¿Quién censura a Buena Fe?

Foto: © Buena Fe

Música Vital, la más reciente canción del grupo Buena Fe junto a Omara Portuondo y Yomil y el Dany, ha sido censurada en la radio y televisión nacional. Nadie ha explicado por qué pero en el gremio todos conocen la razón. No importa cuán oportuna sea una canción que promueve la imagen de Cuba, si contiene a estos dos reguetoneros queda fuera de circulación, los demás artistas son daño colateral. Tampoco importa que esto dañe a las instituciones culturales del país, se cumplió la orientación.

Quienes toman estas medidas lo hacen desde el anonimato, no necesitan rendir cuentas ante el pueblo, que de seguro no lo aprobaría.

La censura no es secreto, Orlando Cruzata Montero, creador del programa y los Premios Lucas, expresó en su Facebook: “el video clip de Música Vital, se nos informó que no debemos seguir poniéndolo, por la presencia de Yomil y el Dany. Yo expliqué que este es un clip de valores éticos y estéticos correspondientes con la política cultural del país. Pero me respondieron que no es interés promover a el duo de marras (…) ante la presión y la disciplina que hay que guardar, tuvimos que dejar de ponerlo y sacarlo de nuestra lista“.

Israel Rojas Fiel, director del grupo Buena Fe le responde a Cruzata: “No soy de los que están esperando que suceda esto para armar una bronca que reporte popularidad. Pero mi hermano. Le ronca el mango (…) Yomil y el Dany pertenecen a la Empresa Ignacio Piñeiro. Son artistas evaluados y pertenecientes al catálogo del Instituto Cubano de la Música. ¿Son legales para facturar, pero ilegales para cantarle a Cuba? Le ronca la mandarina“.

En cualquier país del mundo, cuando varios de los artistas más populares se suman a cantarle a su tierra y realizan un video que muestra las bellezas del lugar, lo normal es que haya sido por encargo. El Ministerio de Turismo o el Gobierno buscando promover el lugar, han pagado una cuantiosa cantidad para que lo hagan. Cuba debe ser de los pocos lugares donde esto lo hacen voluntariamente sus artistas, y seguro es el único donde esa canción llega a ser censurada sin mediar un diálogo siquiera.

Música Vital llega en un momento necesario, ante una campaña de la administración Trump por sabotear la imagen nacional.

Lo irónico es que resulta difícil encontrar un grupo musical más políticamente definido a favor del proyecto socialista que Buena Fe. Mientras otros prefieren alejarse de la política para llegar a un público mayor evitando problemas, Buena Fe tocaba en la Tribuna Antiimperialista cuando eso simbolizaba una definición clara. Una valentía política que les ha costado, pero al parecer las orientaciones respecto a los mencionados reguetoneros pesan más.

En un caso similar, el documental Ex-Change, del director Juan Carlos Travieso y en el que uno de los editores de La Joven Cuba es codirector y guionista, ha sufrido una censura semejante. Aunque su temática del intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos resulte hoy tan oportuna como Música Vital y pudo ser estrenado en el reciente Festival de Cine Latinoamericano de la Habana, ya ha chocado con el muro invisible.

Travieso comentó recientemente en su muro de Facebook: “Esta semana la televisión cubana retiró del aire un programa Secuencia de Canal Habana donde yo hablaba del documental Ex Change. Una pena”. Javier Oteroproductor de Ex-Change y presidente de Blue Night Entertainment (uno de los empresarios que promueve el intercambio cultural entre ambas orillas) agregó: “Es vergonzoso que existan este tipo de prácticas bochornosas que enlodan a las instituciones y tanto daño le hacen al país. Un fallido intento por asfixiar la obra de los creadores”.

Los editores de este blog hemos identificado sectores dentro de las instituciones que insisten en ignorar los últimos diez años en este país. Como si Cuba no hubiera pasado por un proceso de cambio de mentalidad, como si no existiera un consenso social respecto a los dogmas y procedimientos del pasado, como si decisores que actúan así no provocaran risas al pueblo en los programas más populares de la televisión.

Difícil saber quién censura el arte en general en Cuba, no nos extrañaría que sean los mismos que dejan héroes nacionales fuera de las nominaciones políticas en el país, pero lo que es seguro es que los reúne una mentalidad semejante. ¿Qué hacer entonces ante el regreso de viejos errores? Quizás la respuesta la tenga Israel Rojas cuando ante la censura responde: “Tranquilo. Esto es pa’ lante”. Y para allá vamos.

Anuncios