Constitución, represión y ciudadanía

La Constitución del 2019 perpetuó un modelo político que se contradice en la práctica