21.8 C
Havana
martes, octubre 20, 2020

El encadenamiento entre empresas y sus consecuencias

Por: Charles Romeo

El tema que nos interesa, el llamado por el Presidente Díaz Canel a mejorar el denominado encadenamiento entre empresas como una necesidad para el mejor aprovechamiento de la capacidad productiva del país, es en última instancia aprovechar al máximo las consecuencias de lo que se denomina la división social del trabajo en una economía.

Toda entidad económica productiva, independientemente del tipo de propiedad de sus medios de producción es, por una parte dependiente de otras para obtener los elementos necesarios para que opere su tecnología y por otra, para poder vender lo que produce y requieren otras tecnologías, o los consumidores finales. Esto es bien sabido.

 Ante las reiteradas exhortaciones por los más altos Dirigentes del Gobierno de Cuba de explorar y desarrollar el encadenamiento productivo entre empresas estatales, mixtas, cooperativas y privadas, primero es necesario comprender cómo se organiza en la actualidad este proceso de intercambio que tiene como objetivo que se produzcan todos los abastecimientos necesarios posibles para la producción de todas y cada una las unidades productivas que conforman esa economía y de paso con ello, sustituir mediante la producción nacional elementos que hasta ahora son importados.

Desde 1962 la economía cubana es centralmente planificada, en el sentido de que el plan nacional que abarca a toda la economía, emana de un organismo gubernamental que era la Junta Central de Planificación y que hoy es el Ministerio de Economía y Planificación, y se lleva a cabo con la participación de los demás Ministerios y de sus empresas.

Se logra así anualmente un plan que al ser aprobado por la Asamblea Nacional adquiere carácter de ley y que específica para cada empresa y entidad económica o de servicios que tipos de productos y en qué cantidades deberán producirse durante el año, a quien vendérselos a precios determinados también centralmente por el Ministerio de Finanzas y Precios, y que servicios y productos deberá recibir como abastecimiento para ello, también con la especificación de las respectivas cantidades y de quienes serán sus suministradores.

El requisito lógico principal del plan nacional es que esté balanceado, o sea que se correspondan necesidades con disponibilidades de elementos necesarios para el logro del objetivo planificado de cada empresa. Y el balance principal y crítico del plan nacional es el de las relaciones internacionales  económicas y financieras del país, entre ingresos de divisas por exportaciones y créditos externos e importaciones necesarias, que en el caso de Cuba alcanza a tener la magnitud del 40% del PIB. Siempre es este balance entre necesidades y disponibilidad real de divisas el que determina el nivel de cumplimiento del plan nacional.

Se desprende de lo dicho que en el plan están ya definidas “a priori” los encadenamientos que deberán regir entre las empresas durante el año, qué y cuánto será el volumen de cada intercambio, con lo cual dado este  método de asignación de los recursos económicos del país, ninguna empresa requiere ni de compradores ni de vendedores toda vez que ya está todo predeterminado tal como fue pensado lo que ocurrirá durante el próximo año.

Entonces el objetivo de toda empresa es cumplir su plan, está internamente organizada para ello. Así se expresa la racionalidad de la actual economía socialista cubana

 Por consiguiente, ¿a qué viene entonces esta preocupación de la alta Dirección del país por los encadenamientos productivos entre empresas, como señala el Granma cuando dice “La economía nacional necesita encadenamientos productivos”?

Presidente Miguel Díaz-Canel recorre una Fábrica de Glucosa. Foto: Julio Martínez Molina/Granma

Para aclarar a mi juicio la significación de la demanda del periódico de un encadenamiento productivo que ya existe, es que me permito interpretar el referido titular como queriendo realmente decir “La economía nacional necesita un encadenamiento productivo diferente del que ahora practica”. Si es así, entonces hay que cambiar la manera como las empresas deben llevar a cabo el encadenamiento productivo, lo cual implica un necesario cambio de como las empresas deberán ser organizadas y actuar para llevar a cabo esta función.

Ya no solo deberán cumplir su plan sino que ese objetivo deberá expresar el potencial productivo de cada empresa por tener compradores para ello, lo cual significa que con la tecnología de que disponga deberá planificar todo lo que pueda producir para vender, y por tanto buscar por su cuenta en donde los encuentre todos los elementos necesarios para poder producirlo, lo cual difiere del objetivo que tenía cuando se guiaba exclusivamente por el plan que le correspondía  cumplir.

Necesitará vendedores y compradores y su objetivo fundamental será ahora maximizar el valor de su producción en la medida en que logre los suministros necesarios, por lo cual deberá modificar su organización y la manera de administrar la empresa  para lograrlo.

Vale decir, deberá adecuar su actividad a la realidad del mercado, tal como lo expresa el artículo 18 de la Nueva Constitución que se votara el próximo 24 de febrero: “En la República de Cuba rige un sistema de economía socialista basado en la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción como la forma de propiedad principal, y la dirección planificada de la economía, que tiene en cuenta, regula y controla el mercado en función de los intereses de la sociedad.”

No se trata de “plan o mercado”, como se pensó durante mucho tiempo, al identificar mercado con capitalismo desconsiderando que era solo una condición necesaria para el capitalismo pero no la fundamentalmente necesaria para ello, que es la compra-venta de la fuerza de trabajo. De lo que se trata es de seguir planificando pero a partir de las informaciones que cada empresa recibe del mercado porque habrá que conciliar en la planificación la visión particular y parcial de cada empresa individual con la visión de la sociedad en su conjunto que emana de la política del Gobierno del país. Y el instrumento fundamental para ello será el balance nacional entre disponibilidades y requerimiento solicitados.

Habrá que repensar la organización y la manera de administrar las empresas socialistas, así como una nueva metodología de la planificación nacional

Lo que se plantea hacer va inclusive más allá y tiene que ver con la delicada cuestión de las remuneraciones de los trabajadores de cada empresa, toda vez que el objetivo de maximizar la producción vendible tendrá como  consecuencia un eventual mayor nivel de la ganancia de cada empresa de la cual participa el colectivo de sus trabajadores: a mayor ganancia, mayores remuneraciones, en el sentido socialista “de cada cual según su capacidad y a cada cual según su trabajo”.

Como puede verse, mejorar el encadenamiento productivo de las empresas estatales y no estatales, va mucho más allá de ese simple enunciado e implica de hecho modificar sensiblemente la forma de organizar y de dirigir la economía nacional.

Es por tanto de la mayor importancia que los altos Dirigentes del Gobierno  del país hayan tomado conciencia de ello y exhorten a encontrar una solución más eficiente que la actual al necesario encadenamiento de las empresas en la economía cubana.

Al utilizar como guía para la acción el realizar los cambios del tipo que sea para mejorar el encadenamiento empresarial, irán apareciendo las características organizativas y operativas del actual sistema económico nacional que lo impiden y que han devenido negativas. Por consiguiente, es un buen enfoque metodológico para hacer la crítica del sistema actual y establecer nuevos procedimientos que nos permitan lograr el establecimiento de un nuevo modelo económico y social.

9 Comentarios

  1. Charles Romeo, dice..»Habrá que repensar la organización y la manera de administrar las empresas socialistas, así como una nueva metodología de la planificación nacional»… Estan perdiendo el tiempo, pensando, pensando, por favor, hasta cuando, hasta cuando y asi pasan los años… Y Uds. comiendo fango… la respuesta es clara y diáfana, Capitalismo la ultima chupada del mango! 🙂 🙂 🙂 Saludos 😉

    PD.- Este Charlie debe ser primo de Tatu! jajaja!!

  2. Saludos, en cuba no hay práctica de terciar los servicios de una organización. Se diseña un organigrama donde se pretende q la organización resuelva todos los procesos. Por lo q he visto, aquí en USA, se terciara un elevado por ciento. Por ej, en materia de señalización de tránsito todo está organizado en servicios de organizaciones que no tienen el objetivo social. Son subcontratados. Incluyendo los semáforos. Esto no sucede en Cuba. La licencia de conducción se tramita en la oficina de taxes, bajo el concepto q dicho documento genera ingresos taxeables, así sucede con el control de la propiedad de los automotores.

    • Jesus

      ¿La licencia de conducción se tramita en la oficina de taxes?¿y el control de la propiedad de los automotores?

      Supongo que no se refiera al trámite que hacemos personalmente pues cada persona hace esos trámites en las oficinas y/o agencias encargadas al respecto y nada que ver con las oficinas y/o agencias de taxes.

      Al menos en Miami nunca lo he visto vinculado a los taxes.

      Que después todas reporten al IRS lo ingresado es lo correcto así como en todo establecimiento que recolecte dinero.

      Fíjese que no le he dicho que no sea cierto sino que al menos en Miami nunca lo he visto.

      Saludos

  3. Voy a unir el primer párrafo de la previa entrada de Alejandro y el ultimo de esta de Charles porque se ratifica que el tema económico sigue siendo la asignatura pendiente del socialismo tropical en su anunciada intensión de hacerlo “Prospero y sostenible” nunca logrado.

    Miguel Alejandro Hayes arranca su escrito diciendo “La economía cubana continúa su racha negativa. Este año, transitaremos por los mismos caminos ya recorridos para crecer. Repetir lo que no ha dado resultado, puede ser la señal de que se deba pensar en probar otras opciones.”. Y ojo que “eso de los mismos caminos” es pura ilusión porque una simple lectura del entorno me asegura que se parece más a un cuesta abajo con pinceladas de volver a grandes dificultades económicas.

    Mientras Charles Romeo finaliza diciendo “Al utilizar como guía para la acción el realizar los cambios del tipo que sea para mejorar el encadenamiento empresarial, irán apareciendo las características organizativas y operativas del actual sistema económico nacional que lo impiden y que han devenido negativas.”.

    Y si en ese normal proceso de “descubrir” los frenos y los tranques al normal desarrollo de la economía nacional y al encadenamiento productivo en función de satisfacer las necesidades de la población, nos muestra por 60 años que el socialismo tropical estatalmente planificado de partido único no funciona pero nos lo siguen proponiendo como la UNICA solución, entonces que hacemos. Miramos para otro lado, solo hasta que sea imposible dejar de mirarnos a donde se ha llegado, o emigramos como hice yo y varios miles de cubanos una vez convencidos que el camino propuesto no llega a nada y es más saludable y productivo comenzar de nuevo en otro lugar. O más actual y no menos improductivo cuando escribimos y teorizamos intentando repensar lo que por años los que deciden en Cuba ya lo tienen todo pensado y aplican el yo solo puedo tocar.

    • +100 excelente lo mejor por ahora creo que es mirar hacia otros horizontes pues el cuartico seguira igualito. Cuanto falta para el 2030?

  4. La centralizacion es un arma de triple filo. Resta independencia y capacidad a las Empresas. Para que estas sean productivas y aporten a la nacion …. necesitan ser liberadas y autonomas. Control no necesariamente significa administracion

  5. «Mis colegas coinciden en que el cambio requerido va más allá de la economía. Las cifras son tercas. Peligran incluso los iconos de la salud y la educación. Apúrense que esto se jode, y no me perdonen la vulgaridad»

    FIN

    Sobre el autor

    Juan M. Ferrán Oliva. Economista. Premio Casa de las Américas 2015 por su ensayo histórico-social Cuba año 2025. Investigador Titular y Profesor Titular Adjunto de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana.

  6. Y mientras siguen pensando, pensando, el tiempo sigue pasando, pasando y el capitalismo monopolista de estado, sigue avanzando, avanzando…

    «El nuevo Meliá Internacional –ubicado en la mejor zona de playa del balneario de Varadero– abrió esta semana sus puertas.»

    «Entre sus valores se encuentran las habitaciones con tecnología domótica (control y automatización inteligente) para ofrecer mayor confort al viajero, secciones exclusivas, facilidades y prestaciones diferenciadas para adultos mayores de 18 años, servicio de mayordomía, 15 restaurantes y 16 bares.»

    «Asimismo, se hallan los spa (uno dirigido en especial a los adolescentes), la piscina infinita, y la posibilidad de ser sede de grandes eventos gracias a un moderno centro de convenciones con siete espacios de reuniones y un salón de baile.’

    Mayordomo, Piscina Infinita, etc, no podia yo escribirlo, sin recibir las criticas de ser burgues, capitalista, etc, para suerte de todos esto es el texto del peridiodico Granma! 😉

    http://www.granma.cu/cuba/2019-02-15/el-nuevo-hotel-melia-internacional-abre-sus-puertas-15-02-2019-22-02-45

    Por cierto Harold, LJC solo abre con google crome, window con el bing no abre la pagina de LJC, chequea a ver que pasa?! Saludos 🙂 🙂 🙂

Comments are closed.