El legado de Guiteras

Por: Osmany Sánchez

Para entender las razones que tenemos para defender y mejorar nuestro proyecto social no basta con recordar en qué condiciones estábamos antes del 1959 cuando el país era gobernado por un corrupto que llegó a tener a un capo de la mafia como asesor de turismo, sino que tenemos que mirar en qué situación están los países del área que viven en el capitalismo tercermundista que nos tocaría a nosotros.

Si alcanzar el nivel de desarrollo de Noruega o Canadá es tan sencillo, como nos dicen, entonces ¿por qué ningún país del área lo ha alcanzado? Para comparar a Cuba obvian la situación de aquellos países donde impera la droga, las pandillas y la violencia y acuden siempre al caso de Barbados como ejemplo.

No pretendo diseccionar estadísticas para comparar a Barbados con Cuba, pero es inevitable mencionar algunos datos para hacer el análisis.

Según Index Mundi Barbados tiene una población de alrededor de 292 000 habitantes. La tasa de mortalidad infantil es de 10,5 por cada mil nacidos vivos y la expectativa de vida al nacer es de 75 años. Cuba tiene una población de 11.179.995 habitantes, con una mortalidad infantil de 4,5 y una expectativa de vida al nacer de 78, 7 años.

En el año 2016 en Barbados las exportaciones tuvieron un valor de 466, 7 millones de dólares. El 11,9 % de esas exportaciones fueron hacia los Estados Unidos. Las importaciones tuvieron un valor de 1575 millones de dólares. El 31 % de las importaciones proviene de los Estados Unidos.

Mientras Barbados es uno de los destinos preferidos por los turistas norteamericanos en el Caribe, con un crecimiento de más del 11 % en el 2017, a Cuba les está prohibido viajar libremente.

El bloqueo impide a Cuba exportar a los Estados Unidos y las escasas importaciones que se permiten deben ser pagadas en efectivo, algo que no ocurre en otro lugar del mundo.

Si se pretende realizar una comparación entre Cuba y otro país del área primero hay que ponerlos en igualdad de condiciones, en este caso habría que restarle a Barbados el intercambio comercial con los Estados Unidos y sumarle las limitaciones para que lleguen turistas de ese país.

Además, habría que tener en cuenta otros aspectos como la imposibilidad de realizar operaciones con dólares o adquirir productos que tengan más de un 10 % de componentes norteamericanos, entre muchas otras limitaciones que impide el bloqueo norteamericano a Cuba.

Hace más de 80 años Antonio Guiteras dijo que “… Para que la ordenación orgánica de Cuba en nación alcance estabilidad, precisa que el Estado cubano se estructure conforme a los postulados del socialismo. Mientras, Cuba estará abierta a la voracidad del imperialismo financiero.

Viendo la realidad que nos rodea, nada me convence de que la alternativa hoy sea otra.

Para contactar con el autor: jimmy@umcc.cu

 

Anuncios