¡Ay, Halloween, compadre!

Por Maikel José Rodríguez Calviño

Mucha polémica ha generado la celebración de Halloween en Cuba. Asunto viejo, debatido con anterioridad en varios espacios y medios de prensa. Como era de esperar, en esta ocasión no faltaron los comentarios epidérmicos y facilistas cargados de una nociva paranoia que al final solo hace daño. Mi predilecto: «eso es una penetración del enemigo», idea tan absurda como anquilosada, propia de personas que no conocen cómo se configuran las identidades culturales, cómo evolucionan y se transforman. Los Beatles fueron una «penetración» en su tiempo y hoy John Lennon está perennemente sentado en un parque de La Habana.

Incluso, hubo alguien que comentaba sobre la inexistencia de brujas en nuestro país, sin tener en cuenta que ellas forman parte del folklore cubano, pues constituyen uno de los arquetipos mitopoéticos importados desde Europa, debidamente naturalizados aquí. Brujas y casas embrujadas aparecen recogidas en Mitología cubana, de Samuel Feijóo, y Catauro de seres míticos y legendarios en Cuba, de Rivero Glean y Chávez Spínola, por solo citar dos ejemplos.

Lo que nunca tuvimos fue celebración de Halloween, que no pasa de ser una invención mercantil basada en ritos celtíberos asociados con el culto a los muertos. Esa tergiversación comercial es la misma que nosotros causamos cuando, en aras de vender, generamos productos culturales basados en imágenes estereotipadas de lo cubano (mulatas voluptuosas, negros rumberitos, eterna diversión). Entonces, el extranjero ve un show mediocre con tres malas bailarinas destrozando un guaguancó y cree, porque así se lo hacemos creer, que disfrutó de la Cuba real y profunda, que se lleva un trozo autóctono de nuestra identidad. Ergo: nosotros también generamos pseudocultura. Cambiemos eso y después podremos criticar al otro. Recuerden aquello de las piedras y el tejado de vidrio…

Lo tradicional es una construcción cultural en toda regla, que se reconfigura a diario. Muchas tradiciones mueren, otras se incorporan. Debemos preservarlas, pero ello no implica que no aceptemos o conozcamos otras. De hecho, lo tradicional, en cuanto zona sagrada, es dúctil y poroso. Perderlo implica no ser, no estar: resultados de la adopción de patrones culturales hegemónicos importados. Pero ninguna cultura debe negarse a lo nuevo; el secreto está en aceptar lo nuevo sin demeritar ni olvidar lo viejo, lo que nos define, lo que ya somos, lo que se cohesionó tras siglos de praxis cotidiana. Muchas veces, de eso depende la supervivencia de un grupo cultural. Así evita desaparecer: no ser, no estar. Así lo demuestran nuestros sincretismo y transculturación.

Con ello no estoy defendiendo la polémica celebración ni abogando por su puesta en práctica. Quiero, ante todo, evitar malentendidos. Ya sabemos lo susceptibles que pueden ser determinadas personas con respecto a temas así. Antes bien, quiero llamar la atención sobre una sencilla realidad: las tradiciones cubanas no tienen su origen en Cuba. Somos el ajiaco que mencionaba Don Fernando Ortiz, autor de una magnífica trilogía centrada, precisamente, en lo que él llama brujería de los blancos (para diferenciarla de la brujería o santería cubana de origen africano) donde la bruja, como arquetipo, tiene un rol protagónico. De hecho, conservamos poco de nuestra cultura autóctona, y lo que tenemos, muchas veces no lo conocemos ni valoramos. Hoy muy pocos hablan de Opiyelguobirán, Caracaracol o Iguanaboína. Pregonamos la necesidad de conservar nuestra identidad, cosa que defiendo todos los días, sin embargo, las salas del Museo Nacional de Bellas Artes no inician su recorrido con un dujo o un hacha petaloide tallados por un taíno. Ahora, y esto es importante: somos producto de una mezcla, una gran fusión que ha originado algo nuevo, deslumbrante, único y plural: nos originó a nosotros. Todo se reduce a eso. De muchas cosas, algo nuevo. Dialéctica pura.

Más que atacar la fiesta de Halloween, debemos preguntarnos por qué nuestros niños y jóvenes celebran esa y no otra. Debemos preguntarnos qué hacemos todos los días para transmitirles nuestra identidad (su identidad) sin recurrir al panfleto vacuo y a la muela retórica que no interesa a esas generaciones; cómo mostramos lo cubano de forma atractiva, actual, novedosa, en consonancia con el horizonte de expectativas de los nuevos públicos. Critiquemos la mercantilización hegemónica de lo cultural, no el sustrato histórico, mítico y poético que lo sostiene.

Además, la identidad cultural no es algo que se pierde de la noche a la mañana. Quien se olvida de ella con tanta facilidad (quien se deja «penetrar» alegremente) nunca la tuvo o mereció. ¿Podemos considerar «penetraciones» las obras de Hans Christian Andersen, Charles Perrault y los Hermanos Grimm, quienes recopilaron y adaptaron al universo infantil un sinnúmero de leyendas europeas que hoy conocen y disfrutan niños de todo el mundo? Leyendas que, por demás, contienen sistemas ideológicos bien estructurados, ajenos, otros.

La cubanía y la cubanidad van más allá de pedir caramelos de puerta en puerta y disfrazarse de zombie; va más allá de memorizar pasajes históricos y largas consignas sin conocer sus verdaderos significados, lo que representan en nuestro camino histórico y cultural. Pedir caramelos y vestirse de bruja no ponen en crisis la cubanidad. Sí lo hacen el simplismo y el desconocimiento, la crítica festinada que no viene respaldada por soluciones ni propuestas centradas en preservar y transmitir lo que somos.

La identidad está en nuestra mitología, en nuestras criaturas fantásticas, en Feijóo y René Batista Moreno. Cuando enseñemos con talento e inteligencia esos mitos a las nuevas generaciones (mitos, por demás, de origen europeo, debidamente aplatanados en nuestra Isla), daremos el primer paso para que los niños y jóvenes pongan a un lado el «truco o trato» y se detengan en la horrible belleza del güije, en el mortífero encanto de la madre de agua, en los estremecedores aullidos de La Gritona.

(Tomado del Facebook del autor)

Anuncios


Comments

  1. Desde mi punto de vista, el asunto no es tan enmarañado como el autor refleja. En Cuba ya no tenemos tradiciones otra que las «efemérides» por eso los jóvenes ven con interés cualquier cosa que se salga de lo común.
    Vamos a ver por orden de popularidad: 31 de diciembre; comida y familia. Los carnavales que te toquen según dónde vivas; fiesta y borrachera muy probablemente bronca o cuidarte de un par. Día de los niños; a inventar qué hacerle(s) o dónde llevarlo(s). Con suerte en dónde vives habrá algún evento municipal u organizado por la escuela. 26 de Julio, en serio? 3 días de descanso y si la provincia es la sede entonces borrachera y con suerte algunas cosas de comer por parte del estado. Ahí está en resumen lo que son las actuales tradiciones cubanas. Si tiene hijas puede añadir una vez en la vida la fiesta de 15 que en dependencia de cuánto pueda pagar tendrá muchos tonos o no. No recuerdo quien dijo recientemente que la cultura cubana se lleva en la sangre… Bonita manera de tapar el sol con un dedo

    1. Ayer me llamó la atención un comentario en inglés del señor Luis Enrique. Nada que objetar
      Hoy me llama la atención leer que…»En Cuba ya no tenemos tradiciones …» Uffffff qué fuerte…
      Uniendo ambos comentarios, es muy posible que se haya producido una pérdida de identidad cultural y una adquisición de nuevos modos de entender la vida. Ahhhh ¡qué bonito es el sueño americano¡ 😆

      1. Si no me sintiera identificado con los problemas de Cuba, no «perdería» mi tiempo por estos lares. Pero ya que estamos, la identidad no se hereda, se construye y lo lógico es que se enriquezca.

      2. Agghh!! Odio el Ctrl+Enter…
        No se deja ser ser y pensar como ciudadano de un país por dejar de practicar costumbres y tradiciones.
        Estaba a punto de hacerle una lista de algunas tradiciones típicas cubanas de cuertas épocas, que se perdieron o silenciaron con el tiempo
        1. El piropo y el dicharacho
        2. Los guateques
        3. Los pregones
        4. Los niños jugando hasta tarde en los parques
        5. Las descarguitas de niños y jóvenes
        6. Los cafés póblicos
        7. Los carnavales con luminarias y fuegos artificiales
        8. Los museos
        9. Los parques infantiles
        10. Noche buena
        11. Día de reyes
        12. Navidad
        Y esa es una lista bastate rápida acudiendo a mi memoria de niño y las de mis abuelos.
        Pero supongo que es más fácil aludir al sueño americano que dicho sea de paso, no tiene nada de eso. Por cierto, es usted cubano?

        1. 13.- la serenata.
          14.- las novatadas.
          15.- día de los fieles difuntos.
          16.- el cine de barrio.
          17.- bautizo católico (pa no quedarse judío)

  2. Lo importante en todo esto es que no les pueden «meter» la muela de «eso es una penetración del enemigo», como hacían antes, sin vaselina y a la fuerza, ahora, por lo menos en las redes sociales y la internet, se pueden apreciar punto de vista diferentes y analizar las situaciones abiertamente, la cosa avanza sin lugar a dudas! 😉 Saludos 🙂 🙂 🙂

    PD.- Muy interesante el post!!

  3. Que Cuba se consuele dado que en España ha pasado lo mismo… La «americanización» indeseable…(la comida basura de los MacD. los Burger King, etc como ejemplo llamativo) es decir el consumismo desmedido y depredador, hace que intenten y logren en muchos casos, cargarse lo tradicional europeo, español, etc… y aparece la bobada de Halloween, el Black Friday, las tardes en un centro comercial con cine, palomitas a precio de oro, compras compulsivas, franquicias para engordar… ¡el modo de vida «americano», etc.

    México tiene una tradición importante el Día de los Muertos y España también la tiene en ese 1 de noviembre Día de Todos los Santos.. España siempre ha celebrado el tema «muertos» con calabazas que daban miedo y velas en su interior, dulces especiales para ese día, queimadas de ron, fogatas, alusiones a la Santa Compaña en Galicia y otros nombres en el resto del estado…es decir procesiones de gentes sin rostro con la muerte como tema ….

    Hay que pasar el sarampión de esa «modas» de origen comercial, ¡vender, vender malditos¡ e ir recuperando las tradiciones de los lugares propios.

    Una fiesta tradicional en la noche de difuntos:

    «El Magosto. Esta fiesta, que se realiza en diversos puntos de la geografía española como Galicia, León, Cantabria, Zamora o Asturias, es una antigua tradición cuyo origen proviene de un rito prehistórico de acción de gracias a la divinidad por la primera cosecha otoñal.

    La noche de difuntos se introducen sobre las brasas de una hoguera castañas dentro de un cilindro metálico con agujeros en su base, llamado tambor o, en algunas zonas, tixolo. Según la tradición, por cada castaña que se ingiera se liberará un alma del purgatorio o quién sabe si del infierno.

    En las brasas también se asan chorizos y se suele beber el vino nuevo hecho en casa. Durante este festejo también es costumbre tiznarse la cara con los restos de la hoguera, saltar el fuego como en la noche de San Juan para atraer a la suerte, contar cuentos y cantar canciones populares.

    1. Milblogs
      Cuándo hablemos de tradiciones usted no debe hablar mucho,España tiene tradiciones horribles y consumistas,como lo del toro con candela en los cuernos,o esa que hasta el año pasado una multitud mataba al toro con lanzas,o la del ganzo colgado vivo y un hombre a caballo le arranca la cabeza,esto va aparejado a un gran consumo de comida y bebidas alcohólicas,la fiesta de Halloween por lo menos no lleva tortura incluida.

      1. Perdone, pero es muy poco acertado señalar que no debo hablar mucho, es decir debo callarme ¡eso ya no se lleva mucho¡ porque efectivamente en España hasta hace poco o incluso ahora, hay festejos donde se maltratan animales.
        Naturalmente puedo opinar y en este caso, mostrar que el fenómeno «celebración Halloween» tiene muy poca gracia porque no respeta el sentido tradicional de una celebración relacionada con las estaciones, las cosechas, los difuntos, las ánimas y las «linternas de nabos» para protegerse de los espíritus… es decir todo eso nada tiene que ver con el » All Hallow’s Eve» americano convertido en una mascarada de Freddy Krueger y Cia… Este año el disfraz muy usado era de…
        Annabelle, una niña muy mona, pero la historia de Annabelle es ésta:

        «John Form encuentra el regalo perfecto para Mia, su esposa embarazada: una preciosa muñeca antigua llamada Annabelle. Una noche, una secta satánica les ataca brutalmente y provocan que un ente maligno se apodere de Annabelle.»

        Los incultos americanos herederos de los irlandeses que celebraban el Día de Difuntos, ya no saben quienes eran los celtas, ni sus ritos, ni nada… y han montado un fiestorro para darle vidilla al comercio, a las cenas, a las hermandades universitarias, etc… Pero como no hay tortura, más allá de ver cómo se pisotean las tradiciones, ¡no pasa nada¡

    2. No me gusta nada Halloween, que por cierto no tiene nada de «invención mercantil basada en ritos celtíberos».

      Ciertamente el Día de los Difuntos que acabamos de pasar se celebra mucho en España, pero no se parece nada ni a Halloween ni a lo que hacen en México. Es el día que se va al cementerio a poner unas flores a los difuntos, y no tiene nada de fiesta.

      Como mucho en Galicia va la familia a limpiar la tumba de los antepasados y aprovechan para charlar sobre los que murieron, muchas veces incluso contando anécdotas divertidas.

  4. Excelente y resumido analisis. La cultura ni se congela ni se aisla, evoluciona y recibe influencias. El que se proponga hacer vivir al pueblo en una pecera sufrira periodicas derrotas politicas e ideologicas y terminara, en este caso, levantando monumentos a las brujas.

  5. Son jóvenes cubanos que si haber sido “convocados” deciden festejar y disfrutar Halloween ¿porque otros cubanos lo valoran de negativo?
    Algo similar ocurre en Cuba el 31 de diciembre unos cubanos esperan las 12 de la noche para despedir al año que finaliza y dando la bienvenida al nuevo; otros cubanos esperan a las 12 de la noche pero para celebrar un año más del triunfo de la revolución. ¿Porque se va a valorar de negativo o positivo el motivo de celebración?

  6. Muy interesante este artículo. Solo quisiera agregar que en Cuba han existido y existen muchos descendientes de gallegos y asturianos, como ya se sabe y el origen de Halloween es desde luego, las fiestas celebradas al final del año céltico, antes de la llegada del Cristianismo a Europa. Los celtas se extendieron por una buena parte de España y el norte de Portugal y hoy en día todavía hay un fuerte sustrato celta en las culturas de esas regiones, gústele o no a ciertos sectores dentro y fuera de España. Desde mi punto de vista, los cubanos tienen tanto derecho, como cualquier pueblo descendiente de europeos, a celebrar Halloween, o Samhain (como se le llamaba a este festival celta en la antigua Irlanda). A mí tampoco me gusta para nada la comercialización de este hermoso festival, pero al menos esa misma comercialización lo ha ayudado a sobrevivir e incluso a ser celebrado por muchas otras culturas del mundo. La verdad es que en el fondo es y seguirá siendo un festival celta y hoy en día pensar como «celta», sentir como «celta» es verdaderamente «a state of mind». Ser «celta» es amar la libertad, el individualismo, el coraje, la belleza, las artes, la naturaleza, nuestra relación con lo Supremo, nuestra comunidad, en fin, todo lo que hace bella la vida. Por lo tanto, ¡feliz Samhain a todos los «celtas»!

  7. «Nosotros somos algo nuevo, único y plural, originado por una gran fusión, producto de una mezcla; y esto es importante.» (N. del A.).
    Lo que hay que escuchar es horrible: porque es una afirmación pueril y porque pretende estar avalada por nadie menos que Don Fernando.
    Hablando de sicología tropical, Don Fernando le hubiera dicho a este señor:
    «A ti, soñoliento hijo de los trópicos:
    A tí que duermes al borde del camino de la vida,
    mientras los fuertes van pasando en sus carros augustales de victoria ; a tí que, dormido, sueñas y que soñando desprecias a los que trabajando vencen ; a tí que
    sólo piensas en el modo de no pensar nunca y que sólo quieres no querer nada ; a tí dedico esta colección de articulejos regados por diarios y revistas antillanas en
    las horas ociosas del bregar por la vida.
    O le hubiera dicho lo mismo que a Don Miguel Unamuno respecto a los cubanos, en respuesta a sus quejas desde Salamanca: «de la atonía de la patria hispana, anémica de sentimientos, mendiga de ideas. eunuca de voliciones.»:
    No sabemos á dónde vamos ; hambrientos de ideales, infelices abúlicos, languidecemos al borde del sendero de la vida, esperando que algún piadoso caminante nos arroje migajas de civilización, ó nos lleve compasivamente en su carro hasta un mesón vecino.
    Suspiramos por Caballeros de la Locura que hagan llover cuchilladas sobre los ridículos retablos y figurillas con que los Maeses Pedros de aquende los mares entretienen nuestras
    mentes infantiles.
    Despreciamos á los que desde la cumbre nos llaman y estimulan y les achacamos nuestro fracaso, cacareando en todas ocasiones la impotencia de los viejos y la esterilidad de sus ideas.
    Nos empeñamos en forzar la natural precocidad tan propia de los pueblos tropicales como
    de las razas inferiores y escribimos de pesimismos y desengaños cuando el bozo apenas nos hombrea y abandonamos los libros cuando deberíamos seguir deletreando. Y así, tristones, impotentes inconfesos, envidiosos empedernidos y vanidosos insoportables, vamos subiendo la escala de la vida. Pero eso sí, pretendidos intelectuales ó modestos profanos, todos tenemos una vanidad, que pudiera llamarse nacional, por su difusión : la del choteo. Es la desgracia criolla.
    No tenemos religión alguna. Somos descreídos. Nuestras ideas de ultratumba no pasan de
    ser burdas y mal pergeñadas supersticiones.
    Nuestra política es también incolora : hilado de ambiciones, madeja de vanidades, y tejido
    de amplios programas, tan amplios, que entre sus grandes mallas se escabullen las aspiracio- nes positivas, aunque no siempre bien determinadas, de nuestro pueblo.
    Nuestra ciencia, ¡ ah ! asombro indiscutible del orbe, según convenio tácito entre los hijastros de ella, que casi siempre es la inveterada Celestina de la codicia profesional.
    Nuestro arte es mercancía cotizable á bajo precio en este mercado, pero cotizable ai fin;
    bufón y juglar para los magnates ; envase de piropos azucarados para nuestras mujeres ; peana arcillosa para nuestro propio ídolo, y retablo de Maese Pedro para nuestro pueblo…
    El pueblo cubano, noblote, sincero é infantil, suspira inconscientemente por una de esas
    bobérlas, que en otros pueblos producen trascendentales sensateces.
    Ahí (en España) están los Lanuza, los Varona, los Justo de Lara y demás renombrados y escasos caballeros que calzan espuela de oro y luchan altivos y fieros, pluma en ristre y embrazado el broquel de su ciencia, por esas Dulcineas de las almas nobles que nosotros tomamos por boberías.
    Estoy de acuerdo en que nuestra gran desgracia es el choteo, pero el peor es nuestra excepcionalidad de cera.
    El único país diferente de una serie de repúblicas tapones haciendo el juego a la pérfida Albión, fue Paraguay en la guerra contra la Triple Alianza; Argentina Brasil y Uruguay.

  8. Existe hoy alguna tradición en Cuba, ni el danzón, nuestro baile nacional existe, se celebra un evento en la isla, en abril, sin mucho bulla y menos gloria mientras en México ha sido, por mucho tiempo, una tradición bailar nuestro danzón y realiza festivales en varios estados.

  9. Halloween se ha extendido por muchas partes del mundo. Es casi inevitable que muchas partes de la cultura de la potencia mundial se asimilen en otros países. ¿No lo hizo Roma? ¿Acaso no celebramos en America Latina Navidades y demás traídas por los españoles? En el caso de los USA, su cultura es prácticamente la cultura mundial hoy en día, sin embargo, la propia cultura de USA tiene componentes de otras partes. En los USA se come comida mexicana por doquier, se baila regeton boricua, la comida china está hasta en el último rincón del país… Las tradiciones nacen y mueren e ineluctablementem, dado el nivel de comunicación alcanzado, vamos hacia una cultura mundial homogénea en la que unas traduciones y costumbres se asimilarán y mezclarán, otras desaparecerán y otras se impondrán. Oponerse a ello es inútil.

  10. En fin… quien mejor expresa la adulteración de una celebración tradicional, europea, llegada a EEUU de la mano de emigrantes de habla inglesa, es el autor del post.
    Así que…. The End…. 😆

    1. Querido y retirado milblogscubanos (Josep Calvet, SoliCalvet, etc), despues de leer tus divagaciones ayer sobre el PIB de los países que según tu mentalidad gallega, superan las bondades económicas del imperio, acabo de encontrar esta joya …

      El Fondo Monetario Internacional indicó este lunes que Guyana, un país con 780 mil habitantes, aumentará su economía 86% para el año 2020. En 2019 ha presentado un aumento de 4,4%, de acuerdo con la organización.

      Winston Jordan, ministro de Finanzas, dijo que están «pasando de una base muy baja a un salto estratosférico». El incremento representa 14 veces la proyección esperada de China, además de un impulso recibido por el petróleo encontrado de Exxon Mobil.

      El FMI informó que el PIB anual y actual de la nación es de 4 mil millones de dólares, y para 2024 podría llegar a los 15 mil millones, con información de El Financiero.

      Magnifico, superior, que mejor lugar para escapara la furia independentista catalana, ya no respetan ni al Rey, ostias tío, haga sus maletas y múdese para el paraiso (Guyana) del crecimiento económico!! ay gallego Calvet, como me divierto con tus tontunos y desacertados comentarios, eres un perfecto Gaito viviendo en una «cuartería» cubana. 😉 Saludos

      1. Que te diviertas, es de hecho uno de los objetivos de mis comentarios. Superados los años de «pelea» contra las barbaridades que se decían en este foro por parte de tus amigos (uno de ellos te robó tu ID, es decir usó tu correo personal y tu nick para poder comentar en LJC), ahora la cosa avanza, como un día dije y te gustó la frase y la usas, pero igual que tras el golpe de estado del criminal Franco se decía que ¡No pasarán! y no fue así, y vivimos casi 40 años de dictadura, en Cuba, la cosa es muy distinta y aunque la cosa avance, «la verdad no retrocede» y Cuba será por muchos años, un Estado socialista de derecho y justicia social, democrático, independiente y soberano,
        Nunca un estado, una nación, sometida a un criminal bloqueo de la primera potencia económica mundial, ha aguantado todo tipo de villanías y la razón es muy sencilla: Cuba tiene un sistema social legítimo con mayoritario respaldo popular.
        Lo del Borbón, es muy sencillo: la torpeza del Partido Popular, la torpeza de la gestión del ilegal referendo por parte de Rajoy y el penoso discurso de Felipe, el cuñado de un delincuente de cuello blanco pronunciado el 3 de octubre de 2017, han logrado que en Catalunya el Borbón sea rechazado sin retorno….no por la gente separatista, sino por una mayoría social que muy posiblemente esté en el 80%: es decir, la República, tanto en Catalunya como en el resto del estado, llegará….no en cuatro días, pero llegará….

        Adiós chinito pillo, que imagino te habrás disfrazado en Halloween de comando de fuerzas especiales, entrenado por la CIA… recordando tus tiempos de lucha contra los mosquitos en los marjales de Florida….

        Saludos 😆 😆

  11. Halloween es imparable para dolor de los ortodoxos conservadores. Las tradiciones de unas culturas penetran otras y es inevitable en tiempos de una globalización también imparable.
    Así que Trick or treat, compañeros, y a disfrazarse que llegaron los zombies.

  12. EXCELENTE este texto. no podría estar más de acuerdo con todo lo que aqui expresado. mis humildes felicitaciones al autor.

  13. Halloween…? …..seguro que no encaja en el orden existente en Cuba….sobre todo para los politicos.
    En Cuba la homogeneidad cultural parte de un modelo que organisa la cultura sobre un prisma de cultura y politica (dentro de la Revolucion todo…..)solo que en la epoca moderna mantenerla como se hacia hace 40 anos es cosas de titanes …..la influencia mundial y regional mesclan los flujos culturales y los contextos cambiandolos para siempre……
    No hay dudas que en Cuba hay variadas publicaciones del estado pero todas tienen un fin educativo ideologico y politico de acuerdo a los postulados de la Revolucion.
    Con el triunfo de la Revolucion…. nacieron varias celebraciones de fechas y echos que se impusieron a partir del proceso con un guion organizativo reiterativo …primero pasaba lo politico y despues la fiesta , se invirtio fuerte en sectores que podian servir de bandera culta : sinfonica , ballet , etc……que a pesar de la grave crisi economica …..continuan .
    La vertiente de la nueva cancion politica y los ballardos de la nueva trova que todavian hacen historia y ………..
    La vertiente popular y mas amplia del diapason cultural…………….los de la gosadera . esta sin duda ha sido la mas golpeada en esa homogeneidad cultural………….muchos no se pudieron adaptar y se fueron con su musica a otro lado siguiendo patrones en los que se habian movido por largo tiempo , a otros los olvidaron los nuevos rectores musicales.
    Los generos sufrieron con los nuevos parametros …….algunos decayeron , otros se mantuvieron sin la fuerza que tenian y una parte se acogio a lo que le parametraron …….
    Hoy no se puede hablar de danzon y sus variantes :Danzonete , mambo , cha-cha-cha , contradanza u otros como el punto , Sucu-sucu , Yambu , Columbia , filin , etc…..con la juventud.
    Ahora reguenton.ton..ton …..Halloween y vamos por mas……
    Viviamos hasta el ochenta en una caja de cristal y de pronto …todo estallo y comenzamos a traer ….todo lo nuervo , bueno y malo del mundo a nuestra casa ………
    La actividad comunicativa se ha fragmentado para siempre , las lineas demarcatorias de las clases sociales vuelven a aparecer …………y el estado las alimentas de forma consciente e insconciente primero al reprimirlas por la fuerza , leyes inacabadas , el mantenimiento de una organisacion absoleta y con metodos frankestenianos .
    El mundo ha cambiado y desgraciadamente no para mejor ……..sacar y cultivar lo mejor de él ,,,,,seria lo mas ventajoso .
    La actual posicion politica y organisativa de Cuba en la cultura ……………….podra ?
    Ah ! ….se me olvidaba.,…..de los rusos nunca importamos nada a pesar de querer integrarnolos de muchas formas……..
    Somos latinosAMERICANOS compay !

Comments are closed.