Lo decisivo en la nueva normalidad

Foto: Presidencia Cuba

Por: Félix Sautié Mederos

Para hacer más efectiva la participación del pueblo será necesario derrotar definitivamente a la burocracia y su infinita creación de trámites a cumplir. Siempre engorrosos y constantemente multiplicados; que afectan al pueblo, que los tiene que realizar en cada gestión que le es necesaria.

Una acción esencial al respecto, ha de ser la simplificación de trámites, lo que constituye una tarea que no se debería dejar solo al arbitrio de las múltiples instancias administrativas.

En este orden de cosas, es mi criterio que además de cumplir con la acertada orientación que hace meses impartió el Presidente Miguel Díaz-Canel de que los organismos hicieran un análisis de las trabas existentes con el objetivo de solventarlas, pienso que será necesario ir más allá y elaborar un censo central de trámites vigentes para realizar un proceso también central de racionalización.

Hay que evitar que sea la misma burocracia la que tenga una responsabilidad que le será muy difícil de cumplir y para ponerlo en práctica podría crearse una comisión encargada integrada por especialistas de la Academia en la economía, de los muchos que hay en el país.

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar, con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.