Primero de Mayo: día de fiesta en Cuba

Por: Osmany Sánchez

Hay dos cosas que suceden cada primero de mayo desde hace cerca de sesenta años. En Cuba millones de cubanos salen a las calles a festejar la fecha y en el exterior la prensa corporativa afirma que lo hacen obligados. Cuando una persona va obligada a un lugar, no va con sus hijos, no ríe, no conversa, no comparte y eso es precisamente lo que sucede en Cuba cada marcha por el primero de mayo.

Los niños participan en la fiesta del Primero de Mayo en Cuba

Ninguno de los cientos de miles de cubanos que marchamos ayer en toda Cuba, estamos de acuerdo con que el salario no alcance, que el transporte público sea deficiente, que nos roben en las tiendas, o cualquier otro de los problemas que existen hoy. Marchamos por resolverlos y construir un país cada día mejor, porque la solución a los problemas de Cuba solo llegará bajo los postulados del socialismo como afirmara Antonio Guiteras. Los países capitalistas de nuestra región son una muestra de ello.

La contrarrevolución jamás ha tenido moral para criticar las marchas del día de los trabajadores, de hecho, la inmensa mayoría de ellos no trabaja y viven -muy bien, por cierto- con el dinero que reciben de gobiernos extranjeros. Son tan “inteligentes” que se inventan campañas como las de “yo no coopero” o lo que es lo mismo, “yo no trabajo para el estado”. Luego dicen que no trabajan porque no los dejan.

Hace unos días escuchaba a un historiador decir que en muy pocas guerras han muerto tantos oficiales como en nuestras luchas libertadoras. El pueblo cubano sigue a los que los acompañan, guiándolos en el terreno, peleando con ellos, no a los que se pasan la vida viajando, hospedándose en hoteles de lujo e incluso viviendo fuera de Cuba.

No acaban de entender a Cuba, por eso siguen fracasando y fracasarán.

Para contactar con el autor: jimmy@umcc.cu

Anuncios