29 C
Havana
viernes, octubre 30, 2020

Artículo 68: crónica de una muerte anunciada

Por: Yasvily Méndez Paz

Hace unas semanas la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba dio a conocer los resultados de la consulta popular realizada durante más de dos meses para el debate público del proyecto constitucional. Tuvimos la certeza de que el artículo 68 fue el que más polémica generó y que el nuevo texto no se referirá al matrimonio como la unión entre dos personas; en cambio, utilizará el término «cónyuges», más neutral y menos comprometido políticamente. La comisión redactora propuso que el concepto de matrimonio recibiera tratamiento diferido mediante una ley posterior, «como forma de respetar todas las opiniones».

Disímiles mensajes se han hecho eco en la red de redes. Mariela Castro, directora del CENESEX, aludía que «la sustitución de personas por cónyuges… mantiene la posibilidad de que todas las personas podamos acceder a la institución matrimonial» y afirma «que no hemos cedido ni cederemos a los chantajes fundamentalistas y retrógrados que se oponen políticamente al proyecto emancipador de la Revolución Cubana». No me quedan dudas de que en Cuba existen personas comprometidas y con conocimiento en la temática, pero considero que debía haberse realizado un sondeo de opinión preliminar, antes de decidir o no incluir esta temática como parte del proyecto constitucional.

La inclusión del artículo 68 expresaba un mensaje simbólico para el pueblo de Cuba. Nuevos tiempos exigen cambios de políticas, y en este caso, denotaba la voluntad del máximo órgano legislativo y sus miembros de dotar a la comunidad LGBTI de derechos jurídicos que condujeran a niveles superiores de equidad y respeto social; sin embargo, en la política no podemos ser ingenuos, los cambios realizados en relación con el artículo 68 representan un retroceso en la proyección inicial, aunque utilicemos palabras sabias y alentadoras para expresarlo.

El proceso de consulta popular sobre el proyecto de Constitución actuó como un medidor que mantuvo expectante a quienes nos preocupamos por este tema y sus posibles consecuencias. Sin necesidad de apelar a oráculos para vaticinar el futuro, los actuales cambios constitucionales con respecto a la temática podían predecirse. A juzgar por los debates desatados en centros de trabajo, barrios, escuelas, entre otras instituciones públicas, los prejuicios homofóbicos que persisten en la sociedad cubana actual y la labor proselitista desplegada por el fundamentalismo religioso, el artículo 68 del proyecto constitucional representaba la «crónica de una muerte anunciada».

Desde que se dio a conocer públicamente el artículo 68 en el proyecto constitucional, un grupo de iglesias protestantes iniciaron una campaña contra el matrimonio igualitario. Frases como: «Estoy a favor del diseño original, la familia como Dios la creó» fueron utilizadas como eslogan de la campaña, e incluso, colocadas mediante carteles en las puertas de casas e instituciones vinculadas a esa labor proselitista. Un estudiante me comentaba que algunos estuvieron dispuestos a hacer ayunos, convocar marchas y predicar sobre el pecado que representaba el matrimonio entre personas de un mismo sexo, una de las razones que esgrimieron para justificar las consecuencias que se generarían- como votar en contra de todo el proyecto-  si el máximo órgano legislativo de la República de Cuba aprobaba el tema como estaba concebido.

Para ser justos, las campañas del fundamentalismo religioso no quedaron impunes; muchos cubanos y cubanas se unieron para contrarrestar sus mensajes. Sin embargo, los resultados alcanzados nos demuestran que todavía debemos hacer más para desterrar los prejuicios homofóbicos que actúan como muros de contención simbólicos, psicológicos y culturales contra las ideas revolucionarias del proyecto emancipador cubano.

No crean los fundamentalistas religiosos y los homofóbicos que han obtenido un éxito rotundo; Mariela Castro tiene razón cuando plantea que «la nueva fórmula… borra el binarismo de género y heteronormatividad con el que estaba definido el matrimonio en la Constitución de 1976». Debemos apoyar el proyecto emancipador de la sociedad cubana el 24 de febrero de 2019 con un SÍ, pues el nuevo texto constitucional permite una brecha jurídica para generar cambios futuros en relación con la temática.

Resulta necesario concientizar que la lucha por los derechos jurídicos de la comunidad LGBTI no atañe solamente a sus miembros y seguidores. En los marcos actuales de Cuba, se ha convertido en una lucha política; no es posible generar transformaciones emancipadoras que modernicen el Estado cubano, si no se le da solución definitiva a este problema que involucra a toda la sociedad. Aristóteles preconizaba que «el sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice»; debemos generar estrategias certeras desde la teoría, educación y praxis política, para encauzar correctamente la lucha por la aprobación de un Código de Familia inclusivo, que dote a la comunidad LGBTI de los derechos jurídicos que se merecen.

3 Comentarios

  1. Seguimos con el tema del matrimonio y el articulo 68 de la actual constitucion, lo que llama la atencion es que el no aceptar, por parte del pueblo el tema de matrimonio entre personas del mismo sexo se considera ser homofobos, y ello requiere de una aclaracion donde los defensores de el tema tengan en cuenta que existe el centralismo democratico y que el no respeto a ese concepto es una violacion de la democracia socialista.

    — La defensa de los homoserxuales en el campo capitalista surge por los asesinatos, golpizas, descriminaciones y presiones de todo tipo en la vida de dichos homosexuales, ESTO NO OCURRE EN CUBA, NO HAY ASESINATOS, NO HAY GOLPEADURAS, NO HAY DESCRIMINACION DE TIPO ALGUNA Y SI ALGUNOS SE MANIFIESTAN COMO HOMOFOBOS, SON MINORIAS, NO TIENEN EL PODER Y LA LEY NO LOS PROTEGE EN CASO DE AGRESIONES, MUERTE Y DESCRIMINACION DE LOS HOMOSEXUALES EN CUBA.

    — El defender a los homosexuales en el campo capitalista era y es una necesidad para evitar la violencia de genero y por consiguiente darle cobertura a los mismos en este aspecto pues las cartas magnas en esos paises no contempla como en Cuba la proteccion de todos sus ciudadanos, independiente de sus creencias politicas, religiosas, sexuales, sociales y de cualquier otra indole.

    — En el capitalismo por su violencia, descriminacion, criminalidad, racismo, existencia de los supremacista blancos, existencia de organizacion facistas protegidas por el gobierno de los paises capitalista y que se han desarrollado y se desarrollan en los paises capitalista, los homosexuales estiuvieron y algunos paises estan sujeto a presiones de todo tipo, incluido el peligro para la vida y la satisfacion de sus necesidades de todo tipo, ESTO NO EXISTE NI EXISTIRA EN CUBA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.

    — En los paises capitalistas la comunidad de homosexuales tuvo que unirse y a traves de esa union logro una proteccion por parte de la sociedad, aunque no esta contemplado en documentos gubernamentales, esta union les ha permitido convertirse en una fuerza politica que es tenida en cuenta por los politiqueros de esos paises en tiempos de elecciones, ESTO NO SUCEDE EN CUBA Y NO HAY NECESIDAD DE CONVERTIR A LOS HOMOSEXUALES COMO ELEMENTOS QUE ESTAN POR ENCIMA DE LAS LEYES QUE LE DAN PROTECCION A TODOS LOS CIUDADANOS Y UN GOBIERNO QUE NO PERMITE NINGUN TIPO DE ATAQUE A LOS HOMOSEXUALES.

    — La senora Mariela se ha convertido en una copiadora de los pasos dados en los paises capitalista en este aspecto de proteccion de los homosexuales como si en Cuba los homosexuales fuesen perseguidos, asesinados, descriminados y apartados de la vida social en Cuba, que existan personas trogloditas y homofobas y que en algunos casos estos personajes ocupen cargos en el gobierno, no es obice para la proposicion del cambio del articulo 68 de la actual constitucion y si necesario que el gobierno se deshaga de esos trogloditas y homofobos como tiene que deshacerse de los corruptos, ladrones y trapicheros que si estan poniendo en peligro la seguridad nacional del pais y por ello requiere la aplicacion de la pena maxima a sus delitos, repito si los trogloditas y homofobos no estan dispuesto a cambiar sus conceptos, opiniones y acciones con relacion a los homosexuales.

    — Consiodero suficiente la proteccion que tienen todos los ciudadanos cubanos en la Carta Magna pasada y en la que estamos por aprobar y por tanto ningun grupo de la sociedad cubana tiene que ser diferenciado del resto de la sociedad, no existe razon alguna y mucho menos considerar que lo logrado en los paises capitalistas es necesario y es un avance progresista en sus concepciones sobre democracia y libertades, hacerlo en Cuba, le recuerdo a los que apoyan a la senora Mariela, que la democracia que nosotros poseemos y deseamos no tiene algo que ver con la democracia representativa que hoy impera en el campo capitalista del mundo, es una democracia de lor ricos, por los ricos, para los ricos, para los conglomerados economicos de todo tipo, para las guerras, para las invasiones, para la destruccion de paises y pueblos, IRAQ, LIBIA, YEMEN, PALESTINA, UKRANIA, SIRIA, YUGOSLAVIA, ETC. Y EN ESTOS MOMENTOS TENEMOS UNA MUESTRA AUN MAS CLARA, LA GROSERA, BURDA, CRIMINAL, GENOCIDAD Y TERRORISTAS DE ESOS ESTADOS CAPITA;LISTA CONTRA VENEZUELA, por tanto no necesitamos variar el articulo 68 pomo esta redactado en la actual contitucion.

    Como ultimo punto le recuerdo a los super progresistas cubanos, esos que apoyan los cambios en el articulo 68 de la presente constitucion, QUE EL RESPETO AL CENTRALISMO DEMOCRATICO ES EL RESPETO A LAS MASAS DE CIUBANOS DE A PIE QUE SON EL SOPORTE, APOYO IRRECTRISTO, LA LEALTAD SIN CONDICIONAMIENTO, LA DECISION DE DAR LA VIDA POR EL PROCESO REVOLUCIONARIO, MARXISTA, MARTIANO, FIDELISTA Y GUEVARIANO Y ESTO ES SAGRADO E INVIOLABLE PUES NADIE ESTA POR ENCIMA DE LAS MASAS Y SUS DECISIONES DEMOCRATICAS COMO NADIE ESTA POR ENCIMA DE LA LEY EN CUBA.

  2. En cualquier estado del mundo actual y en cualquier sistema conocido actualmente …….cuando la ideologia o las creencias religiosas se oponen a los derechos de las personas ….pierden los derechos y las personas. En Cuba que es de quien se habla en este articulo …….han pasado las dos cosas . incluso los politicos que al fin vieron un momento para redimirse en este aspecto(porque los homosexuales SI han sufrido consecuencias negativas por las politicas ideologicas de la Revolucion y el posicionamiento religioso tradicional)tuvieron que darle marcha atras , camuflagear y diferir la desicion final del matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo por no tener una votacion negativa amplia sobre el texto constitucional integro.
    Sabiduria politica o miedo a mostrar una amplia fisura …..en la votacion general?
    Acostumbrados al apoyo mayoritario de la poblacion y en un contexto de desmerengamiento de la izquierda mundial ……seria intolerable eso.
    De todas formas los politicos son culpables……se demoraron demasiado en sacar este tema a la palestra nacional.hace unos anos atras las iglesias no tenian el poder de mover conciencias y monopolisar temas que tiene hoy.Seria excelente ese estado de cosas si fuera para promover politicas beneficiosos para todos .
    Para contrarestar y quitar en forma caprichosa ha sobrado poder en Cuba.
    Quizas si desde el propio estado se hubiera dado mas importancia a otros problemas como la eleccion general para presidente .o un mayor control del pueblo sobre sus funcionarios o una mayor participacion obrera en la direccion .empresarial…el texto con aprobacion del articulo 68 hubiera pasado por mayoria.
    Habia cosas mas importantes a tener en cuenta que la comision révisionnista NO aprobo.Uds los politico ,fueron tibios en tiempos de atizar el horno.

  3. La actitud del pueblo cubano ante la diversidad sexual ha cambiado mucho, pero mucho desde 1959 hasta ahora.
    Eso ha sido por la actitud inclusiva de la política de la Revolución, a pesar de errores como la UMAP y otros, y además, muy importante, el nivel de instrucción (que no es idénticamente igual a nivel cultural) que gracias a la politpol educativa ha logrado la Revolución en nuestro pueblo.
    Pero este tipo de discriminación,como otras, no se supera sólo por las leyes, aunque ellas ayudan mucho, pero tiene que haber consenso y aceptación por la población y tan sólo él debate constitucional y la reformulación de ese artículo, ya es un gran paso de avance en la Historia y posibilita que más temprano que tarde, hayamos superado el primitivismo y la barbarie de la homófobos como otras denigrantes hacia el ser humano diferente.

Comments are closed.