21.8 C
Havana
martes, octubre 20, 2020

Rutinas artificiales

Por: Miguel Alejandro Hayes

Iniciarse en un puesto o cargo, implica responsabilidad, actitudes e incluso, valores. A veces también van acompañados de requisitos político-ideológicos que son de necesario cumplimiento. Ahí, es donde se comienzan a observar las diferencias en las personas: en el antes, el durante y el después de estar en uno de los trabajos con esos requerimientos. Y parece inevitable que el durante impregne su sello.

Si desde una óptica moralista algunos modos que impone la actividad laboral pudieran resumirse como doble moral, a lo que se suma la tentación de racionalizar lo que se hace, el tema merece ser abordado desde otros enfoques. Resumir las dinámicas sociales en culpar a quien hace una acción, no solo es una actitud punitiva, es como mínimo un simplismo teórico que no muestra las condiciones –ni el camino para llegar a estas- del fenómeno en cuestión. Abordar solo la estructura excluye a los hombres que la crean.

Parece haber un conflicto entra las prácticas que exige la vida institucional en su dimensión política, y la que pertenece a la forma de ver el mundo del individuo. Una vez, escuché a una muchacha que con cierto humor describía la situación, afirmando que los cargos hoy vienen con un champú. Su función: hacer un simbólico –o literal- lavado de cabeza.

Sin convertirlo en ofensa, es cierto lo planteado. Se puede identificar un modo compartido entre muchas personas que ocupan determinados cargos. Así, se aprecian rasgos en común y no me refiero al modo de vestir.

Facundo Correcto lee el Granma

Destaca toda una fraseología, no solo al empleo de algunos términos sino al uso de determinados discursos. Un ejemplo es la oposición mecánica y abstracta al uso del mercado. En otros casos se evidencia la apatía propia de viejos dilemas superados en eras más dogmáticas, así como la confusión de las mejoras de vida de los trabajadores con el enriquecimiento. El excesivo cuidado de que se haga lo “políticamente correcto” y la pulsión por cumplir “lo establecido”. Este último, es quizás lo más visible.

La sociedad que tenemos hoy es la que heredamos del pasado. Mucho de lo que se hace en el presente, “lo establecido”, “lo que tiene que hacerse”, no es más que la mitificación, o peor, la asunción acrítica de alguna actividad producto de algunas condiciones del pasado, que por tanto, persisten en la subjetividad.

Algunas de esas cosas realizadas en el ayer, que en su momento fueron bien vistas o hasta realizadas de corazón, hoy se ven como errores y existe una especie de arrepentimiento social. Tirar huevos, por ejemplo, es algo condenado desde el presente. Otras prácticas, sin embargo, han sobrevivido en el imaginario, quedando de estas, su caricatura.

Rutinas que en su momento fueron revolucionarias y emanaban de ciertas condiciones legitimadas socialmente en otra época, que se van heredando y se convierten en rutinas artificiales. Lo que pudo ser una cotidianidad revolucionaria verdadera se desdibuja hacia una cotidianidad inducida. El escenario natural de estas es el marco oficial de la reproducción y repetición del discurso de la Revolución: los puestos de trabajo estatales.

La no correspondencia con las necesidades y lógicas de los nuevos tiempos, y sí con las de los momentos más épicos de nuestra historia reciente, es lo que les da ese carácter de prácticas artificiales, que se reafirma en su asunción acrítica. Es cierto que hay quienes deciden portar ese estereotipo de cuadro burocratizado de manera espontánea, por vileza o con las mejores intenciones, pero como sociedad se generan condiciones que disocian la mentalidad del sujeto de la correspondiente con el cumplimiento de su trabajo.

La prueba es que no es extraño conocer alguien antes de pasar a ocupar ciertas responsabilidades y que al adentrarse a estas, cambie y adopte los patrones aquí mencionados, al menos públicamente.

No es casual que sea un fenómeno perceptible. En cualquier caso, obligatorio o no, sea regalado o auto-regalado el champú, se ha creado toda una práctica cultural alrededor de no pocos escenarios de actividad laboral, que se participa en ellos de tal forma que parece aprendida y recitada. Artificial.

66 Comentarios

  1. Algunos ignorantes confunden orden con burocratismo… con total desconocimiento de lo que hablan exigen menos control, hablan de «prohibiciones absurdas» ese ABSURDO cliche…

  2. que diferencia existiria, segun el autor, entre el «pasado» y el «presente» ???Que le hace pensar que algo en la sociedad ha cambiado ?? No es el mismo Estado ??no es el mismo Partido?? no es la misma ideologia ?? o me he perdido algo desde mi hogar en Miami ?? O es que ya ,por ejemplo,la practica de silenciar lo diferente ya no existe ??

    • Bueno en este blog se comenta bastante lo diferente. Y si las cosas cambian diariamente y para bien, aunque no quiere decir que cosas que se dicen en este trabajo sean ciertas lamentablemente.

    • Ha cambiado mucho en Cuba. El lenguaje, las formas de propiedad, los medios… Eso es poco?

      • Pues sí, Cuba ha cambiado mucho. Hace poquísimo tiempo estaba prohibido poseer un portátil, alojarse en un hotel e incluso salir al extranjero.

        Pero uno se queda con la sensación de que los cubanos han cambiado mucho más que el sistema. Hace poco se hablaba de Internet como de un potro salvaje que había que domar.

        En fin, en Cuba se respiran aires de cambio, un cambio que estoy seguro que vendrá repentinamente precipitado por un acontecimiento aparentemente poco importante con efectos fuera del control de las autoridades. Recordemos que el Muro de Berlín cayó por un error de un portavoz del gobierno al leer una nota en una rueda de prensa.

        Mientras muchos intentan una apertura que satisfaga los deseos de cambio de los cubanos, pero manteniendo el poder político, algo que se demostrará imposible.

    • Al igual que usted ,vivo en Miami,y soy testigo de todo lo que se puede “perder”,como dice usted,cuando para informarse,se recurre a los medios locales de información.

  3. Algunos ignorantes confunden orden con burocratismo… exigen menos control, con total desconocimiento de como funcionan las cosas en su mismo trabajo y por supuesto en su país y en el mundo, critican lo que llaman «prohibiciones absurdas» ese ABSURDO cliché… Pero solo critican, nunca toman responsabilidad, su deporte es criticar a los «cuadros», a los funcionarios, a los dirigentes, pero no se atreven a tomar un cargo… es mas cómodo criticar y en definitiva la diferencia de salario no es tanta verdad? Y luego están los llamados periodistas que en vez de buscar la verdad sobre cualquier asunto, explotan la popularidad que da repetir clichés… la verdad nunca ha sido popular… la demagogia es mas rentable verdad?

    • Bienvenido/a a nuestro foro. Acá no se permiten descalificaciones en general de personas que no se identifican por su nombre, puede interpelar los argumentos de los autores pero como mínimo exigimos que esto se haga con el mismo nivel de transparencia con que ellos firman sus escritos. Si alguno de sus comentarios no es publicado en este foro o en nuestro muro de Facebook, de seguro está violando las reglas básicas de debate que exigimos, si cree que no es el caso puede comunicarse con nosotros para asegurarnos que su opinión sea transmitida.

      • Ud..se la pasan llamando mentirosos, manipuladores, ineptos, ignorantes, cuadrados, oportunistas, obtusos… a cualquiera que tenga una responsabilidad dentro del gobierno o la administración publica en Cuba… Así que por lo menos deben tener la decencia de no censurar a quienes piensan lo mismo de ustedes… sobre todo si quieren ser creíbles en eso de la libertad de prensa…

      • Magdiel, aquí la única indecencia es la de gente como usted que, a falta de argunentos, trata de manipular lo que aquí se dice atribuyéndonos palabras que no decimos. Pero hace un par de dias le propuse que nos veamos frente a frente para discutirlo en igualdad de condiciones. ¿Quiere tener la decencia de decirme cómo, cuándo y donde?

      • Busca palabras como inepto, corrupto, mentiroso, incapaz, en el blog… Para que veas cuantos resultados salen… Y así todas las ofensas que se te ocurra… Ahh pero que igualdad de condiciones? aquí seria perfecto si no censuran ningún comentario. Pero sabes que esos debates no llegan a nada verdad?

    • La demagogia, Magdiel, sólo tiene vida en las estructuras de poder, porque es el individuo en las estructuras de poder quien puede prometer y no cumplir, quien puede tratar de disfrazar con palabras su inercia o su ineficiencia. «Pero solo critican, nunca toman responsabilidad», dice usted, tratando de descalificar desde su propia demagogia a quienes publicamos críticas en este sitio. Pues bueno, ¿Alguna comisión de candidatura ha propuesto, por ejemplo, a Harold para diputado puesto que es joven, tiene criterio y cultura política, lo cual le permitiría desempeñar su cargo? NINGUNA. Por lo tanto no es aplicable a Harold su diatriba, Magdiel. ¿Por qué no le proponen a Osmani ser el decano de alguna facultad? Si cuando se lo propongan, el tipo dice no, entonces usted podría tener razón. Mire usted, en mi caso, fui 22 años director de radio -llegue a ser responsable del 30 porciento de la parrilla de programación de una emisora de 24 horas horas de transmisión-, y, a la vez, subdirector de cultura en Manzanillo, 6 años, luego a la vez vicepresidente de la AHS en Granma 9 años y luego, a la vez, Secretario Ejecutivo de la UNEAC por 5 años. Y cuando me dejaron sin trabajo, una comisión del Partido tuvo que reconocer que no había sido ni por indisciplinas, ni por no tener resultados positivos -al contrario, tuve 17 premios navionales y 2 internacionales como director de radio-, sino para, y cito el documento que me entregaron: «para el normal desempelo político ideológico de la emisora». Yo no aporto activamente a la sociedad cubana porque EL PARTIDO ESCLUYENTE Y AUTORITARIO NO ME LO PERMITE, no porque me quiera dedicar a realizar críticas, y como yo, estoy seguro que el autor de este artículo podría aportar mas, y Harold, y todos los que tienen que ver con LJC. Así que si de demagogia vamos a hablar aquí, Magdiel, habría que comenzar por la de los propios decisores en el PCC.

      • Después de leer este comentario me quedé sin deseos de responder al compañero/a.

      • Ah claro… «el desencanto»… Si se sabe bien que los «conversos» son los mas «críticos»… Pues sabes? deberías haber mantenido tu postura en vez de renegar…

      • No, Alejandro, él viene con un guión que está ensayando desde el post anterior jjjjjj. De todos modos, patentizo aqui, ante el compañero Magdiel SOA (Sin Otro Apellido, un término notarial) que estoy dispuesto a ir adonde la Revolución me mande, ahora mismo, siempre y cuando no sea a desbaratar una empresa o un proceso que no tenga nada que ver con aquello para lo cual la propia Revolución propició que me preparara. Aquí estoy: Ordene usted, Magdiel. Si quiere le adjunto mi curriculum y se lo envio a algun email.

      • Bien! Pues nos sumamos. Aquí estamos, dispuestos a aportar nuestras ideas, entregarlas de forma anónima a dónde sea necesario para ayudar

      • Y si lo tiene ensayado de antes… Hablando de rutinas artificiales, será parte de un performance?

      • A ti no te conozco personalmente… pero resulta que tu postura es bastante universal entre ese grupo de gente que les gustan clichés como ese de «el que sabe, sabe.. y el que no… es jefe»… jajaja la apoteosis de la demagogia… En realidad no eres tan original como crees… solo veo clichés y lugares comunes en los que escribes…

      • ¿Y qué hace usted, Magdiel, perdiendo el tiempo leyendo lugares comunes y clichés? ¿O es que se lo han dado como ingrata tarea? Porque la verdad, lo mormal es que las personas normales ocupen su tiempo leyendo cosas que le aporten conociniento y les alimenten el espíritu pero, si en su caso, este blog no le produce eso… ¿Por qué sigue por aquí? ¿No siente usted que está arando en el mar? Porque seguramente comprenderá que ninguno de los que por aqui publicamos -mal o regular- va a pensar distinto o va a dejar de escribir porque a usted le pique el cerebelo de la ortodoxia. Está perdiendo su tiempo, Magdiel, y sus superiores deberían saber que ese método de desestabilización, ya no funciona, hombre. Sean creativos, den argumentos, usen la inteligencia comprometida con la ortodoxia, sean proactivos… Se nota que la falta de la Stassi los desorienta un poco…

      • Yo no me he referido en ningún momento ni he insinuado eso que plantea, pero igual le comento al respecto.
        A esa frase que le llama demagogia… bueno, yo la he escuchado. Y sabe, no confunda los mitos que va generando el propio imaginario social, la sociedad civil (a lo Gramsci por favor, no introducir debates liberales o confusiones al estilo del encuentro en Panamá), con la demagogia. Y muchas personas ( no sé cuántas) sé que piensan así. Eso no lo controlo yo, ni usted. De hecho, conozco un chistecito sobre el mismo asunto de la preparación de dirigentes ; que insisto, mi post no va de eso, pero como toca el tema.
        Bueno, le digo que se notan algunas cosas, como la desarticulación del centro de investigación que investigación que poseía la CTC, y eso dice mucho no de la preparación de los cuadros, pero si de la política al respecto ( ya que toca el tema).
        Sobre la originalidad de mi pensamiento. Honestamente no sé a qué viene ese comentario. Pero bueno.
        Primero, es que los clichés no son malos. Un cliché pudo ser, ser Revolucionario en una época, un cliché pudo ser presumir de las horas de trabajo voluntario realizadas… Y eso no es malo. Pero ya que usted insiste, bueno, me dirá cuáles son los clichés, y de ser posible, qué ocurre con estos.
        Y que no soy original? Bueno, al parecer usted es otro de los que me conoce mejor que yo mismo, es decir, me creo original? De verdad, que pinta eso aquí? Pero le ayudo, no soy original. Soy portador de mi interpretación de las ideas de Marx, de Hegel, de Gramsci… No sabe usted que todos arrastramos ideas de otros, conjunto de prácticas, de tradiciones teóricas, finamente: paradigmas? En pocas palabras, yo doy continuidad al paradigma que asumo. Cómo tampoco esa originalidad de la que habla no sé a qué se refiere, porque es imposible pensar sin un sistema de referencias previas. En fin, no creo que su punto apuntara a un debate sobre paradigmas y continuidad y ruptura teórica.
        Gracias por su diagnóstico «complejo de originalidad». Reflexionemos sobre los clichés. Saludos.

      • Los clichés siempre son malos y son un insulto a la inteligencia… Pero no hay duda de que son una forma fácil de ganar popularidad… Y eso lo explotan muchos…

      • Dado esa lógica, ser Marxista en los 70 era un cliché. Pero no me queda claro si se refiere a cliché como falta de originalidad o a convertir en cotidiano algo. En cualquier caso, en ambos, esas concepciones son callejones sin salida a la teoría social. Lo malo no es que sea un cliché, lo importante de cualquier cosa, es a qué le es orgánico.
        Por cierto, sabe de algo más cliché que el discurso oficial?
        Los míos cuales eran?

  4. Ah, la llevada y traída política de cuadros: un talón de Aquiles de nuestro sistema ….. La libertad en última instancia es la capacidad que tiene un ser humano de vivir según su manera de pensar y poder manifestarlo sin temor a consecuencias para su integridad física y psicológica. Es decir, la coherencia entre el pensar-decir-actuar es garantía de un ciudadano auténtico, comprometido y todo sistema político debe propiciar su creación como primer paso para una sociedad de justicia. Creo ver en ello al «hombre nuevo», sin embargo la combinación de verticalidad, obediencia y prebendas es el mejor veneno para contaminar esta fórmula. Cierto es que toda posición de poder trae implícito un beneficio. En muchos países esto se traduce en mejoras salariales sustanciales que tienden no solo a compensar un «sacrificio» o una «responsabilidad» extra, sino también a cubrir formalmente un área de necesidades que de otra manera quedaría a merced de la corrupción. Aún así la ambición humana no tiene límites y en algunos casos desborda el horizonte del bienestar en pos de un enriquecimiento a ultranza.
    En nuestro terruño creímos tener a este «hombre nuevo», impóluto, bello y desinteresado y lo pusimos a dirigir. Le enseñamos que al ser parte del pueblo, su salario no podría ser muy diferente al de este, se le instruyó para poner en práctica las orientaciones de «arriba» sin cuestionarlas y a esperar por ellas y le demostrarnos que si todo esto lo hacía bien, no se le cuestionarían algunos «beneficios colaterales» derivados de su actividad. Después de estas lecciones este hombre de pueblo aprendió que su iniciativa, su consciencia de lo correcto y su capacidad crítica podían relativizarse en aras de la consecución de lo que sería su nuevo propósito: la perpetuación de su rango en detrimento del servicio público al que estuvo inicialmente convocado. Este champú que cita el artículo penetra más allá de su cuero cabelludo, alcanza su consciencia y la disfraza con subterfugios, esquemas y estereotipos que llegan incluso al borde de la caricatura.
    Los valores humanos son universales y eternos. La honestidad, la sensibilidad ante el sufrimiento humano, la compasión, la humildad son cualidades que no admiten relativizaciones y contextos: lanzarle huevos a una persona por pensar diferente fue, es y será un acto vil ante lo que solo cabe el arrepentimiento. Lo mismo vale para la autenticidad. Por desgracia los seres humanos coherentes y auténticos no son especies comunes en la selva humana y es por ello que la sociedad debe propiciarlos con prácticas que desestimulen la doble moral, el oportunismo y el disfraz a conveniencia. Por ahora asignatura pendiente….

    • Alejo, comparto con usted el comentario y me gustó más que el propio post. Tiene razón. La base económica destruye la intención de crear al Hombre Nuevo y el trabajo asalariado conduce necesariamente al retorno capitalista y al desmontaje del proyecto socialista, reapareciendo los exploradores y expropiadores. Esa obediencia a lo «establecido» y lo «políticamente correcto» buscando las «mieles del poder» en los «cuadros» es el mejor camino para el acriticismo confortable de la demagogia complaciente que propicie el desmontaje del Socialismo.

  5. Llamarle gusano a una persona, es denigrante, es propio de personas malas o estúpidas, en cualquier época, en cualquier lugar. Ir a la casa particular de alguien, que es el lugar más sagrado, insultarlos y tirarles huevos, es propio de personas malas o estúpidas, en cualquier época, en cualquier lugar. No dejar al otro dar su opinión, golpearlo, encarcelarlo por tener otra opinión, es propio de personas malas y cobardes, en cualquier época, en cualquier lugar. Los valores humanos deben de estar ahí, donde esté y cuando esté el ser humano. No puedo contra eso, pero sí le digo una cosa, quien ha hecho eso, jamás ha sido mi amigo, es lo que puedo hacer.

      • Al menos en su momento se ve así…y en la distancia se aprecia como violencia. No se le puede pedir a la Cuba de los 70, 80 unos índices de tolerancia que nadie tenía. La polarización era un hecho. Simplemente unos tenían el poder y otros no.

      • Alejandro, tengo que discrepar contigo, hermano. Mi madre tuvo ess tolerancia. Era la coordinadora de zona del CDR donde vivíamos en Manzsnillo cuando El Mariel, en el mismo barrio donde vivió y tiró piedras Blas Roca Calderius, el barrio humilde de los zapateros manzanilleros que se entraban a pedradas contra la policía y la guardia rural, y que no creían en su plan de machete… Y en la zona del CDR que coordinaba mi madre, hija de un viejo comunista como ya he escrito por aquí, no hubo huevos lanzados, ni actos de repudio. Se plantó. Dijo que ese odio no era lo que ella esperaba de una Revolución Socialista. Y mi madre murió siendo militante.

      • Me alegro que haya sido un caso diferente, y de seguro sientes orgullo por eso. También se hubo cubanos que sobresalieron a su tiempo y no hicieron otros. No todo el mundo tuvo que haber sido parte de eso. Pero fue un fenómeno social, con casos suficientes como para ser recordado. Mi barrio, por suerte, ha superado eso.

      • y no hicieron el acto de lanzar o repudiar* corrijo mi comentario que estaba escribiendo rápido

      • Giordan, no sé por que discrepas conmigo?. Si te fijas, lo que hago más arriba es responderle a un forista que ve la violencia revolucionaria justificada, con lo que no estoy de acuerdo. El ejemplo de tu mamá es muy bueno, pero para orgullo tuyo pertenece a la excepcionalidad.

      • Alejo, para nada creo que la violencia revolucionaria sea justificada. Pero para otros, como los que respondieron que en el 70, 80, etc era justificada, para ellos si valió, vale y valdrá la pena.

        Saludos.

      • La violencia revolucionaria solo se justifica en defensa de la propia Revolución, no en detrimento de los valores humanos, en aras de dispersar las incoherencias y simulaciones de algunos autodenominadod «revolucionarios».

      • Yo creo que habría que temporalizar la noción de justicia Revolucionaria empezando por la propia noción de justicia inherente a cada contexto. Ahora, eso sí, están los personajes que le quieren llamar justicia Revolucionaria a sus intereses personales

      • Y sobre la justificación de la violencia, yo no me atrevo a abordar ese asunto, que me parece muy delicado y no puedo delimitar bien, sobre todo porque creo que termina en el dilema del utilitarismo.

  6. Nunca bueno una condena ni arrepentimiento por tirar huevos, el problema ahora es que no hay huevos

    • Cuando hablo de arrepentimiento me refiero a un sentir social que señala que aquello fue un error. Cómo lo puedo afirmar? Leyendo los comentarios acá en LJC, por solo mencionar un ejemplo

  7. ! Exelente el post , me gustó mucho el comentario del sr Alejo ! Para oír consignas repetidas hasta el cansancio hay que asistir a cualquiera de las reuniones de la Delegada del PP en mi cuadra , cada vez es fotocopia de la anterior aumentada con la consigna de turno , supongo que la próxima sea : » Encadenamiento productivo » ese disco repetido llena el espacio de lo que sería la rendición d cuentas pero como no hace nada , siiii , por el bloqueo , toda esa fraseología aprendida la sustituye y con muy buena suerte porque la reeligen . Slds de Juan Antonio Diaz .j

    • Gracias. Una fraseología aprendida, si dudas. Pero se reproduce y de qué manera. Lo peor, es que va denigrando la imagen del cuadro político…
      Creo que deberíamos mirar más a la concepción de partido de Gramsci, verdaderamente marxista, y soltar la idea del partido a lo soviético

  8. Pienso que cuando un proyecto se demora tanto como el de Cuba y al final no se ven los resultados ni siquiera escudrinnando el horizonte las cosas se fastidian.
    Me acuerdo cuando era joven que me sentia bien conmigo mismo. Me gustaba la poca ropa que tenia y con poquisimo dinero me divertia y me alimentaba. Mi unica preocupacion era estudiar y prepararme para seguir jugando mi papel en mi vida y en la del pais donde deberia vivir
    Es verdad que habian muchos experimentos y equivocaciones en el pais pero el objetivo parecia claro y prometedor sin lugar a dudas.
    Lo malo es que esas cosas son como la cocina donde no solo importan los ingredientes. El tiempo es tambien importante. Importantisimo diria. La comida debe dejarse adobada por un tiempo antes de ponerse a cocinar y el tiempo de coccion debe ser el requerido.
    Aquello se demoro mucho y se echo a perder. A la gente se le paso la hora y perdio el apetito o fue a resolver algo que comer. Ya nadie se acuerda de lo que estaban preparando para el almuerzo.
    Tampoco saben que se preparara para la cena.

    • Gracias por su comentario. Llama a la reflexión el recurso que usa. Le adelanto que no es el único que tiene esa idea de la percepción del rumbo.

  9. Miguel Alejandro Hayes, supongo cuando generalizas en tu comentario, es porque consideras a todos los que dirigen en Cubita la Bella, tienen iguales cualidades negativas y tal parece por la forma y el contenido que esgrimes, que eres portavoz consciente de los enemigos de la nación cubana, siguiendo claro está, sus propias expresiones y hasta el odio que destilan las 24 hrs del día por todos los medios de desinformación que ponen a su dispoosición los que le pagan para que sean y digan, lo que no son y nunca podrán ser, patriotas y menos cubanos. Según lo que expresas, parece ser que son los amiguitos del norte brutal que nos desprecia, los que sí van a salvar a Cuba del caos que ellos provocan a diario, pero que como tú, hacen creer que es un problema genético, algo así como la capacidad de pensar y actuar. Lo quieras o no, con defectos o con muchas virtudes, esos dirigentes en su mayoría trabajan por y para el país, y como en este mundo hay de todo, existen aquellos de doble moral que simulan una cosa cuando son otra cosa, hasta que son descubiertos y pagan por su actitud y responsabilidad ante los tribunales. Lo anterior lo sabes de memoria pero lo ocultas, para crear desconfianza y dudas en los que lean tus diatribas.
    Miguel si tienes problemas con los dirigentes del país, ahí están sus correos al alcance de todos y de tí. Te propongo que en vez de gastar tiempo en servir de quinta columna, te dediques a ayudar a descubrir males que supuestamente conoces y denuncies a los farsantes, pero por favor no te ensucies en escribir cosas que no puedes sostener de cara a quien acusas. Un consejo de un cubano revolucionario que habla de paz pero con dignidad y por supuesto, con el machete mambí engrasado por si acaso a los yanquis se les ocurre probar suerte en esta isla irredenta.

    • Alejandro, aquí tenemos a otro telépata: «Lo anterior lo sabes de memoria, pero lo ocultas para crear desconfianza y dudas»… Muy acertado debe andar este blog, LJC, para que comiencen a aparecer los émulos de Harry Potter. HAGO UNA MOCIÓN para que hagamos un encuentro cara a cara, y público, entre todos los que escribimos en LJC y nuestros estimados telépatas. CARA A CARA Y PÚBLICO… ¿Quién secunda mi moción?

    • Ah, y que el encuentro sea este verano. Estoy loco por probar los coches chinos.

    • Compañero Visor:
      Cuando leí su comentario dudé en responder, por no saber por dónde empezar. Casi cada una de sus líneas merece un post. Trato aquí de sintetizar algunas ideas.
      Lo primero, es la nada sutil diferencia entre generalizar y absolutizar o totalizar. Generalizar es hallar la generalidad, en simplemente: la tendencia. Al totalizar, se incluyen todo. Por tanto, si generalizo, no me refiero a todos, sino a una tendencia. O leyó usted que yo dije la palabra todos???
      Ahora, yo me refiero a la cuestión de las prácticas artificiales como «fenómeno». Uso ese término a conciencia. Por qué? Porque es un tipo de comportamiento que adquiere cierta estabilidad. El ser un fenómeno, no quiere decir que es mayoría, sino simplemente que, como tipo de comportamiento social, puede ser advertida su presencia a nivel social.
      En cualquier caso, creo que usted no me entendió bien. Primero, que no estoy criticando en el sentido común de la palabra, estoy describiendo sintéticamente un fenómeno. Y no estoy criticando a los dirigentes, sino a la cultura que se ha creado alrededor de ciertos cargos. Y eso es otro detalle, no dije dirigente, dije cargo, puesto. Uso el cuadro burocatizado como estereotipo de trabajador. Así que si la cuestión es que si estoy en contra de los dirigentes o no, lo siento, la cosa no es en este post. Una cosa: en qué tipo de racionalidad seria todo se resume en estar a favor o en contra de los dirigentes? Ese tipo de enfoque político no lo entiendo bien.
      Lo de portavoz consciente… Eso está intenso. Portavoz consciente? Oiga, qué me está aplicando, que tipo de psicología es esa? Como usted sabe de lo que soy consciente? Me deja la duda.
      Vivimos en un estado de derecho, declarado. Así que , cubano es en Cuba hasta el anexionista. No obstante, me encanta su posición en la que define al que es Cubano o al que no. Es afición o es su trabajo?
      Dice que según yo digo el norte es el Salvador… Ya eso linda entre el delirio, no leer bien . Ya me dirá dónde yo digo eso. Si quiere poner cartelitos, hágalo con decencia, con ética. Y si se trata de gritar consignas, enfoque a otra parte.
      Otra observación: la capacidad de pensar o actuar… Eso no se determina solo en lo genético, hay entra la instrucción, ambiente familiar…vaya, para que se mete en ese tema?
      Qué oculto? Qué quiero crear qué en los que me leen? Eso no lo entiendo. Me sigue diagnosticando cosas.
      Supuestamente conozco males?
      Agradezco el consejo, pero no soy quinta columna. No estoy acusando a ningún dirigente en este post, me estoy refiriendo a la cultura de dogmatismo que existe alrededor de cargos y puestos. Y eso, se nota. Por cierto, el primero en bromear con eso fue el Che ( le debo la cita).
      Vuelvo atrás. En mis líneas, verá que voy y digo lo que no comparto. Lo mismo me leerá cuestionando lo que considere que no es correcto, venga de donde venga. Y usted, también lo hace?
      Lo del cara a cara, yo no acuso, pero si usted, un pseudónimo, me llama a debatir Cara a cara con algún dirigente, no hay problema. Si son buenos y Revolucionarios, no?
      Un saludo.

      • Alejandro, tu respuesta a Visor me ha hecho recordar el libro de Arcos Bernes con anécdotas sobre el Che. Yo creobque Visor, de haber podido, con esa fecundidad telepática que tiene, hubiera mandado de cabeza al Che para Villa Marista… Lo digo por lo que se cuenta en ese libro, publicado por una editorial del Instituto Cubano del Libro.

      • No lo dudo. El Che era, un hereje, un subversivo, un fuerte crítico de muchos de los burocratismos y arbitrariedades que hoy se ven. Un tipo duro, pero humanista. Y ya!, que me emociono.

  10. En este mundo hay de todo, por eso todos no son iguales ni actúan igual, seguro estoy que Giordan cuándo fue jefe no era lo que pintan aquí como todos los choferes de guaguas no usan el trapo en el cuello o una uña del dedo meñique larga ni todos los que llegan de Miami van disfrazados, son muchos los colores y la virtud, la honestidad, el valor aún están presentes en muchos pero mucho cubanos.

    • Chachareo, aunque fui subdirector de cultura y arte en Manzanillo unos cinco o seis años, y otros tantos secretario ejecutivo de la UNEAC, tengo la sospecha de que tales cargos no me volvieron «jefe» ni en mi casa -entonces era la casa de mis padres o mi suegra-. Dirigir, para mi, es compartir responsabilidades, deberes y derechos… Lo cual no quiere decir que no metiera la pata, como cualquiera, e incluso eventualmente no fuera injusto con alguien. Si de algo estoy absolutamente seguro, Chachareo, es de que no fui ni seré canonizable. Y es verdad, coincido plenamente: «Son muchos los colores y la virtud», y de todos los colores, y de todas las virtudes, se puede aprender. De lo que no se aprende, sino a ser peores, es de los escondrijos y las ratas que por ahí habitan, y que furtivamente sobreviven de infestarnos a los demás.

    • Chachareo, nunca he sido jefe, ni en mi casa. Tuve responsabilidades, que solía compartir con mis compañeros de trabajo. Y también me equivoqué muchas veces, también. Eventualmente alguna decisión mia afectó a alguien, con mas o menos razón de mi parte. Lo que estoy seguro que nunca hice fue dar una consigna como argumento, ni escudarme en citas para encubrir lo que pensaba, ni tomar fastidiar a mis compañeros por quedar bien con los de arriba.

  11. Muy buen artículo pero estoy de acuerdo con Chachareo, tampoco creo que Giordan sea del G2 como andan diciendo algunos.

    • Eldani, el G-2 ya ni siquiera se llama así jjjjjj. Pero si yo fuera del órgano de Seguridad del Estado, fuera magnífico para todos, porque eso me daría la oportunidad de aclararle a los ciberguerreros que LJC no es el enemigo. Ni adentro, ni afuera LJC es el enemigo.

  12. Giordan hermano, es que les molesta que tu escribes bien y dices unas cuantas verdades. Compadre que en mi barrio todavía se dice G2 jjjjjj, y frigidaire jjjjjj

  13. Junio 12 2019
    Parte de lo que plantea el escritor sobre el problema de los «cuadros» que ocupan posiciones gubernamentales lo tenemos clara y transparentemente en las visitas del companero Diaz Canet a las provincias, los que lo reciben en cada provincia, montan el teatro para la obra de un dia, es decir todo esta bien, hay de todo en esos lugares visitados, no hay grandes problemas, todo esta en vias de solucion etc. etc. etc. y cuando el companero Diaz Canet se marcha del lugar, la escenografia para una pelicula de ciencia ficcion se desmonta y todo sigue igual, aqui hay que preguntarse sin vacilaciones y miedos que hace el Partido y el MININT de esas provincias ante tal burla y falta de respeto no solo para con el pueblo de a pie, sino para con el presidente Diaz Canet.

    Lo dicho en este articulo tiene una vigencia tremenda actual, por lo que nos debemos preguntar quienes son los que dirigen recursos humanos en los organismos estatales, que criterios manejan para nombrar personas en cargos de cualquier nivel, que tipo de analisis realizan, con quien discuten la proposicion, hasta donde profundizan en la historia laboral, capacidad para el cargo, historia politica e ideologica, modo de vida hasta el momento de la propuesta, nivel de respeto que tiene esa persona en el lugar donde vive, como vive el y su familia, quienes son sus amistades mas cercanas, si ha sufrido demociones en cargos anteriores, en fin un sin numero de preguntas que solo tienen respuesta con la participacion de muchas personas y entidades sociales, como digamos las organizaciones de masas, sus vecinos, sus companeros de trabajos en sitios anteriores y lo fundamental goza de prestigio y moral en su lugar de residencia y centro de trabajo, ha sido sancionado en alguna ocasion, etc.

    Pienso que hacer valer una verdadera politica de cuadros, no por simpatia, historia revolucionaria solamente y si por su humildad, respeto al pueblo cubano de a pie, respeto a la moral, los principios, la etica y sobre todo un rechazo profundo a utilizar los cargos para su beneficio personal y de sus familiares.

    Gracias y que tengan todos un buen dia en este pais de hombres honrados, honestos y valientes al enfrentar lo que nos dana y no nos permite avanzar en todos los campos de desarrollo y nivel de vida de la poblacion cubana.

  14. Es practica desde hace mucho tiempo en Cuba aspirar a un cargo para obtener beneficios. Luego de alcanzar esos beneficios la responsabilidad pasa a un segundo plano. Ausencias, dedicacion al carro, delegacion de funciones,intercambio de favores con otros en otros cargos, etc. Todos estos beneficios deben estar al alcance de todos para que el que ejerza un cargo lo haga a plena conciencia no condicionado a esos beneficios.

Comments are closed.