La limonada y el presidente

Foto: Presidencia Cuba / Facebook

Por: Yassel A. Padrón Kunakbaeva

La verdad es que me reí con lo de la limonada. Pero eso no quiere decir que deje de ver las cosas en su justa medida. Para los problemas que hemos heredado, para las deficiencias que tiene el sistema de cuadros en el país, tenemos un buen presidente.

Díaz-Canel ha tenido que pararse en el timón del barco en un periodo lleno de desgracias una detrás de la otra. Y ahora se ha crecido, dirigiendo la lucha contra la pandemia, escuchando y dejando actuar a nuestros científicos. DC es un hombre de ciencia, un ingeniero, pero también un hombre que ha demostrado sensibilidad revolucionaria. Representa lo mejor de su generación.

Ahora, saber si irá más allá de políticas de gobierno y en algún momento hará política de Estado, saber si desbancará trabas económicas, y si pondrá coto a los aspectos más reaccionarios de nuestra sociedad, eso es difícil.

De momento, yo también prefiero un presidente que recomienda la limonada a uno que recomienda el desinfectante. Vamos, que DC queda como un verdadero presidente, un ilustrado, al lado de Trump, Bolsonaro y otros.