El síndrome de Copo de Nieve

Foto: Vcheregati

Por: Alina B. López Hernández

Si no te gusta el mensaje, mata al mensajero”, era un hábito de los generales persas en la antigüedad. Esa arcaica práctica se ha instaurado, por senderos atávicos, en la mentalidad de algunos burócratas e ideólogos en nuestro país. Ejemplo de ello es un escrito publicado en El Joven Cubano, blog redactado por un grupo de desconocidos pero cuyo representante es Asael Alonso Tirado, funcionario del Comité Nacional de la UJC con nombre de ángel caído.

Aunque Asael Alonso insiste en que su blog es independiente, Juventud Rebelde afirma que la UJC creó El Joven Cubano en 2017 y enlazó con este sus redes sociales, otorgándole así 31.500 seguidores de un día para otro. Aún así su posicionamiento en el ranking nacional tiene el número 2.116 frente a un 556 de LJC.

Se trata de un texto plagado de ofensas y errores ortográficos donde soy acusada, junto con el blog La Joven Cuba, de plegarme a El Nuevo Herald CiberCuba debido a mi artículo La nueva religión, en el que critiqué la entrega de una réplica de la cuna de Fidel Castro durante un acto oficial de la UJC.

Es patética, por gastada, la ineficaz maniobra de no defender posiciones de principio y en cambio poner a militar automáticamente en las filas del imperialismo a los que tenemos opiniones diferentes. Créate un enemigo interno y moverás el mundo a tu antojo, parecen creer ciertos funcionarios.

George Orwell sintetizó en el personaje de Copo de Nieve, el cerdo desertor de Rebelión en la granja, la utilidad de esa artimaña justificativa y demagógica.

Gracias al dios del pensamiento crítico, nunca he tenido que depender del Granma, el Nuevo Herald, u otra publicación similar para manejar criterios propios con absoluta independencia y responsabilidad. El acto lo presencié en mi televisor pues fue transmitido íntegramente, allí escuché el llamamiento al congreso, leído desde unas hojas plasticadas por la primera secretaria Susely Morfa. Sin embargo, intrigada por la imputación, ya localicé el referido contenido en el Nuevo Herald para constatar que en realidad es una escueta noticia que no se parece en nada a mis argumentos. Aquí les va:

“Funcionarios cubanos premiaron este jueves a jóvenes comunistas con una réplica de la cuna de Fidel y Raúl Castro, en lo que a juicio del periódico oficial Juventud Rebelde, es un “hermoso gesto de continuidad”.

“En hermoso gesto de continuidad la Primera Secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba y la Presidenta de la Organización de Pioneros José Martí recibieron la réplica de la pequeña cuna que abrigó el empezar de la vida de dos valerosos hijos de Holguín y toda Cuba: Fidel y Raúl”, tuiteó el diario oficial.

La entrega de la réplica de la cuna de los Castro se realizó en la finca de Birán, propiedad de Ángel Castro, padre de los exgobernates (sic), intervenida también por su hijo mayor cuando llegó al poder en 1959.

La Unión de Jóvenes Comunistas y la Organización de Pioneros José Martí son dos organizaciones paraestatales que agrupan a jóvenes y niños. Susely Morfa, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, junto a todo su séquito, convocó al 11 Congreso de la organización, que se celebrará en abril del 2020.”

Es clara la ironía en este medio y en otros. En las redes sociales ha sido peor tratado el asunto, que dio pie a todo tipo de memes y caricaturas. Pero LJC se indigna donde otros solo se burlan, e intenta un enfoque desde la ideología marxista de la cual se alejan cada vez más los que conciben actos y símbolos como esos.

No siempre la mejor defensa es el ataque, estimado Asael. En lugar de acusar a LJC ocúpense de resguardarse ustedes. Espero que la dirección nacional de la UJC tenga un buen asesor jurídico que los saque del escollo en que se han metido.

Ocurre que con su actitud creativa para gestar símbolos, no solo han desconocido la voluntad de Fidel que quiso evitar conductas como esa, sino han violado la “Ley Sobre el uso del nombre y la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz”, aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular en sesión celebrada el 27 de diciembre de 2016, correspondiente al Octavo Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura.

Ley Sobre el uso del nombre y la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Foto: Ecured
Ley sobre el uso del nombre y la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Foto: Ecured

La ley en cuestión tiene dos artículos muy explícitos que no se prestan a interpretación alguna:

ARTÍCULO 1.1- Se prohíbe emplear el nombre del líder histórico de la Revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles y otros lugares públicos, así como en cualquier tipo de condecoración, reconocimiento o título honorífico. Del mismo modo, utilizar su figura para erigir monumentos, bustos, estatuas, tarjas conmemorativas y otras formas similares de homenaje.

2.- Se exceptúa de lo dispuesto en el apartado anterior, el empleo de su nombre para denominar alguna institución, que conforme a la ley, se constituya para el estudio y difusión de su pensamiento y obra.

ARTÍCULO 2.- Se prohíbe el uso de denominaciones, imágenes o alusiones de cualquier naturaleza referida a la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz para su utilización como marca u otros signos distintivos, nombre de dominio o diseños, con fines comerciales o publicitarios.

Resalto en negritas el artículo 2, que se ajusta cabalmente a la violación que denunciamos. La alusión al nacimiento de Fidel en este caso fue utilizada con fines de publicidad ideológica.

Asael Alonso Tirado, jefe del equipo que edita El Joven Cubano. Foto: Ricardo IV Tamayo

Hasta hace poco cabía la posibilidad de que funcionarios del Partido y el Estado que violaran la ley lograran quedar impunes. Pero precisamente ayer se acaba de proclamar la nueva Constitución, que estrena a Cuba como un Estado Socialista de Derecho donde nadie puede estar por encima de la ley. En consecuencia, esperamos que las autoridades competentes sepan tomar las medidas necesarias con los funcionarios de la UJC implicados en tal ilegalidad.

De no ocurrir esto pensaré que también aquí, semejante al final de la parodia que cuenta Rebelión en la granja: “Todos los animales son iguales. Pero algunos animales son más iguales que otros”.

Para contactar con la autora: alinabarbara65@gmail.com

Anuncios