El alimento del futuro

Foto: The New York Times

Por: Joe Michel López

Los países desarrollados arrojan datos y estadísticas de obligada lectura para aquellos que venimos detrás intentando alcanzar el desarrollo sostenible.

Uno de los problemas sociales con los que no quisiera que nuestro país chocará cuando alcance el desarrollo sostenible (si es que algún día lo logramos en este centralismo generalizado que impide alcanzar tal meta) es el tema de la cultura alimenticia basada en carne. Tradición que heredamos de nuestros padres y continuamos legándole a nuestros hijos.

Por más que la ciencia demuestre que:

  • Los seres humanos solo necesitan unos pocos 60 gramos de carne en nuestra dieta semanal.
  • De continuar este tipo de prácticas alimenticias no solo continuaremos destruyendo nuestro ecosistema (más del 18% de los gases de efecto invernadero son producidos por los animales de granja, en especial las vacas) sino que además ya hay estudios científicos diciéndonos que de seguir así en los próximos 40 años acabaremos con prácticamente todos los peces del planeta.
  • Producir una sola libra de carne vacuna requiere del consumo de 2,500 litros de agua.
  • Producir 1 solo litro de leche requiere del consumo de mil litros de agua.
  • Actualmente ya solo el 2% de biomasa del planeta son animales salvajes, es decir la intervención humana ha transformado por completo el ecosistema del planeta.

Gracias a nuestros padres y abuelos hoy vivimos en un país donde por denunciar la mafia de poderosos que viven de la creación de grajas vacunas no vamos a terminar con una bala en la cabeza (como sucedió a más de mil activistas en países como Brasil), terminar demandado o perder nuestro espacio para escribir con libertad en algún medio, como le ha sucedido a muchos periodistas en países como EE.UU donde la ganadería y las armas no se pueden tocar ni con el pétalo de una rosa. Gracias a ellos no pasará, ahora aprovechemos esa libertad y asimilando estos datos, transmitamos una cultura alimenticia balanceada a nuestros hijos.

Anuncios