23.9 C
Havana
lunes, octubre 26, 2020

Turismo y desarrollo

Por: Rene Portuondo

Desde la década del 80 del siglo pasado se ha venido desarrollando con gran fuerza en nuestro país el sector turístico como uno de los principales ejes de la economía nacional. Desde su modesto desarrollo en aquellos primeros años, pasando por el vertiginoso crecimiento que ha presentado desde los años 90 hasta la actualidad, el mismo ha significado una fuente inestimable de divisas al país, así como ha permitido el desarrollo de otras ramas de la economía que se han beneficiado de su crecimiento. En la actualidad genera un volumen nada despreciable de puestos de trabajos en la economía, tanto formales como informales, y ha potenciado en gran medida el desarrollo del sector privado en áreas, como la gastronomía, la hostelería y el trasporte.

Pero más allá de los beneficios innegables del turismo al desarrollo de la economía nacional, el énfasis puesto en una acelerada expansión en los últimos años, así como el nuevo contexto internacional en que nos encontramos plantea nuevas cuestiones a valorar en vista a su desenvolvimiento futuro.

Como ha sido ampliamente divulgado por medios de comunicación nacional en el año 2018 se presentó una desaceleración de la llegada de turistas al país, que se prevé que termine en iguales cifras que el año anterior, incumpliéndose así la meta de llegar a los 5 millones de visitantes este año. A dicho fenómeno han contribuido en gran medida las nuevas políticas del presidente norteamericano Donald Trump, así como los eventos climatológicos que afectaron al país el año anterior. Aun así, sea cual sea la causa, la realidad es que el sector turístico del país registró una fuerte contracción de su demanda en el primer semestre del año, que ha sido tratada de paliar con una reducción de precios en los servicios ofertados para el segundo semestre. Dicha corrección de precios, se espera que permitirá normalizar el mercado y que se registren tasas de llegadas al país, en este segundo semestre, en un volumen tal que compensen la contracción del primero.

Dicho escenario, como es lógico, afectará a los balances finales de este sector. Una reducción de la demanda en un momento, unido a una reducción de precios en otro, no puede traer sino una contracción de ingresos y por ende de beneficios en el periodo. Este hecho traerá sin dudad aún más tensiones en el plan de divisas del país, que en gran medida se construye sobre los aportes esperados de dicho sector. Aun así, este hecho parece no haber afectado los planes de construcción de nuevas instalaciones turísticas (hoteles, marinas y entidades extra hoteleras), que han recibido un impulso mayor en este mismo 2018. La ciudad de La Habana es testigo del inicio de la construcción de varios hoteles en distintas zonas de la ciudad, así como en otras regiones del país continua los planes de inicios de nuevas obras del turismo.

La idea de la construcción de más y más hoteles, así como otras instalaciones para el turismo, queda en consonancia con el modelo de desarrollo extensivo de la economía que antes se siguió en otros sectores como el de la industria cañera, que terminaron por una hipertrofia productiva que llevó a la in-rentabilidad de dicho sector. Dichos planes de construcción, no solo obvia la difícil coyuntura internacional a la que se enfrenta nuestra inserción turística, sino que en gran medida pasan por alto las reservas de eficiencias que aún quedan en muchas de las instalaciones actualmente construidas que operan lejos de sus máximos de capacidad, y por debajo de los que podría entenderse como su rentabilidad esperada. A dicha cuestión se suman los altos costos de dicho sector, que cada vez se ha convertido en más dependiente de la importación para realizar sus operaciones y que ha disminuido su encadenamiento productivo con otras ramas de la economía nacional.

Por un lado, podríamos esperar que la coyuntura desfavorable que actualmente enfrentamos se sobrepase en unos pocos años y que la llegada de turistas vuelva a su ciclo ascendente. Este hecho no solo es posible, sino que es altamente probable que ocurra en un plazo bastante breve. En tanto la segunda cuestión, es mucho más urgente entonces tratar que la primera, además es la única de las dos que está totalmente en nuestras manos solucionar.

La historia de la economía cubana ha venido marcada por problemas estructurales que se acarrean incluso desde tiempos de la colonia. La necesidad de la diversificación del mercado interno, de sus exportaciones y el desarrollo de una economía que se desarrolle sin depender de una sola rama han sido problemas constantes. El desarrollo anómalo (“anómalo” en tanto desproporcionando con otras ramas de la economía) de la industria azucarera en un momento dado de nuestro devenir económico condujo a la creación de una industria que subordinó a sí misma el desenvolvimiento de la economía nacional, al mismo tiempo que se convirtió en una importadora neta de insumos, hecho que a la larga llevó a su in-rentabilidad, en gran medida por el hecho de que no logró sacar adelante otros sectores de la economía que a la larga fueron vitales para su existencia.

Aunque aún este no es el escenario que enfrenta la industria turística en Cuba, parecería que ese es el camino por el que comienza a transitar. Es necesario entender que para evitar dicha situación, el desarrollo del turismo no puede ser un fin en sí mismo, su objetivo no puede ser otro que ayudar a levantar otros sectores de la industria nacional donde realmente se decidirá el desarrollo de la economía. La capacidad verdaderamente generadora de riqueza del turismo solo se encuentra en su posición de realizador final de las mercancías producidas en el país, mientras el componente importado del turismo exceda sus demandas nacionales, dicha industria no logrará posicionarse como un verdadero motor de la economía nacional.

Es válido señalar aquí, que, en los primeros años de su desarrollo, los insumos de dicho sector tenían un mayor nivel proporcionalmente de productos nacionales que en la actualidad. Sin embargo, en el desarrollo reciente la tendencia ha sido al aumento del componente importado. Aunque las causas de dicho fenómeno son muy variadas, dos sobresalen como fundamentales y complementarias entre sí.

Por un lado, la persistencia de la multiplicidad cambiaria que desincentiva la compra de productos nacionales en detrimento de las importaciones, que, a un cambio empresarial 1 por 1, resultan en términos contables más atractivas que las producciones nacionales. Esto se une al deficiente marco institucional de nuestra economía que ha conllevado a la ineficiencia de nuestra industria y agricultura, que en la actualidad no podrían responder desde sus niveles de producción y crecimiento a las demandas del turismo aun cuando se diera total resolución al primero de los problemas planteados.

El crecimiento de la industria turística sin respaldo en el crecimiento de otros sectores, podría llevar a un sobredimensionamiento contraproducente de dicho sector, que sangrará en importaciones la mayor parte de los ingresos del mismo. Lograr que el turismo se encadene con el resto de la economía, es sin lugar a duda el mayor reto de dicho sector en la actualidad. Sin duda mucho más importante y apremiante que la construcción de nuevos hoteles, que solo contribuirán al desbalance en el crecimiento económico del país y abundarán en un modelo extensivo que dejará de lado grandes reservas de eficiencia que aún tenemos en pos de la “locura” del crecimiento por el crecimiento. Es tal vez esta coyuntura, donde el arribo de turistas baja su crecimiento, donde se abren las condiciones para dar un impulso decisivo a otros renglones de la economía, que permitan en un futuro volver a una senda de desarrollo del sector, pero desde posiciones más favorables para un desenvolvimiento armónico de nuestra economía.

La pelea de la economía cubana sigue siendo la misma que hace doscientos años, lograr la diversificación y la eficiencia del sector primario (agricultura), que nos permita luego llevar adelante planes de desarrollo industrial y de servicios, como el turismo, que a la larga permitirán un desarrollo estable de nuestra economía. Apostar por una expansión industrial o de servicios sin la base económica y el marco institucional que permitirá su desarrollo, significará condenar a la economía cubana a la dependencia de las importaciones para desarrollar estos sectores. Seguir por ese camino solo pondrá de manifiesto lo malo que hemos sido al aprender de nuestro pasado.

Tomado de: La Trinchera

25 Comentarios

  1. Muy interesante este articulo de Rene Portuondo, sin entrar en politica ni politiquería, pone en el tapete, las ineficiencias de la economía cubana actual, sin duda el mayor reto radica en «Lograr que el turismo se encadene con el resto de la economía», pues entonces nos tenemos que hacer la pregunta, Cual economía? los productos agropecuarios cubanos (no estamos hablando de manzanas 😉 ) nunca han alcanzado desde el 12 de julio de 1963, cuando comenzó el racionamiento en la isla, conocido como la libreta, por lo tanto, la mayoría de los alimentos tienen que ser importados, la mano de obra de los hoteles, es rentable, solo por los salarios de miseria que pagan a esos trabajadores, que viven trapichando, robando e in ventando dentro de los propios centros turísticos, la infraestructura económica (mercados, tiendas para turistas, carreteras en buen estado, etc.) alrededor del turismo en Cuba, es minima y se sostiene totalmente desde el exterior, lo cual ayuda en menor medida al pais, ya que requiere esfuerzo extras para obtener los beneficios. 😉 Saludos

  2. Y hablando de turismo, despues de una semana con mas presion de trabajo que la pasada por el Presiente Kennedy cuando la crisis de Octubre, despues de un triunfo corporativo, sudao’,
    luchao’ y sangreao’, con la victoria en mis manos, ahora puedo tranquilamente, tomarme un fin de semana en la playa de Punta Cana, Republica Dominicana, próximamente lo hare y espero contactar con nuestro comentarista Raudelis.

    La Republica Dominicana ha sabido balancear la economía alrededor del turismo y lleva ventaja sobre Cuba, porque la mayoría de lo que se consume en los hoteles, son productos locales y la infraestructura alrededor de los centros hoteleros es superior a la cubana, en diferentes ocasiones he visitado RD, Puerto Plata, Luperón, Sosua, Punta Cana, La Romana, Juan Dolio, Boca Chica y la capital Santo Domingo, son lugares bien conocidos para mi, en todas esas vistas, siempre me llevo la impresión que el turismo es un factor de desarrollo en esa isla, pero integrado al resto de la economía nacional. Esperemos que los cubanos puedan hacer lo mismo. 🙂 🙂 🙂 Saludos

    • República Dominicana lo ha logrado pues toda la estructura alrededor de la industria del turismo es privada

      • Rolando:

        No es que sea solo «privada», es que es RESPONSABLE, ya que el incompetente SE ARRUINA O CAE PRESO, por incumplimiento de contratos.

        Si la propiedad COOPERATIVA, FAMILIAR E INDIVIDUAL no se mancornan con «prohiciones» ESTÚPIDAS, fueramos exportadores de productos para el Turismo.

  3. Se nos muere el gallego milblogscubanos (Josep Calvet, SoliCalvet, Aguamarga, etc) , la envidia lo matara, post cuba reafirma que soy un comentarista de LJC, Cristo de limpia o se limpia en Post Cuba en su respuesta a la profe Alina, Cristo al parecer lee todos mis comentarios, además sugiere que soy asesor o por lo menos, doy aliento a los intelectuales y escritores de este blog. Wow! Yo soy como Toshiro Mifune, «El Bravo» (Yohimbo)!!! 😉 Saludos 🙂 🙂 🙂

    https://postcuba.org/cabalgo-sobre-guajamon-junto-a-fidel/#.W8yTB_ZFycx

    • ! Señor, señor…. uffff¡ Escribes fatal…. y luego no corriges para enmendar el desaguisado..
      Envidia, limpieza, más limpieza… ¡no he entendido nada¡ Voy «a las fuentes»

      • Calvet no le parece penoso que Pablo Iglesias vaya a una carcel, quiere ir a Waterloo a reunirse con el 5t0 beatles asegurandoles un papel que no tienen? pues, no creo que en caso de que Podemos algun dia llegue al poder jamas, el marquez de Galapagar dialogaria con algun opositor en prision y menos concederles credibilidad a personas que con razon o sin ellas han violado las leyes.

  4. Articulo muy realista,pero les falto mencionar lo importante que seria para el turismo los visitantes nacionales,cosa que debio resolverse hace mucho tiempo introduciendo una moneda de valor,hay paises como España que en temporada baja se apoyan en el turismo nacional para que los hoteles sigan generando empleos y dinero,se sabe que hoy hay cubanos que visitan hoteles,pero cuando estos se pagan en moneda nacional o CUC comprado con moneda nacional es automaticamente perdida para el pais,Cuba requiere de una reforma economica profunda si quiere levantar su crecimiento economico.

  5. El pasado verano fui a un hotel de la cayeria norte de Villa Clara y conversando con el gerente espanol me decia , que en la Habana se han creado mafias que obligan a todos los hotels a comprarle ellos ( pescado importado de China y Viet Nam de pesima calidad , no apto para consume humano en ningun pais desarrollado) ellos pertenecen a GAESA ) despues yo le mostraba desde el bar de la playa la cantidad enorme de pargos ,barracudas ,cuberetas, langostas que con tan solo dos pescadores era suficiente para abastecer el hotel con pescado fresco y de insuperable calidad. La respuesta fue , NO PUEDO COMPRAR A PRIVADOS ESTOY OBLIGADO A COMPRAR A QUIEN TE CONTE A PRECIO NUNCA VISTO POR MI EN NINGUN LUGAR DEL MUNDO

  6. Que paso en LPI de IS? Se lanzaron de nuevo en los comentarios como una jauría contra los comentaristas de Silvio, entonces, llego mama INES y les canto que si todos los negros tomaban café, el de ellos se paso…

    INES (en LPI) …. «Jugar con la cadena no es aconsejable, a no ser que se pierda la percepción de riesgo como ya ha ocurrido en otras ocasiones, hay que tener cuidado con el bumerang de nuestras acciones, pues las variables de antes ya no son las de ahora.» …

    Iroel se defendió diciendo que el estaba en contra del divisionismo, bla bla bla, parece que no quiere otras ¨vacaciones¨ como las que acabaron la jodedera del ¨centrismo¨, ya ni se acuerdan de eso, la advertencia me pareció severa, no todo va bien en los predios ultra comunistas de La Habana. 🙂 🙂 🙂 Saludos

    • @Chinito Pillo y estimado amigo.

      Te voy a contar un pequeño sucedido. Como he dicho muchas veces, tengo un amigo, vecino, colega, que somos como hermanos. Milita en el PCPE, partido comunista más cercano al PCC. El hermano de mi amigo, tiene una relación muy estrecha con la embajada de Cuba en Madrid. Pues bien, hoy, le he contado a mi amigo, que algunos días me pongo «contestatario» y digo cosas poco «aceptables» como eso de Padura de que en los kioscos de prensa debería haber prensa o que el modelo de partido único, por anormal, antes o después debe dar paso a otro modelo. Mi amigo me miraba con cara de ¡qué bruto que eres¡, pero cuando hemos hablado un poco más, ha reconocido que sin Bloqueo, sin agresión e injerencia de EEUU, ¡claro que sí, debería darse oferta de medios (no pagaditos) distintos al actual modelo de medios cubanos y más siglas en el parlamento…. Me ha sorprendido un poco y enseguida nos hemos despedido, pero me ha gustado esa charla que dicho sea de paso, creo que hace pocos años, sobre 2014, algo así le oí a Raúl Castro, como diciendo, hoy eso es impensable (estoy de acuerdo), pero podría cambiar.
      Como siempre, la izquierda, la revolución cubana evoluciona, mientras que las derechas, o muchas derechas, son pura nostalgia de épocas pasadas…y pretenden mantener sus privilegios por los siglos de los siglos….o crean situaciones latentes, larvadas, hasta que estallan: ¡Honduras¡ El capitalismo en países en desarrollo, es pura bazofia que vive de sueldos de miseria, desigualdad, crimen organizado, etc… Y en países desarrollados, se explotan los recursos hasta agotarlos (incluyendo la fuerza de trabajo) y cuando «toca» se piran.. como ALCOA, que estaba en Alicante, y se piró… y ahora la multinacional norteamericana quiere cerrar dos complejos importantes y dejar sin trabajo a unos 3000 trabajadores, supongo que entre empleos directos e indirectos. ¡Le capitalisme¡

      • Lic usted hace 3-4-5 años que esta en Chile es una pena que tenga problemas de salud, en ocasiones usted mismo critica el sistema de salud capitalista donde, segun los de la izquierda no te atienden si no tienes seguro, si no tienes dinero…..entonces tiene usted alguna de esas cosas o Chile atiende de gratis?

      • cubano47:

        Voy para 8 años en Chile:

        – 4 mandatos de Bachelet incremento la cantidad y calidad de los HOSPITALES Públicos;

        – He pagado impuestos por la venta de mis obras;

        – Me han pagado Seguridad Social Privadas (AFP) donde he sido empleado menospreciado.

        Todo unido es esta excelente y moderna atención… Y mi inteligencia afectiva.

  7. Solo un breve comentario, teniendo en cuenta que el texto es correcto. Se dice que «queda en consonancia con el modelo de desarrollo extensivo de la economía que antes se siguió en otros sectores» y a mi entender eso no es así. España con 46 millones de habitantes recibió el año pasado 82 millones. Cuba con 11 millones hasta hace poco apenas pasaba de los 3 millones. Hoy como se lee, no llega a 5.
    Hay un enorme margen de más oferta turística, más plazas hoteleras, y suena cosa sería incentivar un turismo no masificado como el que se da en el combinado La Habana-Varadero.

  8. Muy buen artículo René. Soy economista de profesión y me dedico a la investigación en el tema. Pienso exactamente igual que tú. Creo, en general, que nuestra economía necesita diversificarse más allá de actividades basadas en recursos naturales o en servicios de bajo valor agregado.

    En el 2012 publiqué un artículo que, al igual que tu artículo, indaga en la naturaleza del turismo como sector y en su relación con el desarrollo económico. Me gustaría humildemente conpartirlo contigo, y con todos los demás interesados. Creo que es un debate necesario sobre ciertas ideas que creo han quedado en «minoría» dentro del gobierno cubano.

    Opiniones bienvenidas.

    Aquí va https://ideas.repec.org/p/tth/wpaper/45.html

  9. @ Alexis Mario Cánovas Fabelo … Espero que la operación sea un exito! coraje Licenciado, lo esperamos de vuelta cuando este recuperado!! Un abrazo ¨profe¨. 😉 Saludos

  10. Este país “socialista” para mí a perdido la brújula,construye hoteles donde lo más probable es que el 85% de su población no va a entrar ni a tomarse un refresco,se gasta millones en hoteles y campos de golf y me surge la duda,alguien no se estará buscando un barito con tanta construcción de hoteles,etcétera??,porque si yo tuviese poder me preocupo por que los hoteles que tengo funcionen bien,que tengan todos los recursos para dar un servicio de calidad y por sobre todo que estén llenos!!!Si para el año está planificado la construcción de 50 hoteles construyó 20 y el dinero lo cojo primero para materia prima para garantizar las medicinas,segundo arreglar las calles y carreteras(cementerio) y la recogida de basura que ya se les a ido de las manos,eso a mi entender es más socialista que lo qué hay ahora mismo

  11. La economía de Cuba ha estado -y con la nueva constitución, estará- supeditada a la mantención en el poder de una lacra, que para mantenerse en el mismo necesita mantener al pueblo desposeido y en total estado de indefensión, bajo las condiciones de la miseria repartida. Sé que esta es una de las cosas «que no se pueden decir», pero desde los altos setentas creo que las cosas que no se pueden decir, son precisamente aquellas que los cubanos debían estar diciendo. Claro que la mayor parte de la gente prefiere no arriesgarse a ir a la carcel por 14 años, o escribir comentarios que duren poco en un blog, timidez esta que les está costando muy caro.

Comments are closed.