Una joven batalla de nuestros tiempos

Por: Joe Michel López Inguanzo

¿Es posible que se mantenga el desarrollo de importantes proyectos de desarrollo nacional bajo políticas salariales estatales con un alto disparidad entre salario real y salario nominal?

Datos y contexto:

Cuba cuenta cada nuevo año con miles de egresados, jóvenes profesionales que comienzan su servicio social en empresas estatales. Aunque muchos de los egresados vayan para empresas donde son subutilizados (especulo) otros, los que vienen de carreras altamente demandadas como ciencias de la computación, ingeniería en telecomunicaciones y electrónica, licenciatura en física, química, biología y bioquímica, etc. comienzan su servicio social en importantes empresas estales, por ejemplo las que forman parte de alguna OSDE (Organización Superior de Dirección Empresarial).

Las OSDE son parte del corazón económico y social del país, este tipo de entidad está compuesta por empresas estatales que aportan divisas, colaboran con la prestación de servicios, elaboración de medicamentos, publicaciones internacionales en revistas de alto impacto, etc.

Las condiciones laborares que existen en algunas de estas empresas no son malas, incluso si las comparamos con las de algunos países hermanos, aunque como es lógico aún están lejos de la perfección.

Los salarios que se pagan ahí sufren de una alta disparidad entre salario real y salario nominal. Las normas de pago en los centros se rigen por la resolución 17 (CUP) y el pago en estímulo (CUC). Desde que se aplica la resolución 17 ha existido una pequeña mejoría salarial, pero aún estos salarios están lejos de cumplir con el añorado principio socialista de “de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”. Los salarios a devengar fluctúan bastante y dependen de factores como:

1. Habilidad de la empresa para crear un reglamento de pago que pueda cumplir, esto se dice fácil pero para nada lo es, existe mucha inestabilidad comercial internacional y burocracia nacional con una complejidad digna de un doctorado.

2. Tasa de impuesto interna que le aplica la OSDE a sus empresas; A las empresas que componen la OSDE les aplican una tasa de impuestos interna que impide el incumplimiento de acuerdos económicos de la OSDE ante la dirección del país. Estas tasas de impuestos varían según las necesidades de la dirección de la OSDE, ejemplo: si una empresa de esta OSDE le fue mejor que a otra se le exige, a la que fue mejor, que entregue más dinero, para compensar el desbalance que genera la otra empresa que no haya tenido esa buena “suerte” (pongo suerte entre comillas porque en realidad muchas veces las cosas salen mal por mala planificación, ineficiente cultura empresarial y burocracia que impiden buenos resultados.

3. Tasa de cambio de 1 divisa creada X 1 CUP, esta es la PRINCIPAL desventaja que sufren las empresas cubanas socialistas. Este tipo de tasa de cambio atenta hasta con la planificación de desarrollo económico del país. Bajo este tipo de tratamiento empresarial una empresa productiva puede arrojar indicadores de problemas de rentabilidad, cuando en realidad es rentable y mucho.

Superación y satisfacción profesional altamente capacitada:

Cuando estos muchachos se gradúan y comienzan el servicio social encuentran en estas empresas estatales un camino de formación profesional altamente demandado. En esta etapa se consolidan como profesionales (mediante muy buenos cursos, maestrías, becas, etc.) y van preparando a las nuevas reservas que entran después que ellos, reservas que los sustituirán cuando estos estén de viaje por trabajo o se vean obligados a pedir la baja para emigrar o cambiarse para alguna rama de sus profesiones en el sector privado (cosa menos probable para aquellos perfiles profesionales que no estén permitidos su desarrollo en la modalidad de cooperativas privadas acá) para poder comprar una vivienda propia a plazos y además planificar una economía que les permita tener sus hijos o ir de vacaciones a donde quieran con el fruto de su trabajo.

Respuesta a la pregunta inicial del artículo:

Aunque se evidencia que existe una clara limitación de la creatividad y el potencial empresarial queda demostrado que SI, si se puede mantener una empresa estatal, incluso una estatal de alta tecnología, sin devengar un salario acorde con el principio socialista.

Anuncios