Solidaridad con Venezuela

Foto: Marcelo Garcia / Miraflores Press

Por: Yassel A. Padrón Kunakbaeva

Estos son momentos duros para Venezuela. Ayer 23 de enero, Juan Guaidó, quien estaba al frente de la Asamblea Nacional, se ha autoproclamado presidente, dando así inicio a un proceso de golpe de estado. Donald Trump y su gobierno lo han reconocido como presidente legítimo, en una clara agresión a la soberanía de Venezuela que puede tener consecuencias desastrosas. No está descartado que todo esto desemboque en una espiral de violencia, que puede incluir una intervención militar norteamericana.

En situaciones como esta es necesario acordarse del pueblo, que es el que más va a sufrir cualquier confrontación. Desde Cuba, no se puede hacer otra cosa que enviar un mensaje de solidaridad al país hermano. Solidaridad con las mujeres trabajadoras, con los habitantes de los cerros de Caracas, con los estudiantes, con los militantes chavistas que sinceramente luchan por enrumbar el futuro de su nación, con los trabajadores que solo aspiran a poder vivir en paz, en fin, con todos los que han nacido en esa tierra y la aman.

A lo largo de estos últimos veinte años, los cubanos aprendimos a amar la patria de Chávez y Bolívar, a estar pendientes de todo lo que ocurre en ese hermano país, como si fuera en Cuba. Miles de nuestros médicos han cumplido y cumplen misiones allí, se han creado vínculos sociales, familiares en algunos casos, casi tan fuertes como los que una vez hubo con el pueblo ruso. En este instante de grave crisis, todos debemos pensar en cómo podemos hacer para ayudar a los venezolanos.

Es la hora de afirmar bien alto: ¡Todo por Venezuela! ¡Todo por la soberanía! ¡Todo por la integración latinoamericana! Todo por la paz.