Con razón, o sin ella


Por: Osmany Sánchez

Si alguna vez me sintiera cansado; si notara que ya no son tantas las razones para defender a la Revolución, me sentaría a ver videos de la contrarrevolución. Son una escuela, despejan cualquiera duda y cargan las pilas para seguir adelante.

Ayer vi un debate en el que participaron Yadira Escobar y la portavoz de las “Damas” de blanco en Miami. Les hago el resumen con dos puntos.

Primero. Sin el menor escrúpulo, la señora portavoz dijo que estaba totalmente de acuerdo con la política de Trump porque Obama había traicionado a los cubanos por segunda vez. Ella misma se encarga de aclarar que la primera traición fue la de Kennedy cuando la invasión de Playa Girón.

A esta señora no le importan los cientos de miles de muertos que hubiese ocasionado la invasión norteamericana a Cuba con sus consecuentes “daños colaterales” por eso no tengo la menor duda de que apoyaría a Trump si mañana anuncia por Twitter que va a invadir nuestro país.

Segundo. En un momento del debate esta democrática señora se para y dice que se va, que ella no discute con Yadira porque esta es sumisa y apoya a la dictadura, o lo que es lo mismo porque piensa diferente a ella.

¿Qué sucedería en Cuba si esta gente llega al poder algún día? ¿Tendrían alguna oportunidad los que piensan diferentes a ellos?

No es ella un caso aislado y cada vez que los escucho estoy más convencido de que a esa gente ni tantito así.

Defender a Cuba por encima de todas las cosas y cuando se trata de estos personajes entonces pensar en las palabras de Stephen Decatur en 1816:

“Por nuestro país! Que en su intercambio con naciones extranjeras tenga siempre la razón; ¡pero por nuestro país, con razón o sin ella!”

Para contactar con el autor: jimmy@umcc.cu  En Twitter: @JimmydeCuba