Periodista apoya agresión militar a Cuba

Por: Giordan Rodríguez Milanés

Una amiga me ha mandado la captura de pantalla de un diálogo entre Ernesto Morales, periodista de CiberCuba, creo que bayamés de nacimiento, y algunos de sus amigos de FB. Confieso, por el modo en que me llegó la imagen y las características del perfil que envió, que de primera y pata pensé que era una de esas «sutiles» jugaditas de los seguretes pero, por si las moscas, fui al muro de Ernesto a comprobar si, tamaña abominación, podría ser cierta en quien, no hace mucho, me hacía llamados a la coherencia y el sentido común en mis post. Y resultó que la captura era cierta.

En un post donde Ernesto, periodista de CiberCuba, opina que es preferible una invasión militar a Venezuela antes que permitirle al dictador Maduro que siga gobernando, cuando algunos de sus lectores le cuestionan la posible masacre entre niños y ancianos, él responde algo así como que, de cualquier modo, Maduro los está matando poco a poco lo cual, visto desde la óptica de quienes han sido convencidos de que Venezuela es un campo de exterminio colosal, pudiera tener lógica, macabra, pero lógica al fin.

Un lector suyo -o amigo, yo no lo conozco-, le pregunta si él, Ernesto, estaría de acuerdo con una invasión militar a Cuba en la cual morirían niños y, Ernesto, tranquilamente, que «si» que «yo me vine al mundo libre a concebir a mi hijo» o sea: mi hijo no estará expuesto a las bombas que yo les quiero enviar a los hijos de los cubanos de la isla para librarlos de la dictadura castrista.

O sea, que el bueno y demócrata de Ernesto Morales, periodista de CiberCuba, asume que no hay ningún problema conque mueran o queden mutilados uno o diez o cien o mil niños cubanos, por tal de librarnos de una dictadura que él no tuvo cojones de combatir aquí por las armas.

Hasta aquí llegamos tú y yo, Ernesto Morales. Veo que tenemos amigos comunes entre el gremio de periodistas de Granma, y seguramente lo seguirás teniendo, pero yo no puedo tener amigos que el dinero lo convierta en señuelo y portador del odio.

No es un asunto de ideología política, es una cuestión de elemental decencia.
Espero que, si al final te sales con la tuya y en definitiva hay una invasión militar a Cuba, seas tan coherente como me has pedido y vengas tú en ella.
Aquí estará este manzanillero esparándote… Te propongo que el duelo sea de honor, a la bayoneta.

Anuncios