La lógica de la tribu

Por: Harold Cárdenas Lema

Cuba quería incorporarse a las tendencias mundiales y lo está logrando, pero ten cuidado con lo que deseas. En un país de tradición autoritaria, bajo acoso externo e históricamente poco moderado, sobran incentivos para que como en otras latitudes, se radicalicen los ciudadanos. En el 2020 ya no se trata de si hay cubanos que no llegan y otros que se pasan, sino que hay gente separándolos en tribus.

En julio de 1953, los psicólogos sociales Muzafer y Carolyn Sherif llevaron 22 niños a un campamento de verano en Middle Grove. Su plan era unirlos para que crearan vínculos, luego separarlos en dos grupos y hacerlos competir por un premio. La hipótesis era que llegaría un punto en que se volverían unos contra otros. Muzafer entonces prendería fuego a un bosque cercano, creando una amenaza que uniría al grupo por encima de sus diferencias. No funcionó, a pesar de las tretas para enemistarlos, los chicos encontraban la forma de confiar nuevamente entre sí. Los lazos iniciales eran demasiado fuertes para ser rotos artificialmente. 

El año siguiente repitieron el experimento en un parque estatal de Oklahoma, Robbers Cave. En esta ocasión los dos grupos no se mezclaron inicialmente y solo se conocieron a la hora de competir entre sí por recursos, funcionó a la perfección. Pronto los grupos se atacaban el uno al otro y el parque era sede de una confrontación que escalaba cada vez más. El paso final hacia la reconciliación también funcionó, cuando les quitaron el agua a los niños y estos descubrieron que solo formando una cadena humana podrían mover las rocas que estaban sobre la válvula de agua, colaboraron entre sí. Muzafer Sherif pronto se hizo famoso y curiosamente, al año siguiente William Golding publicó El Señor de las Moscas.

El experimento de Robbers Cave hace medio siglo, fue una señal temprana sobre lo fácil que es de manipular la naturaleza humana y provocar en ella conductas tribales.

Los cubanos no escapamos al instinto humano de buscar un grupo social al que pertenecer, una búsqueda de identidad que se puede encontrar en la política, la religión o el fútbol. En un país donde la crisis hizo añicos los paradigmas de la generación de mis padres, esa búsqueda aumentó exponencialmente desde los años 90 y aún no termina. Las iglesias se multiplicaron, los valores nacionales entraron en crisis, algunos militantes partidistas se enquistaron, otros en la izquierda se preocuparon y la oposición creció con ayuda ajena. Pero esta búsqueda nacional e imperceptible también nos hizo más libres hoy de lo que éramos hace 10, 20 o 30 años.

Lo peligroso de la tribalización es que degenera las normas de la decencia política. Llega un momento en que todo aquello que no sirva a tu grupo, es descartable. Quizás en Cuba ya estamos así. Una canción de Silvio solo vale mencionarla si es para sacarle ventaja a favor de tu agenda, una tragedia es perfecta para hacer política con manto de humanismo, un revés o logro en otro país es solo un pretexto para ensalzar o criticar al tuyo. Es la miopía total.

Defender a un adversario contra el que se comete una injusticia, es un raro acto de honradez que hoy pocas veces será recompensado cuando la injusticia sea hacia tu persona. Entonces toca ver a quien ayudaste no hace mucho, mirar al otro lado o alegrarse con tu desgracia porque conviene a su causa. Aplaudimos en el fútbol cuando un jugador se detiene a ayudar al del equipo contrario, pero cuando se trata de preferencias políticas no hay fair play, prevalece el ventajismo cubano. Mientras, todos creen que están del lado correcto, nadie se reconoce villano.

Claro, para enfrentar ciegamente dos grupos, es necesario deshumanizar al otro. En el caso cubano ambas orillas han pecado en esto, descalificaciones como “gusano” y “comunista” han simplificado miles de historias personales y dolores que no se cuantifican en una palabra, ni siquiera en una posición política. La falta de obediencia al Partido en Cuba aún se tolera tan poco como una militancia de izquierda en la Florida. La tribu no olvida ni perdona.

Esta dinámica antagónica sería menos frustrante si no fuera manufacturada. Hay individuos en ambas orillas buscando tal hostilidad, en ocasiones por ánimo maccarthista y en otras por interés económico. Esto puede venir en la forma de un funcionario en Cuba resistiendo las reformas necesarias, alardeando de su celo respecto al restablecimiento de relaciones con Estados Unidos (y en efecto frenando su velocidad) o animando a otros a perseguir a sus coterráneos por la razón que sea. También puede verse en la Florida, donde aún no sabemos hasta qué punto los fondos para cambio de régimen en Cuba pueden estar financiando actores locales que radicalizan a la comunidad cubana y promueven el bullying.

En abril de 2018 se publicó el libro The Lost Boys de Gina Perry, donde la autora entrevista a los niños del experimento de Robbers Cave. Ya ancianos, confiesan que ninguno se dio cuenta de que los estaban manipulando. El lector avispado creerá que un adulto del siglo XXI es mucho más escéptico que un niño de los años 50, y posiblemente estará equivocado. No se puede competir contra la ciencia porque a diferencia de nuestras vidas finitas, la ciencia moderna es acumulativa y ha perfeccionado la sicología social a niveles de sutileza increíbles. Hoy es más fácil que nunca manipular a los individuos. Y no me refiero al Estado cubano, toca reconocer que el grupo de decisores que podría estar encargado de tal cosa en Cuba, hasta ahora carece de la sofisticación necesaria para hacerlo.

Un terreno donde el tribalismo político ha avanzado en extremo en los últimos años es en la esfera pública digital. A tono con un fenómeno internacional de polarización política, en Cuba las redes sociales cada día se hacen más tóxicas y los medios digitales se tornan más ácidos. A esto se suman nuevos fenómenos, la búsqueda de protagonismo digital a través de la estridencia, el vedettismo virtual y el uso de las redes sociales como armas de guerra política. También la inserción de jóvenes profesionales cubanos en otros países a veces requiere iniciaciones y muestras de lealtad política al nuevo contexto que se expresan en forma de una oposición más o menos abierta al gobierno cubano. No importa si antes eran empleados gustosos del Estado, si la política les era indiferente o si el activismo actual contrasta con su silencio cuando vivían en la isla. Para encajar en el mundo occidental hay que pertenecer al coro crítico.

Se hace común la promoción del enojo hacia el otro y una industria de la indignación cotidiana ante adversarios, utilizando el pretexto del día.

¿Cómo romper este ciclo de tribalismo político? Quizás buscando una narrativa compartida entre los distintos grupos. La resolución del conflicto entre cubanos no es mayor que el de Sudáfrica o Rwanda. Si las preferencias políticas e intereses distintos son motivo de discordia, entonces la cultura, el patriotismo y la confluencia de intereses son los antibióticos para su solución. Mientras unos cubanos prioricen más la imposición de sus ideas sobre otros en lugar de metas comunes, construir una nación completa será difícil. 

En la búsqueda de una vacuna ante el tribalismo creciente, regresamos al pasado. La teoría inicial de los Sherif en su experimento era que el contexto lo es todo, la competencia o la cooperación dependen de cuál incentivo es mayor, y tenían razón pero su hipótesis estaba incompleta. El primer experimento fracasó porque tenía un elemento que en el segundo fue eliminado: empatía.

Quizás esa es la medicina necesaria, ponerse en lugar del otro e identificar cuántas pequeñas decisiones personales o fortuitas nos hubieran llevado por caminos distintos. Intentar entenderlo, porque nadie tiene hegemonía sobre el dolor en un conflicto. Y dar el primer paso de acercamiento porque lo que es en función de intereses comunes no será nunca una concesión sino la solución al problema. La empatía puede imponerse a la lógica de la tribu. Sin ella no hay país socialista, ni democrático, ni lo que sea que aspire el lector.

Anuncios


Comments

  1. Coincido contigo Harold. Tendríamos que pensar en cómo se podría lograr la unidad de los cubanos respetando sus diferencias. Algo que parece tan sencillo en la teoría de los contrarios dialécticos: identidad- diferencia. Te felicito por la madurez que has alcanzado.

  2. La lógica de la tribu cubana, comienza por tener un ¨mártir¨, como el indio Hatuey, me parece que las auras tiñosas del regimen, vuelan tranquilamente sobre la cabeza de Harold y LJC, el odio se derrama, se desborda, es incontenible la envidia a querer ser revolucionario por la ¨libre¨, para ser revolucionario en Cuba, hay que ser estalinista, burocrático y tecnócrata, además de tener una espalda flexible para inclinarse hasta el suelo, además de rodillas fuertes para ponerse en posición de rezo frente a los iluminados del poder, Harold, en mi opinion se inclina, pero no se dobla, pone una rodilla en tierra, pero nunca las dos, resultado, es mas enemigo del poder oligárquico en Cuba, según Iroel, Cristo, la UJC, etc que quien le escribe, a pesar de todo mi historial de enfrentamientos contra el comunismo cubano.

    Cuba: La Heredera

    Los estalinistas cubanos, destruyen, denigran, encarcelan y persiguen a todos los que viven en Cuba y tiene el valor de enfrentar el oprobio del regimen comunista, pero, Harold, ha sobrevivido tranquilo en este lado de aca del charco, a pesar de varios intentos de la derecha por mandarlo de vuelta a La Habana, pero en una democracia las cosas son diferentes y Harold sigue alardeando que es Revolucionario por la Libre, sin problemas de ninguna indole y eso no se lo perdonaran nunca en La Habana. 😉 Saludos 🙂 🙂 🙂

    PD.- Ahora entiendo porque milblogscubanos (Josep Calvet, SoliCalvet, etc) ya casi no pasa por aqui, según el compañero Cristo, La Heredera de Cartas es LJC! ay, ay, el uruguayo nunca fue santo de su devoción, el gallego se auto desterró.

    1. @Timado Tony

      Verás que entro poco en el blog, pero paso un rato y lamento que de nuevo el famoso Vice (el que usó tu ID, tu nick, tu correo personal) ande como siempre.. Pasan los años y ahí sigue como en 2010, ahora es Graciano, Camargo, Pedro… ¡qué bobo!

      Respecto a mi alejamiento del blog, naturalmente no es porque LJC sea ninguna heredera de nadie y menos si lo dice ese personaje casposo de PostCuba, que casi es tan memo como el de Nueva Orleans… 😆 Lo que pasa es que un 20 de enero, celebrando las muchas visitas del blog, el equipo de LJC aportó unos breves textos. Ahí no estaba Tatu y eso significa que LJC , un blog de jóvenes revolucionarios en 2010, ya pasó a la historia y ha dejado de tener interés para este gallego confundido al decir de Miriam Celaya. Los actuales colaboradores me parecen personas correctas y suelo leer muchos de sus textos, pero….¡ya no es lo mismo¡
      Saludos…

      1. Jorge a usted si que le gusta hecharle leña al fuego, cada vez que comenta es para quejarse, que si tatú, que si el logo, que si ya LJC no es un blog revolucionario, qué se los otros comentan, que si 14ymedio, etc, de penas, hombre claro que no es lo mismo, estamos en el 2020 y el mundo cambia.

        Saludos y por favor sin ofensas.

  3. Yo no estoy de acuerdo mucho con harold en parte si y en parte no .Lo unico q seria ideal es ir cambiando ese regimen predominante q ya lleva demasiado tiempo en el.poder en nuestro pais y construir una nueva Cuba donde haya un gobierno totalmente democratico donde ya no exista mas un solo.partido y una sola ideologia sino completamente pluralista

    1. Acá un ejemplo de la mentalidad de tribu: objetivos a corto plazo e imposibilidad de conciliar diferencias con otros. Tiene derecho a defender sus ideas Aurelio, solo espero que advierta su propio sesgo como yo reconozco el mío. Saludos
      Harold

      1. De acuerdo con el artículo y por supuesto, de con esta respuesta a Aurelio. Después de abrir los ojos y darme cuenta de lo adoctrinado que estaba, descubrí el adoctrinamiento de allá. El sesgo y la manipulación de la historia son impresionantes. Hay verdades de los dos lados. Y mentiras. Debe haber espacio para el pensamiento diferente en Cuba. La oposición debe ser verdaderamente independiente. Saludos!

    2. El dia que en Cuba exista el pluripartidismo existiran 11 millones de partidos. Los cubanos nunca hemos sido unidos, la historia lo ha demostrado. La victoria del 59 fue dada porque habia empatia, el pueblo estaba cansado y lo mas importante, habia un lider. En Cuba la oposicion no tiene un lider que lleve al por algunos tan ansiado cambio de régimen. Sin hablar que no tiene un manifesto politico coherente y aglutinador. De momento son titeres y eso en Cuba como que no avanza mucho.
      Harold, totalmente de acuerdo contigo!!!

  4. ante todo,no se por que el autor ve mal que las personas esten divididas por diversos enfoques hacia un tema,en realidad es normal.En segundo lugar,el fenomeno que creo la disunion y el odio en la nacion cubana fue » la revolucion comunista» y no a Revolucion originaria,esa a la que traicionaron los autores de la falsa…..al no dejar espacio a otra opinion,al perseguir como apestados a todo portador de la difeencia,crearon esta mounstrocidad de la cuba de hoy,dentro y fuera,Pero,sr. Harold…sin un espacio de todos y para el bien de todos,donde se cultive la tolerancia y donde la Ley aprobada por consenso rija para todos, seguiraperpetuamente este estado horrible de cosas.Pero la cosa esta en que solola democracia y el ejercicio de los derechos del individuo podra traer ese clia,no una dictadura ,que da lo mismo sea de fascistas como de comunistas !!!! Dejen de culpar a os cubanos que siendo victimas, han tenido que emigrar….

    1. Que la revolución haya sido el origen de las diferencias entre cubanos es lo más gracioso del día, que desde su origen haya sido “comunista” es otro detallo to que no pienso abordar aquí. Como sea, señor Darío, hay libros de historia a buen precio en la isla jjjj.
      Harold

      1. agradezco la orientacion de buscar elementos,pero da la casualidad que,por mi edad y posicion vivi la historia y creame,fue (y es) terrible.Los implantadores del comunismo se toman muy en serio eso del Terror rojo !!!.Un odio tan profundo que rompe familias y desea el mal ajeno,colectivamente,nunca sucedio en la Cuba anterior y que ese odio fuera fomentado por el gobierno,menos todavia !!!!!

  5. Dejé algo fuera del texto para no romper el ritmo de la escritura pero voy a decirlo aquí. Quiero disculparme con las tribus que existen hoy en el mundo, que son reales y nada tienen que ver con este tipo de comportamiento político, “llamarle tribu” a esto es un acto de arrogancia occidental. Eso me lo enseñó mi profesora Lisa Anderson en una de mis clases favoritas en la maestría: Autoritarismo. Algún día escribiré sobre eso.
    Saludos a todos,
    Harold

  6. Primero Eduardo del Llano, despues Silvio Rodriguez y ahora este post. Creo que el sindrome de Estocolmo esta mas presente en Cuba que el tribalismo.

  7. Me gustó el artículo. Creo completamente necesario este tipo de análisis y actuar y escribir en consecuencia. Demasiado a menudo, autores y participantes(en foros, en la calle, hasta en reuniones de amigos) intentan forzar a toda costa sus puntos de vista como los «reales» y mejores. No dan espacio al diálogo ni a revisar argumentos contrarios o discordantes. Es como si imponer su razón fuera lo único importante, por encima de estar en lo correcto o revisar la realidad.
    Me llama la atención el artículo además, porque casualmente ayer estuve leyendo en La pupila insomne el artículo «Tiempo de definiciones». Me parece un artículo sesgado y como tal escribí la falta de análisis sobre lo que hicimos acá durante años(y todavía muchos hacen) humillando y aplastando a muchísimos de los que hoy están en Florida y entonces sin revisra ese contexto ponemos le grito en el cielo cuando allá se muestran igual de rígidos y obtuzos. Cría cuervos y te sacarán los ojos. Evidentemente no me publicaron… parece que mi comentario no se ajustó a la línea editorial.
    Similarmente pasó en el blog de eljovencubano. Me llamó la atención el lenguaje completamente sesgado en argumentos y contenido sobre el golpe de estado en Bolivia y el vacío y lógicamenet falaz artículo sobre el antimperialismo. De nuevo, no tuve suerte con la moderación.
    Con moderación que es en realidad censura, los medios que apoyan al oficialismo pretenden hacer eco de solo una parte de la tribu, aquella que haga resonancia con sus propuestas y visión de la realidad. O al menos que asienta con un «muy bueno». Se ve mucho en cubadebate y en granma. Los comentarios negativos o críticos son prácticamente nulos cuestión totalmente imposible en la vida real. Creo que la filosofía de estás conmigo o contra mí es la raíz de ese tribalismo político denunciado por Harold.
    Hay sin embargo algo que me llama la atención, si se revisa con cierta curiosidad comparativa el estilo de comentario en esos medios con otros de posturas más abiertas como este, segunda cita y hasta dónde abundan extremistas de «allá», como 14 y medio y onCubaNews.
    Los comentarios tienden a ser más y/o los comentarios tienen más argumentos.
    Eso es muy importante, porque espacios como este permiten que expongamos nuestras opiniones y los demás las enriquezcan o invaliden. Creo que esto es un factor importantísimo en el estilo de LJC y es algo que desdichadamente no veo en los medios oficiales; que son reflejo del asentivismo a que están acostumbrado el PCC y el gobierno sin analizar que a la mayoría de la gente en realidad les importa poco lo que hagan… desdichadamente… todavía…

  8. No habrá solución. Basta ver lo que acontece en otros países donde la conversación entre grupos que piensan diferente es mas simple y las razones para «guerra a muerte» son más…subjetivas.
    ¿pero en Cuba? donde los decisores a ambos lados viven de la confrotación y donde hay razones objetivas para la guerra a muerte (porque es verdad que por un lado hay medidas económicas que afectana Cuba y por el otro…fusilados (si ponemos que solo fueron 1000 de los «esbirros» de Batista, son los torturadores mas ineficientes del mundo, hacían falta varios para cada «martir» ¡y no se podia repetir!), robo descarado de propiedades (cono si te quitaban hasta los cubiertos cuando te ibas), y mil cosas mas que serán difíciles de olvidar.
    Entonces, el tribalismo en Cuba solo está empezando porque aquí tiene buenos atizadores y excelente combustible

  9. Espectacular su escrito. Sobre esa misma filosofía ya hablaba Félix Varela, la masa heterogénea siempre dará dictaduras. La homogénea, constitución, y república. Los años 90 fueron cruciales para visualizar esa división. A raíz del periodo especial, se arreció el instinto de conservación de muchos cubanos. Faltó (falta) amor, y por supuesto, empatía.
    Un abrazo.

  10. ¿Es el miedo más potente que la empatía? ¿Qué pasa cuando se pierde la esperanza? ¿Cuántos estamos dispuestos a entender? Existe un área cerebral cuya función es hacernos resistentes a la evidencia contraria a nuestras opiniones. Yo creo que fue Platón quien dijo que cuando se trata de opiniones se impone la fuerza. ¿Qué decir hoy, en la era del hiperindividualismo y el narcisismo desenfrenado? Cada cual a lo suyo, eso es el posmodernismo. Se acabó lo universal en lo político. Se acabó soñar con un mundo nuevo y mejor. Mejor atrincherarse, protegerse de los enemigos, buscar reconocimiento en aquellos que piensan como nosotros. Cada cual en su casa, con su gente. O en Facebook, con sus «amigos». Vivimos una gran crisis de seguridad. Todo puede derrumbarse en cualquier momento. Un virus… Yo soy un pesimista. Así que no he dicho nada.

  11. Mientras haya un gobierno en EEUU tan activo e interesado en destruír hasta los cimientos todo lo malo (pero también todo lo bueno) que se ha hecho en Cuba desde 1959 hasta hoy; no creo que haya muchas personas de izquierda en Cuba que les interese dialogar. Lamentablemente llegó Trump y destruyó lo que Obama estaba logrando. Creo que, diez años de política de Obama, lograrían la suficiente distensión para verlo todo menos en blanco y negro.

    1. ¿Trump destruyó lo que Obama estaba logrando? Creo que no es totalmente cierto. Obama ofreció una salida al diferendo que fue muy bien recibida por la población e incluso por miembros del gobierno, hasta que Fidel Castro salió de su «retiro» y publicó su carta en Granma rechazando el acercamiento y claro, todo el mundo bocabajo. Después de esto, la tensión regresó aunque Obama no tomó medidas punitivas en respuesta. Trump no hizo más de responder al rechazo del gobierno cubano al acercamiento.

  12. Tribalismo en el partido comunista de cuba hoy día? Pero que dices? Si es tan plural que ya solo falta que le cambien el nombre…

  13. Harold, tu articulo excelente. Muy corto tambien por desgracia pues faltaron ejemplos concretos sobre como se mercadea con el odio desde las dos orillas. Me gustaría que aplicaras el analisis con dos ejemplos concretos: Otaola por ejemplo quien se ha vuelto experto en generar like a traves del odio. Y lo cual hace de forma espectacular y del otro lado a Iroel Sanchez, quien es tambien otro experto en generar polémica y tener su propio ejercito. A veces sencillamente creo que es otra forma de negocio. El plan de Obama para Cuba en 10 años hubiera funcionado, los emprendedores hubieran copado el diario en Cuba y el gobierno no hubiera podido con ellos, un ejemplo? vete a Vinales, nunca volverá a ser ese pueblo polvoriento con casas en crisis. Eso se le escapo al gobierno y no hay forma de arreglarlo. Pero vino la banda de Trump, y un Otaola avispado comenzó a darse cuenta que el odio y el chisme siempre han vendido bien pero ahora las redes sociales son terribles para el gobierno de Cuba pues brinda a Otaola informacion infinita sobre la buena vida de los hijos y nietos de los dirigentes. Combustible para el odio, sobra en ambas orillas. Y mi conclusión es que estamos presos en el medio. Justo en el medio, si poder movernos. Y la degradación aun alcanzara cotas mayores mientras no exista un consenso. Y las narrativas de cada lado serán opuestas a sus realidades. Por eso cuando Eduardo del Llano, quiso ser un voz con sentido común se topo con los fanáticos. Porque eso somos, no? Real Madrid vs Barcelona. Un abrazo.

  14. Desgraciadamente su escrito es fiel reflejo del resultado de ese otro experimento social que coincidentemente comenzó también en Julio del 53 y ha perdurado por más de 60 años y que se ha hecho llamar revolución Cubana, aunque personalmente y para muchos creo que lo que ha ocurrido en los últimos 20 años de crisis por todos lados es mayormente una involución. En la historia de la humanidad a lo desconocido se le busca explicaciones sobrenaturales o religiosas para tu propio consuelo, y en la Cuba en revolución a ese conjunto de conocidos que se separan de los intereses “del Pueblo” que se ordena y manda el PCC y los iluminados de siempre se le excomulga como mismo lo hace la religión. A diferencia suya creo que la empatía que podría servir de base a que de alguna manera todos o al menos la gran mayoría pudiésemos tirar para el mismo lado, existe en la Cuba actual, mis largas caminatas y horas de conversación amistosa o desde el respeto a la opinión diferente en mis regresos me deja ese sabor. Lo que en mi opinión si no se ha logrado y para nada creo que sea casual, es sobre pasar el monologo impuesto por el PCC en la sociedad Cubana, es lograr hacer visibles y públicos, y sobre todo a los de adentro, son esas personas lideres que pudiesen mover la tribu de otra manera que la que impone el sacrosanto PCC y el conjunto de conocidas instituciones que se encargan de velar por el predominio “de la cosa”, Por ello acierta cuando usted asegura que “La resolución del conflicto entre cubanos” pasa por lograr que “Si las preferencias políticas e intereses distintos son motivo de discordia, entonces la cultura, el patriotismo y la confluencia de intereses” es la respuesta para lograrlo. Y en eso han trabajado muy duro los defensores de la fe adentro y los del billete afuera para que ese punto de coincidencia nunca llegue y seguir ellos viviendo del problema Cubano. Le felicito por su elocuencia y claridad de ideas pero creo entienda que la Cuba futura depende de desprendernos del partido único y plenipotenciario que hoy amarra y ahoga cualquier intento de cambiar la esa fallida Cuba para el bien de todos a que se ha llegado.

  15. @Eres tan tonto, tan pobre de mollera que no te das cuenta que es muy posible que no estés baneado. Con apenas 20 minutos de diferencia, pasaste de Graciano a Camargo pensando que llegó la censura. ¡Qué tonto¡ Qué mentiroso, porque efectivamente eres Rodolfo, El Vicepresidente, Vice, y…. decenas de nicks Karel, Chepe, Celso, todo eso en pocas horas…. (hace años) y así… un montón de veces.
    Seguirás entrando en el blog, porque es imposible que no lo hagas dado que han sido cuatro o cinco veces las que has dicho lo mismo.
    Eres un pobre hombre con mucho tiempo libre y odio visceral hacia el socialismo cubano e insultos (esbirritos por ejemplo) muy babosos a LJC desde 2010.

  16. La empatía puede imponerse a la lógica de la tribu ???
    ____
    No creo. La empatía es un valor inherente al humano, no importa cuan primitivo puede este ser. Sin empatía la humanidad no hubiera podido alcanzar muchos de los logros que tenemos hoy día, pero creo que lo realmente nos toca analizar son todos esos anti-valores que cultivamos cada día y que anulan toda empatía de un nacional por otro. Y estos van desde los regionalismos (tan comunes entre nosotros) hasta las segregación por diferencias políticas, pasando por indolencia, racismo, misoginia, sodomia, homofobia y un largo etcetera que por supuesto lleva su carga de emociones negativas como la ira, la envidia, etc. Lo que la empatía necesita para crecer es un terreno fértil libre de anti-valores. Si, esos mismos que cultivamos hoy en día.
    Ningún país externo tiene culpas de nuestra falta de valores, ni los de Miami cultivaron anti-valores en EEUU. Todos salieron de aquí y fueron criados aquí. Un poco antes o después, pero aquí.
    ¿Y tienen empatía por los de dentro?
    Claro que si!, ¿Cómo explicar sino que sean los que mantienen la economía cubana y a pesar de medidas, parones y demás continúen ayudando?

    Vuelvo y repito: Son los anti-valores los que hay que analizar!

  17. Concuerdo contigo, lo que hoy tenemos es el fruto de 30 años de guerra fría y 61 de monopolizaciòn de una política que cree ser dueña de la verdad y todo lo que es a fin a mi pensamiento es amigo y el que no es enemigo aunque solo se aparte un poco del pensamiento uridimencional del partido, de un lado están los cubanos de aquí y los que un día emigraron , también los que hoy se benefician con el odio y llenan sus bolsillo a costa de sembrar más odio.Pero como comenzó el odio? quien Tiro la primera piedra? quien lo fomento? de quién es culpa que hoy los cubanos se llamen perros comunista y gusanos? a mí entender todo comenzó cuando slguial se le ocurrió quitar hasta el último negocio ya sea de nacionales o de otro país fundamentalmente de EUA. Muchos de los cubanos afectados como es logico se enfurecieron no era para menos. Y ahí comenzó la cosa mientras el gobierno de EUA utilizaba ese odio para derrocar a la revolución le hechaba más leña al fuego por eso muchos se alzaron que luego fueron llamados bandidos otros vinieron a cuba en la brigada 2506 a liberar a cuba, el gobierno cubano sé aprovecho de cada acto cada acción emprendida y que costaban vida y daños materiales, para acrecentar ese odio y utilizarlo también en su beneficio un día de odio como fue en el acto de sepelio de las victimas de los bombardeos a los aeropuertos de Santiago y Ciudad libertad se declaró el carácter socialista de la revolución era el día idóneo para hacerlo cuando el odio mescla con dolor estava en pleno apogeo, y así sucesivamente Barbados ect, luego vino el Mariel donde ya la palabra gusano ya existía y que con mucha ineligencia fue usada para darle nombre a los cubanos que no estuvieran de acuerdo con el partido o decidieran emigrar, un gusano es un ser repugnante creo que nadie quiere ser un gusano. Por eso fue bien empleada para mantener a todos con el temor de no ser el ser repugnante y a tirar huevos y a decirles traidores y no se se cuatas cosas más, y solo eran cubanos que querían otra vida, solo cubanos no gusanos, y los del otro lado perro comunista. Y hoy nos damos cuenta que todos somos cubanos con diferentes formas de pensar , hemos Sido marionetas de dos sistemas diametralmente opuestos y otros llenándose los bolsillos y otros manteniéndose en el poder indefinidamente. Si hay alguien que admiro muchísimo es a Nelson Mandela quien tenía todos los motivos para odiar después de ser encerrado por la supremacía blanca por 27 años y sometido a trabajo forzados y decidió el camino del perdón por el bien nacional, por el bien de toda la nación para que las heridas de una nación se cerraran se sacrificó el. Los cubanos debemos mirarnos en ese ejemplo y empezamos a mirar cómo cubanos y respetar nuestra formas de pensar sin atacar a nadie sobre la base del respeto, si denigrar a nadie porque piense diferente, para que las heridas dejadas por el odio que se fomento sanen y podamos construir una nación libre y sin recentimientos.

  18. Tribus ? y yo muriendo solo en mi oasis……..debo cambiar mi filosofia que nunca se esta en el lado equivocado de la historia porque …..la historia es redonda.

  19. Harold, con tu post tiendes puentes que hacen muchísima falta. Con ese espíritu de consenso y reconciliación sin duda se hará una Cuba mejor.

  20. Éste buen artículo de Harold viene cómo anillo al dedo, pues la turba, mejor dicho «tribu» cubana que representa a Cuba en el Parlamento Europeo ha dado otra lección de chusmeria revolucionaria y escándalo autorizado por los que mandan en Cuba.

    Actos como ese me hacen sentir vergüenza!

  21. De acuerdo con el artículo en que «Si las preferencias políticas e intereses distintos son motivo de discordia, entonces la cultura, el patriotismo y la confluencia de intereses son los antibióticos para su solución. Mientras unos cubanos prioricen más la imposición de sus ideas sobre otros en lugar de metas comunes, construir una nación completa será difícil. »

    El problema radica en que mientras se pretenda que el exilio sea quien ceda en todos estos intercambios, no se podrá avanzar. El intercambio cultural se vovió una carretera de una vía por un buen tiempo. Los artistas que apoyaban o era pretendidamente «apoliticos» veian a actuar y cobrar a Miami, pero los artistas de Miami no eran autorizados para actuar en Cuba a menos que apoyaran al gobierno cubano. Ahora el exilio está pagando con la misma moneda y quiere vetar a lo artistas que apoyan al gobierno.

    El asunto de los precios de los pasaportes y los permisos y prohibiciones para entrar o salir de Cuba continua a pesar de los reclamos. Sin embargo, miembros del gobierno o sus familiares entran, salen, estudian y se radican en los USA u otros países. Algo ante lo cual el exilio está empezando a reaccionar también, pidiendo que se les retiren las visas y residencias a estas personas.

    El patriotismo es entendido de forma muy distinta por ambos lados. El gobierno cubano considera anti patriotas a todos los que no estén de acuerdo con el unipartidismo y cualquier otra medida o acción que tome el gobierno. El exilio considera anti patriotas a todos los que defiendan el unipartidismo.

    La única área en que muchos en el exilio y el gobierno cubano coinciden es que ambos dicen querer que la vida de los cubanos de la isla mejore, pero los modos que plantean para alcanzarlo son incompatibles. El exilio quiere acceso al libre mercado para todos y que el gobierno se retire de la microeconomía. El gobierno quiere una economía mayormente estatal, con pequeños negocios privados muy limitados para los ciudadanos y con la mayoria del área de divisa fuerte en manos del ejército y el Ministerio del Interior.

    El juego está muy cerrado en mi opnión.

  22. Harold, debiera ir más a las esencias en sus artículos. Siempre pinta una realidad más o menos cercana, pero casi nunca explica el por que se ha llegado así. Y sus propuestas son bienvenidas, solo que para saber a donde y como queremos llegar, es imprescindible aterrizar en nuestro pasado.

  23. Aunque no xoincida del todo con la postura subyacente. Es impresionante lo vigente de esta realidad tribal política que describes, y lomucho que nos parecemos.! Desde Venezuela (con ánimos ) socialistas

Comments are closed.