El precio del bloqueo

4 mil 321 millones 200 mil dólares; esa es la cifra que prueba las pérdidas que el bloqueo ha causado a Cuba solamente en este último año. Para muchos los números no dicen nada, y otros, piensan que el bloqueo es muchas veces la justificación de Cuba ante el mundo, pero lo cierto es que realmente este sistema de sanciones afecta seriamente al país.

En el último año, por ejemplo, las medidas tomadas por Donald Trump han disminuido considerablemente la visita de los estadounidenses a la Isla, y provocado además considerables limitaciones al sector empresarial de Estados Unidos en Cuba.

A ello, podemos unir un discurso agresivo por parte de la nación norteña, que trae consigo desconfianza e incertidumbre, a nivel internacional, a las instituciones financieras, las empresas y los proveedores estadounidenses, que temen ser penalizados por relacionarse con Cuba.

En este contexto, adolecen también las relaciones financieras y crediticias internacionales de Cuba. Daños que se reflejan en la economía del país, en las actividades comerciales de las empresas y en los bancos nacionales y sus vínculos con la banca internacional.

Eliminar el bloqueo comercial y financiero de Estados Unidos con Cuba es una lucha que persiste y es necesaria. 933 mil 678 millones de dólares es la suma total de lo que se ha perdido en las casi seis décadas de aplicación de esta injusta política.

Una vez más Cuba presenta su informe a las Naciones Unidas. Se demuestra la transgresión del derecho a la paz, al desarrollo y la libre determinación de un Estado soberano. Una vez más Cuba cuenta con el apoyo legítimo de la comunidad internacional. Pero una vez más la batalla solo se gana simbólicamente.

Es tiempo ya de hacer justicia. Las cifras en dólares, las estadísticas y los votos hablan por sí solos. Es cuestión de matemáticas y también de derechos.

(Editorial de la revista número 20 de La Joven Cuba)