El país no puede ser abandonado a la masacre intervencionista

La caña energética es un portador energético milagroso no tenido en cuenta en nuestro país

Es preciso ganar experiencia para no vuelva a sorprendernos

Ni Martí ni Marx necesitan uno del otro para brillar con luz propia en la historia del pensamiento

Cuba no ha roto sus ataduras al modelo de socialismo estatizado

A paso lento y pusilánime nunca se construirá un proyecto real de desarrollo

Reconocer que somos iguales y diferentes; que hay muchas Cubas y todas merecen igual consideración

Algo está cambiando, para bien, en la gobernabilidad cubana