Duele ser cubano

Los que se van y los que vuelven son cubanos hasta los genes