El Teléfono Rojo


El famoso Teléfono Rojo que unía la Casa Blanca con el Kremlin durante la Guera Fría se instaló en 1963, después de la crisis de los misiles. Durante esta crisis, provocada por la instalación de armas nucleares por parte de Rusia en Cuba, las comunicaciones entre las potencias fueron muy lentas e inapropiadas, y aquel fue quizás el momento de máxima tensión de toda la Guerra Fría. Por supuesto, esta línea estaba encriptada y en realidad no fue un teléfono hasta mediados de los años 70.

Tomado de: Curistoria