Quiero registrar mi desacuerdo (actualizado)

La política de “se es o no se es” lejos de fomentar la unidad, divide y se aleja de la tradición revolucionaria cubana