21.8 C
Havana
jueves, octubre 22, 2020

Diplomacia médica cubana en Argentina

Por: Laura P. M.

Sorprende la reacción de algunos argentinos frente a la inminente llegada de más de 200 médicos y técnicos de salud cubanos a la Argentina. Las notas de la prensa, las opiniones y comentarios, zarandean mis emociones. El pueblo está tan percudido que salta a la defensiva, politiza todo, cerrándose a una misión médica benévola.

Las brigadas de las batas blancas conspiran algo, los médicos incapaces de revalidar su título son personal no calificado, son médicos impostores, inteligencia encubierta, no suman, restan, son un insulto a los médicos argentinos, no hay urgencia, no los necesitamos, estamos preparados, somos suficientes, nos desacreditan.

La percepción es que no es el momento idóneo para recibir esa ayuda. Los críticos de la contratación cuestionan las intenciones para ella, movilizan una oposición de profesionales de salud que manifiesta descontento y crean divergencias que desvirtúan el valor humano de los valientes ¿Es la solidaridad tan solo una negociación política?

En estos casos es necesario mantener al menos dos metros de distancia, entre tu y yo, entre ellos, entre nosotros, entre el valor y el dolor. Cosamos barbijos de triple capa, contra el virus más temible y peligroso, el ego con falta de razón. Creí que éramos la misma humanidad, todos frente al mismo acertijo. Y es cierto que en esta acción solidaria no hay heroísmo, pero no por las razones que argumentan desde un extremo, estos médicos vienen a darle un beso al mundo. Y nada más.

11 Comentarios

  1. La percepción es que despues de tantas fotos de Fidel Castro, vivas a la Revolución y banderas cubanas, acompañando a las comitivas medicas, se ve por lo que es, chauvinismo politico de la elite comunista cubana, vendiendo el trabajo esclavo de los profesionales de la salud y al mismo tiempo utilizándolo como un ultimo acto de patrioterismo, cuando en realidad es una transacción comercial. Al principio confundieron, ya a nadie convencen. 😉 Saludos 🙂 🙂 🙂

  2. Respeto muchísimo a todo el personal de la salud que esta hoy haciendo frente a este enemigo invisible siempre al asecho, en cada país esos recursos humanos que suportan el sector de la salud han tenido que multiplicar esfuerzos y horas sin dormir para poder hacer frente a esta crisis sin precedentes, pero hemos de reconocer que toda esta historia de las “brigadas de batas blancas” que por casi 30 años el gobierno cubano ha ofrecido en todas partes del mundo, ha adolecido por una falta de transparencia en cuanto a contratos y mecanismos económicos para los que participan de esas misiones que han ido complicando primeramente a los propios médicos y personal de la salud que en ellas participa, pues son erróneamente calificados más por ese reclutamiento militar “misión medica” con que se les promociona por esa única empresa empleadora de por medio que colecta abrumadoramente la mayoría del resultado económico de sus trabajos.

    Particularmente en el caso Argentino, ya que veo que la Sra Laura es Argentina por el uso de esa palabra Barbijo en su escrito que en Cuba ni se conoce, no es el pueblo el que reacciona abruptamente ante estas cosas, el pueblo enferma, lucha por sobrevivir, ha sido el personal sanitario del país que le hace frente a cómo puede al enemigo invisible el que ha levantado la voz y ofrecido testimonio escrito en un buen número de cartas públicas que he podido leer. Ese personal médico y sanitario que cada día trabaja largas jornadas, han ofrecido esa mirada interior del sistema de salud público y privado de la Argentina hoy, sus propios actores han ido mostrando y demostrando necesidades y urgencias que en ninguno de las varias cartas publicas que he leído han reclamado falta de personal médico o paramédico que justifique esta ayuda especializada foranea, una compatriota suya medico escribió una larga carta publica al Sr. presidente y la finaliza así.

    “Con todo esto que le digo es que deseo de corazón que luego de que pase la tormenta, porque sé que ahora está dando lo mejor de usted para darnos lo mejor a nosotros, la salud sea un tema a tratar primero en su agenda, que el abastecimiento sea constante, no por una pandemia y que los que integramos el sistema de salud seamos remunerados económicamente como debemos.

    Amar lo que hacemos no es sinónimo de caridad.

    Tener vocación no es sinónimo de gratuito.

    Lo invito a compartir un día en mi vida cuando pase esta tormenta. Espero que no sea tarde. Espero verlo antes que me convierta en uno de los miles médicos argentinos repartidos por el mundo en busca de mejores condiciones laborales.”

    Carta publica de Estefanía Mazza Diez, médica marplatense recibida en la Universidad Nacional de La Plata. Especializada en Cirugía General en un Hospital Público.

    Buen fin de semana para todos y disfrutemos el poder seguir dando la pelea.

  3. La labor de los médicos es destacable,y más destacable aún cuando solo reciben alrededor del 30% del salario real;por mucho tiempo nos han hecho creer que el cubano es único en su especie y es más solidario que que otros,cosa que no es así,si los médicos en Cuba recibieran salarios decorosos y las misiones no fueran tan revolucionarias y Fidelistas muchos médicos no harían estos viajes;otra cosa es la cantidad de médicos que se graduan,cuántos lo hacen por vocación y cuántos lo hacen por los viajes,hace unos días una amiga estaba muy angustiada por qué su hijo estaba estudiando para abogado por qué no pudo estudiar medicina,me decia que su hijo no tendrá futuro,también vemos cómo algunos países violan sus propias leyes dejando que los médicos trabajen sin examen previo,también se ha visto que los cubanos reciben mejores salarios que los médicos nativos,y como trabajador de la salud se por experiencia que en Cuba como en todas partes hay médicos buenos y malos.

  4. El tema de las brigadas médicas cubanas es un asunto interesante. Es tal vez, el mejor ejemplo de hipocresía de dos opuestos, que la prensa se encarga de mostrar aún más opuestos. Cuando en realidad es un simple negocio ¡Y no hay nada de malo en ello! Y es un negocio muy provechoso para todas las partes.
    Los unos, venden la actividad como solidaridad e internacionalismo, pero siempre han sacado buen jugo de esa actividad «filantrópica». Jugo monetario y político. Ciertamente el balance entre lo que reciben y lo que deben pagar es grande lo que lo convierte indudablemente en un negocio clásico de toda la vida. Un negocio muy bien hecho porque el beneficio obtenido es grande y lo que debe pagar al profesionales poco y porque aún pagando poco al profesional, este recibe más que sin estar de misión. Por eso la clasificación de este tipo de actividad como «explotación» no procede. Incluso legalmente siguen recibiendo su salario formal en Cuba y hasta bonificaciones. La propaganda del gobierno cubano también oculta que la motivación del médicos cubanos (y todos los profesionales en el exterior) es económica y no política ni profesional. ¡Y esa motivación no tiene nada de malo! Para colmo, las deserciones de la misión son equivalentes a traición a la patria. Es hipócrita hablar de una sola parte de la realidad como si fuera el todo, más cuando se oculta y evita mencionar la otra. Y es hipócrita que una violación de contrato se haga equivalente a traición a la patria.
    En el bando opuesto tenemos casi el negativo del anterior. Insisten que no es solidaridad que es negocio millonario y que para colmo los médicos son agentes del comunismo y no saben ni de medicina. Qué lo que reciben es una miseria en comparación con lo que el gobierno cobra al país anfitrión y por tanto los médicos son explotados y los convidan a la libertad y a la deserción. Estos están conscientes que el dinero ingresado se utiliza para sustentar al gobierno y sus políticas sociales. Ciertamente no hay manera de saber en qué proporción cada uno, pero tienen muy claro que limitar e impedir la entrada de dinero de los contratos gubernamentales es un gran apoyo para las políticas del bloqueo económico. Medio siglo de un gobierno que arrasó con la infraestructura productiva de su propio país, nos han dejado ahora completamente dependientes del dinero que se pueda ingresar, porque los cubanos no creamos riqueza, solo la importamos a través de capital y la compra de pasivos. Eso hace que los planes y estrategias del gobierno sean blanco fácil de quienes calculan daño no al gobierno, si no a los cubanos de a pie. Es hipócrita entonces que pretendan hacer ver a las misiones médicas como esclavos explotados cuando ellos mismos están pretendiendo eliminar o limitar el beneficio económico que supone. Y por supuesto, es hipócrita hablar de lo económico y de beneficios y de condiciones de trabajo, cuando las misiones médicas son de las pocas que se van a los lugares más pobres y necesitados de los países anfitriones y allí realizan brillantemente su labor profesional. Es hipócrita que no reconozcan en esas misiones, la intención de los gobiernos anfitriones de elevar la calidad de vida de los lugares y ciudadanos más desfavorecidos. Sin los médicos cubanos, esas personas seguirían en las mismas condiciones que han estado por decenios.
    Así estamos… En vez de asumir la realidad de que es un gran y buen negocio para todos los involucrados, seguimos como buenos homosapiens, tirándole piedras a lo que no nos gusta, aunque sea bueno.

  5. Respecto a Tony y sus seguidores: No sé si Usted es cubano o no.
    Si lo fuera, también denostaria de José Martí, quién dijo:
    El sol quema con la misma luz que alumbra. Los agradecidos hablan de su luz. Los desagradecidos, de sus manchas. Ahora sé porqué habla de las manchas…

  6. Estimado Luis……la politica es sucia , venga de donde venga , en el tema Cuba los dos polos opuestos siguen jugando igualito desde el 59 , cada tema sera mirado con la lupa y ya tu sabes cuando miras con la lupa todo es aumentado fuera de la verdadera realidad.
    A Brasil se fue con la OPS de mediadora de las contrataciones y de nadie valio …….presidentes afines la realzaron y presidentes oponentes …….la destruyeron.
    Lo hipocrita del caso es que quienes quieren ver desaparecer las misisones medicas cubanas lo hacen por su anticomunismo y se niegan a ver el lado positivo de la ayuda a los pueblos donde van los trabajadores de la salud de Cuba , son tan hipocritas que es pura falseda la aparente defensa de los salarios totales para esos trabajadores lo que les duele es el dinero que pueda llegar al estado cubano y estan tan comprometidos con la destrucion de lo que queda de Revolucion que se sacan un ojo por ver que se queden ciegos los gobernates alla.
    Cuba deberia dejar la ideologisacion de sus presentaciones de las brigadas …Si van a prestar beneficios de salud a regiones generalmente donde los medicos y otros profesionales de la salud de esos pueblos NO quieren ir……. y SIi se se cobra money por ello …..que carajo es regalado en esta tierra !
    Hipocritas esos politicos Argentinos que tiene acciones en multiples companias de maquinolanderas que trabajan en otras tierras por paga miserable y se les explota.
    Miserables esos medicos de argentina que no mueven el c…… de la capital y sus centros privados donde ganan money con c……….. y que viven del negocio de la salud humana para rechasar por sus conviciones politicas mas que por conviciones humanas la llegada de personal de la salud cubana.
    Argentina sin dudas esta tan mal repartida en salud como en varios de su aspecto de vida nacional , un enfermero que tiena que trabajar en tres centros diferentes para llegar a sobrevivir es condenable pero eso demuestra que falta atencion , salarios y ventajas sociales para ese sector por lo que tienen que luchar pero que ademas …….hay disponible bastantes puestos de trabajo alla.
    Cada vez que un colega cubano de la salud sale por estas contrataciones sin dudas la persona y su familia gana en condiciones monetarias , economicas y experiencia personal.
    Dejelos vivir c……….. que NOSOTROS ya nos buscamos la mejoria de nuestras vidas ….. en la emigracion.

  7. Cuando se conversar con profesionales de la salud en Cuba, muchos, la mayoría admiten que necesitan de las ”misiones» para resolver y mejorar su nivel de vida. Eso de alturismo y voluntarismo aplica a un pequeño porcentaje de los «seleccionados», y hasta los fieles están buscando el extra.

    La cara oculta de internacionalismo cubano es la que los medios nacionales no cuentan. Familias separadas, altos índices de divorcio, hijos creciendo sin sus progenitores, infidelidad, avaricia, etc.

    Y no olvidemos la masividad, cómo muchos jóvenes han optado por estudiar medicina y sus derivados cómo vía de escape.

  8. Partamos de una base: Cuba no manda médicos a Argentina por solidaridad sino por negocio.

Comments are closed.