La Asamblea que merecemos

Por: Harold Cárdenas Lema

Una Asamblea Nacional compuesta por legisladores con experiencia, no por funcionarios y celebridades. Donde la continuidad se refiera a la incorruptibilidad y no a las malas prácticas. Donde la gestión de nuestros funcionarios públicos sea PÚBLICA, y si el debate real es en las comisiones son estas las que deben aparecer en cámaras, no el protocolo final donde se vota unánime.

No presumir de la diversidad en raza, género y edad que la componen sino prestarle más atención a la mentalidad de sus miembros, representar en ella a todos los revolucionarios cubanos y no permitir que determinadas mentalidades o grupos impongan hegemonía sobre el resto.

Transparentar la gestión, acercar los diputados y la presidencia a la sociedad, que esto se vea en las calles y en la prensa. Evitar diputados a distancia que representan una región y residen en la Habana. Y por encima de todo, HACER POLÍTICA, no basta con ser un representante del pueblo, hay que parecerlo también. Eso espero de mi Asamblea.

Anuncios