El Estado de malestar general

(Foto: El Universal)

En los años de la segunda postguerra, los traumas del conflicto bélico, el auge del keynesianismo, la presión del movimiento obrero, el triunfo de la socialdemocracia en varios países y la competencia con el naciente sistema socialista; hicieron proliferar en Occidente la idea de que podrían lograrse sociedades con un Estado de Bienestar General. Serían naciones donde el capitalismo, regulado por una mayor intervención del Estado en la economía, uniría a su tradicional eficiencia la existencia de amplios servicios y garantías sociales que beneficiarían a las mayorías.

Los países escandinavos, gobernados por partidos socialdemócratas, marcaron la pauta en este modelo. Otros (RFA, Francia, Países Bajos…) aplicaron políticas similares; mientras, EE.UU. vivía el sueño dorado de la era Eisenhower, cuando parecía que el American dream podría extenderse a la mayoría de la población. Ni siquiera el reflujo neoliberal de los años 70-90 pudo liquidar todas aquellas conquistas populares.

Por su parte, en la URSS y los países del campo socialista europeo, aunque más pobres económicamente, también se evidenciaron beneficios sociales a partir del desarrollo extensivo acelerado de sus economías.

(Imagen: M.Gortynskaya)

Al incorporarse a este modelo, Cuba se benefició con tales efectos, amparada por una cuantiosa ayuda económica y —a pesar del ya existente bloqueo estadounidense—, con la posibilidad de comerciar con el resto del mundo, incluidas filiales de empresas yanquis en terceros países.

La debacle del Período Especial, la extensión del bloqueo al plano internacional con las leyes Torricelli y Helms-Burton, y las erróneas políticas internas que demoraron reformas necesarias y desaprovecharon oportunidades de relanzar la economía cubana en momentos más favorables; han destruido el viejo modelo sin que se aplique un proyecto integral para reformarlo acorde con las actuales condiciones. El resultado ha sido la incubación de un verdadero Estado de Malestar General

-I-

De aceptar el discurso oficial, desde hace mucho tiempo la economía cubana parece moverse en medio de factores siempre negativos, tanto naturales como humanos. Madre Natura, que parecía bendecirnos en clima y geografía, ahora nos es contraria: si llueve las siembras se atrasan, si no llueve es imposible sembrar; el fenómeno El Niño trae ciclones, La Niña envía sequías y polvo del Sahara. Antes éramos un dechado de recursos naturales, ahora resulta que carecemos de ellos y debemos vivir de los servicios.

No obstante, es en la economía donde no nos favorece ninguna coyuntura, según explican los que saben: cuando baja el precio del petróleo, el país se afecta porque gasta más, pero si aumenta también, porque exporta derivados que ingresan menos; si el precio del azúcar disminuye es preciso desmantelar la industria azucarera, pero cuando sube ya no tenemos azúcar ni derivados para exportar; si el valor del USD aumenta, nos cuesta más importar, en tanto si baja, nuestras exportaciones se derrumban. «Algo huele mal en Dinamarca», diría el rey Lear.

Respecto a la política económica, es evidente que las medidas que se conciben, casi siempre desconocen factores que los decisores —al parecer distraídos con tantos aspectos a evaluar—, suelen pasar por alto y al final nos pasan factura colectiva. A ellos en su amor propio, pero fundamentalmente al pueblo que queda a la espera de lo prometido.

Es como si la economía se empeñara en moverse según sus propias leyes e hiciera caso omiso a las decisiones de los iluminatti. El malestar ciudadano debiera dirigirse a los enredos del mercado, no cargar contra los ocupadísimos cuadros que desgastan sus neuronas buscando las mejores soluciones para el país. Un ejemplo evidente es el de la circulación monetaria.

-II-

Hasta los años noventa, en momentos en que el USD estaba prohibido, algunos se lo agenciaban para comprarlos a siete pesos y llevarlos a la rusa del barrio con el objetivo de que les comprara regalos en las diplotiendas. Luego se declaró su libre circulación y, cuando vinimos a ver, el gobierno de los Estados Unidos, en lugar de estar feliz con nuestra decisión, nos puso trabas para usarlos en el comercio internacional. Así que los sacamos del mercado interno y fueron multados con un gravamen del diez por ciento, para que nos respeten.

Los criticones afirmaron que eso espantaría al turismo latinoamericano y cubanoamericano y que los inversionistas pondrían el grito en el cielo, pero nuestro CUC soberano se adueñó de la circulación, aunque algunos dijeran que no era más que una ficha para cubanos que representaba un USD sobrevalorado. Peor aún, la sabia decisión transitoria —apenas duró dieciocho años— de utilizar una doble tasa de cambio: 1×1 para las empresas estatales y 1×25 para la población, llegó a ser calificada por los francotiradores como disparate que alteraría todo el funcionamiento económico y arruinaría la producción nacional.

Cuando se decidió eliminar esa situación y devolver su lugar al peso cubano mediante la «Tarea Ordenamiento» (TO), esos mismos que desde hacía años querían eliminar el CUC insistieron en provocar el malestar general, argumentando que este era el peor momento, cuestionando que no lo hicieran antes y porfiando que se debió haber fomentado primero la producción para luego hacer cambios en la circulación. Solo gracias a la labor de explicación y comprometimiento de los que llevaban más de una década obligados a viajar por el mundo estudiando experiencias de circulación monetaria en los cinco continentes, fue que logró convencerse a la población incrédula de las ventajas que recibiría.

Por desgracia, durante su ejecución varios factores impredecibles provocaron malestar en amplios sectores de la población, que ciertos exagerados tildan de generalizado: una pandemia que asolaba al mundo hacía un año y se había hecho la vencida en nuestro país; la demora del presidente Biden en cumplir su palabra empeñada como candidato de aflojar las medidas de Trump contra Cuba, algo nunca visto en la política de aquel país; y la inflación, que estalló desde que se difundieron los nuevos precios de la TO y no frena por muchos llamados de las máximas autoridades a que se detenga.

Menos mal que siempre se dejó abierta la posibilidad de que algunas personas pudieran comprar artículos —primero de alta gama y luego de media, baja y bajísima— en un novedoso mercado, único en el mundo, donde no se utiliza el USD, sino la tarjeta magnética en MLC.

Aunque algunos aseveren que es una nueva forma de dolarización, simplemente porque las tarjetas están nominalizadas en USD, lo cierto es que ni siquiera se pueden cargar con la moneda enemiga, que abarrota las bóvedas de nuestros bancos. Únicamente es posible hacerlo con otras divisas de países capitalistas que sí nos estiman, lo cual encarece el envío de remesas por los que se fueron y permite dejar mayor cantidad de bienes para el mercado en pesos, alias CUP.

El problema mayor para el Gobierno/Partido/Estado, es que el malestar ha tomado cuerpo en múltiples formas de crítica, rechazo y disidencia interna que recorren, cual fantasmas, diferentes estratos sociales y se manifiestan en variadas formas: huelgas de choferes y cocheros, reclamos a autorizar profesiones libres (guías turísticos, arquitectos, ingenieros), protestas de artistas e intelectuales contra decisiones y reglamentos, (27N),  plataformas ciudadanas en redes sociales (Articulación Plebeya, Archipiélago).

La mayor expresión del malestar general fue la sublevación de los obstinados del 11-J, entonces escribí:

Frente a los brotes espontáneos de protesta popular, la respuesta del Partido/Estado/gobierno fue de pura continuidad: ninguna concesión, cero diálogo con los participantes; mucho tonfazo y detenciones. El secretario-presidente, en comparecencia pública donde se olvidó del Estado de Derecho proclamado en la Constitución 2019, llamó a los seguidores de la Revolución a salir a imponer el orden por la fuerza bajo el lema La calle es de los revolucionarios.  

Ahora el malestar se amplifica ante las extensas penas de prisión que se están imponiendo a los protestantes, al añadirse a los cargos iniciales de escándalo público y desacato el muy grave de sedición, y considerarlos como miembros de un complot internacional jamás demostrado. Esta artimaña judicial entristeció numerosos hogares cubanos en este fin de año y levanta otra bandera de lucha para el 2022: la de la libertad de los presos políticos, injustamente castigados por participar en una protesta pacífica.

Ojalá este sea un año de reconciliación y diálogo para Cuba, donde el sentido de malestar e inconformidad ceda paso a un proyecto de país más aglutinador, democrático y participativo; que dé cabida a todos los cubanos y cubanas, dentro y fuera de la Isla, aunque haya mucho que luchar todavía para lograr este sueño.  

Textos relacionados

Ian sin nada

Apagones, protestas e Internet

Derechos, cascabeles y espejos

43 comentarios

Alfonso Rojas 4 enero 2022 - 6:35 AM
Mientras no saquen del poder a los que se han tomado la Granja nada cambiará
El inagotable, Orlando J Martinez 4 enero 2022 - 8:38 AM
Ademas de los factores que señala Mario que provocan un estadio de malestar o de irritacion popular potencialmenre explosivo del cubano (vean las caras de amargura de la foto) deberia añadirse el fin de la relativa tranquilidad social de que se gozaba en Cuba antes del Periodo Especial. Hoy lo mismo te arrancan un celular de las manos, se meten en tu casa de noche a robar , se hacen de tus reces y cultivoa, que te apuñalan o tirotean por hacerse de tu motorina mientras el gobierno dice que son "fakenews"
narciso 4 enero 2022 - 2:30 PM
En ecuador todo eso que dices hay y mucho porque no nos comenta como va la inseguridad alli que me imagino que mucho mayor que en cuba
Alex Garcia 5 enero 2022 - 8:00 AM
"Mal de muchos, consuelo de tontos"
Yo soy mi piel! 4 enero 2022 - 9:09 AM
Basta de que crezcan los dirigentes brutos! Lo que debe crecer es el Producto Interno Bruto! Excelente artículo profesoe.
dario 4 enero 2022 - 9:17 AM
ante todo : el estado de bienestar ,siempre ha sido una meta liberal...en ningun pais escandinavo se ha gestionado otra via que la capitalista. El poner mas o menos al Estado en control de ciertos procesos,sobre todo distributivoses una medida progresista,liberal,nunca estatista ni clasista.Esta siempre claro que las medidas exclusivas,centralstas,burocraticas,intervencionistas,solo son medidas transitorias,nunca comparadas con el emprendimieto individual.En fin,la socialdemocracia,el socialismo,ha sido mas exitoso,mientras mas se ha parecido al liberalismo.por lo demas,claro que el gobierno totalitario es ademas de ineficiente,violador de los derechos de los cubanos y por eso,debe desaparecer.No creo que nadie pueda comparar la situacio de cuba con la de Arabia saudita,china ,rusia,iran korea,y por eso el tratamiento de los EEUU es diferente.Seria un contrasentido que el goberno cubano piense depender de la financiacion o de ventajas comerciales por parte de los EEUU.Para eso,tendria que hacer lo que un gobierno comunista nunca ha podido hacer : darle derechos a sus ciudadanos,incluyendo el derecho a expresarse ,agruparse y elegir.
El inagotable, Orlando J Martinez 4 enero 2022 - 9:52 AM
Copio "para lograr este sueño" Yo sueño que estoy aquí destas prisiones cargado, y soñé que en otro estado más lisonjero me vi. ¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño: que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.
Andrés R Rodríguez 4 enero 2022 - 10:07 AM
El sistema, es de todo menos sistémico. El colectivismo no funciona. A los funcionarios actuales: No los queremos, no los necesitamos.
Manuel García 4 enero 2022 - 11:07 AM
Ese malestar general del que Mario Valdéz, habla en el artículo, era previsible y esperable. La capacidad de aguante y el estoicismo qué ha demostrado el pueblo cubano, se vio superada por una realidad social que no admite relatos y machacadas justificaciónes . Suponiendo que en Cuba subieran liberado las fuerzas productivas y se hubiera adoptado una línea económica parecida a la que tienen Vietnam y China . El mismo sistema antidemocrático y dictatorial que impera en esos dos países , con el monolítico partido único y la administración central de la economía. Eso implica a todos los habitantes participando en el proceso productivo, el Estado como administrador único de la producción, con la autoridad para contratar empresas privadas tanto nacionales como internacionales, pagando salarios miserables para después- presuntamente- disponer de los beneficios para redistribuirlos equitativamente y así satisfacer las necesidades sociales de toda la población. Con la aparición del Covid 19 y después de 2 años de pandemia, la deslocalización de las principales empresas del primer mundo, a esos países con mano de obra barata entre ellos China se ha revertido. Estas empresas se han dado cuenta de la sobre inversión que han realizado y la entrega de la tecnología a esos países y ahora ya están muchas en retirada. China ( con la que Cuba ha firmado un convenio recientemente para fomentar la Ruta de la Seda ), se lleva beneficiando hace muchos años de esta coyuntura, incrementando notablemente el Fondo Soberano del que dispone ese gobierno, para convertirse en el principal prestamista del mundo. Con esa tecnología incautada a los inversores y con esa solvencia financiera China , específicamente , se ha dedicado y sigue dedicando mucho dinero a la investigación y desgraciadamente como potencia ha mejorado notablemente su capacidad armamentistica , ganando en éste pulso a los EEUU. Y eso los cubanos, no lo queremos para nuestro país.
El inagotable, Orlando J Martinez 4 enero 2022 - 11:24 AM
China , ha mejorado notablemente su capacidad armamentistica pero no ha ganado en éste pulso a los EEUU. Si les da por invadirTaiwan, se veran cosas
Jose Ramon 5 enero 2022 - 5:07 AM
Si invade a Taiwan no pasará nada. Como la URSS no hizo nada cuando EEUU intervino en países de América Latina. Es simple, si el país tiene armas nucleares se le puede regañar y ya.
Narciso 4 enero 2022 - 12:56 PM
Estoy muy molesto porque los privados tienen unos precios desorbitados mientras el gobierno mantiene los suyos
Sanson 4 enero 2022 - 9:57 PM
Y acaso la gente prefiere comprarle a los que venden caro?. No sera que donde dice, por ejemplo, malanga a 80 centavos cuando entras a comprar la malanga solo existe en la cartilla de precio que esta a la entrada pero en los anaqueles no hay na' ? Tienes que llevarte el papel donde dice malanga 80centavos y tratar de meterlo en la olla? .
Manuel Figueredo 4 enero 2022 - 1:12 PM
Los ruegos para la reconciliación y el diálogo no llegan a los oídos de la DICTADURA. Ya que hablan de Diálogo, pregunto si conformaron la lista de los posibles dialogueros ? Serán sacados por un bombo o nombrados a dedo. ? Los exiliados estamos incluidos. ? ¡ El Diálogo no será la solución del problema, por la sencilla razón de que nunca ocurrirá ! ¡ Pido por la libertad de los prisioneros políticos ! Viva Cuba Libre.
Esteban 4 enero 2022 - 1:31 PM
"Ojalá este sea un año de reconciliación y diálogo para Cuba, donde el sentido de malestar e inconformidad ceda paso a un proyecto de país más aglutinador, democrático y participativo; que dé cabida a todos los cubanos y cubanas, dentro y fuera de la Isla, aunque haya mucho que luchar todavía para lograr este sueño". xxxx En este 2022 chocaremos una vez más contra la realidad: Cuba está siendo gobernada desde hace 63 años por una dictadura. Nada de reconciliación, nada de diálogos y sí mucho chivato, palo, represión y continuación de la inconformidad. Un "proyecto de país" atomizador en vez de aglutinador, las calles serán solo para los adláteres del régimen y no para todos, y la gran meta de todo el que se sienta con fuerzas y ganas será tratar de largarse del país de la miseria y la desesperanza perpetuas. Solo existe una solución, la misma de siempre: barrer con el grupito de poder que continúa destruyendo hasta los sueños.
El inagotable, Orlando J Martinez 4 enero 2022 - 3:00 PM
Narciso En Ecuador hay inseguridad, sobre todo en Guayaquil. Vivo en Cuenca, que es mas tranquilo. Salgo de noche, pero llevo un cuchillo porque ya me han sacado cuchillos dos veces, ja, ja. Mi estimacion, en Cuba es peor. Y aqui, esas noticias no se esconden Saludos
El inagotable, Orlando J Martinez 4 enero 2022 - 3:34 PM
Copio Max dijo: Negando la realidad lo único que logra el gobierno es perder credibilidad. Hay muchos testimonios de personas que han sido víctimas de robos con violencia
maria teresa ** 4 enero 2022 - 4:25 PM
Eulalia mi vecina me contó que hoy el que le trae la balita de gas le dijo con cara de circunstancia que los precios seguían subiendo y su familia tenía que comer y que de ahora en adelante empezaría a cobrar $100 y no los $60 habituales. No puedo pagar el servicio a ese precio, se lamentaba. ¿Ahora que me hago? Su desamparo me estrujó el corazón ¿Quién y cómo le pone freno a esto? ¿Quién vela por los desvalidos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Veremos algún día la luz al final del túnel? La vida es muy corta y es triste vivirla de sufrimiento en sufrimiento y Mariela pidiendo que resistamos más. ¡Por Dios! ¿Hasta cuándo?
Manuel* 4 enero 2022 - 4:36 PM
La inflación la produce la expansión monetaria generada por gobiernos de todo tipo. No tiene nada que ver con las teorías políticas. Tiene más que ver con la economía. La solución ideal consiste en dejar que el pueblo use libremente su moneda preferida, que lógicamente será una moneda dura que sirva de buena reserva de valor. Sospecho que en Cuba terminaría siendo el dólar USA. Hace poco en Cuba se usaba el dólar USA disfrazado de una moneda convertible a tipo fijo al dólar USA. Eso contuvo la inflación. Lo ideal sería eliminar una de las monedas y dejar al dólar disfrazado de moneda legal en Cuba. No se hizo y ahora vienen las consecuencias. Es muy difícil superar una crisis de hiperinflación. Causa un daño económico que tarda mucho en curarse. Respecto a cambiar el régimen en Cuba, no va a ser ni fácil ni rápido. Faltan unos cuantos años. Mientras hay que sufrir.
Taran 4 enero 2022 - 7:22 PM
62 por diez elevado a la seis.
Ramón Izquierdo Delgado 4 enero 2022 - 5:01 PM
Sr Navia Nada nuevo bajo el Sol: malestar hay en todo el mundo, hasta en las zonas ricas donde la inflación los golpea como no se veía desde hace 40 años. Saludos y feliz año nuevo para usted, LJC y los foristas.
Diógenes 4 enero 2022 - 6:18 PM
La diferencia con Ecuador es que allá NO hicieron una revolución con, por y para los humildes –además de más grande que nosotros mismos y etc. Y no consigo la información de ecuatorianos que piden venir a vivir acá –supongo que por la propaganda anticubana- mientras conozco a varios cubanos en ese y otros países que no quieren volver para acá ni pasándolas mal allá. Y la cantidad de cubanos que queman las naves aquí –o lo que les queda de ellas- y son capaces de enfrentarse a la selva del Darién o al estrecho de La Florida, arriesgando la vida por sólo una posibilidad escasa de emigrar con éxito, se mantiene o aumenta. De los patráypalante de la economía no quiro decir nada. Quizá sólo que aquí NUNCA hubo un plan de desarrollo. Sólo se fueron implementando medidas –como concesiones- para capear la situación. Y no creeré que eso haya cambiado mucho Hasta que lo vea en la concreta; cosa que no espero.
Sanson 4 enero 2022 - 6:57 PM
En este espacio todos, absolutamente todos, estamos claros de que el papalote que fidel castro penso que podria empinar algun dia, hace rato que perdio el rabo y los frenillos estan enrredados. Por eso anda a bolina.y practicamente nadie sabe adonde se dirige lo cual es un problema grave. Los personeros del regimen no tienen un plan trazado ni saben a donde van y el hecho de que aun asi no se dejen quitar las riendas, o la bola de hilo en este caso, no habla nada bien de ellos. Todos los fracasos y los desaciertos que han hecho y que hacen constantemente lo demuestran. Si se le preguntara a cualquier cubano en la calle, los centros de trabajo e incluso en los Organismos Centrales del Estado si sabe cual es el punto de mira del regimen lo pondrian en un aprieto inmediato y a pesar de que por decadas han existido respuestas prefabricadas para estos casos como "construir el socialismo" nadie lo diria ni siquiera con un apice de conviccion y el detector de mentiras imaginario lo reflejaria de inmediato. Nadie se tarda tanto en "construir" algo. Aun en los primeros annos de la obra se pueden observar vestigios de lo que sera al terminarla. En Cuba no existen esos vestigios y a eso me refiero cuando digo que nadie sabe que se esta fraguando alli cuando aparte del desmantelamiento que ocurrio en los primeros annos en el area donde seria edificada la obra, esta aun despues de muchos planes no ha comenzado realmente. Otra frase prefabricada es "defender la revolucion" lo cual seria de alguna forma entendible si esos los vestigios de esa obra que terminaria algun dia pudieran verse, tocarse e incluso defenderse pero no es asi. Entonces que es lo que defendemos ?. A no ser el desmantelamiento del principio que en otro tiempo se tomo como el movimiento de tierra que precede a toda obra,actualmente solo pueden verse desperdicio. Incluso el personal que se penso emplear en el proyecto ya fue despedido o cambio de ocupacion o murio en este tiempo. O emigro a construir en otra parte.
JOSE 4 enero 2022 - 7:27 PM
NARCISO, donde ha estado Ud metido desde el 2005, cuando el estado cubano, que es lo mismo que TRD, subió escandalosamente los precios en sus tiendas, ya rayando la usura y el abuso. Mercancía que se compra en Panama, sobre todo comida, y se vende en las TRD a un 300 , 400 y 500% por encima del costo. Ningún empresario que venda comida podría vender sus productos más allá del 50%. Se lo dice un empresario que ha tenido supermercados en USA y en España. Un 35% sobre el costo es lo normal en los supermercados. Y Ud sale a tirarle piedras a los privados diciendo semejante estupidez, ademas de mentiras, porque omite la usura de las TRD desde hace 17 años. Si su opinion no es perversa y malévola, que baje Dios y me corrija. Le acepto sus simpatías al gobierno, le acepto que me diga que es marxista o lo que sea, pero no diga sandeces, ni mentiras.
Mario+Juan+Valdés+Navia 4 enero 2022 - 8:24 PM
Gracias por los.comentarios. El caso de la superinflacion provocada por la Tarea Ordenamiento ya lo analicé.en posts anteriores. Es.cierto que la pandemia ha traído inflación en todo el mundo, pero en casi.todos los paises es inferior al 10%, en Cuba la.oficial es.del.70% y la sumergida de mas de.500%, no hay similitud alguna.
bobo 5 enero 2022 - 1:59 AM
¿Existe el multipartidismo en China? ¿Es China un país culturalmente liberal? ¿Hay democracia en China como en Occidente? ¿y por qué Estados Unidos nunca ha hecho un bloqueo como lo hizo con Cuba?
dario 5 enero 2022 - 9:00 AM
bobo : china era un pais de siervos de la gleba,cuando en cuba habia un estado de derecho....china era un pais muerto de hambre cuando en cuba los esclavos comian harina y tasajo,....china ha progresado y ha vuelto al capitalismo,Cuba,al rves.....ademas,cuba esta a 90 millas y china a 12000 millas.......mas o menos
Sanson 5 enero 2022 - 9:34 AM
Los chinos no se quedaron con las compannias norteamericanas ni el Presidente chino andaba escribiendo carticas a sus concubinas de que su lucha seria contra "el imperialismo " aun antes de decirselo a los demas.
Manuel García 5 enero 2022 - 4:37 AM
En España cerramos 2021 con un 6,7% de inflación ( la mayor en 30 años). Pero con mi salario de conserje mantengo decorosamente a mi familia aquí y en Cuba.
El inagotable, Orlando J Martinez 5 enero 2022 - 6:36 AM
Pregunta ¿Por qué Estados Unidos nunca ha hecho un bloqueo a China como lo hizo con Cuba? Muy simple, Bobo. Porque no se puede ser bobo. Realpolitik: (en alemán, “política realista”) un país protege sus intereses de forma pragmática, considerando factores tangibles como su economía, su capacidad militar o su influencia política, y la de sus adversarios
bobo 5 enero 2022 - 8:21 AM
Aquí está la respuesta: dado que los chinos son muchos, armados y con ellos se hacen buenos negocios, los problemas de la democracia y de los derechos pasan a un segundo plano. Se llama hipocresía. Felicidades!!!!!!!!!!!!!
Sanson 5 enero 2022 - 9:38 AM
Bobo, Usted se expresa como una amante despechada..
Armando Perez 5 enero 2022 - 10:47 AM
¡Pero que bono es usted Bobo! No ande en esa gaveta que tiene cucarachas. TODOS los gobiernos son hipócritas. ¿Recuerda a Cuba votando en la ONU a favor de la dictadura argetina de Videla? ¿Recuerda como intercedió con la URSS para que les vendiera trigo? Esa dictadira desapareció a miles de izquierdistas en Argentina y Cuba no decia ni pio porque le dio préstamos. Nadie está limpio de culpa.
Alex Garcia 5 enero 2022 - 8:33 AM
Excelente Mario. Me gustaria añadir un par de elementos: ..."EE.UU. vivía el sueño dorado de la era Eisenhower, cuando parecía que el American dream podría extenderse a la mayoría de la población." Posible, en buena medida, gracias al New Deal implementado en los gobiernos de Franklin D. Roosevelt. "La debacle del Período Especial, la extensión del bloqueo al plano internacional con las leyes Torricelli y Helms-Burton, y las erróneas políticas internas que demoraron reformas necesarias y desaprovecharon oportunidades de relanzar la economía cubana en momentos más favorables; han destruido el viejo modelo" Aqui no puede dejar de señalarse, como primerisima causa, la desaparicion del "cheque en blanco" que la URSS y el resto del CAME extendieron a Cuba por 30 años. El Estado de Bienestar cubano se desplomo estrepitosamente cuando se cerro la "tuberia rusa". En ese momento los cubanos cobramos conciencia de que nuestros programas sociales eran un gigante con pies de barro; a pocos se les habia ocurrido ponerse a pensar, antes de los 90', de donde venia el financiamiento para ellos.
bobo 5 enero 2022 - 2:20 PM
Desde lo alto de la silla vino la lección: nadie está limpio de culpa . El hecho es que la culpa sea siempre y solo en un sentido. Felicidades.
JOSE 5 enero 2022 - 6:48 PM
BOBO esta en la Luna, no sabe nada de historia. La razón del embargo es la confiscación, sin pago, sin compensación de las propiedades norteamericanas en Cuba, que era muchas y valían muchos millones de USD. Por esta razón EE.UU rompió relaciones y por esta misma razón se le puso un embargo a Cuba. BOBO, CUANDO SE EXPROPIA, HAY QUE PAGAR. Y CUANDO NO SE PAGA, HAY QUE ASUMIR LAS CONSECUENCIAS. N FIDEL, NI RAUL, MUCHOS MENOS CANELL, HAN DICHO PÚBLICAMENTE A EE.UU QUE QUIEREN PAGAR
bobo 6 enero 2022 - 7:44 AM
El derecho internacional establece que la indemnización está de acuerdo con las normas vigentes en el estado que procede con las nacionalizaciones, por lo que las solicitudes de Estados Unidos no tenían fundamento. Y la obligación de indemnizar debe determinarse y no ser rápida y eficaz. Estudiar más duro.
Hold Porn 6 enero 2022 - 7:48 AM
First time here, haha
Arrumacos - Todo lo relacionado con Cuba 9 enero 2022 - 6:37 AM
[…] carnívora? No recuerdo un fin de año más herbívoro que […]
Nilda Bouzo Torres 11 enero 2022 - 1:51 AM
Mi querido Mario, si desde el principio de este proyecto sociopolítico existe un bloqueo al que el pueblo demostró con creces no temerle a mayores sacrificios para darle espacio y tiempo al gobierno para industrializar el país, ESA debio haber sido la primera tarea del gobierno en las dos primeras décadas. Eso sí habría preparado a nuestra Patria para luchar contra cualquier "enemigo". Habernos industrializado en todos los renglones de la economía para eliminar las importaciones de las que siempre hemos dependido nos habría hecho verdaderamente independientes. Al contrario, dejaron deteriorar las pocas industrias que hasta 1959 mantuvieron la economía del país, siempre culpando al bloqueo y la política hostil de EU hacia Cuba. Si Fidel Castro, (que dirigía y decidía todo) quería pasar a la historia (como logró hacer) como el único hombre en la tierra que se enfrentara a los EU, DEBIÓ HABERLE INTERESADO, paralelamente con SU PROYECTO, darle al país los verdaderos medios de defensa que era la industrialización. Hoy somos dependientes de todos los países incluyendo, en primer lugar, a los EU, pero con un pueblo sin la fe en el gobierno, ni la esperanza en el futuro que existía, digamos, hasta 1980, cuando "EL MARIEL" abrió los ojos a muchos cubanos. Muchos dicen que el despertar del sueño socialista del pueblo fue en el 90. Es posible. En el 80 no había Internet para el pueblo como ahora (y todavía no hay para todos, que conste) y muy poco se supo en aquel momento lo que ocurrió realmente. La tristeza es muy grande, porque ya es demasiado tarde para cualquier plan de reconstruir el país por mucho que traten de hacer para mantenerse en el poder. Demasiado deteriorada físicamente está nuestra Isla, y la corrupción a sus anchas en todos los niveles, desde el pueblo hasta el gobierno. Y con una juventud (la verdadera juventud del pueblo, no la que aparece por el noticiero) enfocada en las dos soluciones posibles para tener un verdadero, merecido y justo futuro: emigrar o enfrentarse al gobierno de la manera que su preparación escolar o profesional le dicte. Y es durísimo ver lo que está pasando con los jóvenes después de las protestas de julio. Es la juventud de todos los paises... y de todos los tiempos históricos (el gobierno lo sabe mejor que nadie) los que no admiten repetir en sus vidas la de sus mayores queridos. Los jóvenes no se sienten comprometidos con nada ni con nadie. Solo con sus padres y abuelos... en todo caso con todos los padres y todos los abuelos cubanos que creyeron en un proyecto fallido que crea cada vez más desigualdad económica y social en el sufrido pueblo cubano.
Nilda Bouzo Torres 11 enero 2022 - 6:31 AM
No sólo sufrido, Mario, también abusado ha sido siempre el pueblo cubano. Y nadie ha influenciado en mí para pensar así, solo el día a día y mi experiencia personal. Tú eres un gran estudioso de nuestra historia y te admiro... y yo no sé de política, pero he vivido siempre aqui, y esto me agarró con 17 años y con fecha para casarme. Y te confieso, querido amigo, que me sentía contenta en aquel momento... y feliz de que otros cubanos, sobre todo campesinos, tuvieran las mismas oportunidades que mi familia me había proporcionado por el fruto del trabajo honesto de mi padre, que era un simple técnico calificado de la fábrica LA ESTRELLA. O sea que perteneciendo a la clase obrera, todos estudiamos, nos alimentamos correctamente y crecimos con la convicción familiar de que lo principal para el ser humano era ser un digno y honesto trabajador. Éramos una familia feliz que nada material necesitabamos de ninguna revolucion. Pero fuimos más felices con la hermosa sorpresa tan ansiada de ese 1ro de enero de 1959, porque de verdad creímos que entonces sería igual para todos los cubanos. Cierto, Mario... el día a día me mostró lo ingenua y equivocada que estuve durante años. Yo admiro como escribes para ayudar a encaminar al gobierno, en beneficio del pueblo, y también por lo estudioso que eres de nuestra historia... pero yo viví esto desde el primer día, mi amigo. Desde 1959 se ha abusado del pueblo cortando todas las fuentes de información y todos los medios para comunicarnos con el exterior... hasta hace relativamente nada... en comparación con lo que lleva este gobierno en el poder. Eso fue privación de uno de los derechos universales. Conocer del mundo solo lo que nos dice quien está en el poder no es juego cuando por causalidades te enteras de "lo que no debes saber", y te percatas de que vives completamente desinformado. Nos prohibieron la tenencia del dólar, nos prohibieron viajar a cualquier pais, no solo a los EU (solo los escogidos por el centro de trabajo podían viajar, y muchos no regresaban). Desde temprano hubo cubanos tratando de escaparse por mar. No era como hoy. Fuertes condenas cumplieron los que intentaron hacerlo si no perecieron víctimas del mal tiempo y los tiburones, o por el hundimiento por los barcos guardacostas. Por la penalizacion del dólar también innumerables cubanos sufrieron cárcel por llevar solo veinte o treinta dólares en el bolsillo. Prohibieron comprar automóviles al cubano que no fuera "destacado como revolucionario". Las familias se separaron y a quienes decidieron marcharse (con todo su derecho) les exigieron dejar TODAS sus pertenencias: sus viviendas, su automóvil, su ropero (salían con lo que llevaban encima únicamente), debían entregar sus relojes, sus pulseras, sus cadenas y medallas, incluso los anillos de compromiso... y tampoco le permitían a los niños llevarse sus juguetes. Esto me lo contaban mis familiares después de llegar a los EU. Había que dejarlo TODO para que no les negaran el permiso de salida definitiva. Y todo aquello que le quitaban a las familias que se iban, lo recogia el irónicamente llamado RECUPERACIÓN DE BIENES DEL ESTADO. Los únicos medios de comunicación que dejaron fueron el teléfono a quienes lo poseían en sus casas (las nuevas solicitudes de instalación no las negaban pero sé quedaban en eso... en solicitudes) y el servicio de correos, pero el trabajador o estudiante que se comunicaba con su familia, por teléfono o carta, no era aceptado en el núcleo de la juventud comunista o del partido. Las dos veces que me propusieron para militante (era excelente trabajadora) fui rechazada porque mi madre me telefoneaba cada cierto tiempo, como es lógico en las familias que se aman. Quitaron el derecho universal de volver a la Patria... "jamás volveran", dijo Fidel Castro... y los llamó apátridas, gusanos, escoria, contrarrevolucionarios, y gran parte del pueblo repetía todos los ofensivos calificativos a aquellos cubanos... solo por decidir viajar a otro país, como históricamente lo ha hecho cualquier ciudadano del mundo, sin perder ningún derecho, como un día lo hizo el señor Angel Castro. Nos quitaron la más bella de nuestras tradiciones: la Navidad... la alegría de aquellos días festivos esperados igual por familias creyentes y ateas, porque para los cubanos no creyentes la Navidad era la fiesta familiar más importante del año. Y no vale decir que antes de 1959 había familias que no tenían medios económicos para celebrar, porque nunca como hoy el cubano ha sufrido tanta desigualdad para alimentarse, a pesar de que existe la mal llamada Libreta de ABASTECIMIENTO, que abastece a unos mejor que a otros. De todos es conocido que muchas personas venden los llamados "cárnicos" que les corresponde, para comprar frijoles para todo el mes. Es cierto que muchas personas fueron beneficiadas por este proceso, pero los que quisieron quedarse en su tierra y no se destacaban como "fidelistas", hasta ahí llegaba su sólido y real proyecto de vida familiar y profesional... aunque fuera el hombre más honesto y mejor trabajador del país: perdía su nivel laboral si era funcionario, por tanto perdía su posición social (lo conozco tan de cerca que todavía lo vivo en mis recuerdos de cuando era joven)... y si era dueño de lo que fuera, le intervenían su propiedad y pasaba a ser administrador asalariado... si aceptaba. A los que conocí, que les interveníeron sus negocios, y no quisieron continuar trabajando, les marcaban un precio que les amortizaban mensualmente con 200 pesos cubanos que podían cobrar de "su cuenta de banco". Como digo: únicamente 200 pesos cubanos mensuales. Cuando tomaron el poder, en Cuba no había diferencia en el valor del dólar y el peso. Para la población el cambio era UNO A UNO, como se diría ahora, pero el cambio no era necesario, porque en cualquier establecimiento se podía comprar igual con las dos monedas. Muchas de estas injusticias se han ido eliminando, pero muchas también se mantienen de distinta manera... y queda en la historia que el gobierno no cuenta. Y deberían hacerlo si de verdad les interesara ser aceptados por el pueblo... y no permanecer por la fuerza ni decir sin un mínimo de recato que son ¡¡¿¿CONTINUIDAD??!!... al menos para reivindicar a tantos cubanos perjudicados de tan disímiles formas. Y ya ves cuántos millones de dólares anuales recibe el gobierno solo por el concepto de donaciones familiares. Y que vengan de aquellos gusanos y escoria, como los llamaron.
Cuba, razones de una crisis – Rebelion - Global Life Jungle 12 enero 2022 - 3:28 AM
[…] La crítica del anciano político a la «cierta confusión» de algunos cuadros que alertaron de la «supuesta desigualdad» creada por la comercialización dolarizada en Cuba, desconoció un problema de primera magnitud que ha generado lo que Mario Valdés denominó, con amarga ironía, «un malestar general». […]
Cuba, razones de una crisis | Mandala 12 enero 2022 - 4:02 AM
[…] La crítica del anciano político a la «cierta confusión» de algunos cuadros que alertaron de la «supuesta desigualdad» creada por la comercialización dolarizada en Cuba, desconoció un problema de primera magnitud que ha generado lo que Mario Valdés denominó, con amarga ironía, «un malestar general». […]

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario