Convivencia

Por: Miguel Alejandro Hayes

¡Yo voto sí! ¡Yo voto sí! ¡Yo voto sí! Es la consigna, la voz que se ha escuchado bien alto por toda la casa, como quien se llama a sí mismo. Parece que ya se han hecho normales los gritos de cuatro sílabas, bien pegajosos.

Al fin, la victoria auto-anunciada desde antes de ser pensada una posibilidad de referéndum es indiscutible, y su porcentaje lo confirma.

El Yovotosí, cariñosamente Sí, ya puede estar tranquilo. Reafirmó su discurso, de ser continuidad de la Revolución, de su compromiso con el socialismo cubano, de homenajear a Fidel, de respetar los derechos y expandirlos, y hasta de su solidaridad con Venezuela. En pocas palabras, reafirmó ser amo y señor de la casa.

Va orondo, disfrutando el resultado de aquella obra de la que es hijo pródigo, y de lo que -a pesar de algunos esfuerzos innecesarios- obtendría de todas todas.

Pero hay algo que el Sí olvida: aunque sea quien mande en la casa, no está solo en ella. Si bien antes -incluso antes de que llegara a esta- sus padres eran sus únicos habitantes, y si desde afuera se les intentaba colar algún inquilino con pretensiones de tomar la casa, este era expulsado; ahora hay otros habitantes. ¡No son hijos bastardos, no! Son hijos de las mismas circunstancias, y de los mismos padres que el Sí. Con la misma educación, solo que no todos son iguales, y no se interactúa de la misma manera con el medio en el que se está.

Esos otros hijos son, el Yovotono, y el Yonovoto -este es el más viejo de los dos-. Son cariñosamente el No, y el Novoto. Ambos, más pequeños que el Sí, pero están ahí. El Sí ha estado adaptado a lidiar con el Novoto, y ciertamente es insignificante para él, tanto que ha olvidado que existe,-y creo que hace bien-. Pero el más pequeño habitante de la casa, el No, ha crecido, no mucho-, pero lo suficiente como para que junto con el más apático del hogar, se hagan sentir.

Todos ellos -los tres- son parte de la casa, y tienen derecho a ella. El Sí manda, pero no puedo expulsar a los otros. Tiene que aprender a convivir con el Novoto, más bien con el No. Es feo que siga dando gritos que se llaman a sí mismo. Ya no puede ignorar a esos dos hermanos, ni maltratarlos -aunque sean majaderos e indisciplinados-. Son las reglas de la casa, las que el Sí puso.

Anuncios


Comments

    1. +100,la “competencia” por decirle de alguna forma,es muy injusta,se hizo una campaña feroz a favor del SÍ y eso está bien, pero también tenían q darle espacio al NO,faltaron programas donde estuvieran personas q explicaran porque votaban NO y otras que porque votaban SI(de porque votaban SI sí q los hubo)

  1. Muestra Miguel Alejandro generosidad y buen talante y le honra. Lo único que ocurre es que en la casa no conviven tres, conviven como mínimo cuatro y el cuarto es un No que no es de fiar: en cualquier momento puede ser el tío que no trabaja, roba a escondidas, engaña, miente, tergiversa las cosas, denuncia a los suyos, es decir, por poner un ejemplo, ese alcohólico llamado Raúl Rivero, esa mosquita muerta llamada Yoani Sánchez, ese detenido, juzgado, condenado… por agredir a personas mayores llamado Coco Farilñas, o ese español llamado Esteban González Pons que está en la frontera Colombia-Venezuela mientras en España hablan de él muy mal «los suyos» (1)

    Toda sociedad tiene una escoria de personas que tienen el mismo derecho a voto que los demás, en muchas familias hay un tío pederasta, una tía que roba monedas del cerdito-hucha, etc. A esos, muy pocos, no hay que » ignorar a esos dos hermanos, ni maltratarlos -aunque sean majaderos e indisciplinados», hay que pararles los pies, vigilarlos, porque son un peligro. El hecho cierto, es que el mayor caso de acoso sexual con menores, se da en el entorno familiar: tíos, hermanos, el padre, el abuelo…. se llevan la palma.

    Hoy un guarimbero desde 2007, que se ha creído el cuento que le han contado desde EEUU, cree que tiene derecho a llamar abiertamente a la intervención armada en su país, sabiendo que eso significa la muerte de cientos de personas, de miles en el peor de los casos; son palabras suyas las que dicen que «muertos no son costos, son inversión» y su actuar tiene nombre: cainita y como veo ahora mismo en muchos sitios, no por envidia como el hijo de Adán y Eva, sino por el petróleo de su país… por las 6.000 estaciones de servicio que CITGO tiene en EEUU.

    (1) Detenidos por la trama de financiación ilegal del PP de Aznar, Rajoy, etc. denuncian que otros, por ejemplo el tal Esteban González Pons, están dándose la vida padre…

    El número 3 de la trama Gürtel, Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’, exgerente de Orange Market, la delegación valenciana de la trama Gürtel, ha remitido una carta a la jueza de Valencia Carmen García Mingo en la que señala que el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, «tenía mando en plaza en las adjudicaciones y la financiación ilegal» del partido.

    fuente. http://www.expansion.com/economia/politica/2019/01/29/5c501899e5fdea7f288b4652.html

    1. …»en cualquier momento puede ser el tío que no trabaja, roba a escondidas, engaña, miente, tergiversa las cosas, denuncia a los suyos»… Se asombraría usted de saber cuántos de estos hay en Cuba que son hijos del SI.

  2. milblogscubanos en el caso de Venezuela, POBRE ARGUMENTO, LOS MUERTOS Y HERIDOS EN vENEZUELA SON OBRA de los que estan en el poder de nadie mas, incluyen asesinato de indios pemones, civiles y cientos de herido mas el hecho terrorista de la quema de camiones, que entre otras cosas desmintio el infundio de que se iban a introducir armas.

  3. Los primeros resultados indican que ganó el Sí, pero el apoyo a la Revolución no es tan alto como antes. Cuba está cambiando.

  4. Participación 84,4%. Votos Sí, 86,8% de los votantes. Es decir, apoyó la constitución el 73,2% del electorado.

  5. El problema no es que convivan un SI y un No o cualquier otro miembro de esa familia que para Miguel Alejandro Haye, suponen mayores o menores, o quizás fuertes y débiles, que sólo expresan las contradicciones lógicas de cualquier relación humana de convivevncia. De lo que sí se trata aquí es de ser o no cubano. Lo que sí debe saber Miguel es que el discurso apolítico es contrarrevolucionario. Se está con la Revolución o en contra de ella. La unidad no significa unanimidad de criterios, por tanto si no estoy de acuerdo con artículo no quiere decir que tengo que votar No, pues el No implica ir contra lo nuevo. Ahora si el NO pequeño que dice Miguel es porque no quiere vivir en el socialismo y quiere otra vida, pues bien, es su deseo y no el de la mayoría de la población cubana. Ya lo dijo Trump hace una semana: Hay que erradicar para siempre el socialismo. Miguel eso significa que tienen que barrer a Cuba completa de cabo a cabo y contigo adentro, por si acaso piensas que por ser un No pequeño te van a dejar vivo. Las bombas matan al hombre pero no matan al hambre, a las enfermedades, y si matan a los ilusos que se creen inmunes a ellas. Un No chiquito o grande en 2019 durante el referendo significa una posición anticubana porque va en contra de la defensa de nuestra Cultura, y la Revolución es al obra cultural más grande que un Sí o un No pueden tener.

    1. Que exactamente Ud propone hacer con esos 700K cubanos (que en realidad no son cubanos, pues son anti-cubanos y contrarrevolucionarios, segun su post)?

    2. Das miedo cuando dices «de lo que sí se trata aquí es de ser o no cubano». Parece que quieres echar al pequeño de la familia de la casa.

    3. Visor cubano, su comentario me recordó al de Bush hijo cdo se preparaba para su cruzada contra el terrorismo: con nosotros o en nuestra contra. Recuerde que los extremos muchas veces se tocan. Si tan solo se tratara de no estar de acuerdo con algún que otro artículo de la Constitución creo que exactamente sería irresponsable votar en su contra por pretender una coincidencia total con una manera de pensar. Pero que tal si se argumentan razones de fondo, de cómo y por quienes fue concebida, de cómo fue consultada. Créame que mi voto no se formó en mi conciencia por diferencias superfluas de puntos y comas, ni siquiera por algún que otro artículo que no comparta. Los argumentos de quienes votaron en contra no pueden ser banalizados ni satanizados.

  6. Así es como veo los datos oficiales que recién acabo de leer.

    -Un 15% de los llamados a expresarse no lo hicieron. (Votaron 7’ 848 343 de 9’ 298 277 posibles )
    -Aceptaron la nueva constitución el 73.3% de los Cubanos con capacidad a decidir. ( 6’ 816 169 votaron SI de 9’ 298 277 posibles)

    Es decir que hoy día, 1 de cada 4 Cubanos más o menos tiene sus reservas con el camino que va llevando la revolución, esto 60 años después y con todos las promesas incumplidas es un número muy bueno para los que han llevado las riendas de este modificación de la constitución, pero el descontento sigue creciendo y esas personas que no están de acuerdo por algún lado lucharan porque se les sea escuchado.

  7. Visor, se puede estar de acuerdo con algunos puntos de la nueva Constitucion y en desacuerdo con otros, pero eso no quiere decir que estoy contra Cuba, que es nuestro pais, el pais tuyo, mio y de TODOS. Creo que es hora de cambiar el discurso de fortaleza sitiada y respetar los puntos de vista del otro. Trump y muchos otros antes de el han enarbolado el fantasma del belicismo y la agresion, pero el pueblo cubano sigue y seguira aqui, lidiando con nuestros retos y tratando de construir un pais mejor para TODOS, los que votan por el SI, por el NO o los que no votan.

  8. Solo un detalle, te contradices cuando crees que el No hace bien en olvidar que existe el Yonovoto. Lo cierto es que los tres hermanos no están preparados para convivir. El Sí no permite, x ejemplo, que sus hermanos menos favorecidos estén presentes en nuestro Parlamento. Si no hay garantías, la convivencia sigue siendo utópica.

  9. Los del SI harán ejercicio del PODER y los del NO deberían tener participación activa en órganos legislativos y de control del ejercicio de ese poder, así como en los medios publicitarios estatales y privados, para que realmente sean escuchados e incluidos (Equilibrio). La JUSTICIA debería investigar y sancionar a quienes cometen cualquier tipo de delito, sean del SI, del NO o NO VOTANTES. Hacia esa UTOPIA apunta la democracia… difícil camino… tal vez solo una utopía como el Socialismo en camino al Comunismo…

Comments are closed.