18 C
Havana
lunes, noviembre 30, 2020

El desempleo ni es socialista ni es revolucionario

Pocas tareas hay más importantes para un gobierno que se declare continuador de la Revolución y que se encuentre al frente de un Estado cuya aspiración sea el socialismo, que procurar empleo útil para su población de hombres y mujeres. Económica y socialmente pudiera ser considerado tan importante o más que garantizar educación y salud universales y gratuitas. El problema radica en que a largo plazo puede resultar una tarea casi imposible mantener altos estándares de educación y salud sin costo para todos sin lograr el pleno empleo.

Para quien lo dude, le invito a que piense si puede encontrar una fuente mayor de creación de riqueza que el trabajo. Y si es posible sin la creación de riquezas, crear y mantener esos altos estándares de educación y salud ya referidos. En la medida que sea empleada una fuerza de trabajo más calificada, mayores serán sus posibilidades de crearla.

Hablar de planificación centralizada a mediano y largo plazo y no plantearse el problema ni buscar una vía de solución para encontrar empleo útil para la totalidad de los hombres y mujeres de cualquier edad y calificación en capacidad y posibilidades de ocupación, es negar el principio mismo de la planificación y su utilidad para guiar el desarrollo y la justicia social. No es esta una crítica hueca, estoy constatando una realidad de lo que ha estado ocurriendo en los últimos 30 años, por lo menos.

Algunas cifras ayudarán a ilustrar el problema.

Hasta el 31 de diciembre de 2019, según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), la población en edad laboral ascendía a 7 millones 123 mil, de los cuales 3 millones 723 mil son hombres y 3 millones 399 mil son mujeres. Están ocupados en trabajos estatales, cooperativas, sector privado campesino y trabajadores por cuenta propia un total de 4 millones 642 mil, lo que representa el 65%. De ellos, son hombres 2 millones 830 mil, el 76% de los que tienen edad laboral; y mujeres, 1 millón 812 mil, el 53% de las que tienen edad laboral.

Entonces, con edad laboral y que no trabajan existen 2 millones 481 mil personas, lo que representa el 35%.

Tenemos problemas en el índice de natalidad y con la proyección de trabajadores a largo plazo, pero a mediano plazo tampoco es pequeña la reserva laboral sin utilizarse. De ese total se puede estimar sin mucho margen de error que 1 millón 200 mil son estudiantes en edad laboral y/o movilizados para el servicio militar. A estos habría que añadir, para excluirlos también en la población económicamente activa neta en la fecha tomada como referencia, a los que, teniendo edad laboral en el momento dado, estén incapacitados para el trabajo, total o parcialmente, permanente o temporalmente o acogidos a uno u otro régimen de seguridad social.

Quedarían como desempleados formales alrededor de 1 millón 200 mil hombres y mujeres en edad laboral, el 17% de la población capaz de trabajar. Este número resulta un muy negativo índice tanto desde el punto de vista económico como social.

Ocurre además que como efecto de la aplicación de la acertada estrategia económica planteada y, dentro de ella, el ordenamiento monetario que prevé la indispensable y necesaria devaluación del peso cubano (CUP) en las relaciones inter-empresariales, muchas de las actuales empresas estatales resultarán irrentables. Por ello, tendrán que redimensionarse y producir una drástica racionalización de personal, generando un excedente laboral cuantioso que se ha calculado en cientos de miles de trabajadores.

Dar empleo a 1 millón de desempleados y de trabajadores racionalizados con un salario mínimo de 2500 pesos mensuales, supondría un gasto anual en subsidios de al menos 30 mil millones de pesos. Que el Estado desembolse esa suma sería completamente imposible. Tendría el Presupuesto para ello que afectar los fondos que se dedican a educación y salud.

No habría otra posibilidad para resolver este problema consustancial al ideal socialista que introducir como parte de lo que autoriza la Constitución de la República al capital privado, a través de las micro, pequeñas y medianas empresas –conocidas mundialmente como Pymes–, y a la inversión extranjera. Además, podría también flexibilizarse y facilitar el trabajo por cuenta propia, para que a mediano plazo encuentre empleo productivo toda esa enorme reserva laboral, lo que la convertiría en un factor complementario importante para el desarrollo del país.

A partir de que se determine el llamado Día 0, el cual marca el inicio del ordenamiento monetario largamente esperado e imprescindible para que la economía pueda comenzar a funcionar de manera eficiente, esa gran masa de cubanos para los cuales no habrá aumento de salarios, pero sí incrementos de precios, no tendrán otra alternativa para subsistir y sostener a sus familias –ya que para ellos la asistencia social seria solo un paliativo– que buscar en un empleo informal la solución de sus problemas económicos.

El empleo informal no es legal y propicia que las autoridades, incluidas las policiales, en su esfuerzo porque todas las actividades económicas se ejerzan según lo establecido en las leyes, lo consideren un delito por el cual se debe responder ante los tribunales. Pensar en aceptar eso es una visión kafkiana.

Llegar a los extremos en los cuales debamos convivir con esa inmensa masa de desempleados o de empleados de manera informal solo por no ser capaces de tomar las medidas adecuadas que viabilicen el desarrollo de las Pymes, no sería racional, aunque algunos retrógrados siguen pensando que solo las empresas estatales pueden salvar al socialismo en Cuba.

Tales retrógrados se consideran socialistas, sin embargo asumen en el afán de defender su posición atrincherada que puede concebirse un gobierno socialista, proclamado como tal, a pesar de que más de un millón de sus conciudadanos en edad laboral no puedan acceder a un empleo legal y que, de paso, son llevados a delinquir para lograr el sustento personal y familiar. Quienes así piensan o son unos ignorantes teórica y políticamente, o hay mala intención al pretender con su retranca solapada que los cientos de miles de cubanas y cubanos obligados a mantenerse en la ilegalidad para poder trabajar y sostener a sus familias, se conviertan en una reserva de oposición política.

Creo que se puede entender perfectamente, sin necesidad de ser economista, que a las empresas estatales sería más adecuado denominarlas como públicas. En ellas deben concentrarse los principales activos que determinan la estrategia del desarrollo económico y social del país. Pero creo también que igual se puede entender perfectamente, si se examina de manera objetiva la situación, que al sector estatal o público ya no le es posible desde hace décadas garantizar empleo útil y productivo a todos los recursos laborales graduados, en su inmensa mayoría, de nivel medio en adelante.

El no haberle dado una solución correcta a ese reto ha sido la causa fundamental de que miles de graduados de todas las especialidades, formados en nuestras escuelas y universidades, hayan abandonado el país no solo en busca de mejores condiciones económicas y de vida, sino también dónde emplearse según las capacidades adquiridas en su proceso de preparación docente. Lo que el mantenimiento de ese error en la conducción económica le ha costado al país, es incalculable. Una enorme inversión de decenas de años en preparación de sus recursos humanos con vistas a asumir el desarrollo económico se ha perdido.

No sería racional que ese error continuara y se repitiera en el contexto de la nueva estrategia económica trazada. La confusión ideológica sobre el papel de las micro, pequeñas y medianas empresas no debe impedir que un alto por ciento de hombres y mujeres en edad laboral del país puedan incorporarse legalmente a ganar su sustento y el de sus familias, y, además, contribuir decisivamente al desarrollo de la economía y el bienestar del resto de la población.

La política aprobada para el ordenamiento monetario les garantiza a todos los trabajadores que se mantengan vinculados al sector estatal de la economía y al resto de las actividades legalizadas una protección adecuada. Pero a los que no tengan un empleo legal, en la práctica se les condenaría a delinquir. Y esa no es ni puede ser una política revolucionaria y socialista.

27 Comentarios

  1. Muy buen análisis, a partir de una objetiva mirada al contexto actual, de un ex alto funcionario público que a mi criterio fue de los de mayor capacidad y eficacia en su gestión. Que no coincida en ocasiones en sus criterios pero genera respeto y credibilidad.
    Q Quizas falte la inclusión de una no despreciable cantidad de personas que reciben remesas y que de hecho aportan más al presupuesto nacional que trabajadores del sector estatal o privado y que estadisticamente aparezcan como potenciales desempleado, pero para los intereses de la nación no lo sean. Pero es muy valioso el enfoque de este artículo, muy necesario para el auténtico debate que exige Cuba. Y que prestigian mucho este sitio

  2. Suscribo al 100% el artículo del compañero Benavides. Sin embargo –aunque no es la intención del post- la impronta del trabajo informal el cual está asociado indisolublemente al mercado negro o economía sumergida, genera y estimula la marginalidad e ingobernabilidad socavando seriamente la salud moral del país y haciendo proliferar los antivalores, imponiendo la ley del mas fuerte, en fin, la barbarie. No quedarían en pie los valores no ya del pretendido socialismo, sino tampoco los elementales valores civicos de cualquier República. A eso conduce la miope política económica y el empecinamiento de la «Propiedad Social de todo el Pueblo» que sólo logra el divorcio y separación entre la fuer6de trabajo y los medios de producción y de esa forma no es posible generar empleo, ni mucho menos producir los recursos imprescindibles para el sostenimiento de cualquier sociedad y desaparecerán la salud y educación pública, la seguridad social, la tranquilidad ciudadana y otros logros de la Revolución Cubana.

    • De acuerdo totalmente con el artículo del Sr Benavides Ahora cómo desde la sociedad civil se puede hacer que el gobierno en su atrincheramiento pueda oír las demandas justas de una sociedad cansada y llevada casi al límite?
      En la TV sabemos que hablan mucha mentira es entendible que se trate de llevar credibilidad al pueblo que el camino es correcto pero de eso a mentir y minimizar el impacto es deplorable. Lo único que estamos viendo es un incremento abusivo y condenable de la represión incluso de manera ilegal violando las propias leyes el pueblo indefenso y abusado. Podría el gobierno en un gesto de decencia pedir perdón al pueblo y no lo contrario que ha hecho hasta ahora que es hacer recaer el desastre al pueblo

      • Exacto!!! Lo que impera es un abuso total y desmedido hacia todo el pueblo. Peor para los valientes que se atreven a protestar pacíficamente contra esos abusos , y no solo ellos sus amigos sus familias todos bajo una total y arbitraria y anticonstitucional represion
        No veo futuro feliz ni pacifico en nuestra patria

  3. Una vez más, muy buen análisis sobre tema vital. Lo mas importante es que no parte.de.criterios ideológicos abstractos sobre pleno empleo socialista que.dieron lugar al subempleo cronico, sino a evidencias de la.Cuba de hoy y la.ped está tras el ordenamiento. Si se logrará con medidas.como esta rescatar a una parte importante de los trabajadores.de la.economia.sumergida ya seria un logro importante que daría paso a un crecimiento de la capacidad productiva del país y poner a pensar a muchos de los.jovenes que.tienden a irse a otros.mercados de trabajo más promisorios.

  4. La empresa estatal socialista, es la gran causa del estancamiento. Son empresas ineficientes, plagadas de corrupción y plantillas infladas, son un gran peso que carga la economía cubana, al igual que los miles o millones de cuadros y dirigentes a todos los niveles que tienen todas las organizaciones políticas y de masas, que son pagadas y controladas por el estado, con dinero público y no con el aporte de sus miembros. Si se va a cualquier municipio de Cuba, y miramos los números de los trabajadores en sectores productivos y de servicios que verdaderamente aportan a las economías locales, y los comparamos con el número de cuadros y dirigentes, ya no solo los del poder popular y el partido, sino los de las FMC, CDR, ANAP, pioneros y un largo etcétera, se viera, bien claro, que casi ningún municipio del país, genera riquezas, ni es autónomo ni lo será nunca, muchos cubanos desempleados o en la marginalidad laboral, muchos otros en empresas estatales ineficientes, otros muchos son cuadros y dirigentes innecesarios, en fin muy poca gente aportando y produciendo, o cambian eso, o nunca se verá un poco de luz al final de este largo camino. Descentralización, liberación de las fuerzas productivas, liquidación de toda la empresa estatal parasitaría improductiva e ineficiente, liberal el comercio exterior e interior, así como la agricultura, la ganadería y el trabajo privado, todo esto está probado que da resultados, el capricho de hacerlo diferente por miedo a perder el poder, nos está llevando a perder la nación.

    • Después de estos más de 60 años me he convencido de que a los que determinan el futuro de la nación no les importa que se vayan por la borda los «logros alcanzados. «El día que no puedan sostener más esa entelequia que llaman revolución, tomarán un avión y se irán a disfrutar de lo que tienen en las cuentas que, previsoramente, han abierto en paraísos fiscales.  Los que vengan detrás, que resuelvan como puedan.

      • Es lo que ha estado sucediendo
        Los abuelos y papitos les garantizan la continuidad fuera de cuba a sus descendencias que no han hecho ni chicha ni limoná por este país. Ni siquiera han hecho el paripe un trabajo voluntario
        Este país está condenado a La tristeza y depauperación del pueblo de los que han entregado toda su vida a algo que hoy no le toca la puerta ni les llaman x telefono para saber si todavía están vivos. Mi madre es un ejemplo fiel de lo que afirmo. Y por eso me indigna más tanta mentira. Desde el mes de enero no hemos encontrado las medicinas que necesita y de no ser por mi familia fuera de Cuba no tendría lo esencial para sobrevivir. Su pensión después de trabajar 46 años, siendo una profesional , es una miseria.400 pesos cubanos!
        He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro, pero de lo que si estoy convencida es que Cuba y su pueblo merecen una revolución de los humildes con todos los que quepan en ella estén donde estén ! Un Martí bien leído e interpretado no usado para intereses canijos por un lado y por otro. Necesitamos lideres que sin miedo defiendan al pueblo no que hablen de continuidad cuando la discontinuidad la tienen ellos con sus corruptoras y corruptas burocracias y mal uso de lo que pertenece a los cubanos
        Esta patria es de los que aquí nacieron y la aman no hay que ser del PCC para ser patriota porque el 99% de los que se dicen comunistas no lo son y este país socialista Ni es una sociedad comunista,menos aún democrático!
        Cuando hay 600 asambleístas alzando las manos unánimemente por temor a hacer lo que tienen que hacer para acabar con toda esa Falacia de Continuidad y acomodamiento aburguesado de los que pusieron en El poder sin ser elegidos por el pueblo,queda demostrada la mentira el engaño el descaro
        Si continuamos dejándonos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, cuando hay que hacerlo sin miedo, ( que es lo que ha sucedido década tras década) se puede decir que nos merecemos lo que tenemos!!!y no es justo! No merecemos lo que tenemos
        Guillen hoy diría Sin dudarlo- no tengo lo que tenía que tener!!!
        Yo y millones de cubanos lo decimos donde estemos sin miedo y cada vez lo dirán millones más ! Es insostenible oír tanto discurso soso y que no haya nada pero nada que sea visible en pro de ese horrible bla bla bla Desde el presidente hasta el guajiro que se presta a que o filmen agachado arrancando hierba mala y el locutor que no siente vergüenza de parecer un papa gallo hablando de soberanía alimentaria cuando Sabe que los agros de la esquina de todas las casas están vacíos y si hay algo tiene precios astronómicos . Como los productos todos que vende el estado en cuc Más caros que los que se compran en euro en el centro de Paris y que me consta !
        Asco da la realidad de Cuba

  5. Por primera vez coincido con usted Benavides. Debo ser yo el equivocado cada vez , a tenor con su experiencia,pero es mi criterio, así que lo seguiré defendiendo.

    En lo único que discrepo es en la vaguedad cuando usted asume que la responsabilidad ( o irresponsabilidad ,para decirlo mejor ) de mantener el status quo se la achaque a algunas mentes retrógradas. Como si en este país pudieran coexistir en la azotea mentes que pensaran y ejecutaran sus pensamientos de forma independiente a los dictados del Buró Político y del Consejo de Estado, y que además sobrevivieran. No , sabemos que no , aquí todo, absolutamente todo pasa por las manos divinas de esos dioses del Olimpo caribeño que deciden que comemos,vestimos, oímos y leemos. Felizmente hemos aprendido ya a evitar que nos dicten como tenemos que pensar, aunque todavía nos falte decírselo en sus caras, públicamente.

    • Este artículo es muy ilustrativo, y coincido con su comentario porque pienso exactamente igual que Ud.
      Gracias a todos los que nos dan luces con buenos y acertados argumentos, al comentar.
      Gracias a LJC

  6. En la primera oración del articulo aparece una frase clave «empleo útil», si consideramos cuantos empleados hay con empleo inútil esa cifra del 17% subiría a valores muy superiores. Creo que también se debe revisar el concepto de «educación y salud gratuitas para todos» en el sentido de que es gratuita solamente para aquellas personas que no aportan nada al presupuesto del estado, otras muchas están pagando la educación y salud tanto propia como la ajena.

  7. Estos numeros jamas veo que los analizan en la mesa redonda,,pero si hay que hablar de desempleo en cualquier pais ellos estan como los primeros..increible que solo vean la paja en el ojo ajeno…

  8. Educación y Salud gratuita???
    Yo le llamo educación y salud públicas que no gratuita. Cuestan y mucho, a pesar de ser ineficientes. Pero la hemos pagado todos los que trabajamos y producimos con los salarios míseros cuya diferencia respecto a lo producido es para mantener el gigantesco aparato burocrático administrativo estatal, lo pagamos con los precios especulativos del 240% de las «shoppings», con los impuestos por los ingresos personales y a los TCP, con los ingresos por los médicos en las «misiones», lo pagamos con las remesas de los familiares cubanos discriminados en el exterior, los pagamos con la gigantesca deuda externa que constantemente nos amenaza con asfixiarnos. Los pagamos con los sufrimientos que padece el pueblo por el criminal bloqueo estadounidense y por el bloqueo interno de la burocracia que detenta el poder bajo la supuesta democracia que no elige al Buro Político que es quien gobierna al país.
    Si, son servicios públicos, pero no gratuitos. Cuestan el sufrimiento de muchas decadas de vida y generaciones del pueblo cubano por un futuro que nunca ha llegado y que con las políticas estatales actuales, nunca llegará. Cuestan y mucho!

    • Toda la razón del mundo !! Aquí nada es ni ha sido gratis nunca
      Si acaso pareció gratis fue antes de 1988 , y ni así porque con casi todas las libertades Reprimidas por decretos y resoluciones sin salarios que estimularán el desempeño feliz de lo que se estudiaba …gratis le hemos salido los cubanos a un gobierno que lleva más de medio siglo prohibiendo la libertad plena y la prosperidad de su pueblo bajo una mentira que ellos mismos no se creen
      Mi pregunta es cómo ha funcionado tener atemorizados a tantos y tantos cubanos que no se atreven siquiera a demandar sus libertades? Que se puede perder cuando la dignidad está vilipendiada ?

  9. Muy buen analisis. Continuar obstaculizando, en realidad impidiendo, la expansion del sector privado en la economia y su debida proteccion legal conducira a la prolongacion de la angustia economica en la que viven la mayoria de nuestro pueblo. La revolucion no se hizo contra la actividad privada en la economia y no es sustentable si no se le permite crecer al mismo tiempo que se creen condiciones y exigencias para una empresa estatal realmente publica y transparente en su gestion economica.

  10. Sr Benavides
    He podido leer pocos artículos tan interesantes como el suyo de un tema tan importante.
    Coincido absolutamente con usted. Lo que paso a decir son argumentos que me lleva a reflexionar su escrito.
    Usted dice que en Cuba «desempleados formales alrededor de 1 millón 200 mil hombres y mujeres en edad laboral, el 17% de la población capaz de trabajar». En este número hay seguramente un grupo de las llamadas «amas de casa» un término que inventó la modernidad burguesa (el socialismo no es más que una «modernidad burguesa retrasada»), cuidadoras de personas mayores (porque dicha modernidad burguesa es patriarcal, encomendó el cuidado de ancianos, niños, enfermos y discapacitados a las mujeres) etc, dos grupos que son muy necesarios: subsidian al capital (también en Cuba) de lo contrario los salarios tendrían que ser superiores.
    Por tanto Señor Benavides no desaparecerá ese mal llamado » desempleo » que usted y cualquiera ve a simple mirada, continuará, si no el sistema burgués (el cubano es una variante de él) colapsa.
    Seguramente hay algún desempleo como tal, no lo niego, pero no creo que sea mucho, y en todo caso no mayor al «habitual». Creo que eso es uno de los grandes problemas que tiene una ulterior profundización del capitalismo en Cuba, el echo de no contar con una abundante mano de obra necesitada y depauperada que presione sobre los niveles de salario de los trabajadores activos, de tal forma que haga más «rentable» y acorde el capitalismo cubano con la tasa media de ganancia mundial vigente. Esto no significa que será un capitalismo inviable, sino menos competitivo.
    La aspiración a un empleo para cada ser humano corresponde a una época que está por llegar. El funcionamiento de la ley del valor aun con las imperfecciones con que pueda estar operando en Cuba hace imposible dicha justa aspiración.
    Quisiera hacerle una pregunta que por correo electrónico me ha formulado un conocido adolescente cubano, y que escapa a mis conocimientos sobre la economía de la Isla por ser mas técnica que política: cuál estima sería la tasa de cambio respecto al dólar del CUP a partir del «famoso» día cero. Gracias
    Un saludo.

  11. Comienzo recordando que Fidel en 1953, en su conocido alegato “La Historia me absolverá”, -en el cual quedó esbozado, lo que se conocería después como el Programa del Moncada- dijo y lo cito: “Cuba podría albergar espléndidamente una población tres veces mayor (está hablando de 18 millones de habitantes); no hay razón, pues, para que exista miseria entre sus actuales habitantes. Los mercados debieran estar abarrotados de productos; las despensas de las casas debieran estar llenas; todos los brazos podrían estar produciendo laboriosamente.” Fin de la cita.
    Dos años después, en el Manifiesto No. 1 del Movimiento 26 de Julio al pueblo de Cuba, fechado en México el 8 de agosto de 1955, Fidel expresó y lo cito: ““No se concibe que exista hambre en un país tan privilegiado por la naturaleza donde todas las despensas debieran estar abarrotadas de productos y todos los brazos trabajando laboriosamente”. Fin de la cita.
    Resolver lo antes dicho, quedó formando parte del Programa del Moncada, el cual como sabemos, se dio por cumplido desde hace décadas.

    Hoy, algo más de 65 años después, Benavides trata en el artículo “El desempleo ni es socialista ni es revolucionario”, problemas de desocupación laboral, que aunque son de larga data, su artículo resulta oportuno, congruente y suficiente abarcador. En éste señala algunos aspectos medulares, que paso seguidamente a citar:
    a) “con edad laboral y que no trabajan existen 2 millones 481 mil personas, lo que representa el 35%.”
    b) “De ese total se puede estimar sin mucho margen de error que 1 millón 200 mil son estudiantes en edad laboral y/o movilizados para el servicio militar. A estos habría que añadir, para excluirlos también en la población económicamente activa neta en la fecha tomada como referencia, a los que, teniendo edad laboral en el momento dado, estén incapacitados para el trabajo, total o parcialmente, permanente o temporalmente o acogidos a uno u otro régimen de seguridad social”.
    c) “Quedarían como desempleados formales alrededor de 1 millón 200 mil hombres y mujeres en edad laboral, el 17% de la población capaz de trabajar. Este número resulta un muy negativo índice tanto desde el punto de vista económico como social”.
    d) ”No habría otra posibilidad para resolver este problema consustancial al ideal socialista que introducir como parte de lo que autoriza la Constitución de la República al capital privado, a través de las micro, pequeñas y medianas empresas –conocidas mundialmente como Pymes–, y a la inversión extranjera. Además, podría también flexibilizarse y facilitar el trabajo por cuenta propia….” Fin de las citas.

    Considero oportuno recordar que, en la década de los años 60 del pasado siglo, progresivamente, fueron pasando a propiedad estatal, es decir “de todo el pueblo”, en primer lugar, las grandes Empresas de Producción, de Comercialización, de Servicios y Financieras, a ellas siguieron las Medianas Empresas, luego las Pequeñas y por si todo ello fuera poco, en 1968 el resto, incluidas las Micro-Empresas, llegándose a pasar a propiedad estatal, hasta un simple sillón de limpiabotas, o un carrito de venta de granizados. Concluía así en menos de 8 años, la sustitución de un tejido Empresarial eficiente, y uno de los Sistemas de Comercio Mayorista y Minorista, mejores de América Latina, por la ineficiencia productiva, de servicios, comercial y financiera, que hemos padecido hasta hoy, agudizándose en los últimos años, hasta llegar al grado de desabastecimiento generalizado de hoy, en lo que por supuesto, el Bloqueo norteamericano tiene su cuota, pero solo eso.

    Ahora 52 años después, se plantea decididamente, cada vez con más y más adeptos, el retorno, a las Pequeñas, Medianas y Micro-Empresas. La pregunta obligada sería: ¿Y por qué no lo hicimos 40 años atrás?, aunque habrán disímiles respuestas, lo que si no caben dudas, es que de haberse hecho, la situación económica y productiva del país, sería muy favorablemente opuesta a la actual, no obstante persistir, la cuota permanentemente presente, que tiene el Bloqueo Norteamericano. Si no se hizo antes, hágase ahora sin más dilación, conjuntamente con una mayor flexibilización a la Inversión Extranjera y a la de cubanos residentes dentro y fuera de país.

  12. No estoy al tanto de la situacion actual de un grupo de plantas plantas industriales en diferentes ramas (textil, cemento, sidero-mecanica, alimentaria, agroindustria, etc) que tenian incluso «exceso» de capacidad instalada y que por razones de obsolecencia tecnologica, suministros y/o materias primas estan operando muy por debajo de sus capacidades o ya no existen. Esta claro que no hay financiamiento estatal para que se recuperen, modernicen u operen en un entorno cercano a su capacidad instalada. Entonces hay que buscar otras maneras: IDE, joint ventures, cooperativas, capital privado nacional, mixto, etc. Sin ignorar el papel disuasivo del embargo / bloqueo norteamericano (que no es menor), hay que buscar incentivos lo suficientemente importantes y significativos para que se canalicen flujos de capital, pero ademas, un regimen fiscal, aduanero, legal, etc ademas de ponersela mas «facil» al inversor nacional o foraneo. Yo recuerdo que hace algun tiempo atras, un empresario extranjero tenia que pagar grandes sumas en alquileres de oficinas y vivienda para residir, (tenian que alquilarse en casas de CUBALSE y no podian rentar en casas particulares) , contratacion de mano de obra local (ACOREC, etc), importacion de un automovil, la contratacion de servicios de telefono, celular, etc. Ademas de esto, las diferentes visiones del plan de negocios y los objetivos de la contraparte cubana y el socio extranjero en muchas ocasiones eran diametralmente opuestas, sobre todo en las joint ventures. Podria tambien pensar en una expansion de la construccion (de viviendas pero tambien de infraestructura, que buena falta que hace).
    Traigo ese tema a colacion, pues lo veo muy relacionado a los incentivos para la creacion de empleos de calidad y la creacion de riqueza a la que tanto se aspira. Pero tambien, a alternativas viables para que una parte de esa emigracion profesional y calificada, que se ha ido al exterior, pueda considerar un proyecto profesional y de vida en Cuba y que ese capital humano, que en su momento fue una ventaja competitiva, no se siga erosionando.

  13. Coincido con el análisis que se hace sobre el desempleo. Se percibe que la economía es un sistema cuyos elementos están interrelacionados de forma que cualquiera de dichos elementos está vinculado con los restantes y es imposible resolver los problemas que surgen sin un enfoque integral.
    En el artículo se hace referencia a las Pymes tanto en lo que prevé la Constitución como en la actitud oficial que hasta el momento se ha mantenido. Recuerdo que en recientes declaraciones el Ministro de Economía se refirió a las Pymes y a que está previsto que formen parte del conjunto de actores de la economía. Pero añadió algo sin precedentes: que también se promoverán las Pymes… estatales. No conozco que haya antecedentes de esto, y me parece que ahora la posición oficial sobre las Pymes es algo así como los combos de las tiendas “on-line”: Si quieres este producto que te hace falta, tienes que llevar este otro que no tiene nada que ver con lo que necesitas”. ¿A qué viene en éste momento esa propuesta de que puede haber Pymes estatales? Siempre entendí que el sector estatal se concibe fundamentalmente en grandes empresas que tienen una economía de escala y que se orientan hacia las producciones y servicios fundamentales. Las Pymes en todas partes cubren los espacios a los que no llega la gran empresa, que en nuestro caso es estatal. ¿El Estado – sea al nivel que sea – se va a poner a crear empresas pequeñitas y pequeñas? ¿Para qué? ¿Quieren sustraerle al sector privado las oportunidades precisamente de actuar donde las grandes empresas no pueden? Por último, si la propuesta tiene fundamento ¿Por qué se ha esperado hasta ahora en que se plantea crear pequeñas empresas privadas, para crear pequeñas y medianas empresas estatales cuando en todo momento ello estuvo permitido?
    Pienso que en el fondo, la cuestión está en que el sector privado continúa bloqueado y que ante la experiencia del éxito que ha tenido en el confinado margen que se le ha dado para actuar, se prefiere continuar relegando su participación en la economía a pesar de todas las declaraciones en contrario.

    • «¿A qué viene en éste momento esa propuesta de que puede haber Pymes estatales?»
      – De algo tienen que vivir familiares y socios.

  14. como cada vez es mas evidente,hasta ahora las medidas adoptadas por el gobierno comunista (el mismo desde hace 60 anos) ,siempre fueron y son medidas politicas,nunca economicas.Como todo el desastre ha sido politico,es hora de comenzar el desmantelamiento de esa maquinaria de producir medidas politica para mantener,propagadizar y expandir un sistema muerto hace rato y medio.muerto esta e sitema por estatista y por » Antimperialista (eufemismo usado para las politicas de confrotacion con los EEUU pues mas imperialistas que china y rusia no pude haber)» ….Cuba para volver a ser un pais tiene que renegar del PCC y abrirse a la puralidad,al capitalismo y la inclusion.Ese debe ser en nuevo «reordenamento».

  15. Gracias Benavides por este excelente texto. Había leído hace tiempo uno suyo donde trataba solo como referencia esa problemática. Es verdaderamente preocupante. Sin embargo ya avanzamos con leyes que no eran de urgencia y la de empresas va quedando creo que para el 2022. Es increíble cómo desde las estructuras que deben impulsar, actualizar, reformar o corregir, como se le quiera llamar, el socialismo en Cuba, se torpedee ese propósito por el que dieron su vida tantos cubanos. Felicitaciones por su agudeza y argumentaciones. Es lo que necesitamos.

Comments are closed.