Contenido

(Imagen: Wimar Verdecia)

―¿Viene a hacer una crítica dice?

―Sí. En la Unión de Escritores y Artistas de Cuba…

―¿A qué asociación pertenece?

―A la de combatientes. Peleé…

―Me refiero a si escribe, compone o canta, si es actor o pinta algo.

―Todos pintamos algo en esta nueva sociedad ya no tan nueva.

―¿Viene a darme lecciones? La gente dice que si sesenta años, que si la construcción del socialismo está aplazada por falta de materiales… Nadie reflexiona en que seis décadas, comparadas con lo que vive el ser humano, constituyen un periodo largo, pero si las tiras contra la historia de la humanidad son un tiempo irrisorio. ¿Sabe cuánto más le hace falta al socialismo para afianzarse?

―Mejor ni me diga. Solo quería denunciar que en la Uneac…

―Por esa manera desenfadada con que habla, debo inferir que escribe.

―Algún talento tengo. En cuarto grado redacté una composición que ganó premio en el concurso municipal «Los niños y el problema fundamental de la filosofía».

―La filosofía no sabe nada de problemas. Cuando me designaron coordinador político del barrio, se me dijo que venía a resolver una enorme contradicción de debate que hemos tenido en el Partido durante años para organizar el trabajo, orientarlo, trazar la política sin suplantar al Gobierno ni al Poder Popular ni al Consejo de la Administración… para que no me suplanten. Por eso mi deber es fijar bien los preceptos sobre los cuales puede recepcionarse o no un señalamiento. ¿El suyo es individual o colectivo?

―Colectivo. No soy el primero que se fija en que…

―A tenor de una reciente declaración del Secretariado la Uneac y de la Presidencia de la Asociación Hermanos Saíz, usted y los que se manifiestan forman parte de un «pequeño grupo de distinta procedencia».

―Quizás no tan pequeño.

―¿Residentes en Cuba?

―No hay que vivir aquí para darse cuenta de que en esa institución…

―Residir en la Isla es requisito sine qua non para formular una crítica. Los que están del otro lado piensan que por enviar remesas, sostener las tiendas en moneda libremente convertible y con ello lo poco que queda de la economía tienen derecho a brindar opiniones sobre el acontecer de la nación. No son capaces de lanzar el S.O.S. que Canel propuso para la sociedad norteamericana, quieren cogernos de bobos recetando terapias. Ni que tuvieran currículo para ello.

―En cualquier grupo humano, imagino que también en la Uneac y la AHS, hay disímiles resultados profesionales.

Menos en el PCC, que es la inteligencia, el honor y la conciencia de nuestra época, la fuerza superior de la sociedad. Tuvo razón aquella delegada a la Asamblea Provincial del Partido en Santiago cuando afirmó que nosotros somos la razón de ser del pueblo. Encaminamos a Cuba hacia la prosperidad.

―Hacia una tremenda pobreza… perdón, proeza.

―Estamos perfeccionándolo todo.

―Hasta el desabastecimiento.

―Ahora mismo hay varios expertos estudiando cómo es posible que en las tiendas en pesos cubanos se oferten aún culeros desechables. Algo está fallando.

―Defecar se ha vuelto un tanto complicado, buena parte de los componentes son de importación.

―Los niños crecen con la resistencia creativa en las venas.

―Y en las tripas.

―Llegarán a la adolescencia más fortalecidos que nosotros. Ya lo apuntó el presidente: «A los jóvenes no hay que verlos con una mirada paternalista, hay que estar con ellos y darles la posibilidad y los espacios para que participen, para que creen, para que aporten».

―Para que crean que aportan.

―Se trata de articular emociones e inteligencia con acciones revolucionarias, como esa suya de venir a esbozar una crítica.

―Verdad que sí, ya olvidaba exponerle que en la Uneac…

―¡Un momento! No me ha dicho qué obra posee para ganarse ese derecho.

―Comencé, con licencia y todo, un cuartico con baño hace nueve años, y no he podido pasar de veinte bloques. Lo que me mantiene con ánimo para levantarlo es oír que lo fundamental de la obra que construimos son sus cimientos.

―La obra suya es escasa y no pasa de un premio infantil que ni clasifica para integrar La Colmenita. No debía otorgarle aval para que continúe con su diatriba, pero esa modestia, ese altruismo sostenible de continuar a ras del suelo, en los cimientos, como usted dice, me ha conmovido. Tome este papel y siga hacia Casa de las Américas. Allí trabaja el que autoriza a tener opiniones divergentes en el ámbito de las ideas. No recuerdo el nombre del funcionario, porque soy nuevo en esto, pero dicen que es un prieto pelú que no le gusta ni un poquito que a sus superiores les lleven la contraria.

―Mejor desisto. Son demasiadas vueltas para que alguien se fije en que a la entrada de la Uneac hay un contenedor de basura que debe ser cambiado… como todos ustedes.

Textos relacionados

Víctimas, mártires y héroes

El miedo que les devora el alma

¿De qué victoria habla el Presidente?

6 comentarios

Carmen Corella Mustelier 24 abril 2022 - 8:25 AM
Certero y mordaz como siempre. Leerte es un alivio,es reconocer que aún hay cubanos que piensan. Qué bien eso de " el que autoriza a tener opiniones divergentes..." Qué manera de recordar a Orwell.
Jorge calderon 24 abril 2022 - 8:59 AM
Genial, sencillamente genial
Manuel Figueredo 24 abril 2022 - 10:35 AM
La verdad no alcanzaría el presupuesto de la nación para comprar miles de tanques de basura y situarlos en los lugares que todos conocemos.Jorge no te das cuenta que esa BASURA no sirve para nada, en sí, no es reciclaje. Cómo siempre estimado Jorge, nos reímos de vuestras ocurrencias. Feliz Domingo para ti y los foristas.
El inagotable, Orlando J Martinez 24 abril 2022 - 11:07 AM
Canel piensa que la gente es estupida. Si, como afirma, los más de mil detenidos y procesados por el 11J hubiesen cometido “hechos vandálicos”, los daños hubiesen sido catastroficos y solamente voltearon un auto de la policia y apedrearon una tienda de MLC
Monica 24 abril 2022 - 3:59 PM
Y ahora esta peor. La calle horrible. Por eso nunca pierdas tu ojo critico, ni frente a la picana.
El inagotable, Orlando J Martinez 24 abril 2022 - 5:35 PM
Mi comentario ha sido recibido. Borren a Ofelia. Miren esto: S ...s palabras son muy ciertas. I ...nmensa su sabiduría e inteligencia. N...o podemos permitir que tres vendepatrias nos quiten el privilegio de contar con un líder como usted. G...racias por esta entrevista, y también al amigo A....tilio. Agradecidos eternamente de esta gran Revolución, me despido revolucionariamente, O... felia Ja ja ja

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario