Estados Unidos falsea redes sociales de Cuba

Foto: Josh Siegel/The Daily Signal

Por: Ben Norton

Estados Unidos ha acusado repetidamente a los gobiernos ruso e iraní de utilizar las redes sociales para difundir la «desinformación» y fomentar el caos. Bajo la presión del gobierno de EE. UU. las grandes corporaciones tecnológicas han prohibido un gran número de cuentas bajo la acusación (falsa, en algunos casos) de ser troles rusos e iraníes.

Sin embargo, al mismo tiempo el gobierno de EE. UU. hace exactamente aquello de lo que acusa a sus enemigos: la Oficina de Transmisiones de Cuba de los Estados Unidos (OCB) está creando secretamente cuentas de redes sociales falsas para inspirar disensión y diseminar en Cuba propaganda de derecha, pro-estadounidense y pro-capitalista.

Durante la Guerra Fría, el gobierno de EE. UU. intentó asesinar al líder cubano Fidel Castro más de 600 veces. Washington emprendió también una guerra de información simultánea. Durante décadas, Estados Unidos ha mantenido un elaborado aparato de propaganda con el objetivo de derrocar el gobierno socialista de Cuba.

En su informe de justificación presupuestaria ante el Congreso del 2019 -que fue publicado por primera vez en Miami New Times– la Junta de Gobernadores de Radiodifusión (BBG, por sus siglas en inglés) del gobierno de EE. UU, reveló que «se están estableciendo equipos digitales en la isla para crear cuentas locales de Facebook no identificadas y así diseminar información».

Este organismo del gobierno de Estados Unidos señaló cómo «estas páginas nativas aumentan las posibilidades de aparecer en las noticias de los usuarios de Facebook cubanos».

Y no es solo Facebook donde el gobierno de Estados Unidos creará cuentas. «La misma estrategia se replicará en otras redes sociales preferidas», agregó BBG.

La oficina de propaganda dijo que «continuará atrayendo audiencias en Internet usando Facebook Live y YouTube como canales de distribución hacia Cuba, ya que el régimen comunista ha sido cauteloso de no bloquear estos canales populares».

Dicho de manera más directa, el gobierno de los EE. UU. está creando cuentas falsas en Facebook y YouTube dentro de Cuba y se está esforzando para presentar estos perfiles como «locales», para difundir más efectivamente su propaganda entre los cubanos como si fuera algo orgánico.

«Trabajar con periodistas independientes cubanos y alentar a los ciudadanos a  generar contenido en la isla para las plataformas de OCB sigue siendo una de nuestras prioridades principales», explica el organismo del gobierno de EE. UU. «Como el servicio Wi-Fi se ha expandido en Cuba y un número considerable de cubanos ahora usan Facebook y otras webs, la presencia de OCB en las redes sociales ha aumentado».

Propaganda semanal para un 11% de los cubanos 

La Oficina de Transmisiones para Cuba (OCB) tiene actualmente 117 empleados y un presupuesto anual de $28.1 millones. Estima que su audiencia es de 1 millón de personas.

La OCB, con sede en Miami, Florida, dirige la emisora Radio y Televisión Martí, junto con el sitio web Martínoticias.com. Estos medios publican informes extremadamente partidistas que tienen un sesgo conservador muy claro, y brindan grandes plataformas para líderes de derecha en América Latina, no solo de Cuba, sino también de Venezuela y más allá.

La OCB también celebra anualmente en Miami la Conferencia por la Libertad de Internet en Cuba.

Este organismo gubernamental afirma que sus transmisiones de propaganda «llegan a un 11,1% de los cubanos semanalmente con audio, video y contenido digital entregados por radio, televisión satelital, online y paquetes digitales».

También afirma que el 96% de su audiencia dice que la propaganda del gobierno de Estados Unidos «les ayuda a formarse opiniones sobre eventos actuales y la mayoría de los usuarios comparten y recomiendan a otros la información que obtienen».

Distribuyendo propaganda en DVD y memorias flash dentro de Cuba

La Junta de Gobernadores también revela en su informe de 2019 que su Oficina de Transmisiones para Cuba distribuye propaganda en DVD y memorias flash dentro de Cuba, para aquellos que no tienen acceso a Internet.

«Para evitar el bloqueo de las señales de TV Marti, OCB está incrementando dramáticamente la distribución de DVD’s y unidades USB con sus contenidos, alterando radicalmente su estrategia de distribución para evitar tratar con cantidades masivas de contenido entrando a la isla», señala el informe.

“Ahora el contenido se descarga una vez dentro de la isla, se copia en la isla y se distribuye de inmediato. Anteriormente, la información se descargaba en otro lugar y se llevaba. Mucho de eso fue interceptado en la frontera antes de llegar a la audiencia prevista», continuó la OCB. «Esta optimización de la cadena de suministro de contenidos de OCB aumentará su disponibilidad en la isla diez veces al mismo nivel de costo».

El gobierno de Estados Unidos tiene una larga historia de campañas de propaganda  en el mundo

Esta no es la primera vez que el gobierno de Estados Unidos ha sido denunciado por manipular las redes sociales para difundir propaganda. Y estas operaciones de propaganda estadounidenses no se limitan a China.

La Junta de Gobernadores de Radiodifusión señaló en su informe que sus esfuerzos de propaganda están dirigidos hacia audiencias «en Rusia y su periferia, China, la República Popular Democrática de Corea, Irán y Cuba».

El gobierno de Estados Unidos ha usado durante mucho tiempo las redes sociales para sembrar la discordia en Cuba en particular. En 2014, se reveló que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), el brazo gubernamental de poder blando (soft power) aparentemente «humanitario», había creado una aplicación falsa similar a Twitter llamada ZunZuneo para provocar disturbios dentro de Cuba.

En enero de 2018, el Departamento de Estado anunció la creación de una Fuerza de Tareas de Internet en Cuba para intentar socavar el gobierno socialista de La Habana.

Los medios estatales cubanos condenaron esta nueva iniciativa como un intento de «subvertir el orden interno de Cuba». El periódico Granma del gobierno cubano escribió: «En el pasado, Washington ha usado frases como ‘trabajar por la libertad de expresión’ y ‘expandir el acceso a internet en Cuba’ para encubrir planes desestabilizadores».

Y en 2011, The Guardian también reveló que el gobierno de los EE. UU. estaba creando falsas cuentas «títeres» en las redes sociales para difundir propaganda y manipular la opinión pública.

Tomado y traducido de: The Real News Network

Anuncios