El valor del peso cubano

Por: Joe Michel López Inguanzo

El tema es tan complicado que tengo que comenzar diciendo que hablaré del CUP, que como todos sabemos es una de nuestras actuales 3 “monedas”: el CUC, el CUP y Certificado de Liquidez (CL).

Muchas veces escuchamos palabras como: “gratuito” y “subsidio”, que solo son sinónimos de gratuito y subsidio (sin paréntesis a propósito) para aquellos cubanos que no trabajan en sectores productivos del estado, cooperativas (que se rigen por políticas aprendices de socialista) o alguna modalidad de trabajo por cuenta propia.

¿Por qué llego a tal conclusión? Simple; ¿cuál es el valor real del trabajo de todas esas personas que aportan tanto a nuestra sociedad?, ¿se les paga a estas un salario real, acorde a los principios socialistas (“de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”)?

La realidad es que cuando uno de esos cubanos llega cada mes a una bodega para sacar su cuota familiar, cuando va a una consulta médica o cuando sus hijos van a la universidad sin tener que habar pagado siquiera un libro, no están recibiendo nada gratuito.

Cuba funciona hoy gracias al sacrificio del pueblo trabajador, que es el que muchas veces, de manera semi-altruista, sigue doblando el lomo para mantener la independencia de nuestro país.

Para mí son verdaderos héroes todos esos padres que trabajan y sin saber siquiera cuándo podrán vivir realmente de su trabajo, continúan dándole su voto democrático a la Revolución. Cosa que no es de extrañar cuando se ve cómo es realmente la vida en el resto de los países pobres que usan el otro sistema socio-económico, ese que existe para los niños que no tuvieron la suerte de tener unos padres instruidos.