismo sucedía en el feudalismo, una versión más refinada del esclavismo clásico que agregó nuevas formas de explotación con bases ideológicas y religiosas. No obstante, la formación que con más fidelidad imita los procesos naturales es el capitalismo. Al igual que la naturaleza el capitalismo tiene la capacidad de renovarse, corregir defectos y reinventarse a sí mismo en cualquier circunstancia. Sus mecanismos son completamente análogos a los naturales, a saber, depredación y selección natural, crisis cíclicas y guerras.

La única diferencia, o la más palpable es que ninguna de las partes que componen la naturaleza están conscientes de sí mismas, o pueden llegar a asumir conceptos abstractos como la ética. En cambio en el sistema humano todas las partes, clases y estratos sociales, culturas, subculturas y grupos etarios están conscientes de su propia existencia y tienen una relación también consciente con el resto de la sociedad. El individuo tiende entonces a resistirse a los mecanismos de autorregulación que el sistema usa para preservarse. Esta tendencia fue la que hizo, en primera instancia, que el ser humano se separara de la naturaleza y comenzara a vivir en sociedad. Al principio estos sistemas, si bien salvaban al hombre de contender directamente con las leyes naturales, lo condenaban a luchar con las leyes de la sociedad, que no eran más que una analogía de las primeras.

Pero volvemos a la causa primaria y es lo común y fácil que es leer en publicaciones y las redes sociales que los ejemplos de naciones que han optado por el socialismo están plagados de fracasos, genocidios y pérdida de libertad. Estas sociedades se han llamado a sí mismas socialistas, o comunistas, es lo que tiene el lenguaje, cada cual lo usa como quiere. En realidad han sido sociedades ideologizadas y politizadas al extremo, o dinastías escondidas. Desde los jemeres rojos de Camboya hasta el presidente eterno Kim Il Sung, la esencia del socialismo ha sido maltratada por sus propios artífices en muchos casos, llegando a parecerse más a monarquías medievales que a naciones socializadas. El control absoluto por parte de los líderes –no de la sociedad- de los medios de producción, de difusión y de las fuerzas de trabajo no responde a la definición de esta Formación Económico Social, sin embargo es la única referencia que existe en el mundo, de modo que ha surgido toda una semiótica de esclavitud alrededor de las ideologías de izquierda, ubicándolas junto a las neonazis o de corte fascista en muchos casos.

Lo cierto es que la socialdemocracia que funciona en muchos países, sobre todo en esos del norte de Europa, debe su existencia al socialismo del bloque soviético. La educación y la salud socializadas, el empoderamiento de la mujer y los derechos laborales fueron inspirados por la Unión Soviética. La propia segunda “Carta de Declaración de Derechos” de los Estados Unidos, de 1944, debe su esencia a la contraparte socialista. A pesar de que estos modelos desaparecieron, no lo hicieron sus aportes y esencia que se reflejan en la llegada del socialismo a países de alto nivel de industrialización y desde una transición pacífica y espontánea, como predijeron sus ideólogos, es esto lo que ha sucedido en el norte de Europa, desde la socialdemocracia de la segunda mitad del siglo XX, hasta el gobierno de partidos completamente socialistas en la actualidad. El socialismo asiático y el euroasiático no fueron más que los primeros intentos, fallidos y ectópicos de la predisposición humana a salirse de la ley de la selva. Hay más ejemplos.

Cuba no es análoga a los antemencionados porque nunca fue un país feudal del sudeste asiático con millones de muertos por concepto de genocidio, ni es una nación industrializada de la península escandinava, siquiera una nación eslava bañada en recursos naturales. Es un país económicamente precario donde las privaciones crecen por semanas. Y las causas pueden ser, como ya se dijo, varias: la mala gestión de la economía, la corrupción interna, el centrismo, la intervención del gobierno de Estados Unidos en asuntos de la isla, el bloqueo económico, o la suma de todas. Pero la existencia del sistema socialista en Cuba  -con la consabida apología al capitalismo de la primera mitad del siglo- no figura entre ellas, es, en cambio, una atenuante porque no es sencillo imaginar una realidad mejor en la isla contando con las leyes de selección natural y depredación absoluta de monopolios, carteles y gobiernos extranjeros.

Quizás lo único seguro en este aspecto es que para mejorar la situación cubana no es necesario desmontar un sistema económico social que luego, expuestos a la ley natural –de Centro América, no de Dinamarca- buscaremos montar de nuevo a un costo altísimo en sangre y luchas sociales, o en cambio esperando inocentemente a que esta nación llegue a los niveles de industrialización de Finlandia para pacífica y espontáneamente experimentar una transición natural al estado de bienestar.

Textos relacionados

Guiteras y los socialismos vernáculos*

La realidad cubana actual y las lecciones de la historia

El pensamiento vivo de Félix Varela

21 comentarios

Camacho 5 agosto 2020 - 2:38 PM
No soy politólogo ni experto, pero siempre he pensado que solo a través del capitalismo muy desarrollado se puede llegar a sociedades de alto componente social y democrático. Cada intento de saltar eso, y creer que desde el capitalismo subdesarrollado, se puede saltar directo a cualquier cosa mejor desde el punto social, o a lo que algunos llaman socialismo, los resultados son desastrosos en la encomia, lo cual hace que no se pueda garantizar, ni mantener ningún avance social. Luego al no satisfacer a los pueblos, se apoyan en la reprensión, las limitaciones de libertades individuales y colectivas, en la ideologizacion e Imposición del sistema, donde solo se beneficia una elite, grupo político o líder y sus familia. En Cuba, de no haber tenido una revolución radical y de falso corte socialista, imitadora e importadora de un sistema ajeno a nuestra propia historia, se hubiera restaurado la democracia, mejorando la participación ciudadana en la política y la economía, garantizando los derechos de todos, ampliando y mejorando los beneficios sociales, sin haber limitado las libertades económicas, y manteniendo buenas relaciones con los Estados Unidos, sin dejar que intervinieran en los asuntos naciones, aprovechando al máximo, su gran mercado y economía, hoy Cuba sería otra historia, hoy Cuba fuera capitalista, quizás no como un país nórdico, pero si un mejor país de lo que es, y con mejores indicadores de bienestar para su pueblo, sin haber pasado por tantos sacrificios, sangre, exilio y odio. No creo que el entorno centroamericano, como dice el autor nos hubiera impedido poder hacer esto.
pedro 8 agosto 2020 - 10:21 AM
En mi opinión Cuba si se ha visto afectada por decisiones e ideas alrededor de super líderes casi semidioses y de ahí para abajo mucho miedo a perder el carro o las ventajas de ser cuadro, muchas cosas "tareas o programas" empezados y pocos terminados , centralizando así la asignación de recursos a gran escala y la innovación que naturalmente funciona mejor en un entorno plural abierto.... y así podría seguir por horas, pero tampoco soy ciego con lo mucho que afecta la política y acciones del gobierno de USA y sus intituciones contra Cuba, increíblemente impulsada y dirigida por un pequeño grupo, que impone su discurso y lucra a gran escala de los fondos que se destinan para estos fines, ¿realmente alguien cree esa gente nos ayuda haciendo lo que hacen o que no van a repartirse Cuba si algún día tienen la oportunidad? recuerden que lo harán con el apoyo de la mayor potencia militar del planeta, ¿alguien cree realmente que esa gente nos va a aplaudir, si logramos mejorar todo lo que hacemos mal económica y socialmente, pero seguimos siendo Cuba libre, con todos y para el bien de todos?, entonces creo que la lucha de hoy debe estar enfocada a desterrar todo lo que nos traba sabiendo que debemos trabajar el doble porque una Cuba con todos y para el bien de todos cuesta, lograr una participación e ideacion colectiva de cada aspecto, y luchar con los ojos abiertos no contra los que dan su opinión genuina sino contra los que sabemos que lo hacen por dinero, saludos.
zenon 5 agosto 2020 - 2:51 PM
Buen artículo, ahora que vivo en USA, más convencido que nunca estoy de las virtudes de lo que la Revolución inauguró para Cuba. Lo que me duele es que, 1) por insistencia de quienes se consideraron iluminados para siempre, dueños del absoluto derecho para imponer sus razones, en nombre de un bien mayor pisoteando las bases de la dignidad humana individual y abortando todas las vías para la evolución de las ideas, la cual no es posible sin franco intercambio y concertación de voluntades, 2) y por obsecuencia y complicidad de quienes faltos de sentido común, o por simple desvirtuado amor, facilismo, cobardía, u oportunismo, cómplices en el silenciamiento de las opiniones disonantes y en la adulteración de los derechos, la perversión de los medios y la distorsión de los fines; lo que me duele es que esa posibilidad de realización de un proyecto país, de un sueño compartido de nación, sembrado en nuestras conciencias y encarnado en realidades mediante prédica infatigable a la que no ha faltado belleza ni sabiduría, y mediante lucha pletórica de heroísmo, que esa posibilidad se corrompa, se haya corrompido, y se nos aleje, o se nos torne muy difícil si no imposible en lo mediato, por la newtoniana reacción que sobreviene contra la alineación forzosa de vectores, llámesele curarse del espanto, cinismo o desesperanza. Me duelen las voces clamando solas en el desierto, en el desierto de la historia, y en el desierto de un tiempo adverso para la razón crítica, alertando, señalando, advirtiendo en vano, para solo recibir ignominia, castigo. Me duele este tiempo donde sobreviene la confusión, donde se mezcla lo que sirve con lo que no sirve, por el simple hecho de que todo fue servido en el mismo plato y por las mismas manos. Cada vez se tornará más difícil separar la paja del grano, y es muy probable que aventemos junto con el dolor al corazón, y con el engaño a la inocencia.
Castellanos 5 agosto 2020 - 3:17 PM
Conclusión: "Dejémoslo todo como está. Nos va a tocar el capitalismo guatemalteco o haitiano, no el danés o el finés". 😀 Luego en la casa Pancho: ¿Dónde está la botella de aceite, Lola? Lola: No hay. Dios quiera que Yumisleidys nos mande el dinerito esta semana desde Miami. Y así va la revolución inmóvil, justificando el desastre y temerosa del futuro.
Carlos 5 agosto 2020 - 3:20 PM
Dejen al pescador pescar, dejen al campesino sembrar y vender, dejen a la gente ser libre caramba ... que brutos son. Año 2020, el vacito de leche no llego, se fue pa Miami :D
Azul 5 agosto 2020 - 3:17 PM
El grandísimo problema que veo en los que apuestan por el socialismo en nuestro país en el futuro ,tanto cercano como lejano,es que esos mismos que han usado esa denominación para esto que tenemos ,y que no sabemos que cosa es, siguen enfrascados en usar los mismos métodos,provocando los mismos fracasos y aumentando las frustraciones. Entonces, cuando usted le hable a las nuevas generaciones del camino socialista, ahí mismo lo van a dejar hablando sólo y diciendo a sus espaldas : " Mira como todavía quedan comemierdas sueltos fuera de Mazorra" Conclusión: El socialismo será un modelo cuasi perfecto ,pero ha sido tan desprestigiado por los (des) gobernantes, que va a fallecer sin haberse desarrollado.
Carlos 5 agosto 2020 - 3:48 PM
Me imagino que LJC este atenta y revisando los hechos o datos que algunos autores utilizan antes de publicar. Decir que la Segunda Declaracion de Derechos de EEUU en 1944 debe su esencia a la contraparte socialista, es una total falacia. Cometelo Castellanos!
Felicia De las Mercedes Padron 5 agosto 2020 - 4:10 PM
En mis años de exiliada he podido percibir que el sistema capitalista no será destruido jamás porque es un reflejo de la naturaleza de la especie humana. El fracaso de quienes la destrucción del sistema capitalista han anhelado, se debe a haberse detenido a desear su destrucción en lugar de proponerse superarlo convirtiendo en realidad su modelo social idealizado. Dejen de criticar al sistema por otras naciones personificado, y en su lugar, comiencen a poner en práctica vuestros ideales y conocimientos atesorados.
dario45666 5 agosto 2020 - 4:14 PM
en verdad,la gracia de los EEUU o cualquier otro pais de democracia y estado de derecho con una fuerte sociedd civil es que todos los dias se logran derechos nuevos o ampliados y por eso todos los dias,hay un telefono nuevo,una mermelada nueva,un sabor de helado nuevo y asi transcurre,como debia transcurrir en cuba ,la vida liberal !! Los academicos,creando,lo ingenieros creando y los agentes del orden,cuidando,etc,etc..En uno de sus ultimos trabajos,El Monsenor carlos manuel de cespedes daba la receta perfecta: poner en vigencia la constitucion de 1940 y...echar a andar !!!! Y el monsernor era leal,patriota y revolucionario....!!!!!
Armando G. Muñoz 5 agosto 2020 - 5:32 PM
Sin dudas para este bloguero solo existe un camino, "Socialismo o muerte", valga la redundancia.
Ivette García 5 agosto 2020 - 10:23 PM
Es un tema bien complejo para un texto que pretende generalizar experiencias de continentes tan diferentes como Asia, Europa y América Latina. Vadría la pena no perder de vista que: 1.- No se puede confundir al socialismo con la socialdemocracia ni con la experiencia de los países nórdicos de Europa y el Estado de bienestar. 2.- Un análisis serio sobre este tema debe pasar por el examen de la aplicación de los diversos "Modelos" del Socialismo como Sistema en los diversos escenarios, para poder hacer generalizaciones realmente sustentables y que aporten. 3.- Lo anterior es posible porque ya se han desarrollado varias experiencias, cuyo análisis permite establecer algunas generalizaciones, pero lamentablemente, en Cuba la falta de información a veces hace que se aplaudan casos de países con reformas económicas exitosas, pero negativas en los planos político y social, sobre todo respectlo a la democracia y el respeto a los derechos humanos 4.- la conclusión no debería ser que en todo caso lo que tenemos es el mal menor, como me parece entender del autor. En todo caso habría que reinventar el socialismo y el escenario que puede ser más propicio para eso es América Latina y Cuba en particular. 5.- De todas maneras, cualquier modelo de Socialismo tiene que ser indefectiblemente próspero, sostenible y democrático. En mi modesta observación y estudio, lo que se mantiene como una constante en todas las experiencias conocidas hasta ahora, es la extraordinaria dificultad que han tenido los modelos conocidos para lidiar con la democracia, lo cual los ha llevado a conflictos muy graves con su propia izquierda.
Atanasio 6 agosto 2020 - 6:26 AM
Y dale Juana con la palangana!. Señores, el socialismo impuesto, como el que existió en La URSS y sus vecinos, como el de Cuba no funcionó, ni funciona ni funcionará. Es una falacia decir que los países con avanzados niveles de justicia social, como los nórdicos, son socialistas sencillamente porque hay una mejor redistribución de la riqueza. Esos países son capitalistas con economía de mercado, duélale a quien le duela y han logrado lo que hoy tienen gracias a un gran desarrollo económico, altísimos impuestos, alta deuda nacional que han garantizado una mejor redistribución económica. Sigan arando en el agua. Después de estar leyendo LJC por años da la impresión que cada vez que alguien cumple quince años sale con las mismas ideas, algo así como descubrir el agua tibia.
Humberto Leal Arnaiz 6 agosto 2020 - 9:03 AM
Me gusta leer, pero como decía mi padre, el socialismo es "arar en el mar".
manuelthelightfull 6 agosto 2020 - 10:19 AM
"...expuestos a la ley natural –de Centro América, no de Dinamarca- buscaremos montar de nuevo a un costo altísimo en sangre y luchas sociales, o en cambio esperando inocentemente a que esta nación llegue a los niveles de industrialización de Finlandia para pacífica y espontáneamente experimentar una transición natural al estado de bienestar." cada pais de diferente, y comparar lo que se ha hecho en educacion y salud en Cuba durante los ultimos 200 años con lo que ocurre en Centro América no es adecuado, como tampoco con Finlandia y Dinamarca; pero estamos muy por encima de la región en cuanto a la posibilidad de liberar fuerzas productivas online, en turismo, comercio y produccion intelectual en las areas científicas si logramos crear en medio interno adecuado abierto a lo mejor del mundo acutal sin temores infundados. Aceptar que esos que más aporten tendrán derecho a disfrutar de garantias e ingresos proporcionales a su aporte sin cortapisas arbitrarios que empujen a esos productores a abandonar el pais o limitar sus actividades para estar a tono con esas fronteras inviolables a pesar de que todo lo que pretenden es aportar mas y mas sin dañar a nada ni a nadie pero todo lo contrario.
Taco 6 agosto 2020 - 10:58 AM
"... los derechos laborales fueron inspirados por la Unión Soviética..." Sobre todo el derecho a la huelga. "... se reflejan en la llegada del socialismo a países de alto nivel de industrialización y desde una transición pacífica y espontánea ..." My god. El autor no siente verguenza de lo anterior? En el Socialismo desaparece la propiedad privada, que en realidad no desaparece, se les quita a sus duenos legitimos. Y en teoria se convierte en propiedad social, en la practica todos sabemos que se convierte en propiedad gubernamental, con un solo dueno, un solo empleador. En el Socialismo solo esta permitido un partido politico. Pregunta al autor, si en el Socialismo la propiedad privada es ilegal, condenada, expropiada, si los partidos politicos de ideologia contraria al Socialilsmo son condenados, ilegales, etc etc etc. Cuales son los paises Socialistas del Norte de Europa que tienen que agradecer a la URSS no se que?
Taco 6 agosto 2020 - 11:04 AM
Todos los que son Socialistas y quieren gratitudes lo hacen a costa del sacrificio y el dinero de los otros. Me pregunto si al Autor Socialista esta de acuerdo a compartir sus notas, sus grados a promediar sus notas con el resto de los estudiantes, incluyendo a aquellos no se esfuerzan, suspenden una y otra vez. Asi todos terminan con el mismo promedio, todos aprueban o todos suspenden.
Carlos 10 agosto 2020 - 8:55 AM
Así fue como vivió Marx, de la teta de Engels, pues no fue capaz de generar un centavo con su sudor. Después vino Lenin, y ya sabemos como siguió la historia después de eso. Ellos, sus hijos, nietos y amigotes viven como reyes, al pueblo se le pide sacrificios. Los mismo en Venezuela, donde los Chavez se enriquecieron y ahora le toca a Maduro y sus secuaces.
Jose A Huelva G. 6 agosto 2020 - 12:12 PM
Otro artículo mas de involución al Socialismo. ¿Así que los países del Norte de Europa deben su Socialdemocracia al Socialismo de Europa del Este? Eso está de: Apaga y vámonos! Le pregunto al autor ¿que pretende hacer acerca del Socialismo en Cuba? ¿Cual es su referente? Porque no existe ningún referente de éxito a nivel mundial, los "socialismos" asiáticos son puras Economías de Mercado unipartidistas sin democracia y las prebendas sociales son menores que en países capitalistas clásicos como esos mismos nórdicos o Canadá. No entiendo porqué después de mas de un siglo de fracasos demostrados uno tras otro (desde la URSS hasta Venezuela) siguen encariñados con la misma piedra. No entiendo porqué en vez de pensar en el bienestar social (lo que promulga el Socialismo) se aferran a una ideología que hace mas daño (demostrado) que beneficio. El ejemplo somos nosotros mismos. Cuba era pobre en el 59, pero resulta ser que 60 años mas tarde, después de haber dilapidado cerca de 3 Planes Marshall mínimo, (no se sabe en que) somos mas pobres que al inicio de la revolución, pero además tenemos menos libertades, mas escasez, migración de nuestros mejores hijos y vivimos haciendo colas pa comprar los alimentos que el gobierno no nos deja producir en paz, los cuales por demás se produjeron en la isla desde siempre. Hemos llegado al punto de depender de las remesas de los exiliados, los cuales (a Dios gracias) ignoran los maltratos a los que son sometidos para ayudar a sus familias. ¿No son esas razones mas que suficientes para no querer saber nada de tal sistema? Si no lo son por favor ilumínenme, pero tengan en cuenta que todavía podría duplicar la cantidad de razones y hasta hacer una enciclopedia demostrando lo fallido del sistema, pero primeramente al autor, por favor un ejemplo en el mundo de Socialismo real a seguir.
Manuel* 6 agosto 2020 - 4:14 PM
¿Dónde están los antibióticos soviéticos? Todos los grandes avances de la humanidad vienen del capitalismo: Internet, aviones para todos, Netflix, vacunas, televisión, porno, libros y muchísimo más. El socialismo no crea.
Comunista hasta la Muerte 10 agosto 2020 - 1:58 AM
La revolucion no puede ser buena en todo. A la hora de producir somos deficientes pero a la hora de racionar somos los mejores del mundo.
Carlos 10 agosto 2020 - 8:52 AM
Bueno, si los coleros, los corruptos se roban lo racionado ...... ¿que como el pueblo entonces?

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario