Dieciocho meses

¿Hasta cuándo tendremos que soportar tanta pedantería y soberbia política?