Los 5 y el parlamento

Por: Israel Rojas Fiel

Alguien habla de ausencia de humildad en la carta de una esposa. Sencillamente ésta mujer hace lo que hacen las esposas de verdad. De paso, mostrar que no hay un gran hombre sin una gran mujer. En nuestros estándares ideales oficiales, las personas no deben parecer personas. No aspiran, no les duele, no se quejan…

Alguien habla de fomento de la desunión, cuando realmente lo que sucede es un reclamo entre unidos. Un reclamo de los convencidos. NO SE BUSCA LA UNIDAD ENTRE UNIDOS. Es un sinsentido. Pero cuando se trata de verdaderamente dialogar, buscar unidad entre deferentes NO ANTAGÓNICOS, ahhh…entonces vienen los diagnósticos graves, las alertas de contagio, el ejercicio inflexible del síndrome de la sospecha.

Alguien dice que con uno, están todos. NO. Los Cinco deben estar en el parlamento que acompañará a los dirigentes que se supone, no serán los históricos. Creo que nos dará tranquilidad y alegría. Es bueno que este lío pase. Necesitamos líos de este carácter. Que nos estremezcan.

Al menos tenemos un entusiasta fervor electoral. Un fervor que debería haber siempre pero que perdimos por querer que la representación sicológica de la política sea tan bien cocinada, que no sepa a nada. No sé ustedes. Pero al menos en mi boleta electoral pondré los nombres de esos compañeros.

Es mi derecho…y lo voy a ejercer.