Global Trends

Por: Joe Michel López Inguanzo

Premisas:

Proyectos internacionales como el Blue Brain nos permiten comenzar a descifrar nuestro complejo comportamiento neuronal, donde se evidencia que el cerebro trabaja con estructuras de redes neuronales hasta el orden de las 11 dimensiones.

Vivimos en un mundo donde es moralmente aceptado que jóvenes, reciban dinero por hacer vídeos para adultos.

Hipótesis:

Tomando esas premisas introductorias les invito a que reflexionemos sobre cómo será esa industria del entretenimiento para adultos en el año 2030, sin más les doy mi visión subjetiva:

Viviremos un mundo de predominio capitalista donde será moralmente aceptado que jóvenes muchachas, como las que en el 2017 recibían dinero por hacer videos para adultos, sigan existiendo y la sociedad verá esta forma de vida como un trabajo normal.

Estas muchachas ya no tendrían que vender su imagen en videos. En el 2030 recibirán una considerable suma de dinero por conceder legalmente el derecho a que se realice un mapeo completo de su cuerpo en las 4 dimensiones espaciales que existen, incluyendo al tiempo como cuarta dimensión.

Como parte del acuerdo también deberán permitir un mapeo de su cerebro, mapeo que estará dirigido principalmente a recoger datos de redes neuronales asociadas a la libido de esta.

Con la combinación de estos estos datos la industria podrá crearla artificialmente y usarla para satisfacer las necesidades de millones de humanos que, por una causa u otra, decidieron consumir este tipo de productos de entretenimiento fabricados en lugar de la tradicional forma de interacción social que llevamos usando de manera natural y evolutiva por miles de años.