La Joven Cuba: balance 2018 y planes 2019

El 2018 ha sido el tercer año más leído en la historia de La Joven Cuba. Con más de medio millón de visitas y 170 000 visitantes, ha sido un año de crecimiento para nuestro equipo. Hoy LJC tiene el triple de sus miembros iniciales, cubre varias provincias del país y es un medio alternativo reconocido por su trabajo desde hace varios años. 1163 personas se han suscrito para recibir nuestros textos a diario por correo electrónico.

Los países donde más se lee LJC son Estados Unidos y Cuba respectivamente, por esta razón nuestras prioridades siguen siendo apoyar la normalización de relaciones entre ambas naciones y el fin del bloqueo, así como los cambios internos que hagan de la isla un modelo de democracia socialista viable.

En el 2018 logramos estabilizar la publicación de nuestra revista digital en PDF y su distribución nacional a través de el Paquete. Aún no estamos satisfechos y el próximo mes estaremos reorganizando el funcionamiento de la revista para mejorar en calidad y alcanzar un público mayor.

En 2018 también se incrementaron nuestros vínculos con otros blogs y proyectos como La Trinchera y La Luz Nocturna. Varios de sus miembros hoy también forman parte de LJC. En particular nos satisface ver cómo el ecosistema de blogs comienza a diversificarse nuevamente en la esfera pública, fenómeno que haremos todo lo posible por apoyar y así contribuir a recuperar la diversidad, lazos de fraternidad y colaboración mutua que una vez existieron entre blogs cubanos.

En el 2019 LJC comienza un proceso evolutivo para dejar de ser un blog y convertirse en un medio de opinión política. Preservando nuestro espíritu original pero mejorando en calidad y alcance de nuestros contenidos. Nuestra intención es registrar algún día LJC como una publicación nacional, pero no intentaremos hacerlo en ningún otro país que no sea el nuestro, lo haremos cuando sea posible y las instituciones estatales maduren más en su mirada hacia los medios alternativos.

Ha comenzado la mayoría de edad de LJC en un momento clave para la historia de Cuba y el destino de su Revolución. Aquí estaremos como sujetos históricos con el encargo de construir un país mejor y esta herramienta que es LJC, para lograrlo.

Feliz fin de año para todos y mañana nos vemos con nuestro primer texto del 2019, dedicado al 60 aniversario del triunfo revolucionario y los desafíos que vienen. Un abrazo colectivo y hasta el nuevo año.