¿De qué sirve la ciencia si no se aplica?

Foto: Alexandre Meneghini/Reuters

Por: Osmany Sánchez

Mucho se ha hablado en Cuba de la necesidad de una vinculación efectiva entre las universidades y las empresas. Se entiende la importancia, se promueve desde la máxima dirección del país, pero en la práctica los resultados no son los esperados. En cada universidad cubana hay resultados de investigaciones, esperando su oportunidad para ser generalizados.

La implementación de un resultado podría ahorrarle al país millones de dólares, pero también implicaría menos viajes al exterior para algunos y quizás ahí está el problema. Para no ser mal pensados, digamos que es un problema de falta de comunicación entre las empresas y las universidades.

La Universidad de Matanzas ha avanzado en el establecimiento de esos lazos, pero aún no se logran los resultados esperados. Comparto con ustedes los resultados de la investigación de un profesor que ha recibido muchos elogios y ha escuchado muchas promesas, pero hasta ahí. Las empresas hasta hoy siguen sin ver la importancia de acercarse a la universidad. Extraña miopía que no comparten sus contrapartes en el resto del mundo.

Anuncios