Un pensamiento serio

Por: Manuel García Verdecia

Usualmente publico notas sobre distintos aspectos de la realidad que me interesan y que, creo, pueden interesar a otros. No me creo en posesión de LA verdad (líbreme Dios de tal soberbia) y únicamente presento los asuntos como yo los veo. Por tanto mi fin no es imponer un criterio ni hacer que nadie piense como yo. Solo quiero mover a los demás a reflexionar sobre estos asuntos e incitarlos a realizar sus propias elaboraciones. Siendo así entiendo que alguien discrepe de mis puntos de vista. Siempre que lo haga con argumentos y respeto, pues lo acepto y hasta lo aprovecho para enriquecer mi visión. Lo que rechazo es la superficialidad y el irrespeto.

Hace poco hablé positivamente de Marx y algunos reaccionaron desde una posición contraria y exaltadamente, pero no con razones, más bien burlescamente. Me referí a Marx porque, habiendo leído sus escritos, creo que hay mucho de positivo en ellos y que lo que se ha hecho argumentándolo como marxista ha sido generalmente inconsecuente. No lo hago un santo. Fue un hombre con virtudes y defectos, pero también fue un notable pensador humanista. El propio José Martí en sus palabras a la muerte de aquel dice: “Porque se puso del lado de los pobres merece mi respeto”.

Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, como tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad. Básicamente pensó que el capital, tal y como se desarrollaba en el siglo XIX, se fundaba en mucha opresión y abuso de una enorme mayoría de seres, por lo que proponía un cambio radical encabezado por los oprimidos para alcanzar una sociedad más equitativa y masivamente justa.

Y su obra ¿fue la panacea universal y eterna para la construcción del paraíso terrenal? Para nada. Fue el análisis razonado de un fenómeno especifico en su momento crucial, el capitalismo industrial. Básicamente un intento de deducir causas a la injusticia socioeconómica derivada de aquel fenómeno y proponer formas para una transformación redentora. Solo otro peldaño en la escala inagotable del conocimiento. Su teoría tuvo tan deficientes expositores y ejecutores que hacia el ocaso de su vida el propio Marx declaró no ser marxista, lo que indica su dialéctica crítica.

¿Se logró la estructura económico-social que él concibiera? No. ¿Por qué? Por muchísimas razones, desde cualidades de la personalidad de los líderes, los intereses de los poderosos, los contextos socioeconómicos correspondientes, hasta la idiosincrasia de los pueblos. De hecho, los desarrollos de la realidad en los siglos XX y XXI han derribado muchos de sus postulados y han hecho necesaria la elaboración de nuevas estrategias teórico-prácticas. Como todo, el marxismo no es ni infalible ni inmutable. El pensarlo así fue el máximo error de muchos de sus seguidores.

Alguien se refirió a que su tumba debe ser custodiada para que no la mancillen. Esto no habla de Marx, sino de la condición humana. Ninguno de sus libros, empezando por su obra mayor, El Capital, da razones para ejecutar barbaries como las apuntadas. Siempre he pensado que no se puede culpar al martillo porque alguien mate a otro a martillazos. Tampoco se puede condenar a libros o pensadores por una lectura fundamentalista y nociva de los mismos.

La Biblia ha sido utilizada para fundamentar decenas de crímenes. Véase, por poner el caso, lo que hizo el Movimiento de Restauración de los Diez Mandamientos de Dios en Uganda el 17 de marzo de 2000, cuando mató a 1000 personas. El Corán ha sido libro principal para organizaciones como Al Qaeda y Boko Haram que han asesinado a miles de ciudadanos en templos, estadios deportivos, comercios y centros de recreación. Un ser tan pacífico y alejado de las ideologías como Jerome Salinger escribió una novela que varios criminales emplearon para justificar actos como el atentado a Ronald Reagan o la muerte de John Lennon. Y no por eso se puede decir que La Biblia, El Coráno El Guardián en el trigal inciten al mal. Es que sujetos con cierto grado de aborrecimiento o perversión necesitan argumentar sus actos con otro individuo, obra u organización para descargo de sus conciencias.

Y sobre la vejación de la tumba de Marx, no es un hecho único. En el cementerio de mi ciudad, numerosas tumbas han sido dañadas, se han robado las macetas de flores, los cristales de los ataúdes, han hecho necesidades fisiológicas alrededor de ellas e, incluso, han hurtado huesos para trabajos de ciertas sectas. Y esos muertos fueron sencillamente personas comunes que no propusieron ningún sistema social, ni mucho menos detentaron el poder. Alguno habló de orinarse sobre la tumba de Marx, pues le digo que no es original. Ya se ha hecho, y bastante, sobre muchas tumbas inocentes. De todas maneras pienso que cada día necesitamos actitudes más responsables, informadas y civilizadas para afrontar los requerimientos cambiantes de la existencia y salir airosos. Creo yo que es lo único que puede mejorar el mundo.

Leer a Marx no daña a nadie, antes bien lo ilustra (porque uno se instruye hasta con lo antagónico, ya que leer verdaderamente es establecer un diálogo con el texto) y, si el individuo no está de acuerdo, pues tal vez se convierta en un pensador interesante que haga propuestas significativas para el mejoramiento humano. Sin embargo el mero choteo, las actitudes irresponsables y el gesto chusco o violento solo consiguen sacar a flote lo peor de la humanidad y estimular a reacciones similares. El choteo engendra choteo. La violencia genera violencia. La estupidez y la malevolencia no son de ningún bando político sino del peor costado de la imperfección humana. Solo la inteligencia y la sensibilidad responsables y cultas producen actitudes generosas y bienhechoras.

Anuncios


Comments

  1. Marx fue un gran cientifico social de su tiempo y las leyes expuestas por el tienen plena vigencia. Pero como ser de su tiempo no tenía la bola mágica para el futuro. Su obra debe ser continuada a la luz de la época que se viva sin dogmatismo ni creyendo que su obra no admite críticas o que es una Biblia. Tampoco su doctrina filosófica y económica es la única, hay que tener en cuenta las demás siempre con ojo crítico.
    En el caso cubano la no observancia de leyes básicas expuestas por el es una de las causas del desastre actual.

    1. Lo siento pero eso no es totalmente cierto, la ley del valor de Marx dejo de tener validez hace muchísimo tiempo, lo mismo con su definición de plusvalía.

      1. Gritando dice….»MAKE AMERICA GREAT AGAIN! Donald J. Trump. (*)

        (*) Energúmeno de raza blanca, impulsor del nacional-populismo en EEUU. Nada de lo que dijo nunca tuvo el más mínimo valor

  2. «there is only one way in which the murderous death agonies of the old society and the bloody birth throes of the new society can be shortened, simplified and concentrated, and that way is revolutionary TERROR» Carl Marx

  3. Es simple, los países de Europa occidental que tomaron un camino diferente a las ideas de Marx prosperaron mucho mas, tanto a nivel económico como social. Los de Europa oriental ….. no hace falta comparar, ellos tomaron otro camino, el de Marx, de ahí se deducen sus males.

    «¿Se logró la estructura económico-social que él concibiera?» No, pues no es realista y no funciona ni funcionara.

    Marx fue un racista. Su carta del 30 de julio de 1862 a Engels lo demuestra. Violentas y discriminatorias fueron también varias de sus reacciones contra los obreros revolucionarios que discutían sus ideas, a los que llamaba ignorantes, y aunque ciertamente carecían de los conocimientos que Marx tenía sobre Filosofía, Historia y Economía, poseían algo que él jamás tuvo: un conocimiento objetivo del entorno fabril en el que se desenvolvían sus vidas.

  4. Sin duda Marx fue un parteaguas en la filosofía y en la economía política. A mí me ha gustado leerlo, tanto para ilustrarme y comprender cómo son las cosas, como para disfrutar de su prosa precisa y bien llevada, hasta amena; virtudes no muy comunes en las ciencias sociales.
    Pero creo que Marx incurrió en un pecado de lesa historia, o más bien de lesa psicología o antropología: ignorar más o menos que cualquier cambio social es realizado por INDIVIDUOS que -sean cuales fueren las características de las fuerzas productivas en determinado modo de producción- siguen teniendo apetencias personales que crecen progresivamente y que cuando se sitúan por encima de los demás en el esquema de poder tienden a ser arbitrarios, oportunistas, soberbios, autoritarios… en fin, egoístas. Eso no lo puso en la ecuación, y los resultados están a la vista: la estrepitosa caída de la URSS y el campo socialista y el viraje hacia la economía de mercado de China y Vietnam es lo más notable. Y que países con un sistema socialdemócrata, como Suecia, Islandia, Dinamarca, Noruega, etc. siguen de bien en mejor en cuanto a calidad de vida y distribución más equitativa de la riqueza (¿no es eso lo que busca el socialismo?), uniendo tanta justicia social e igualdad como sea posible con tanta presencia del mercado como sea necesaria. Sólo hay que ver el coeficiente de Gini.
    De estar vivo hoy, Marx sería quizá un poco menos marxista –al menos en cuanto a materialismo histórico.
    Y Chaly “En el caso cubano la no observancia de leyes básicas expuestas por el es una de las causas del desastre actual” está bien. Pero ¿porqué la no observancia de esas leyes básicas? Sencillamente porque somos HUMANOS.

  5. Excelente artículo. Marx y los pensamientos marxistas son el blanco predilecto de la ultraderecha en el mundo. Bolsonaro, el presidente más escaso de la historia de Brasil, se puso al frente de una cruzada contra las ideologías de izquierda y el marxismo cultural.

    La obsesión llega a tal punto, que el canciller Ernesto Araújo llegó a decir que lo del calentiamiento global era invención de la izquierda. Dicen luchar contra la ideologización (léase adoctrinación marxista) en los centros educativos, cuando de lo que se trata es de la imposición de valores profundamente conservadores.

    En fin, una cosa es Marx, otra el marxismo, otra el marxismo-leninismo, el maoísmo.

    Lo de la estatalización de a propiedad y la paraestatización de la sociedad cubana, no solo debemos a Marx, sino a la doctrina marxista-leninista (estalinista), a la experiencia soviética y la conveniencia del liderazgo político cubano.

    Marx ofreció un camino. No el camino a la mayor justicia social.

  6. Es una verdadera lastima que la Humanidad despues de haberse sumergido en tantas religiones, ideologias, dogmas y tendencias no haya sabido asimilar al pie de la letra las ensennanzas de ese sennor que es uno de los hombres mas brillantes de la Historia.
    Los pueblos no han sabido hasta hoy escoger a aquellos gobernantes que los llevaran a vivir en la Sociedad descrita por el. Estaremos pagando por siglos ese error.

  7. Mayo 18 2019

    Leer algunos de los comentarios sobre este tema es escalofriante, como aquel que dice que la ley del valor no existe en el presente, perdonalo senor no sabe lo que dice, por eso Trump es president de los Estados Unidos y esta rodeado de seres anormales, retardados y criminales y por ello tambien dice convertir a los EEUU en grande otra vez, horror de concepcion, si los EEUU fueron, son y seran grandes asesinos, criminales, terroristas y genocidas, siempre lo fueron y no pueden cambiar pues de hacerlo desapareceran de la faz de la tierra ese es el gran miedo y esa es la base de las guerras de rapinas, en eso pueden dar clase en todas las universidades del mundo, hablar de Marx y su obra signiifica ante todo, ser respetuosa de esa obra. de sus conceptos filosoficos y economicos, de su proyeccion de futuro en cuanto determino como desapareceria el capitalismo y quien seria su sepulturero, no por mucho que el capitalismo se empene en cambiar las reglas economicas para mantenerse como sistema, esta al mismo tiempo creando su propia tumba y ella llegara de las manos de los pueblos del mundo.

    Profundizar en el estudio de Marx nos da una magnitud muy grande del poder que poseemos los trabajadores de cualquier pais, no da la posibilidad de preveer en un plazo X la toma del poder politico que es la toma del poder economico, nos da la posibilidad de unir las fuerzas productivas en todos los paises del mundo para la eliminacion total y absoluta del capitalismo, solo los enanos mentales y sus socios del consumismo en este mundo no quieren ver lo que esta sucediendo en estos momentos del renacimiento del facismo en los estados unidos y otros paises europeos, y esto esta dado por el miedo irracional y generalizado de que el marxismo y su fuerza politicas e ideologica esta mas cerca del poder politico en muchos paises, las contradicciones se agudizan y el moribundo patalea por sobrevivir y en cada estentor de muerte acelera su total descomposicion y desaparicion.

    Muchos gritan y se desganitan de que el marxismo esta muerto y que no tiene cabida cientifica y economica en el mundo actual y futuro, esto es como aquel senor que dijo que con la destruccion del campo socialista se acabo la historia y comenzaba la era eterna del capitalismo, si existe un sofisma mas grande hay que llamar al supuesto creador del mundo para que nos alumbre pues la verdad no termina por hallar su camino hacia la luz, siempre los extremos en economia y en politica llegan cuando el Sistema esta al borde de sus propia destruccion, muchos piensan que la actual situacion no es el reflejo de lo dicho, por supuesto el miedo y el terror de que el Sistema cambia y surja el socialism como fuerza de paz y union entre los pueblos del mundo, hace que los senores que tartan de dotar el Sistema capitalista de reglas y regulaciones para perpetuar su existencia, lo unico que han ido logrando es llegar al punto de no retorno y si al de su desaparicion, cuando no sabemos, pero de seguro mas temprano que tarde llegara y nadie lo podra evitar, la sociedad esta en revolucion constante y ni los missiles de Trump y CIA podran evitar el colapso del Sistema Capitalista.

    Dejemos que los perros ladren, pues al hacerlo estan diciendonos que siente en sus espaldas el ruido ensordecedor de las masas que claman cada dia mas un cambio de sistema para vivir en un mundo de paz y esto solo se logra con la teoria marxista leninista, la lucha de clases y la unidad de la clase trabajadora a nivel nacional e internacional, todo lo demas que se diga es hojarasca y suenos de una noche de verano sin esperanza para el sistema capitalista en el mundo, solo el socialismo nos hara libre y solo el socialismo es el que nos puede y nos traera la paz a este planeta, recordemos que la paz es la bancarrota total y absoluta de los fabricantes de armas y por ende del capitalismo y sus crimenes de lesa humanidad.

    1. Yo se que su función no es otra que la de troll profesional pero me voy a arriesgar a ver si estoy equivocado y a Ud le interesa el debate serio.

      Por favor defina que Ud entiende por teoría del valor segun Marx.

      1. Uyyyy ¡qué valiente y serio se ha puesto el señor cavalerarl¡ La teoría del valor según Marx no creo que esté sujeta a definición o interpretación por parte de nadie. Basta consultar algún texto mínimamente serio y leer lo que pone. De cuando los grises entraban en las facultades…Historia del pensamiento económico de Émile James…pág167 y sgts. Posición de Carlos Marx en relación con los autores anteriores…(la teoría del valor de Marx está tomada de David Ricardo y corregida) Ahí, de forma resumida aparece la teoría del valor y la inmediata constatación de que la teoría de la plusvalía descansa sobre la distinción entre valor de uso y valor de cambio y su desigualdad manifiesta.

        Me acuerdo de los chistes de Jaimito y los exámenes… 😆

Comments are closed.