Carlos Marx: de fiesta en Miami

Por: Alina B. López Hernández

 Si tiene paciencia y lee el texto comprobará que el título no es un absurdo. En la segunda mitad de los setenta, hace más de 40 años, fueron fundadas en Cuba escuelas para estudiantes de alto coeficiente. Comenzaban en el nivel secundario y se extendían hasta el preuniversitario. Más adelante incluyeron solamente a este último nivel de escolaridad y confirieron mayor peso a la formación en ciencias exactas. Existen hasta hoy en la mayor parte de las provincias y son conocidos como Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas (IPVC). Al primero, creado en La Habana, se le denominó Vladimir Ilich Lénin, más popular como La Lenin. El de Matanzas es el IPVC Carlos Marx, ergo, La Carlos Marx.

Para matricular en ellos es obligatorio un riguroso proceso de exámenes. Sus egresados casi siempre son los primeros lugares en las listas del país para escoger carreras universitarias. Muchos resultan ganadores de concursos nacionales e internacionales en Matemáticas, Física y otras asignaturas. Ellos constituyen, por tanto, una cantera de talentos que Cuba necesita para su desarrollo.

Desde hace mucho, los encuentros de egresados del IPVC Carlos Marx se convirtieron en una tradición. No importa en qué provincia residan o qué edad tengan, incluso, algunos que no viven en Cuba hacen coincidir sus visitas para la fecha, que ya es una costumbre. Mi hija mayor es graduada de La Carlos Marx, y por ella estoy al tanto de la alegría de la reunión, las remembranzas, las historias graciosas y las anécdotas sobre profesores, que han pasado de una generación a otra sin perder su frescura. Este año ha ocurrido un hecho inédito. Que sepamos es la primera ocasión en que la reunión se celebra, además, fuera de Cuba. Lean la convocatoria:

Por primera vez en Miami los Egresados del IPVCE Carlos Marx convocamos a todas las generaciones a unirnos en una Megafiesta para revivir los mejores años junto a los mejores amigos. No importa en qué año te graduaste, si solo tenías un amigo que estudió allí o si solo conoces el nombre; esta fiesta es para todos los que se sienten identificados con el IPVCE, con lo que representa. Invitados UMCC, CUJAE, UH, La Lenin, y todos los que quieran pasar un buen momento. Tickets

No es la actividad en sí misma la que despertó mi atención, sino el conjunto de significados que emanan de ella. En primer lugar está la cuestión espacial. Para los que fuimos adolescentes cuando el éxodo del Mariel, y perdimos tanta gente querida de la que no supimos durante décadas, es una compensación ver cómo en la era de las redes sociales – gracias Facebook a pesar de todo–, nadie pierde completamente a un amigo. Nada más basta ver el video y las fotos compartidas en la página del evento y, sobre todo, leer los mensajes llenos de afecto cruzados desde tantas partes del mundo, de los que seleccioné una muestra sin identificar a los autores por respeto a su privacidad. 

De los que estuvieron:

  • Muchas gracias a las personas que asistieron, a las que por X motivos no pudieron pero estaban deseándolo, a las que compartieron las publicaciones desde Cuba y de otras partes del mundo, a las que facilitaron las condiciones del evento, a Roland por la iniciativa y la constancia. Muchas gracias a todos, de corazón
  • Cuanta gente conocida… que guay se hayan reunido los egresados! Qué lindo sentimiento encontrarse con tus ex compañeros e increíble ver los pocos que quedan en Cuba!
  • Reviviendo nuestros mejores momentos de IPVCE Carlos Marx! Increíble experiencia chicos, estoy muy emocionada!
  • Oyee sii! Los kiero y me kedo corto. Ke rico la pasamos. Disfrute con coj.. lindos recuerdos familia

De los que no estuvieron:

  • Se ve q lo pasaron genial. Gracias por compartir los videos y las fotos con los que estamos más lejos. Saludos desde Holanda
  • Mucha suerte amigo!! Q todo les salga bien y se diviertan!
  • Necesito visa para estar en la fiesta ja ja. Disfruten x los que estamos del lado de acá.

Otra cuestión es la ideológica. No hay un solo reproche o crítica. Todo se ha reducido a un “del lado de acá” o “del lado de allá”, donde los valores que priman son los del afecto y la camaradería, pero nada de rivalidades en el campo de la política. Es una lección a las manipulaciones, “del lado de acá” y “del lado de allá”, que escindieron a los cubanos por mucho tiempo. Los mensajes vuelven a hablar:

  • IPVCE por siempre!/ Bien emocionante poder verlos a todos y comprobar que no importa el tiempo que pase ni donde estemos, la amistad sigue igual de fuerte/ Como se extraña esa época de la vida! q nostalgia x volver a andar sus pasillos!!! Yo también dejé un pedacito ahí/.I love you guys! Compartir con vosotros esos 3 años en el IPVCE fue una de las mejores experiencias de mi vida. Los adoro y nunca olvido/Esos son momentos q markn nuestras vidas y ustedes son mi familia escogida.los kiero, yo nunca olvidare las grandes relaciones de esa escuela ustedes son mis verdaderos amigos/ Tiempos que nunca se olvidan y nos ayudaron a crecer Besos.

No se han perdido para sus amigos, es cierto, pero sí para esta isla, un país que necesita de mucho talento para salir adelante y que ve cómo sus graduados más calificados la abandonan desmotivados por la endémica falta de prosperidad. En otros países, un estudiante de alto rendimiento es muy demandado; nosotros sin embargo, los formamos y luego no creamos las condiciones que los estimulen a permanecer como fuerza laboral altamente apreciada. Así vemos que son invitados a la fiesta los egresados de la Universidad de Matanzas (UMCC), el Centro -actual Instituto- Universitario José Antonio Echeverría (CUJAE), la Universidad de La Habana (UH), y La Lenin.

Otro tema es el simbólico. Los carteles de Marx con una bandera norteamericana en la cabeza, y el que la fiesta se convocara “Al estilo USA, nos vemos el 17”, dicen más que una tesis doctoral acerca de la ineficacia de nuestra propaganda ideológica y los medios en que se sostiene: burda, saturante, repetitiva, fraseológica, divorciada de una realidad que la supera.

Así que, dirigentes juveniles que hablan en nombre de “toda la juventud cubana”, líderes políticos, periodistas y comunicadores sociales, trabajadores del campo ideológico: SOS ¡Carlos Marx está de fiesta en Miami!

Anuncios