Importante día para la Universidad de Matanzas

Por Jesús López Martínez

El pasado 6 de julio fue un día muy importante para la Universidad de Matanzas. En esa fecha el Ministro de Educación Superior,  Dr. C. José Ramón Saborido Loidi, entregó al centro la condición de Universidad Certificada que otorga la Junta de Acreditación Nacional, después de haber realizado una evaluación externa en la que participaron cerca de treinta expertos de todo el país que pudieron valorar los índices de calidad requeridos.

En el acto de entrega y en todo el centro se vivía un ambiente de fiesta. ¿Y por qué había esa alegría? Evidentemente, por la satisfacción del deber cumplido. Nadie en la Universidad va a ganar un centavo más en su salario porque el centro tenga esa condición

También los universitarios matanceros  nos sentimos muy alegres porque en el mencionado acto contamos con la presencia del Dr. Roberto Verrier Rodríguez, fundador y Profesor Emérito de la Universidad y Héroe del Trabajo de la República de Cuba. En 1959 Verrier era dueño de una escuela privada y Venerable Maestro de una logia. Casi todas las personas que tenían esa posición social se fueron del país; Verrier se quedó y hubo momentos en que tuvo sobre sus hombros la preparación de todos los maestros de la provincia. Hoy con 90 años,  tiene la satisfacción de que forma parte del grupo de  profesores que   enseñaron a dar clases a los fundadores del claustro universitario, por eso le dicen el Maestro de los Maestros. Lógicamente,  que la motivación de la vida del Dr. Verrier no ha sido lo económico.

Durante el emotivo acto, el Ing. Miguel Sarraff subió al escenario a recoger,  como un modesto profesor, el reconocimiento  que  le correspondía al departamento donde da clases como uno más. El  Ing. Sarraff fue el rector de la Universidad durante diez años hasta el 2015, fecha en que pidió su liberación y pasó a ser profesor. En Cuba no se es rector por motivaciones económicas, porque salarialmente no tiene casi ninguna significación, y asumes una responsabilidad y una carga de trabajo enormes. Pero sucedió algo en el acto que Sarraff no  hubiera conseguido aunque tuviera mucho dinero. Sin que se dijera su nombre, cuando los presentes en el teatro lo vieron en el escenario,  se pusieron de pie y comenzaron a aplaudir por varios minutos. Después un profesor me comentaba que eso solo lo podía lograr el ejemplo personal y refiriéndose a la actual rectora me expresó: “nunca la he visto pedir que otros hagan lo que ella no ha hecho ya”.

Esa noche, en el Hotel Meliá Varadero,  fue el reconocimiento a las personas que se graduaron en el 2016 como Doctores en Ciencias. El año pasado la Universidad graduó la mayor cifra de Doctores en Ciencias de su historia. ¿y por qué se hacen Doctores en Ciencias? ¿Por el salario? A casi todos los graduados,  eso le debe representar 45 pesos cubanos más mensualmente. Es verdad, algunos de esos doctores se van a ir a trabajar al extranjero, téngase en cuenta que en Ecuador un Doctor en Ciencias cubano gana en un mes,  más de lo que gana en Cuba durante cinco años y con la ventaja de que su familia está en Cuba con salud y educación garantizadas gratuitamente. ¿Qué motivó a              hacerse doctora en ciencias con 60 años de edad  y trabajando en Los Arabos a más de cien kilómetros de la capital provincial a Carmen Julia Espinosa Echevarría? Entonces la sorpresa debe ser:  ¿por qué se quedan en Cuba la mayoría de los Doctores en Ciencias?

El hotel  Meliá Varadero acaba de obtener la condición de Vanguardia Nacional. Su gerente es  Nolandis Secada quien fue alumna mía cuando tenía 14 o 15 años en noveno grado. Sigue tan educada y cariñosa como siempre. Recuerdo  cuando dos pioneros de su grupo me dijeron en una ocasión: Nolandis y Midiala son muy buenas, te ayudan en todo lo que pueden, son tus amigas, pero no entienden cuando se trata de lo mal hecho . Hoy,  como dije, Nolandis es gerente de un hotel y Midiala es oficial del Minint.

Los que su lógica de vida se basa solo en lo económico no pueden entender este país. Es verdad que sería mucho mejor que ganáramos un salario más elevado, pero la mayoría entendemos que no ganamos más, porque el país no puede pagarnos mas. Fue el socialismo el sistema que nos sacó de la pobreza. El problema de los salarios no es porque los ministros y los funcionaros se estén haciendo millonarios a cuenta de la población cogiéndose lo que es nuestro. Miren lo que dijo Odebrecht cuando le preguntaron sobre la corrupción en Cuba: “En Cuba la corrupción es “borde cero” porque los ministros viven de forma austera”.

Los que no conocen o no creen en la fuerza de los valores y en la influencia que el papel que los buenos ejemplos ejercen sobre las personas,  piensan que el socialismo en Cuba no se cae porque es un Estado represivo o porque “tienen adormecido al pueblo”. Como si a través de la historia no se haya demostrado que este es un pueblo que no se deja adormecer, al contrario, siempre ha luchado por lo que considera justo. Mientras tengamos muchas personas en el país que nos den esos ejemplos de desprendimiento personal en favor de los intereses sociales,  habrá  socialismo para rato.

Anuncios