27 C
Havana
viernes, octubre 23, 2020

Cambiar las reglas del juego

Por Yasvily Méndez Paz

El 27 de octubre de 2019, a nueve años de la muerte de Néstor Kirchner y justo el día en que Luiz Inácio Lula Da Silva cumplía 74 años, se produjeron las votaciones generales en Argentina y Uruguay. En este último, los resultados apuntan a una segunda vuelta en la que se enfrentarán Carlos Martínez por el Frente Amplio y Luis Lacalle Pou, representando al Partido Nacional. Las disputas por el poder serán un reto. La oposición alude el desgaste del Frente Amplio en estos 15 años, pero la izquierda latinoamericana pone sus esperanzas en el «partido de Mujica». Mientras, la nación sudamericana enfrenta nuevas problemáticas –como la inseguridad— que exigen cambios en los modos de actuar desde el discurso y la praxis política. Este es un problema que afecta a las familias uruguayas, y deberá ser un asunto prioritario en la agenda del candidato ganador.

En Argentina, el binomio Fernández (Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner) recibió más del 45% de los votos, lo que les dio una victoria inexpugnable en la primera vuelta. Este ha sido un triunfo muy esperado por las masas populares argentinas, quienes han sufrido las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri. Sin dudas, los resultados de la jornada electoral en Argentina serán sumamente favorables para la región y el proyecto de la izquierda latinoamericana. De hecho, la presión deberá disminuir sobre Bolivia y la derecha tendrá que retroceder o al menos perderá parte de la fuerza que le provee el apoyo de Estados Unidos, la OEA y la Unión Europea.

Durante los últimos años el neoliberalismo ha dominado el panorama político en la región latinoamericana. Los gobiernos de derecha, financiados y apoyados por la Casa Blanca, se han impuesto mediante «vuelta de tuerca» ante los movimientos populares latinoamericanos. Como bien expone David Harvey, «el neoliberalismo promueve el bienestar del ser humano sobre la base del desarrollo de las capacidades y libertades empresariales del individuo, dentro de un marco institucional caracterizado por derechos de propiedad privada, fuertes mercados y libertad de comercio, para restablecer las condiciones que conduzcan a la acumulación del capital y restaurar el poder de las élites económicas». En el caso de los países subdesarrollados, el dominio del capital financiero resulta fundamental para cumplimentar dichos propósitos. Sostener pactos con instituciones internacionales que regulan el mercado y las finanzas a nivel internacional, como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), conllevan al dominio de dichas economías y, por ende, al endeudamiento y acentuación de la pobreza.

Las políticas neoliberales se injertan en el tejido social a través de un aparato conceptual que se acepte como hegemónico e incuestionable, utilizando diferentes herramientas como: el sistema educativo, los medios de comunicación y las TICs; estas últimas han provocado una verdadera revolución en el pensamiento contemporáneo mundial. Los discursos, las redes de solidaridad laboral, políticas u otras, las relaciones sociales, la seguridad social y cultural, el respeto a las diversidades étnicas, el derecho a la tierra, entre otros valores y conceptos existentes, son proyectados como ilegítimos y dañinos mediante la manipulación sociopolítica y cultural. El espejismo surrealista del neoliberalismo impacta en las masas populares, y la izquierda latinoamericana debe enfrentar los retos que ello representa.

Los gobiernos progresistas en la región deben enfocarse en la lucha contra el neoliberalismo, por lo que representa para los pueblos de América Latina. Teniendo en cuenta el contexto político que enfrenta en la actualidad, la lucha debe ser por el logro de una democracia sobre la base de los postulados posneoliberales, en continuo diálogo con los partidos y el resto de las instituciones que forman parte de la nomenclatura política de la región. Ese debe ser el centro de atención de sus agendas, sin obviar el foco de mejoras sociales y económicas que favorezcan a los pobres.

En la actualidad, América Latina no tiene las condiciones estructurales para radicalizar sus sistemas políticos. Antes, se deben educar a las masas populares, deconstruir los cimientos actuales sobre los que se impulsa la educación, aceptar las diversidades ideológicas existentes y tener la capacidad de dialogar y establecer la hegemonía de los gobiernos de izquierda, sobre la base de estrategias que sean perdurables en el tiempo. Varios gobiernos de izquierda, como Venezuela, Nicaragua y Bolivia, han resistido la fuerte ofensiva de la derecha liderada por los Estados Unidos y la OEA. Este momento debe convertirse en impulso para retomar las alianzas políticas y económicas de la región. Existe una segunda oportunidad para cambiar las reglas del juego.

15 Comentarios

  1. Yasvily Méndez Paz, nos dice, que «Existe una segunda oportunidad para cambiar las reglas del juego.» para llevarlo a la cancha de «Varios gobiernos de izquierda, como Venezuela, Nicaragua y Bolivia, han resistido la fuerte ofensiva de la derecha liderada por los Estados Unidos y la OEA.», increíble, no contento con la destrucción total del socialismo igualitario en Cuba, ahora nos pone como ejemplo, los países donde se burlan de las leyes para mantenerse en el poder, un grupo de iluminados, con la excepción de Bolivia, Nicaragua y Venezuela, clasifican como Somalia y Haiti en desarrollo social y económico, no creo que es comparable los sistemas democráticos de Argentina, Chile o Ecuador con los estados fallidos nicaragüenses y venezolanos.

    Mr. Méndez, afirma «Sostener pactos con instituciones internacionales que regulan el mercado y las finanzas a nivel internacional, como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), conllevan al dominio de dichas economías y, por ende, al endeudamiento y acentuación de la pobreza.» interesante, si tenemos en consideración que el regimen socialista cubano, hace esfuerzos inauditos para tener acceso, no ya a las instituciones antes mencionadas, sino, a las líneas de créditos para granjeros y negocios del Imperio! Me parece mas factible y logico que le dedicara mas tiempo a cambiar las reglas del juego en casa (Cuba) que sermonear sobre la situación en Chipre o America Latina! aplíquese el remedio si puede, pues como nos explico Padura, “En estos momentos, es una sociedad que socialmente se parece a cualquier otra sociedad del mundo. Los que tienen dinero viven mejor que los que no tienen dinero. Incluso si tienes dinero no puedes comprar ciertos bienes”, en una sociedad asi, se necesita como bien pide el Gobierno Socialista Cubano, los negocios de Washington, BM, FMI, OMC y hasta Wall Street!! arregle su casa primero y la del vecino despues, Cuba ya no es EJEMPLO. 😉 Saludos 🙂 🙂 🙂

  2. En Uruguay la izquierda perdió las elecciones por culpa de la mariguana.

    Me explico. Se les ocurrió que legalizando la mariguana con un poquito de orden; es decir, con la venta bajo el control del estado, se evitaría la delincuencia originada por el tráfico de drogas.

    Contra todo pronóstico (sarcasmo), se disparó el consumo de drogas y la delincuencia generada por los traficantes.

    Las cifras son terribles. Pasaron de tener 284 homicidios en un año a tener 414 al siguiente año. Los robos violentos pasaron de 19.441 a 29.904.

    El electorado castigó en las elecciones a la izquierda con toda la razón del mundo.

    En fin, no acabo de entender eso de luchar contra la esclavización de un hombre por otro hombre y, sin embargo, promover la esclavización de un hombre por una droga, una forma de esclavitud mucho peor. Por suerte la izquierda cubana no cayó en esos vicios … de momento.

  3. Yasvily,

    Macro no aplicó políticas neoliberales. O por lo menos no suficientemente neoliberales.

    Unas políticas neoliberales de verdad implicarían un ajuste económico con control estricto del gasto público mediante recortes en gastos improductivos. Si lo hiciese domaría la inflación, bajaría el déficit y pondría la economía en marcha. Puede que entonces el electorado le perdonase la austeridad.

    Pero no tuvo valor. Por miedo a perder popularidad, evitó los ajustes que enderezarían la economía. Con el resultado de que la economía empeoró y perdió toda la popularidad.

    Respecto a Fernández, si aplica las recetas económicas que promete, Argentina se hundirá en una inflación venezolana. Pero es muy posible que no cumpla sus promesas —los políticos lo hacen continuamente — y termine con una austeridad en toda regla.

    Recordemos que Tsipras en Grecia llegó al poder con la promesa de acabar con la austeridad impuesta por la Unión Europea y terminó aplicando más austeridad que nadie.

    Sea como sea los argentinos lo están pasando muy mal y, en el mejor de los casos, tendrán que seguir pasándolo mal un buen rato antes de mejorar.

  4. De nuevo: la izquierda es buena y la derecha es mala porque está patrocinada por ese Dpto del infierno que es la Casa Blanca. La izquierda debe «resistir» a toda costa los embates del demonio norteño porque es lo mejor para los pueblos latinoamericanos, esos pueblos que 24 horas al día piden a gritos tener gobiernos como los de Cuba, Nicaragua y Venezuela, verdaderos ejemplos de cómo se «progresa y se resiste» mientras se aguarda el luminoso tiempo, ya al doblar de la esquina, en que todo el continente se vista de rojo y avance en paz hacia el comunismo, único sistema que va a resolver todos nuestros problemas.
    Lo raro es que Cuba, Nicaragua y Venezuela están entre los países más atrasados del continente. Un verdadero misterio.
    En el caso de Venezuela, por ejemplo, habrá que estudiar profundamente cómo los miles de millones de dólares procedentes de sus gigantescas reservas de petróleo, en vez de traducirse en un aumento de la riqueza nacional, llevaron al proletariado de ese rico país a vivir en condiciones tan desesperadas que alrededor de 4MM, y contando, se marcharon a otras tierras en las que el socialismo del siglo XXI aún no ha llegado.

  5. Extremismos!!!! Por qué!!??? Por qué ese pensamiento binario!!??? Usemos el cerebroooooo….
    «el neoliberalismo promueve el bienestar del ser humano sobre la base del desarrollo de las capacidades y libertades empresariales del individuo, dentro de un marco institucional caracterizado por derechos de propiedad privada, fuertes mercados y libertad de comercio, para restablecer las condiciones que conduzcan a la acumulación del capital y restaurar el poder de las élites económicas»
    ¿Seguro es para restaurar el poder de las élites económicas? ¿No será que los gobiernos son corruptos? Pero además, ¿Cuál es la alternativa? ¿Un estado Todopoderoso y Monopolista que decide por cada individuo? ¿Cree que ese estado Monopolista y todo poderoso no es corrupto? Me imagino que prefiera algo como: «el socialismo proclama el bienestar del ser humano sobre la base de la mutilación de las capacidades y libertades del individuo, dentro de un marco institucional caracterizado por la limitación de la propiedad privada, erradicación o tolerancia limitada de mercados y prohibición de comercio entre individuos, para establecer las condiciones que conduzcan a la acumulación del capital y poder de las élites gobernantes»
    «Las políticas de izquierda o socialistas o comunistas se injertan en el tejido social a través de un aparato conceptual que se acepte como hegemónico e incuestionable, utilizando diferentes herramientas como: el sistema educativo, los medios de comunicación y las TICs; »
    ¿Cuál es la diferencia? ¿Qué hace mejor uno del otro? ¿Por qué tiene que ser uno u otro?

  6. Los gobiernos del área deben de seguir el ejemplo de Chile, que por cierto, otros gobiernos del área quieren destruir. Pero bueno seguimos con la conga, pan y circo.

  7. Doce años, seis meses y quince días fue el tiempo exacto en que Néstor, primero, y Cristina Fernández de Kirchner gobernaron a Argentina con un gobierno de centro izquierda e ideología peronista.
    Fue muy difícil para el presidente Macri resolver todos los problemas dejados por el Kirchnerismo en solo cuatro años, un país sin una economía organizada, donde el gobierno tiene una carga incosteable en seguridad social. Hoy no tienen los millones regalados por Hugo Chávez, tampoco con que pagar a los médicos cubanos. La corrupción es generalizada, Cristina solo busca cerrar ese capítulo que pesa sobre ella.
    Pronto, muy pronto veremos a los argentinos salir a las calles y protestar contra los Fernández, es como en Cuba, lo que no lograste en doce años no lo lograras en cuatro.

  8. Solo acotar que el candidato del FA se llama Daniel Martínez. Un poquito de revisión por favor antes de publicar.

  9. Otra vez el viejo discurso de la izquierda buena y la derecha lidereada y costeada por la casa blanca y el presidente que este de turno.
    No me alcanzará la vida para entender como se puede defender y estar de acuerdo con sistemas donde no hay un proyecto de economia sostenible para brindarle a sus habitantes seguridad y estabilidad económica, y no lo digo yo, lo dicen los 60 años en Cuba y los casi 20 en Venezuela donde en el primer caso han ido de fracaso en fracaso tratando de estabilizarce con politicas nada funcionales donde en cada una de ellas lo que logran es asfixiar mas a los ciudadanos que se ven obligados a emigrar en busca de algo mejor.
    Lo que paso con Macri en Argentina es lo mismo que va a pasar con el que gobierne a Bolivia despues de Evo o despues de Maduro a Venezuela o quien suceda a la dinastia Castro en Cuba, tantos años de despilfarro, de una economía rumbeante sin planificación ni estrategia organizada, una deuda externa impagable, dinero mal gastado en cuanta boberia se les ocurra no se puede pedir a un sucesor gobierno que por arte de magia organice esa super inflación en solo 4 años de gestion.
    Saludos.

  10. Una acotación al autor. Macri obtuvo más del 40% de los votos, y es muy probable que , si hubiese ballotage, Macri le hubiera ganado a los Fernández. O sea Macri es «popular», saludos

  11. Uno de los días más felices de mi vida. Creo que el socialismo en Argentina, si no ha sido suficiente cagástrofe en Cuba, va a provocar que la por quería llegue al ventilador en Argentina.
    Pero se lo merecen los argentinos. Me alegro. Para que sigan comiendo carne dos veces al día; para que los grifos sigan echando agua; para que las carreteras continúen estando buenas.
    Cuando llegué a North Dakota me dijeron que el mejor negocio en este país era el comercio con argentinos: comprarlos por el valor real y comprarlos por lo que ellos creen que valen. Evidentemente que ese negocito se perdió.

Comments are closed.