Donando en Cuba

Cartel: Humberto Figueredo Acosta

Por: Fidel Corrales Ferro

Hace algún tiempo, publiqué un post con una exhortación a realizar iniciativas para conseguir ayudas monetarias para las víctimas del poderoso huracán Matthew que desoló una parte importante de la región oriental de Cuba en octubre de 2016. Entonces, me llamó la atención, según pude conocer a través de los medios, que el huracán de solidaridad que abrazó las zonas afectadas fue sobre todo institucional. Las personas cuyo trabajo no estaba vinculado directamente a la recuperación, no parecían participar de esa otra tormenta de amor, salvo excepciones poco divulgadas.

Entonces, propuse que los cubanos realizáramos donaciones para contribuir al pago del 50 % de los materiales que el Estado no subsidiaría. También hablé de la idea de que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, Sociedad Anónima (ETECSA) y RTV Comercial, casa productora del Show de talentos “Sonando en Cuba”, por ese tiempo en su 2da temporada, promovieran la iniciativa de enviar “Un SMS por Guantánamo” para ayudar a recuperar los daños o que paralelamente se destinara una parte de los ingresos generados por los SMS Premium enviados a “Sonando en Cuba” a ayudar a los damnificados; hice cálculos optimistas de los millones de pesos que podríamos movilizar hacia la recuperación, en 48 horas, si se alcanzaba el mismo nivel de convocatoria que el llamado a “salvar” a los artistas que habían estado “amenazados” con “salir del programa”.

A un año y días del paso de Matthew por Guantánamo, ninguna de las dos iniciativas pudo tomar forma efectiva, a pesar de que dejamos alguno que otro twitt a dos de los preparadores de los artistas, a ETECSA e incluso a RTV Comercial.  Y también a pesar de que realizamos varias consultas con distintas instituciones, bancarias y no bancarias, para encontrar una vía para donar dinero.

Algún tiempo después del paso de Matthew conocí, por el gobierno guantanamero, que había dos cuentas habilitadas para recibir donaciones: una en CUC y otra en CUP, algo que incomprensiblemente, no fue divulgado para el conocimiento oportuno de toda la ciudadanía de la isla.  La administración guantanamera, me informó que para donar, era requisito declarar antes -mediante carta de intención- la suma que se donaría y también el destino que se le quería dar a la donación. El mecanismo nos pareció participativo (puedes incidir en la decisión de qué hacer con el dinero), pero algo inconveniente, pues había pensado convocar a amigos y compañeros de trabajo a donar de acuerdo a sus posibilidades y su conciencia, por lo que no podía declarar de antemano la cifra exacta a donar.

Por su parte el gobierno de Guantánamo nos hizo saber a mediados de febrero de 2017 que la iniciativa estaba aceptada; sólo quedaba convocar, recoger los donativos, enviar la carta de intención y transferir el dinero al número de cuenta que no sería revelado sino hasta que enviáramos al consejo administrativo provincial la carta con el monto que íbamos a donar (¿?). Finalmente no se realizó la convocatoria. Circunstancias personales me llevaron a abandonar la idea antes de darla a conocer.

Por desgracia, el mes de septiembre de 2017 trajo a Irma y con ella la oportunidad de redimirnos de aquel intento fallido de cooperación. Debo confesar que la noticia de la habilitación de sendas cuentas en ambas monedas para realizar donaciones (publicada en Granma y anunciada por televisión) fue una sorpresa agradable que recibí con mucha alegría. Un día después, realicé mi aporte solidario:

Y tres días más tarde, aprovechando una asamblea sindical en la que se reconocía a trabajadores destacados en la preparación del centro para el paso de Irma por La Habana, tuve la oportunidad de convocar a mis compañeros a donar. La exhortación fue muy bien acogida.  Hasta la fecha, 23 donantes hemos donado ya alrededor de 1300 pesos cubanos, en respuesta a una convocatoria realizada terminando el mes (sin cobrar aun).

Te invito a ti, cubano de cualquier parte, a donar por Cuba, por los cubanos. Y, por si te animas, te dejo este enlace para que conozcas los números de cuenta a los que puedes enviar tu aporte.

Si no puedes acceder a internet, pero te llega este post de manera alternativa, para donar en pesos cubanos (CUP), transfiere o deposita con destino en la cuenta número: 0598770001459913. Las donaciones en pesos cubanos convertibles (CUC), dirígelas a la cuenta número:  0598770000989221. Hay que aclarar que, si estás en Cuba y vas a usar un cajero automático para transferir el dinero, debes seleccionar la opción de transferir entre cuentas no entre tarjetas.

Si vives en el exterior y quieres aportar en divisas libremente convertibles, infórmate aquí.

También el show de talentos musicales de la televisión cubana anunció, al final de esta temporada, una acción benéfica en favor de los afectados por Irma: algo así como que Paulito FG y la Élite donarán a los damnificados los fondos recaudados en una presentación próxima. Perdonen la imprecisión, pero estaba distraído en ese momento y no alcancé a escuchar los detalles. Creo que será algo así como: un concierto por los 20 años de la orquesta. He buscado, la información precisa pero no la encuentro “online” ni en el propio sitio de “Sonando en Cuba”. ¡Gracias a Paulo!

Algo es Algo” diría alguien. E incluso, podría ser muchísimo. Pero yo pienso que el programa podría haber hecho más, aunque la convocatoria a donar vía sms compitiera con la destinada a rentabilizar la producción. Me parece que un concierto benéfico tiene un alcance más reducido que una convocatoria a toda una nación. De todos modos, ya sabemos la cantidad de público que sigue este programa, aunque este año, por alguna razón (o sin ninguna), los productores no hayan hecho pública la cantidad de sms recibidos.

Para terminar quisiera compartirte unas palabras de José Martí, parte de un discurso que diera en elogio de Santo Domingo.  El fragmento dice así:

Tiene el mundo dos razas: parecida a los insectos la una, la de los egoístas; resplandeciente, como si en si llevara luz la otra, la de los generosos. Los unos lo sacrifican todo: patria, amistad, estimación, hasta estimación de sí mismos a su beneficio y contentamiento; los otros, aunque en las horas de sosiego puedan pagar tributo a los apetitos y flaquezas de la naturaleza humana, cuando la hora del atrevimiento y la grandeza suena; cuando el honor humano o el honor patrio están en peligro, como arrebata el viento una paja, se sacuden de los hombros todas las preocupaciones, conveniencias o intereses que puedan estorbarla, y alegres como águilas libres, se arrojan apretadamente a la pelea, camino de la luz.”

Por favor, haz brillar en ti esa luz propia de la que hablaba Martí. Sé parte de los generosos, no de los egoístas. Atrévete a privarte en beneficio de tu conciudadano. Sé águila libre en pos de la luz. Dale la batalla a la destrucción. Ayuda a reconstruir nuestra Cuba querida.

Anuncios